¿Existe una conexión entre la cafeína y la depresión?

¿Ha notado que a veces se siente deprimido después de consumir cafeína? Ya sea que hablemos de una barra de chocolate, una bebida energética o su taza de café matutina, expertos decir elNo hay conexión aparente entre la cafeína y la depresión. Sin embargo, las personas que son especialmente sensibles a la cafeína o que ingieren demasiada pueden, de hecho, experimentar depresión con más frecuencia que otras. Este artículo discutirá la posible correlación entre la cafeína y la depresión al explicar cómo la cafeína afecta nuestro cuerpo y nuestro estado mental.


Fuente: unsplash.com



¿Mi depresión es causada por cafeína?

La mayoría de los expertos creene que la depresión es causada por una serie de estilos de vida y elecciones dietéticas. Estos podrían incluir la cantidad de ejercicio que una persona hace cada semana, la cantidad de alcohol que bebe, si fuma o no y cuánto té o café bebe. Además del agua potable, el té y el café son las bebidas más populares del mundo, por lo que es fácil ver cómo podrían tener un impacto significativo en nuestro estado de ánimo y en nuestra vida cotidiana.



Curiosamente, algunos estudios han demostrado que las personas que sufren de depresión consumen más cafeína, presumiblemente para mejorar su estado de ánimo y darles la energía y la motivación que necesitan para pasar el día. Pero, ¿qué pasa si la cafeína que consumen solo empeora su condición? Esto podría ser un círculo vicioso. ¿Nos deprime el café? ¿O estamos deprimidos porque bebemos tanto café?

Además, una dieta rica en café y azúcar refinada puede tener un impacto más negativo en la depresión de una persona que consumir cualquiera de estas sustancias por sí sola. Dada la prevalencia de estos alimentos en nuestras dietas, vale la pena considerar su impacto, especialmente si está luchando con su salud mental.



remèdes naturels pour l'adulte adhd

Si le preocupa el impacto del consumo de cafeína en su depresión, no está solo, pero ambos problemas se pueden tratar con cambios en el estilo de vida y terapia. Muchas personas han visto resultados significativos simplemente reduciendo la cantidad de cafeína que consumen a diario. Además, la terapia puede ayudarlo a desarrollar habilidades para mantener bajo control su dependencia de la cafeína y la depresión.

Maneras en que la cafeína puede empeorar la depresión

Se sabe que la cafeína nos mantiene despiertos. En realidad, la mitad de nosotros bebemos café porque ¡Nos mantiene despiertos! Puede ser útil cuando hace su trabajo durante la mañana y la tarde, pero cuando la cafeína nos mantiene despiertos toda la noche, se convierte en un problema. Cualquier interrupción del sueño de una persona puede afectar su estado de ánimo. Para ser más específicos, dormir muy poco puede aumentar los síntomas de ansiedad y depresión.


Fuente: unsplash.com



La cafeína no solo afecta nuestra capacidad para conciliar el sueño; también puede afectar nuestra capacidad para permanecer dormidos. Si bebe mucho café y se despierta varias veces durante la noche, esto podría estar sucediendo porque su cuerpo todavía está tratando de procesar la cafeína que consume. bebida durante todo el día.

Además, el consumo excesivo de cafeína a lo largo del tiempo puede provocar efectos secundarios que empeoran la situación, como un aumento de los dolores de cabeza y de la presión arterial, náuseas, palpitaciones y una sensación general de inquietud. Todos estos síntomas están programados para desencadenar la respuesta de lucha o huida del cuerpo. Si se activa con la suficiente frecuencia, puede provocar inflamación y enfermedad.

Las personas que padecen trastornos del estado de ánimo pueden notar que su depresión empeora después de consumir cafeína. Por ejemplo, las personas que son propensas a sufrir ataques de pánico han descubierto que experimentan estos ataques con más frecuencia después de consumir cafeína. De manera similar, debido a que la cafeína solo estimula el sistema nervioso temporalmente, las personas que sufren de depresión pueden notar que su estado de ánimo disminuye significativamente cuando la cafeína desaparece. Como resultado, se aconseja a estas personas que eviten consumir grandes cantidades de cafeína.



