¿El TDAH es hereditario?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad, comúnmente llamado TDAH, es un trastorno mental bastante común que causa patrones de comportamiento de hiperactividad, impulsividad y falta de atención. El TDAH es una afección crónica, lo que significa que afecta a las personas durante toda su vida y no simplemente desaparece a medida que envejece. Esta afección generalmente se presenta durante el desarrollo infantil temprano y la edad promedio de diagnóstico es de siete años.



Fuente: rawpixel.com



El TDAH puede causar interferencias tanto en la vida de los niños como en la de los adultos. Los síntomas característicos del comportamiento impulsivo, la hiperactividad y la falta de atención pueden generar desafíos en lo que respecta al desempeño escolar y laboral, las relaciones, la autoestima y el funcionamiento diario en general. Algunos síntomas comunes del TDAH incluyen:

  • Dificultad para quedarse quieto
  • Hablar constantemente, incluso cuando sea inapropiado
  • Acciones impulsivas
  • Impaciencia
  • Dificultad para concentrarse
  • Olvido
  • Desorganización

El TDAH se desarrolla muy temprano en la vida y no se forma al azar en un niño mayor o un adulto. Esto plantea la pregunta: '¿El TDAH es hereditario?' Bueno, se ha demostrado que el TDAH es hereditario. Sin embargo, el proceso exacto de herencia aún se desconoce.



Los científicos están estudiando la afección y reduciendo qué genes son responsables del desarrollo del TDAH. Si bien el trastorno es hereditario, no es garantía de que un padre con TDAH se lo transmita a su hijo.

Además de la genética, existen muchos otros factores conocidos que se cree que contribuyen al desarrollo del TDAH. Muchos de estos factores son ambientales, incluida la exposición a toxinas durante el embarazo, el parto prematuro y el traumatismo craneoencefálico, por nombrar algunos.

Se están realizando muchas investigaciones sobre el TDAH y cómo se desarrolla. Actualmente, todavía hay mucha información sobre el trastorno que desconocemos.



9 façons d'utiliser votre smartphone pour réduire votre stress

Fuente: healthline.com

Cómo funciona el TDAH

Los científicos saben que el TDAH afecta al cerebro de muchas formas y en muchas regiones. Se cree que la corteza frontal está muy afectada en las personas con el trastorno. La corteza frontal tiene muchas responsabilidades, siendo el funcionamiento ejecutivo un propósito clave. Las funciones ejecutivas son procesos mentales que nos permiten planificar el futuro, tomar decisiones, tener inhibiciones y también afectan nuestra capacidad de atención. Muchos de los síntomas del TDAH implican dificultades con estas funciones ejecutivas.



neuropsychologie

Se cree que los neurotransmisores dopamina, serotonina y norepinefrina desempeñan un papel en el TDAH. Los neurotransmisores son mensajeros químicos que permiten que las neuronas del cerebro se comuniquen, y esto esencialmente permite que el cerebro funcione normalmente.

La dopamina es un neurotransmisor que afecta una amplia variedad de procesos en el cerebro. Algunos de estos procesos incluyen atención, estado de ánimo y movimiento. La investigación sugiere que en las personas que viven con TDAH, sus cerebros eliminan la dopamina demasiado rápido. Esta rápida eliminación de la dopamina da como resultado niveles generales más bajos en el cerebro, que se cree que es responsable de algunos de los síntomas de su trastorno.

La serotonina es otro neurotransmisor y se cree que influye en el sueño, la memoria y el comportamiento social. Cuando los niveles de serotonina son bajos, estas funciones pueden verse afectadas negativamente.

La noradrenalina es un neurotransmisor y una hormona. Es similar a la adrenalina y participa en la respuesta al estrés del cuerpo y en el estado de alerta general. La norepinefrina afecta una variedad de procesos, incluida la atención y el enfoque. Se cree que los niveles bajos de noradrenalina son, en parte, responsables de algunos de los síntomas del TDAH.

Es importante comprender que el TDAH se ve afectado por una gran variedad de procesos cerebrales y neurotransmisores, pero se cree que la dopamina, la serotonina y la noradrenalina desempeñan un papel importante en el trastorno.



¿El TDAH es hereditario?

Existe una fuerte evidencia de que el TDAH es genético y se cree que la herencia es la causa principal en la mayoría de los diagnósticos del trastorno. Se ha demostrado que este trastorno es hereditario. Un padre con TDAH tiene un 50% de posibilidades de transmitirlo a su hijo. De hecho, si a un niño se le diagnostica TDAH, existe la posibilidad de que uno de sus padres o parientes también lo tenga, aunque no lo hayan diagnosticado. Por supuesto, esto no es una regla, pero es una posibilidad decente.

Se cree que muchos genes diferentes son responsables del TDAH. Existe un enfoque especial en el estudio de los genes que afectan al neurotransmisor dopamina debido a su papel en el trastorno.

La investigación en curso

Entonces, ¿el TDAH es hereditario? La respuesta a esa pregunta es sí. Sin embargo, los científicos todavía están buscando respuestas sobre cómo se desarrolla exactamente el trastorno. Se han realizado miles de estudios en personas con TDAH. Se han realizado estudios con familias, gemelos y niños adoptados en busca de encontrar genes específicos involucrados con la herencia del trastorno. En uno de estos estudios, los niños hiperactivos se parecían más a sus padres biológicos que a sus padres adoptivos, lo que respalda aún más que el TDAH se hereda.

