Comprensión de los tres tipos de TDAH: tipo desatento, hiperactivo y combinado

Todos tienen momentos en los que olvidan sus llaves, pierden la noción del tiempo o actúan impulsivamente. Un individuo con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) experimenta estos síntomas de manera tan constante y severa que interfiere sustancialmente con su vida. Más que un simple olvido o problemas para concentrarse, el TDAH es una condición neurobiológica crónica que puede durar toda la vida y puede tener profundas consecuencias si no se diagnostica.

Mucha gente piensa en el TDAH como un solo trastorno, pero hay tres tipos distintos de TDAH: desatento, hiperactivo-impulsivo y combinado. Cada tipo se diagnostica de acuerdo con una configuración específica de síntomas y en función del grado en que los síntomas causan deterioro.





Fuente: commons.wikimedia.org

Antes se creía erróneamente que las personas dejaban de tener TDAH cuando se convertían en adultos, pero ahora sabemos que en más del 60% de los casos, los síntomas continúan después de los 18 años. Sin embargo, los síntomas pueden mostrarse de manera diferente que en la infancia. Por ejemplo, hablar en clase puede cambiar hacia una toma de decisiones impulsiva. O soñar despierto por la ventana puede cambiar a dificultad para prestar atención en las reuniones. Además, las personas con TDAH de alto funcionamiento pueden tener dificultades para reconocer sus síntomas.



Comprender los subtipos de TDAH puede ayudarlo a comprender y controlar mejor su afección y cómo afecta su vida diaria.

TDAH hiperactivo-impulsivo

El TDAH principalmente hiperactivo-impulsivo se presenta con muchos de los síntomas 'clásicos' que las personas asocian con la afección: asunción de riesgos, inquietud e incapacidad para quedarse quieto. A veces, lo que comenzó como una necesidad compulsiva de moverse cuando era niño puede volverse hacia adentro y convertirse en una incapacidad para detener sus pensamientos acelerados. Como adulto, el aspecto más notable puede ser el comportamiento impulsivo, como comprar algo que no puede pagar o hablar de manera poco profesional con un supervisor. La impulsividad puede tener sus ventajas, pero también puede tener fuertes consecuencias.

El TDAH hiperactivo-impulsivo se diagnostica con más frecuencia en hombres que en mujeres. Si tiene este tipo de TDAH, es posible que tenga dificultades para pensar en las consecuencias de sus acciones en este momento. Esto puede generar dificultades en el trabajo, las relaciones y otras áreas de su vida. Un individuo con este subtipo frecuentemente interrumpe a otros durante una conversación, asume riesgos peligrosos y busca estimulación de formas poco saludables.



Dado que la hiperactividad tiende a ser obvia en la infancia, este subtipo de TDAH a menudo se detecta temprano. Sin embargo, ese no es siempre el caso, especialmente si la persona tiene un TDAH leve.

Fuente: pxhere.com



Los signos de TDAH hiperactivo-impulsivo incluyen:

  • Dificultad para permanecer quieto durante períodos prolongados inquieta mucho
  • Habla rápida, frecuentemente interrumpe a otros
  • No parece considerar las consecuencias de sus acciones.
  • Actúa impulsivamente, incluyendo conducir, gastar y relacionarse
  • Impaciencia crónica, dificultad para esperar.
  • Sentimientos internos de inquietud.

TDAH desatento

Una persona con TDAH principalmente desatento puede tener dificultades para mantener la concentración en una tarea o conversación, distraerse con frecuencia y cometer errores debido a la falta de atención. Los niños con TDAH desatento a menudo pasan desapercibidos para el diagnóstico, ya que no interrumpen el aula. En la edad adulta, este subtipo se manifiesta en dificultad para completar las tareas laborales, incumplir plazos o desconectarse de la computadora. Probablemente no tendrá demasiados problemas con el comportamiento impulsivo o la hiperactividad, pero la condición aún puede crear obstáculos innecesarios.

El TDAH desatento solía denominarse TDA, aunque el término ya no se usa. Se cree que el TDAH principalmente desatento es el tipo menos común de TDAH y es un poco más común en las mujeres.

Los signos de TDAH desatento incluyen:

  • Dificultad para seguir instrucciones y finalizar tareas.
  • Dificultad para concentrarse, olvido
  • Se distrae fácilmente
  • Aburrimiento crónico
  • Enfoque extremo ocasional ('hiperenfoque') en una tarea estimulante
  • Dificultad para seguir una conversación
  • Frecuentemente pierdo artículos



Fuente: rawpixel.com

Tipo combinado de TDAH

El tercer y más común tipo de TDAH combina síntomas de falta de atención e hiperactividad. Como sugiere su nombre, esta forma de TDAH incluye síntomas tanto de los grupos inatento como hiperactivo-impulsivo. Para ser diagnosticado con TDAH combinado, debe tener una combinación de al menos cinco de los síntomas de cualquier categoría. Es posible que no muestre todos los síntomas, pero debe haber evidencia suficiente de la presencia de ambos tipos.

Otras formas en las que el TDAH puede variar

El TDAH existe en un espectro y los síntomas pueden presentarse de manera muy diferente de una persona a otra. La presentación también depende de los mecanismos de afrontamiento que haya desarrollado para manejar sus problemas antes del diagnóstico. Los síntomas también pueden cambiar a medida que envejece. Puede comenzar con TDAH hiperactivo-desatento solo para desarrollar un tipo combinado en la edad adulta, donde hay menos estructura externa.

Es posible que el TDAH leve no requiera mucho tratamiento, pero la mayoría de las personas con TDAH se benefician de una combinación de terapia y medicación.

