Sabiduría: definición, sinónimos y significado

Fuente: pexels.com



La sabiduría a veces parece ser un bien escaso. Después de todo, es fácil aumentar su conocimiento o aprendizaje: acumule algunos conocimientos, acumule conocimientos sobre libros a través de la investigación, juegos de palabras y educación superior, y aprenda a estudiar y aplicar sus conocimientos de manera efectiva. La sabiduría, sin embargo, es diferente: tienes que pensar más profundamente para volverte sabio. El primer paso para aumentar la sabiduría, o adquirirla, es tener una definición clara de lo que significa la sabiduría para usted y lo que significa.atú. En otras palabras, debe tener una definición clara de lo que realmente significa sabiduría y por qué es importante para usted desarrollarla.



Una definición de sabiduría simple

La sabiduría es algo complejo, pero puedes empezar a hacerte una idea de lo que es con una simple definición de sabiduría. Puede definir la sabiduría como la cualidad de poder utilizar la experiencia, el conocimiento y el buen juicio juntos para vivir bien.



Sinónimos de sabiduría

Una forma de abordar la cuestión de 'qué es la sabiduría' es echar un vistazo a algunos sinónimos de sabiduría. Aquí hay varios sinónimos de sabiduría a considerar:

Perspicacia



Acumen es un sinónimo de sabiduría que solo describe un aspecto de la sabiduría. Tener perspicacia significa tener la cualidad de poder percibir y discernir rápidamente la información de su entorno. Puede tener perspicacia comercial, por ejemplo, si ve oportunidades o desafíos comerciales rápidamente y tiene una comprensión inmediata de una situación determinada.

Precaución

La precaución puede ser sinónimo de sabiduría, pero solo en algunos casos. Si es cauteloso, preste especial atención a los efectos probables de lo que está haciendo. La precaución es importante si su objetivo es evitar peligros, fallas o daños. Sin embargo, a veces lo más sabio que puedes hacer es arriesgarte. Aun así, una persona sabia identificaría el riesgo y se prepararía para la posibilidad de peligro, fracaso o catástrofe.



Sentido común

Algunas personas utilizan el sentido común como sustituto de la sabiduría. Otros sienten que no llega a la comprensión superior que se asocia con la sabiduría. Si usa el sentido común, tiene una comprensión práctica y sensata de una cosa, persona o situación que puede guiarlo en la toma de decisiones ordinarias.



Fuente: rawpixel.com



Experiencia

La experiencia es un componente importante de la sabiduría. Quizás por eso es más fácil para una persona mayor ser sabia que para una joven. La experiencia son todas las cosas por las que has pasado en tu vida. La experiencia puede provenir de un aprendizaje formal, una capacitación práctica o simplemente de vivir su vida. Solo se convierte en sabiduría cuando aprendes de lo que sucedió y comprendes cómo aplicarlo a lo que está sucediendo ahora.



Previsión

Alguien que es verdaderamente sabio es capaz de ver los problemas y resultados potenciales y prepararse para ellos antes de que sucedan. La previsión puede evitar que cometa errores. Sin embargo, es importante comprender que la previsión no es lo mismo que preocuparse. Si tiene previsión, simplemente identifique y reconozca lo que podría suceder y haga lo que sea necesario para prepararse para ello. Preocuparse, por el contrario, es identificar un problema potencial y, casi obsesivamente, repasarlo y tratar de controlar el resultado. La sabiduría y la preocupación no son sinónimos.

Inteligencia

La inteligencia es muy similar a la sabiduría. Si es inteligente, podrá comprender principios, hechos, significados y verdades. También puede aplicar lo que sabe en la vida real. Puede comprender las materias que estudia y aprenderlas bien. Necesitas inteligencia para tener la sabiduría más alta y, de hecho, si eres realmente inteligente, ves la verdad de las situaciones como la ve una persona sabia.

Juicio

La sabiduría es también la capacidad de emitir juicios sólidos. Cuando eres sabio, puedes juzgar cosas, personas y situaciones de manera correcta, justa e inteligente. A menudo, la gente piensa que juzgar es algo malo. Eso podría ser cierto si está juzgando a alguien sin un propósito útil; sin embargo, debe tener buen juicio para tomar las decisiones correctas en su vida. El juicio ayuda a las personas a tomar decisiones financieras sólidas, evaluar con precisión las relaciones y perseguir sus pasiones.