Maneras en que la cafeína puede ayudar a la depresión

En lugar de causar depresión, algunos expertos creen que la cafeína puede reducir sus efectos. Si bien la cafeína generalmente proporciona un impulso a corto plazo de energía positiva, algunos estudios muestran que también puede tener un efecto positivo en la depresión crónica. Esto es importante porque esta condición afecta aproximadamente al 15 por ciento de la población en países con ingresos más altos.

La Facultad de Medicina de la Universidad de Qingdao, que se encuentra en China, analizó 15 estudios que investigado el vínculo potencial entre la depresión y la cantidad de café consumida. Su análisis dedujo que cada taza de café consumida diariamente podría reducir la capacidad de desarrollar depresión en un ocho por ciento. (Cabe señalar que esto se refiere a una taza de café de tamaño medio).


Fuente: unsplash.com

Cómo afecta la cafeína a su cuerpo

Anteriormente se creía que los niveles bajos de serotonina causaban depresión. Después de todo, la serotonina es la sustancia química responsable de hacernos sentir felices y en paz, y se encuentra en varias áreas del cuerpo, incluido el sistema nervioso central y el tracto gastrointestinal. Sin embargo, otra hipótesis sugiere que la depresión puede ser el resultado de una mala reacción del sistema inmunológico que causa inflamación del cerebro.

En respuesta a la última hipótesis, la investigación de Qingdao sugiere que los antioxidantes en el café pueden reducir esta inflamación y, por lo tanto, tratar la depresión de una persona. De lo contrario, la cafeína en sí misma puede ser el desencadenante que reduce los síntomas de la depresión, especialmente si se considera el hecho de que sus propiedades psicoestimulantes hacen que una persona se sienta más despierta y motivada para afrontar el día.



Para complicar aún más las cosas, también hay una sustancia química llamada 'adenosina' en nuestros cuerpos. La adenosina es prácticamente inexistente cuando nos despertamos de una buena noche de sueño, sintiéndonos despiertos, alertas y renovados. Sin embargo, cuanto más tiempo pasamos sin dormir, más adenosina se acumula en el cuerpo. A medida que esto sucede, comenzamos a sentir un aumento de la somnolencia y una reducción de la energía y la motivación.

La adenosina actúa adhiriéndose a los llamados 'receptores de adenosina' en el sistema nervioso central. Activa esos receptores, lo que conduce a nuestros sentimientos de fatiga. La cafeína también se une a estos receptores, pero a diferencia de la adenosina, no los habilita. En cambio, los bloquea, lo que les impide activar los sentimientos que conducen a la falta de energía y motivación.

Esto explica por qué el café nos hace sentir mejor a corto plazo, pero no necesariamente cómo funciona el largo plazo. Sus efectos a largo plazo se deben a su capacidad para potenciar los efectos de la dopamina en nuestro cerebro. La dopamina es la sustancia química que nos permite sentir placer. Cuando la cafeína se une a los receptores de adenosina, también aumenta la cantidad de dopamina que puede conectarse a los receptores de dopamina en la parte del cerebro conocida como 'estriado'. El estriado es la parte del cerebro responsable de tomar decisiones y motivarnos.

Cuando estamos deprimidos, nos sentimos menos motivados para hacer, bueno, cualquier cosa. También podemos sufrir una afección llamada 'anhedonia', que es la incapacidad de sentir placer. Se cree que, al unirse a los receptores de adenosina, la cafeína puede aumentar tanto nuestra motivación como nuestra capacidad para sentir placer. Ambas cosas pueden hacer que la cafeína tenga un efecto positivo y duradero sobre la depresión crónica.

