Comprender los síntomas: esquizotípico versus esquizoide

Tratar de comprender las diferencias entre el trastorno esquizotípico de la personalidad y el trastorno esquizoide de la personalidad puede resultar un poco confuso al principio. Tanto los trastornos esquizotípicos como los esquizoides se clasifican en el DSM-5 como trastornos de la personalidad, ambos comparten nombres que suenan similares y ambos tienen muchas de las mismas características compartidas.

Fuente: rawpixel.com

Para ayudarlo a diferenciar entre el trastorno esquizotípico de la personalidad y el trastorno esquizoide de la personalidad, vamos a explicar por qué ambos son lo que solían conocerse como trastornos del “Grupo A” y cuáles son sus diferencias clave. Después de eso, cubriremos brevemente los síntomas y conceptos básicos de cada uno con un poco más de profundidad. Al final, tendrá una comprensión clara tanto del trastorno esquizotípico de la personalidad como del trastorno esquizoide de la personalidad, y en qué se diferencian entre sí.



Casi todo lo que cubrimos aquí hoy se tomará del Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (también conocido como DSM-5, la actualización oficial de 2013 del manual de trastornos mentales de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría) y de la Escuela de Medicina de Harvard. . Si está interesado en aprender más sobre estos temas, le recomendamos que comience por ahí. Si siente que usted o un ser querido está sufriendo de un trastorno que enumeramos aquí hoy, comuníquese con asistencia médica y de asesoramiento profesional. No estás solo en esto.





Características de los trastornos de la personalidad del grupo A

En versiones anteriores del DSM, los trastornos de la personalidad se agrupaban en grupos. Para facilitar la comprensión, este artículo utilizará esta clasificación. El grupo A es un grupo de trastornos que a menudo se asocia con un comportamiento que muchos describirían como excéntrico o incluso extraño. La incomodidad social es típica, y aquellos con síntomas del tipo del grupo A tienden a retraerse socialmente y a tener pensamientos distorsionados.



Estos síntomas tienden a tener un efecto más dramático en la vida de uno que los trastornos de los grupos C y B. Los trastornos de la personalidad son duraderos (crónicos), a menudo de por vida.



Dentro del grupo A, los trastornos de personalidad que encuentra son:

  • Trastorno de personalidad paranoica
  • Trastorno esquizotípico de la personalidad
  • Trastorno esquizoide de la personalidad

¿Qué causa los trastornos de la personalidad?



Nuestra personalidad son los pensamientos, acciones, emociones y sentimientos que te hacen ser tú. Nuestra personalidad es un reflejo de cómo nos vemos a nosotros mismos y a los demás en la sociedad y está formada por una combinación de naturaleza y crianza. Así como su genética y su crianza influirán en su personalidad, también influirán en la posibilidad de un trastorno de personalidad.

  • Genética: su temperamento, una predisposición emocional compartida, puede heredarse parcialmente. De la misma manera, los genes que causan trastornos pueden ser hereditarios.
  • Entorno: los acontecimientos traumáticos, la infancia inestable, el estrés o las presiones sociales pueden provocar la formación de rasgos y / o trastornos de la personalidad.

'Los trastornos de personalidad que ocurren con más frecuencia parecen ser esquizotípicos, esquizoides, narcisistas, evitativos y limítrofes'.–DSM-5 p.651

La forma típica de resumir la complicada relación entre la naturaleza y la crianza en los trastornos de la personalidad es la siguiente: su genética heredada le hará más propenso a desarrollar un trastorno; un acontecimiento dramático de la vida puede desencadenar el desarrollo real.



Fuente: rawpixel.com

Diferencias entre el trastorno esquizoide y esquizotípico de la personalidad

Aunque ambos trastornos de la personalidad se encuentran dentro del mismo grupo, ambos ofrecen un conjunto único de desafíos y problemas que uno debe superar.

  • El trastorno esquizoide de la personalidad provoca un desapego de las relaciones y restringe la expresión emocional.
  • El trastorno esquizotípico de la personalidad causa malestar en las relaciones, pensamientos y creencias distorsionados y comportamientos extraños.

Las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad a menudo tienen más dificultades en las multitudes y los entornos sociales en comparación con las personas con un trastorno esquizoide de la personalidad. Las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad se destacan más, mientras que aquellas con un trastorno esquizoide de la personalidad tenderán a permanecer moderadas. Las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad también buscan relaciones, y mientras luchan con esto, su ansiedad y depresión pueden aumentar. Las personas con trastorno esquizoide de la personalidad no suelen buscar relaciones estrechas y casi siempre prefieren realizar actividades en solitario.



Los expertos creen que estos intentos fallidos de relación son los que hacen que las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad busquen tratamiento con más frecuencia. Si bien ambos pueden vivir una vida solitaria, generalmente solo la persona con trastorno esquizotípico de la personalidad verá su incomodidad social como un problema. Las personas con trastorno esquizoide de la personalidad a menudo disfrutarán más que las personas de las matemáticas, las computadoras y la electrónica y tienen poco deseo de ser más sociables.



Comprensión del trastorno esquizoide de la personalidad

Para apreciar plenamente en qué se diferencian las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad de las que padecen un trastorno esquizoide de la personalidad, necesitamos un buen conocimiento de ambos. Comenzaremos con una descripción general rápida del trastorno esquizoide de la personalidad.