Precaución

Prudencia es una palabra que ya no se usa mucho, pero es un buen sinónimo de sabiduría. Significa la cualidad de ser prudente y prudente. Cuando eres prudente, tienes cuidado. Demuestras una discreción superior. También puede ser frugal, porque comprende la necesidad de estar preparado para satisfacer las necesidades futuras. Usado más comúnmente en la frase 'Sería prudente ...', la prudencia demuestra la capacidad de anticipar diferentes posibilidades y seguir un curso de acción que conducirá al mejor resultado posible, incluso si ese curso de acción es abstenerse de algo. o permanecer en silencio.

Balance

Hay un sentido en el que la sabiduría es igual al equilibrio. Sus componentes son resolución de problemas, comprensión del contexto, comportamiento ético, tolerancia y empatía. Para tener verdadera sabiduría, necesita todos estos componentes, pero debe tenerlos todos en abundancia. Debe equilibrar su capacidad para resolver problemas con su capacidad para tolerar lo que no se puede cambiar, por ejemplo.

Fuente: rawpixel.com

Iluminación

Cuando alcanzas la iluminación sobre un tema, has logrado una claridad total en la forma en que percibes el tema. Su amplio conocimiento combinado con su razonamiento sólido hace posible una comprensión y decisiones sabias.

Razón

Tu razón es tu racionalidad. Incluye sus concepciones de las cosas, las personas y las situaciones, así como sus juicios sobre ellas y su intuición sobre ellas. Para ser sabio, debe tener una buena razón o racionalidad. Solo entonces podrás tomar las decisiones correctas y vivir la buena vida que viene con verdadera sabiduría.

Pensamiento claro

La sabiduría también puede verse como un pensamiento claro. Si eres sabio, no te desviarás por cosas irrelevantes. Ve el problema o la situación tal como es, aparte de cualquier bagaje emocional que pueda tener. Prestas atención a lo que importa cuando intentas discernir la verdad de cualquier situación.

¿Cuál es el significado más profundo de la sabiduría?

Entonces, ¿qué significa sabiduría más allá de su simple definición y sinónimos? El significado más profundo de la sabiduría es la capacidad de distinguir lo que es sabio de lo que no lo es. Cuando eres sabio, usas el conocimiento con perspicacia. El conocimiento se utiliza solo después de que realmente comprende lo que ha aprendido y está mejor capacitado para aplicarlo a situaciones actuales y situaciones nuevas que encontrará en el camino.

La sabiduría no es solo una habilidad académica. Hay que ponerlo en práctica para que valga la pena. Si es sabio, combine su conocimiento, experiencia y comprensión intuitiva para tomar las decisiones correctas. Sabes lo que se necesita para vivir bien y tienes éxito en vivir bien. Practica el comportamiento ético, la empatía y la tolerancia de las incertidumbres y diferencias de la vida. Cuando eres sabio, no solo tienes una vida mejor, sino que también haces del mundo un lugar mejor para los demás.

Cómo desarrollar la sabiduría

No importa cómo defina la sabiduría si no busca tenerla en su vida. El verdadero significado de la sabiduría no te ayudará, a menos que desarrolles tu propia sabiduría y aprendas a reconocerla en los demás. La mejor manera de volverse sabio es cultivar intencionalmente su sabiduría. Si desea tener sabiduría, hay algunas cosas que puede hacer a lo largo de su vida para volverse más sabio. Las formas de construir sabiduría de manera efectiva incluyen:

Fuente: rawpixel.com

Buscar el conocimiento

El conocimiento forma la base de la sabiduría. Afortunadamente, el conocimiento es relativamente fácil de adquirir. Puede obtenerlo leyendo mucho, tomando cursos sobre temas que le interesan, trabajando en un trabajo o incluso viendo videos instructivos de YouTube. También puede aprender de las personas que conoce que tienen conocimientos sobre diversos temas o que poseen mucha experiencia de vida.

Practica la reflexión, no la rumia

Reflexionar sobre lo que le sucede puede aumentar su sabiduría con el tiempo. Cuando reflexionas sobre algo, piensas en ello sin juzgarlo, poniéndolo desde diferentes perspectivas y tratando de verlo lo más claramente posible. Este es un gran comienzo para la sabiduría; la sabiduría no es meramente pensamiento. También es acción. En sabiduría, 'acción' es la palabra del día.

No es lo mismo pensar seria y cuidadosamente en tus experiencias que rumiar. Cuando reflexiona, está considerando lo que le ha sucedido. Pasas por muchas ideas diferentes. La reflexión es neutra o incluso positiva.

La rumia, por otro lado, es recorrer el mismo terreno una y otra vez, sin obtener nuevas percepciones o incluso considerar diferentes formas de comprensión. La rumia no aumenta tu sabiduría; en cambio, es más probable que le cause depresión, ansiedad o enojo.