¿Qué causa el TDAH?

Las personas con TDAH tienen niveles más bajos del neurotransmisor dopamina en el área del cerebro responsable del control de los impulsos, la atención y otras llamadas 'funciones ejecutivas'. Esto causa dificultad para controlar el comportamiento, comprender las consecuencias a largo plazo, controlar los impulsos y mantener la atención. Los cerebros con TDAH no siempre están 'encendidos' y se necesita un mayor nivel de estimulación en esta área para llegar allí, por lo que los medicamentos estimulantes pueden ser muy efectivos.

réveille-moi à 6 heures du matin

Si bien se ha realizado una gran cantidad de investigación para encontrar la causa del TDAH, principalmente en pacientes pediátricos, todavía no estamos seguros de la causa exacta. Los diferentes tipos de TDAH no parecen tener diferentes causas. Se ha demostrado que el TDAH tiene un fuerte componente genético y no es raro que los adultos busquen una evaluación después de que sus hijos reciben un diagnóstico. La exposición durante el embarazo al alcohol, el tabaco y las sustancias ilegales puede aumentar las probabilidades de que una persona tenga TDAH.

No se ha demostrado que los videojuegos, la televisión excesiva y otras fuentes de alta estimulación causen TDAH. Si bien muchas personas solían creer que el consumo excesivo de azúcar causaba TDAH, este tampoco es el caso. Se ha sugerido un vínculo entre la exposición a pesticidas como una causa de aumento de las tasas de TDAH en los últimos años, pero es necesario realizar más investigaciones.

Diagnóstico de TDAH

Fuente: rawpixel.com

A medida que continuamos aprendiendo sobre esta condición única, más y más adultos buscan un diagnóstico formal. Ya sea por consejo de amigos y familiares, después de un problema como un accidente automovilístico o simplemente estar harto de citas tardías y desorganización, algo impulsa al individuo a buscar un diagnóstico de TDAH.

El TDAH se diagnostica utilizando la última versión del DSM, el manual utilizado como recurso oficial para determinar los trastornos mentales. Los adultos deben haber mostrado con regularidad cinco o más de los síntomas descritos en el DSM bajo uno de los subtipos. La evidencia de los síntomas debe haber estado presente antes de los 12 años.

El diagnóstico de TDAH debe ser realizado por un psiquiatra, psicólogo u otro profesional de la salud con experiencia en el diagnóstico de trastornos del desarrollo. El diagnóstico completo puede requerir varias citas, según el proveedor. Él o ella realizará una entrevista en profundidad con usted, haciéndole preguntas sobre sus síntomas y cómo le afectan.

No todas las personas que muestran hiperactividad o falta de atención tienen TDAH, por supuesto. El diagnóstico depende del tiempo que hayan estado presentes los síntomas y del grado en que el individuo se vea afectado negativamente. También deben descartarse otras afecciones que pueden imitar el TDAH, como la depresión o el TOC. Estas condiciones pueden coexistir con el TDAH y, si ese es el caso, necesitarán un tratamiento por separado.

Tratos

Si se le diagnostica algún tipo de TDAH, hay muchos tratamientos eficaces disponibles para ayudarlo a controlar la afección. Cuanto mejor comprenda su tipo particular de TDAH, mejor podrá personalizar su tratamiento.

Terapia de conversación

Para los niños y adolescentes, las intervenciones conductuales, como la terapia, generalmente se intentan antes de la medicación. La mayoría de los adultos con TDAH también se benefician de trabajar con un terapeuta que los ayude a desarrollar estrategias para controlar sus síntomas. La terapia cognitivo-conductual (TCC) es la forma más investigada de terapia de conversación para el TDAH e implica reconocer y cambiar los patrones de pensamiento negativos.

Fuente: rawpixel.com

Opciones de medicación

Los diferentes tipos de TDAH pueden responder mejor a un medicamento que a otro. Los medicamentos estimulantes están aprobados para tratar el TDAH en adultos y niños. Los estimulantes actúan aumentando la cantidad de dopamina y norepinefrina en ciertas partes del cerebro que pueden aumentar la concentración, mejorar la memoria de trabajo y controlar los impulsos directos.

Los medicamentos no estimulantes, a saber, Strattera, también están disponibles para aquellos que no responden bien a los estimulantes. Este medicamento debe tomarse durante varias semanas antes de que se logre el efecto deseado.

¿Debería probar la medicación?

La elección de probar la medicación siempre depende del individuo. Los estimulantes pueden ser eficaces hasta en un 80% de los casos y el riesgo de efectos secundarios es bastante bajo. Sin embargo, muchas personas optan por renunciar a la medicación. Depende de sus preferencias personales. Hay muchos cambios en el estilo de vida y modificaciones de comportamiento que pueden ayudarlo a manejar eficazmente su TDAH adulto con o sin medicamentos.

Trabajar con un terapeuta

Un terapeuta puede ser un socio y un mentor extremadamente útil cuando se trata de controlar su afección, sin importar el tipo de TDAH que tenga. Muchas personas encuentran que un diagnóstico de TDAH es tranquilizador y valida las luchas que han experimentado durante toda su vida, pero también es normal tener sentimientos encontrados. La terapia en línea es una forma conveniente y asequible de conectarse con un terapeuta que puede ayudarlo a aprovechar al máximo su tratamiento para el TDAH.

Fuentes

https://www.hopkinsmedicine.org/health/conditions-and-diseases/adhdadd

http://www.helpforadd.com/2013/june.htm

https://www.health.com/health/gallery/0,,20441463,00.html?slide=120342#120342