Un trastorno esquizoide de la personalidad es un patrón de tener un rango reducido de expresión emocional y de limitar las interacciones sociales. Aquellos con un trastorno de personalidad esquizoide presentarán al menos cuatro de los siguientes síntomas:

Fuente: rawpixel.com
  • Puede tener parientes cercanos, pero de lo contrario no tendrá buenos amigos o confidentes.
  • Parece que no le importa cómo los elogian o critican los demás.
  • Frialdad emocional o desapego.
  • No disfruta de casi ninguna actividad.
  • Evita y no disfruta de las relaciones cercanas. Esto incluirá a la familia.
  • Visto como un solitario. Disfruta de las actividades en solitario y de estar solo.
  • Poco interés en buscar una relación sexual.

Aquellos con un trastorno esquizoide de la personalidad a menudo se retiran a actividades que requieren concentración y poca interacción social. Juegos de computadora, problemas matemáticos, codificación, electrónica, etc. El diagnóstico de esta afección es raro porque las personas con la afección a menudo no buscan tratamiento. La mayoría de los que padecen un trastorno esquizoide de la personalidad no lo ven como una enfermedad, sino simplemente como parte de su personalidad.



Comprensión del trastorno esquizotípico de la personalidad

Si bien ambos trastornos discutidos aquí hoy dan como resultado que uno tenga una interacción social limitada, las causas de esta evasión social son muy diferentes.

El DSM lo describe como un patrón generalizado de déficits sociales marcados por la incomodidad con las relaciones cercanas, así como por excentricidades de comportamiento y distorsiones perceptivas. Dicho de manera más simple, significa que las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad son propensas a comportamientos excéntricos y pensamientos distorsionados, incluida la paranoia, lo que dificulta tener relaciones y amigos cercanos.

La esquizofrenia y los trastornos esquizotípicos de la personalidad tienen expertos en relaciones que aún están explorando.

Para ser diagnosticado con un trastorno esquizotípico de la personalidad, debe exhibir cinco (o más) de los siguientes:

  • Creencias extrañas o pensamiento mágico. Un ejemplo sería la creencia en la percepción extrasensorial (ESP)
  • Las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad a menudo informan sensaciones corporales extrañas y extrañas.
  • Pensamiento y habla retorcidos y distorsionados (metafóricos, sobreelaborados, estereotipados, etc.)
  • Ideas paranoicas; cree que otros están hablando de ellos.
  • Apariencia extraña o peculiar
  • Las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad a menudo carecen de amigos cercanos.
  • Ansiedad social, incluso en familia

Las personas con un trastorno esquizotípico de la personalidad pueden tener episodios en los que tienen delirios en torno a sonidos o sentimientos. El pensamiento ilógico o las creencias en fenómenos extraños o extremos también son convencionales. Aproximadamente la mitad de las personas con trastornos esquizotípicos de la personalidad experimentarán un episodio de depresión mayor en algún momento de su vida. El estrés o los eventos traumáticos pueden exacerbar los síntomas.

Tratamiento de los trastornos de la personalidad

Los tratamientos para todos los trastornos de la personalidad deben continuar durante toda la vida y se denominan con más precisión estrategias de gestión. Hasta el día de hoy, la mayoría de los trastornos de la personalidad se tratan según los síntomas que se muestran y el individuo en cuestión. Se tendrá en cuenta el estilo de vida en cuestión, así como la regularidad y fuerza de los síntomas.

En muchos casos, la naturaleza antisocial de los trastornos de la personalidad dificulta el desarrollo de una relación importante entre médico y paciente.

Uno de esos estudios dejó esto en claro cuando hicieron una revisión de la literatura sobre el tema. Se encontró que sorprendentemente hay poca documentación disponible sobre los tratamientos farmacológicos para los trastornos de personalidad del grupo A. La razón probable fue que aquellos con síntomas del grupo A tienen menos probabilidades de hacer un seguimiento, revelar información o comprometerse a trabajar con expertos en salud.

La paranoia y la desconfianza son típicas y a menudo se extienden hacia los proveedores de atención médica. Esto hace que el cuidado sea muy difícil a largo plazo. Sin embargo, más pacientes del grupo A que nunca buscan ayuda en línea y en las vías más privadas que se ofrecen en el mundo actual.

Los tratamientos se vuelven más activos y refinados, y los expertos en salud están obteniendo resultados aún mejores a medida que pasa el tiempo.

Cuándo llamar a un profesional

Cuanto antes se pueda obtener ayuda para un trastorno de la personalidad, mejores serán sus resultados de salud a largo plazo. Si cree que usted o un ser querido pueden presentar los rasgos o síntomas de un trastorno de la personalidad, no dude en comunicarse con expertos en salud de inmediato.

Fuente: rawpixel.com

Encontrar un consejero calificado y un médico garantizará que tenga todas las herramientas que necesita para enfrentar este desafío. Algunas personas prefieren la terapia tradicional en persona, mientras que otras prefieren la privacidad que ofrece la terapia en línea. Por ejemplo, BetterHelp.com lo conecta con terapeutas con licencia, desde la comodidad de su hogar.

Miles de personas viven una vida feliz, saludable y normal sin la interferencia de su trastorno de personalidad todos los días, pero todos encontraron formas de pedir y obtener ayuda.

Fuentes utilizadas

  • Asociación Estadounidense de Psiquiatría http://www.psychiatry.org
  • DSM-5
  • https://www.health.harvard.edu/a_to_z/schizotypal-personality-disorder-a-to-z
  • Asociación Americana de Psicología http://www.apa.org
  • Alianza Nacional de Enfermedades Mentales http://www.nami.org
  • Mental Health America http://www.mentalhealthamerica.org
  • Instituto Nacional de Salud Mental http://www.nimh.nih.gov