Experiencia de vida

El miedo puede impedirle salir y adquirir experiencia en la vida. El desinterés también puede impedirle buscar nuevas experiencias. Sin embargo, para adquirir sabiduría, es necesario tener experiencias sobre las cuales construirla. Así que, arriésgate. Intenta algo nuevo. Ve a un lugar nuevo y conoce gente nueva. Cuando lo haga, obtendrá la perspectiva, el conocimiento y la experiencia que son tan necesarios para desarrollar la sabiduría. La sabiduría no puede desarrollarse sin cierto grado de experiencia personal.

Elija la guía adecuada

Casi todos los grandes pensadores de la historia han tenido guías o mentores de los que aprender en sus vidas. Un mentor puede ayudarlo a explorar preguntas que ni siquiera sabía que tenía. Pueden brindarle información sobre la vida que no ha tenido la oportunidad de obtener a través de sus propias experiencias. Encuentre a alguien que se ajuste a una definición sensata de sabiduría. Luego, busque pasar tiempo con ellos y asimile lo que puedan enseñarle relacionado con la sabiduría.

Algunas personas se desaniman cuando aprenden el significado de la sabiduría. Sienten que nunca podrán ser sabios, porque no son lo suficientemente inteligentes o sienten que son demasiado emocionales para ver con claridad. Sin embargo, todos pueden alcanzar su propio nivel más alto de sabiduría. Para hacer eso, es posible que necesiten ayuda para superar problemas cognitivos y emocionales.

Fuente: commons.wikimedia.org

Si necesita ayuda con sus pensamientos y emociones, puede beneficiarse hablando con un consejero de salud mental. Puede hablar con un consejero autorizado en BetterHelp.com para recibir terapia en línea en su horario. Su terapeuta puede ayudarlo a aprender técnicas para cambiar los pensamientos inútiles. Pueden ayudarlo a practicar la reflexión positiva en lugar de la rumia deprimente.

Cuando se ocupa de los problemas que le impiden volverse sabio, eso en sí mismo es una decisión sabia. A partir de ahí, puede mejorar su pensamiento, aumentar su capacidad para tomar las decisiones correctas para usted y vivir una vida más feliz y satisfactoria.

Preguntas frecuentes (FAQ):

¿Cuál es la definición de sabiduría en la Biblia?

En la Biblia, la sabiduría de Salomón a menudo se señala como el epítome de la sabiduría. El rey Salomón, la sabiduría y los proverbios están todos vinculados frecuente e inextricablemente a las nociones actuales (e incluso históricas) de sabiduría, al igual que otras tradiciones religiosas o filosóficas podrían basarse en los escritos de Rumi o Aristóteles. Aunque Salomón es típicamente el arquetipo de la sabiduría en la Biblia, la Biblia misma dice: “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría”, en Proverbios 9:10. Si hay que creer en este versículo, un firme respeto por la ley de Dios es la principal fuente de sabiduría. Si bien las definiciones de sabiduría, es decir, sabiduría en la Biblia, pueden parecer centrarse por completo en el temor de Dios, en realidad hay una gran cantidad de versículos relacionados con la sabiduría, muchos de ellos alineando la sabiduría y los rasgos. Estos rasgos a menudo incluyen humildad, compasión, justicia, experiencia y edad.

¿Cuál es el verdadero significado de la sabiduría?

La palabra 'sabiduría' tiene mucha atención ligada a ella. La sabiduría ciertamente está presente en el pensamiento secular, pero parece tener un vínculo más significativo o manejable con los procesos de pensamiento religiosos y filosóficos. Aunque la sabiduría y el conocimiento pueden usarse indistintamente, los dos son en realidad diferentes: el conocimiento se logra acumulando hechos e información, mientras que la sabiduría se logra mediante la capacidad de aplicar de manera efectiva lo que ha aprendido. El significado de sabiduría se basa mucho menos en datos simples o la recopilación de hechos y más en la capacidad de mirar hacia adelante, tener compasión por los demás y demostrar autoconciencia. El conocimiento a menudo se infla o genera una falsa sensación de seguridad, mientras que la sabiduría reconoce que siempre hay más que aprender y que siempre hay espacio para errores y mejoras. En este sentido, la palabra del día para sabiduría es en realidad “humildad”, ya que la humildad te permite reconocer que no lo sabes todo y que no eres impermeable a errores o fracasos.

¿Qué es el ejemplo de la sabiduría?