Si bien los científicos han encontrado múltiples genes posibles que podrían estar relacionados con el TDAH, no se ha demostrado que ningún gen específico cause el trastorno. Debido a que la afección es tan compleja, encontrar vínculos genéticos específicos con el TDAH podría ser revolucionario para ayudar a diagnosticar y tratar a las personas con la afección.

Fuente: rawpixel.com

Otras causas del TDAH

Si bien la genética es responsable de la mayoría de los casos de TDAH, los factores ambientales también juegan un papel en el desarrollo del trastorno.

Douleur dans mon coeur

Se cree que la exposición a toxinas durante el embarazo o la infancia es una posible causa de TDAH. Cuando el feto se está desarrollando, es extremadamente vulnerable incluso a la más mínima cantidad de toxinas ambientales. Los bebés y los niños muy pequeños también corren riesgo. Las toxinas se pueden encontrar en todo tipo de productos y productos químicos cotidianos.

Los productos de higiene, los productos para el cuidado del césped y los alimentos pueden contener sustancias químicas y aditivos que pueden dañar el cerebro en desarrollo de un feto, un bebé o un niño. Otra toxina común a la que suelen estar expuestos los niños pequeños es el plomo. Las personas pueden estar expuestas al plomo de múltiples formas, pero la pintura con plomo y el plomo en el agua potable son dos de las formas más comunes en las que puede ingresar a sus cuerpos.

Además de las toxinas del medio ambiente, las sustancias ingeridas por la madre también pueden causar daño directo al niño en desarrollo durante el embarazo. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), 'la exposición prenatal al tabaquismo se asocia con trastornos de conducta disruptivos en los niños, incluidos el TDAH, el ODD y la EC'. Todavía no se comprende claramente cómo fumar tabaco durante el embarazo puede contribuir al TDAH, pero el vínculo está ahí. El consumo de alcohol y otras drogas durante el embarazo también se ha asociado con el TDAH y otros trastornos cognitivos en los niños.

La evidencia emergente muestra que los traumatismos craneoencefálicos y las lesiones cerebrales traumáticas también pueden aumentar el riesgo de TDAH en los niños. Las lesiones cerebrales graves, especialmente durante los primeros años de desarrollo temprano en la vida del niño, pueden causar interrupciones en el funcionamiento cognitivo. Los problemas a largo plazo con el enfoque, los impulsos y la actividad motora son resultados potenciales de una lesión grave en la cabeza.

Tampoco hay evidencia comprobada que respalde las afirmaciones de que jugar videojuegos, ver televisión o comer demasiada azúcar sean causas potenciales del TDAH.

Si tengo TDAH, ¿lo tendrá mi hijo también?

Al tener hijos, es comprensible considerar qué posibles condiciones genéticas puede transmitirle a su hijo. Muchos padres con el trastorno se preguntan si el TDAH es hereditario. Al conocer la respuesta, es posible que se sientan culpables por la posibilidad de transmitir su trastorno. Es importante saber que tener TDAH no garantiza que su hijo también lo tendrá. Sin embargo, es cierto que el TDAH es hereditario y la genética es la causa principal del trastorno.

Entender que existe una buena posibilidad de transmitir el TDAH a su hijo es algo importante a considerar. Sin embargo, muchos niños nacen de padres con TDAH y ellos mismos no desarrollan el trastorno. Transmitir la enfermedad no es algo seguro. De manera similar, los niños pueden ser diagnosticados con TDAH incluso cuando no tienen parientes con el trastorno.

¿Puede desarrollar TDAH?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad es un trastorno de por vida. La condición causa patrones repetidos de hiperactividad, impulsividad y falta de atención. El desarrollo del TDAH ocurre a una edad muy temprana y puede ser provocado por muchos factores diferentes.

définition de la démence à corps impitoyable diffus

¿El TDAH es hereditario? En pocas palabras, sí, el TDAH a menudo se hereda. Los estudios muestran que el TDAH es hereditario. Se cree que los genes que involucran al neurotransmisor dopamina son una parte de la herencia del TDAH, aunque este es un proceso muy complejo y aún en gran parte desconocido.

Además de la genética, una variedad de factores externos pueden conducir al desarrollo de TDAH. La exposición a ciertas sustancias tóxicas en el útero, oa una edad muy temprana, puede interrumpir el desarrollo del cerebro y causar el trastorno. También se cree que los traumatismos craneales graves y las lesiones cerebrales traumáticas a una edad temprana son una posible causa del TDAH. Existe un consenso generalizado de que el TDAH no se desarrolla tarde en la niñez o la edad adulta. Es una condición que comienza en los primeros años de vida. Dicho esto, es posible que las personas con TDAH no sean diagnosticadas durante años y se den cuenta de su condición más adelante en la vida.

Si usted o alguien que conoce está luchando contra el TDAH o cualquier otro problema, comuníquese con BetterHelp hoy para hablar con un consejero capacitado profesionalmente.