Té contra café

Si bien tanto el té como el café comparten ingredientes similares, incluidos la cafeína y el ácido tánico, el café parece ser mejor que el té para combatir la depresión. Esto se debe a que el café tiene ciertas propiedades, como el ácido ferúlico y el ácido cafeico, que hacen del café un antiinflamatorio y, como tal, pueden reducir la inflamación de las células cerebrales que se observa comúnmente en personas que padecen depresión crónica.


Fuente: pixabay.com

Si bien el café puede ser más eficaz para prevenir la depresión que la mayoría de los tés, el té verde en particular puede ser tan eficaz como el café en este sentido. Esto se debe a que el té verde tiene un alto contenido de antioxidantes y otras sustancias químicas que pueden combatir la depresión. Se cree que el folato, por ejemplo, es eficaz para mejorar el estado de ánimo, mientras que se ha demostrado que la teanina aumenta los niveles de dopamina y serotonina en el cerebro. Un estudio realizado en Japón dedujo que una dieta rica en consumo de té verde, café y cafeína en general podría proteger contra la depresión.

Formas de combatir la depresión relacionada con la cafeína

Pase lo que pase, es importante reducir la cantidad de cafeína que consume si nota que está afectando su sueño y su estado de ánimo. Todavía puede disfrutar de su café de la mañana y tal vez incluso de su café de la tarde, pero una vez que el reloj marque las 3:00 p.m. o las 4:00 p.m., cambie a descafeinado. Algunas personas incluso tienen que limitar la ingesta de café por la mañana para asegurar una buena noche de sueño, y otras pueden tener que eliminar la cafeína por completo de su dieta. Si descubre que una reducción no funciona, es posible que deba cambiar por completo a descafeinado.

Además, la ansiedad se alimenta de la energía nerviosa y la cafeína proporciona mucha de ella. La ansiedad y la depresión a menudo ocurren juntas, por lo que para evitar el sufrimiento de ansiedad, puede resultarle útil reducir su nivel de energía, lo que puede lograrse limitando la ingesta de cafeína.

Sin embargo, es posible que desee evitar ir de golpe al principio. Si usted es un consumidor habitual de café o bebidas energéticas, puede ser un gran impacto para el cuerpo dejar de beber estas bebidas por completo. Esto puede empeorar su depresión, además de provocar otros efectos secundarios como dolores de cabeza, cambios de humor y fatiga. Si ha decidido dejar de consumir cafeína, querrá reducir gradualmente la cantidad que consume para evitar desencadenar estos efectos secundarios.

Si ha estado experimentando síntomas de depresión (como no poder levantarse de la cama o dejar de disfrutar de las actividades que antes amaba), es importante buscar ayuda. Tanto la investigación como las historias personales muestran cómo la terapia puede ser una herramienta poderosa para reducir los síntomas de la depresión.

Cómo puede ayudar BetterHelp

Si le resulta cada vez más difícil controlar su depresión, por favor considere hablar con uno de los consejeros en BetterHelp. La terapia en línea es una forma conveniente y asequible de obtener el apoyo que necesita. Todo lo que necesita son unos minutos y una conexión a Internet. Lea las reseñas a continuación para aprender cómo las personas han utilizado los servicios de BetterHelp para combatir la depresión y mejorar su calidad de vida.

Reseñas de consejeros

'Tamera es sencillo y solidario. Ella no tiene miedo de señalar en qué trabajar y darle las herramientas adecuadas de inmediato. ¡Es altamente personalizado solo para sus síntomas y situación únicos! Tamera me ayudó a manejar mi depresión y ansiedad y me sentí más empoderada para tener más control en mi vida. Me siento mucho más feliz '.

Heidi ha sido de gran ayuda. Estoy muy agradecido. Estaba teniendo dificultades para poner mis pensamientos en orden, y estaba en su punto más bajo con mi depresión porque no sabía a dónde ir o qué hacer. La guía de Heidi me ayudó enormemente y estoy muy agradecida ''.