Aunque la palabra 'sabiduría' se deriva de una palabra del inglés antiguo o medio, está lejos de ser anticuada, y todavía existen muchos ejemplos que ejemplifican con precisión la sabiduría. Uno de los ejemplos más comunes de sabiduría es la capacidad de admitir que estás equivocado. Inmediatamente después de una acalorada discusión, dar un paso al frente y decir 'estaba equivocado' es un ejemplo de sabiduría; tiene la humildad, la autoconciencia y la comprensión necesarias para reconocer que está equivocado, y es su responsabilidad hacer las paces. El autocontrol también es a menudo un signo de sabiduría. Si desea desesperadamente un artículo, por ejemplo, pero sabe que su presupuesto no lo permitirá, el conocimiento por sí solo no le impedirá comprar el artículo. La sabiduría es el rasgo que te permite decir: 'Esto no me beneficia en este momento y no es factible para mi situación'. Estos dos ejemplos son importantes para verlos en conjunto; en algunos casos, la sabiduría significa dar un paso adelante, mientras que en otros, la sabiduría significa reprimirse.

¿Cuál es la diferencia entre conocimiento y sabiduría?

Mientras que un buscador de palabras podría considerar al “conocimiento” y la “sabiduría” felices compañeros de cama (o al menos lo suficientemente similares como para garantizar un vínculo), el conocimiento y la sabiduría son en realidad dos cosas diferentes, aunque es cierto que a menudo se entrelazan. La sabiduría, por ejemplo, rara vez existe sin una cantidad decente de conocimiento, aunque ciertamente es posible, ya que los niños pequeños a menudo ofrecen pequeños fragmentos sabios de información sin una serie de conocimientos objetivamente sustancial. El conocimiento, por el contrario, ciertamente puede existir sin siquiera una pizca de sabiduría. Conocimiento es el término utilizado para describir una amplia gama de hechos e información. Sin embargo, la sabiduría es el término que se utiliza para describir la capacidad de aplicar el conocimiento de una manera útil, considerada y respetuosa con uno mismo y con los demás.

¿Dios nos da sabiduría?

Quizás el versículo más significativo sobre la sabiduría en la Biblia es el versículo de Santiago que les dice a los lectores precisamente cómo obtener sabiduría. Si bien puede parecer algo difícil de poseer, la Biblia en realidad dice que la sabiduría es un regalo y se da a quienes la piden. Salomón se asocia típicamente con la sabiduría, la mayoría de las figuras bíblicas, y Proverbios es un libro de la Biblia que se cita a menudo con respecto a la sabiduría y la vida saludable, productiva e intencional. Sin embargo, es en Santiago donde los autores bíblicos identifican que Dios dará sabiduría gratuitamente a aquellos que se acerquen a Dios en busca de ella. Una lectura literal de este versículo significa que la respuesta a esta pregunta es sí: Dios da sabiduría a quienes la piden.

¿Cuál es la mejor definición de sabiduría?

Una definición íntegra de diccionario de sabiduría es esta: “la cualidad de tener experiencia, conocimiento y buen juicio”; “La solidez de una acción o decisión con respecto a la aplicación de la experiencia, el conocimiento y el buen juicio”; y 'el conjunto de conocimientos y principios que se desarrolla dentro de una sociedad o período específico'. Estas tres definiciones de sabiduría son útiles en conjunto, ya que cada una significa algo diferente sobre lo que significa ser sabio. Todas estas definiciones del diccionario de inglés apuntan a una cosa sobre la sabiduría: es tanto conocimiento como acción. La mejor definición de sabiduría, entonces, es ser capaz de comprender la información y saber qué hacer con el conocimiento que se ha obtenido.

¿Es la sabiduría un don?

Si hay que creer en la Biblia y otros textos religiosos, la sabiduría es un regalo que se otorga a las personas que están dispuestas a buscarla o que son dignas de contemplarla. Aparte de los textos religiosos, sin embargo, la sabiduría no se considera un regalo, sino algo que se puede ganar con dificultad y que a menudo viene naturalmente con la edad o la experiencia. Secularmente, la sabiduría generalmente incluye una toma de decisiones sensata, la capacidad de mantener una mano firme y la cabeza clara, y una dedicación continua a la comprensión y la justicia. En este sentido, la sabiduría no es un regalo en absoluto, sino una serie lenta y constante de logros que deben emprenderse una y otra vez a lo largo de la vida de una persona. Más que un regalo, la sabiduría es un premio, como puede atestiguar una ronda rápida de 'hojear el diccionario'; la sabiduría es el premio ganado por una inversión continua en la promoción del conocimiento y la comprensión, en lugar de un regalo simplemente dado a alguien sin ningún interés o esfuerzo de su parte.

