Cómo calmarse de un ataque de pánico


Fuente: maxpixel.freegreatpicture.com

Los ataques de pánico son una experiencia aterradora para cualquiera. Cuando una persona tiene un ataque de pánico, puede sentir que está experimentando una emergencia médica e incluso creer que su vida está en peligro. Un ataque de pánico crea varias sensaciones angustiantes, como miedo, hiperventilación, zumbido en los oídos, entumecimiento u hormigueo en brazos y piernas y dolor en el pecho. Si usted es una de las muchas personas que experimentan ataques de pánico, puede sentirse desesperado por controlar sus síntomas, pero existen métodos que puede aprender para ayudarlo a calmarse y reducir los efectos del ataque.



¿Qué es un ataque de pánico?



Es importante que una persona que experimenta ataques de pánico comprenda qué son los ataques de pánico y por qué ocurren. Cada persona experimenta ataques de pánico por diferentes razones, pero cada ataque de pánico es una respuesta al estrés. Los ataques de pánico son una reacción a estar bajo presión, abrumado o asustado. Las personas que experimentan ataques de pánico han experimentado un evento traumático, están luchando para hacer frente a algo inquietante o perturbador, o sufren problemas de ansiedad generalizada.


Fuente: www.flickr.com



Cómo hacer frente a los ataques de pánico

Es difícil vivir con los ataques de pánico, especialmente cuando tiene problemas para anticipar lo que desencadenará un ataque. Además, es posible que sepa qué desencadena sus ataques de pánico, pero podría ser algo que no pueda evitar, como ir a las tiendas. Cuando tiene un ataque de pánico, su cuerpo y su mente reaccionan tan severamente que puede perder el contacto con lo que sucede a su alrededor. Cuando la respuesta de miedo y estrés de un ataque de pánico se apodera de ti, puede ser difícil recuperar el control sobre tu mente y tu cuerpo. Afortunadamente, existen ejercicios que puedes aprender para calmarte de los ataques de pánico. Lea a continuación para obtener consejos sobre cómo reducir la gravedad y la frecuencia de los ataques de pánico.

Concéntrese en su respiración



La hiperventilación es un síntoma desagradable e inquietante de los ataques de pánico. Cuando experimenta un ataque de pánico, su respiración se vuelve superficial. Esta respiración superficial priva a su cuerpo de oxígeno, lo que hace que su cerebro también deje de funcionar, lo que provoca más pánico. Concéntrese en su respiración para reducir la intensidad de esta reacción. Intente colocar su mano sobre su pecho, inhalar durante 10 segundos, mantener durante 3 segundos y liberar el aire contando 10 segundos. Continúe con esto hasta que sienta que su cuerpo se relaja. Esto le dará a su cuerpo una ráfaga de oxígeno y permitirá que su cerebro regrese a una regulación más estable de sus diferentes sistemas corporales. Si respirar durante 10 segundos es demasiado difícil al principio, puede inhalar durante cuatro segundos y soltar durante cuatro segundos.


Fuente: www.flickr.com

Recuérdese que no se está muriendo



Esto puede sonar dramático mientras lo está leyendo ahora, pero en medio de un ataque de pánico, una persona realmente puede sentir que está sufriendo un ataque cardíaco o se está muriendo. Es útil recordarse a sí mismo que este es un ataque de pánico y terminará y no una emergencia médica. Como reacción a los latidos cardíacos acelerados y la hiperventilación, su cerebro recibirá un mensaje de que algo anda muy mal y entrará en modo de supervivencia, lo que causa más pánico. En estas situaciones, recuerde que no se está muriendo, solo está teniendo un ataque de pánico. Recuerda que estás a salvo y este sentimiento pasará. Alertar al cerebro de que esto es solo un ataque de pánico reducirá la intensidad de la reacción. Puede ser realmente útil si puede llamar a un amigo y decirle que está teniendo un ataque de pánico para que pueda ayudarlo a regresar a la realidad y recordarle que no se está muriendo y que está bien y que esto pasará. Puede ser reconfortante no estar solo durante un ataque de pánico. La otra persona puede ayudarlo a distraerse de los síntomas físicos que está experimentando y así reducir la intensidad y duración del ataque de pánico.

Regrese al presente



Es fácil perderse en un ataque de pánico. Tiene visión de túnel y es difícil concentrarse en otra cosa que no sea el pánico que siente. Además de las sugerencias mencionadas anteriormente, la conexión a tierra es una herramienta muy eficaz para la ansiedad y el pánico. El propósito de la conexión a tierra es literalmente conectarse a tierra en el aquí y ahora. Cuando sienta que va a tener un ataque de pánico, puede utilizar técnicas de conexión a tierra para regresar al momento presente. Algunas formas fáciles de hacer esto son mirando a tu alrededor y respondiendo las siguientes preguntas: ¿Qué escuchas? ¿Que ves? ¿Qué sientes y hueles? Continúe hasta que se sienta conectado a tierra en el momento presente y sienta que el pánico desaparece. Esto lo calmará al permitir que el cerebro se concentre en el momento presente, en lugar de los pensamientos angustiantes que desencadenan el ataque.


Fuente: pixabay.com



Busque asesoramiento sobre salud mental

comportement inadapté

Si tiene ataques de pánico frecuentes, es importante buscar asesoramiento sobre salud mental. Los ataques de pánico son el resultado del estrés, el miedo y la ansiedad. Con asesoramiento, puede trabajar con su terapeuta para comprender los problemas centrales y los desencadenantes de los ataques de pánico. También aprenderá nuevas formas de fortalecer sus estrategias de afrontamiento para ayudarlo a calmarse antes y de manera más efectiva de un ataque de pánico. Existe una excelente opción de asesoramiento en línea para tratar sus ataques de pánico en BetterHelp. Puede comenzar con estos servicios de asesoramiento en https://www.betterhelp.com/start/ para conectarse con un profesional de salud mental hoy mismo. Todo lo que necesita para usar BetterHelp es un teléfono inteligente, tableta o computadora. Puede comunicarse con su consejero de varias formas: teléfono en vivo, video y sesiones de chat, así como intercambiando mensajes similares al correo electrónico. Con la ayuda de un consejero, puede aprender más sobre las causas de sus ataques de pánico y cómo reducir la frecuencia con que ocurren, y cuando tiene uno, cómo hacerlo menos severo para que no se interponga en su camino. vive tu vida. Los ataques de pánico son atemorizantes e incómodos. Pueden hacerte sentir impotente, pero con ayuda, puedes aprender a manejarlos y prevenirlos.