Conclusión

Si cree que su depresión o ansiedad pueden estar relacionadas con su consumo de cafeína, es mejor reducir su consumo de cafeína. Es posible que al principio se sienta de mal humor e irritable, pero esta sensación es temporal. Cuando se vuelva menos dependiente del químico, recuperará su energía y motivación. Si necesita más apoyo con su depresión o ansiedad, sepa que hay ayuda disponible. Empieza a vivir un más saludable y feliz la vida de hoy.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿El café es bueno para la depresión?

Si bien algunos investigadores creen que esta bebida con cafeína es buena para la depresión, otros creen que puede contribuir a la depresión. Los expertos recomiendan que controle el efecto del café en usted mismo y, si nota efectos negativos, reduzca la cantidad de café que bebe.

¿La cafeína está relacionada con la depresión?

Ya sea con cafeína o descafeinada, algunos expertos relacionan el café con la depresión debido a algunas de sus características. El café es conocido por mantener a la gente despierta. Alguien con un problema de salud mental grave puede experimentar un empeoramiento de los síntomas del sueño después de tomar café. Ha habido cierto debate sobre si la falta de sueño asociada con el consumo de café es la causa del empeoramiento de la depresión.

¿Cómo afecta la cafeína a la salud mental?

La cafeína puede causar insomnio y otros síntomas que imitan o desencadenan síntomas de ansiedad en quienes padecen de salud mental. Un ejemplo de síntomas es un latido cardíaco acelerado, sensación de nerviosismo e incapacidad para dormir. Estos también pueden ser síntomas de trastornos graves de salud mental.

¿Puede la cafeína causar cambios de humor?

attachement sécurisé ou non sécurisé

El efecto de la cafeína sobre el estado de ánimo y la irritabilidad aún no se ha demostrado. Sin embargo, es lógico pensar que si beber café hace que algunas personas imiten síntomas de enfermedades mentales como nerviosismo e insomnio, el café también puede tener un efecto sobre los cambios de humor y la irritabilidad.

¿La cafeína afecta el trastorno bipolar?

Las personas con trastornos del estado de ánimo como el trastorno bipolar pueden experimentar un efecto negativo mayor al consumir cafeína. Tanto el consumo de cafeína como los efectos del trastorno bipolar pueden causar síntomas de irritabilidad que pueden indicar cambios rápidos de humor. Si padece estos u otros síntomas similares y no está seguro de por qué, comuníquese con un médico o proveedor de terapia con licencia para descartar problemas médicos o de salud mental.

¿El exceso de cafeína puede causar irritabilidad?

Tener demasiada cafeína puede hacer que algunas personas se sientan sobreestimuladas. Esta sobreestimulación puede reflejar síntomas de irritabilidad en personas diagnosticadas con trastornos de salud mental graves como trastorno bipolar, depresión y estrés postraumático.

¿Puede la cafeína volverte loco?

Si bien todos responden a la cafeína de manera diferente, los efectos de consumir demasiado (o una alergia a la cafeína) también pueden parecerse a un trastorno de salud mental. En ese caso, las personas con trastornos mentales y del estado de ánimo como el trastorno bipolar o el trastorno de estrés postraumático pueden sentir un efecto exagerado al consumir cafeína. Esto puede contribuir a 'sentirse ansioso, nervioso o loco'.

¿Cuáles son los efectos negativos de la cafeína?

Los efectos negativos de la cafeína pueden incluir: insomnio, inquietud, agitación, nerviosismo y otros. Si experimenta estos síntomas y cree que pueden estar relacionados con la salud mental, comuníquese con un proveedor de terapia autorizado en BetterHelp para obtener más información.

¿La cafeína aumenta la dopamina?

Sí, la cafeína puede aumentar la cantidad de dopamina en nuestro cerebro. La cafeína bloquea la reabsorción de dopamina en el cerebro. Esto provoca una acumulación de dopamina que puede imitar una sensación de euforia. Muchas personas adictas a la cafeína lo son por esta razón.