¿Cómo obtenemos sabiduría de Dios?

Según el autor de Santiago, más específicamente Santiago 1: 5, obtener sabiduría de Dios es tan simple como pedirla. Aunque esto puede parecer demasiado simplista, después de todo, la palabra proverbial del día en la teología judeocristiana (y quizás toda la teología) es “sabiduría”, el autor de Santiago continúa explicando su razonamiento. Santiago 1: 5-8 dice: “Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídale a Dios que da generosamente a todos sin reproche, y se le dará. Pero cuando preguntes, debes creer y no dudar, porque el que duda es como una ola del mar, arrastrada y sacudida por el viento. Esa persona no debe esperar recibir nada del Señor. Una persona así es de doble ánimo e inestable en todo lo que hace '. En estos versículos, el autor sugiere que la sabiduría proviene de la fe. Entonces, la sabiduría se da a los que tienen fe en Dios.

¿Cómo se obtiene la sabiduría?

No se 'obtiene' simplemente la sabiduría; en cambio, la sabiduría se adquiere mediante una devoción continua por aprender y mejorar. La sabiduría implica adquirir conocimiento, experiencia y autoconciencia, todo lo cual requiere esfuerzo e intención. Entonces, obtener sabiduría se logra mediante la búsqueda intencional de conocimiento, aplicando activamente ese conocimiento a lo que sea que suceda en su vida y haciendo enmiendas y cambios donde sea necesario. Obtener sabiduría se asocia con tanta frecuencia con la edad y la experiencia porque es difícil asegurar adecuadamente el conocimiento y la comprensión necesarios para encontrar la sabiduría sin tener mucho tiempo en su haber.

¿Qué viene primero la sabiduría o el conocimiento?

El conocimiento se considera típicamente el precursor de la sabiduría. Las sabias 'palabras del día' en los calendarios, los boletines informativos de la empresa y los tomos de autoayuda escritos por directores ejecutivos y otras personas que se hicieron a sí mismos a menudo provienen de eruditos, investigadores y filósofos, todos los cuales evalúan exhaustivamente la condición humana para determinar la mejor manera de comportarse, la mejor manera de interactuar con los demás y la mejor manera de vivir sus vidas. Se suele confiar en estas personas como fuentes de sabiduría porque tienen una base significativa de conocimientos. Ya sea en el ámbito de la física, la teología o el estudio del comportamiento humano en su conjunto, el conocimiento es un paso esencial para desarrollar la sabiduría.

¿Puedes tener sabiduría sin conocimiento?

Aunque la sabiduría y el conocimiento a menudo se consideran sinónimos, y los antónimos de sabiduría ciertamente no incluyen el conocimiento, la sabiduría puede existir sin conocimiento, si es que es poco común. Los niños son, en la mayoría de los casos, la fuente de sabiduría sin una amplia gama de conocimientos; Los niños a menudo llegan al meollo de una situación y ofrecen consejos sin darse cuenta del poder o la profundidad de sus palabras. Aunque esto sucede en ocasiones, los niños no son fuentes confiables de sabiduría. Aparte de las joyas ocasionales de los niños, la sabiduría sin conocimiento es rara. El conocimiento forma más a menudo la base de la sabiduría. El conocimiento de numerosas guerras mundiales, por ejemplo, podría ayudar a alguien a desarrollar la sabiduría necesaria para evitar las trampas clásicas que conducen a la guerra. El conocimiento de las luchas en las relaciones comunes puede llevar a un individuo a trabajar en los rasgos que más a menudo preceden a la ira relacional. El conocimiento, entonces, es típicamente la piedra angular sobre la que se asienta la sabiduría.

¿Cuál es el comienzo de la sabiduría?

La sabiduría es a menudo la palabra del día, incluso la palabra del año, cuando se trata de tomar decisiones racionales y útiles para los adultos. Sin embargo, a menudo es difícil aprender por dónde empezar en el camino hacia la sabiduría; por donde empiezas ¿Existe un cuestionario sobre la 'palabra del día' que le permita saber cuánta sabiduría tiene y cómo encontrar más? El principio de la sabiduría se ha llamado de muchas cosas: el conocimiento es uno de ellos, el temor del Señor es otro. Sin embargo, en última instancia, el comienzo de la sabiduría es la autoconciencia. Si no es lo suficientemente consciente de sí mismo como para reconocer sus propias trampas y fallas, no podrá buscar el conocimiento y las experiencias necesarias para desarrollar la sabiduría.