Cómo lidiar con un sociópata

¿Alguna vez has conocido a alguien que parece no tener ningún sentido de empatía hacia los demás, parece egocéntrico, es manipulador o parece no tener deseos de socializar con los demás? ¿El comportamiento de esa persona le ha hecho sentirse alarmado o temeroso de la posibilidad de agresión o violencia? Si es así, es posible que esté tratando con alguien que padece un trastorno de personalidad antisocial.

¿Qué es el trastorno de personalidad antisocial?



La combinación de emociones, comportamientos y pensamientos se conoce como personalidad. Cuando ocurren alteraciones en la personalidad y causan efectos negativos significativos en la vida o las relaciones de una persona, esto se conoce como trastorno de personalidad antisocial. Si bien no se conoce la causa exacta de los trastornos de personalidad antisocial, se cree que la genética, los factores ambientales y los cambios en la estructura y función del cerebro son factores que contribuyen a su desarrollo.



Los factores de riesgo para desarrollar un trastorno de personalidad antisocial incluyen tener antecedentes de un trastorno de conducta infantil o antecedentes familiares de salud mental u otros trastornos de la personalidad. Además, se cree que vivir en una familia violenta o inestable durante la infancia o experimentar negligencia o abuso infantil son factores contribuyentes.

¿Qué es un sociópata?



Los sociópatas son personas que tienen un trastorno de personalidad antisocial y que demuestran un patrón de desprecio por los demás, especialmente en términos de los derechos y sentimientos de los demás. Se estima que una de cada 25 personas es sociópata. Con un porcentaje tan alto de personas consideradas sociópatas, no es sorprendente que la mayoría de las personas se hayan encontrado con al menos una persona con personalidad sociópata en algún momento de su vida.

El Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales es publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría y es utilizado por médicos y psiquiatras para diagnosticar enfermedades mentales. Según el DSM-5, el trastorno de personalidad antisocial se define como[un] patrón generalizado de desprecio y violación de los derechos de los demás que ocurre desde la edad de 15 años, como lo indican tres (o más) de los siguientes:

  1. Incumplimiento de las normas sociales relativas a conductas lícitas, como lo indica la realización repetida de actos que son motivo de detención.
  2. Engaño, indicado por mentiras repetidas, uso de alias o engaño a otros para beneficio o placer personal.
  3. Impulsividad o falta de planificación.
  4. Irritabilidad y agresividad, como lo indican las repetidas peleas o agresiones físicas.
  5. Desprecio imprudente por la seguridad de uno mismo o de los demás.
  6. Irresponsabilidad constante, como lo indica el incumplimiento reiterado de mantener un comportamiento laboral constante o cumplir con las obligaciones financieras.
  7. Falta de remordimiento, como lo indica ser indiferente o racionalizar haber lastimado, maltratado o robado a otro.

Psicópata o sociópata, ¿cuál es la diferencia?



Los términos más utilizados para describir a una persona con trastorno de personalidad antisocial son psicópata y sociópata. Debido a que la personalidad sociópata y la personalidad psicopática hacen que uno muestre un comportamiento extremadamente antisocial, algunas personas usan los términos indistintamente. Sin embargo, existe una diferencia entre un sociópata y un psicópata. Los criminólogos generalmente diferencian a los psicópatas de los sociópatas según el comportamiento que exhiben.

Comportamientos psicopáticos

Los individuos con trastorno psicopático de personalidad antisocial son extremadamente organizados. De hecho, su necesidad de organización puede llegar al punto de obsesionarse con la organización. Aunque este comportamiento puede resultar molesto para algunas personas, su constante necesidad de organización a menudo convierte a los psicópatas en los favoritos entre los empleadores.



Al contrario de lo que mucha gente pensaría, los psicópatas suelen mantener relaciones sociales normales. Pueden asumir el papel de cuidadores de un familiar anciano o indigente. A pesar de su falta de capacidad para experimentar una conexión emocional genuina con los demás, algunas personas con trastorno psicopático de la personalidad se casan y tienen hijos.

Las personas con trastorno psicopático de la personalidad no experimentan las emociones humanas habituales. Sin embargo, poseen la capacidad de comprender las emociones, lo que a menudo los convierte en maestros manipuladores.



Su falta de respeto por la autoridad o las reglas a menudo resulta en que una persona con trastorno psicopático de la personalidad infrinja la ley. Una necesidad constante de organización y una atención excesiva al detalle hace que sea difícil atrapar a un psicópata si comete un delito. De hecho, muchos planifican los actos ilícitos con cuidado para asegurarse de que no sean detectados.

Comportamientos sociopáticos



Los comportamientos sociopáticos se diferencian significativamente de los comportamientos psicopáticos. Los sociópatas son generalmente muy desorganizados. Muchos sociópatas son incapaces de mantener relaciones normales tanto personal como profesionalmente. Su incapacidad para concentrarse o mantener algún sentido de orden a menudo resulta en dificultades para obtener o mantener un empleo o una vivienda estable. Debido a que tienen dificultades para mantener un empleo, a menudo ocurre la pérdida de su hogar y la falta de vivienda. Desafortunadamente, los sociópatas que no tienen hogar pueden vagar de un lugar a otro.

Los sociópatas que cometen delitos suelen ser más fáciles de aprehender porque su comportamiento a menudo es imprevisto y errático.



A diferencia de las personas con personalidad psicopática que parecen no tener conciencia, los sociópatas muestran signos de tener conciencia. Sin embargo, su conciencia no dicta su comportamiento. Por ejemplo, un sociópata puede saber que una determinada acción es incorrecta o inapropiada, pero puede participar en el comportamiento de todos modos, si lo beneficia.

Identificación de signos de un sociópata

Es importante comprender la naturaleza de la relación con un sociópata. Basado en la falta de empatía y remordimiento de un sociópata, no es posible una verdadera 'relación' (afecto genuino, dar y recibir, amor, etc.). Sin embargo, tanto un psicópata como un sociópata son muy buenos fingiendo. Las relaciones para los sociópatas son simplemente un 'medio para un fin'.

Fuente: unsplash.com

Como tales, son unilaterales y generalmente no duran mucho. Se ha dicho que las relaciones románticas con los sociópatas tienen tres etapas: evaluación (evaluar a la 'presa'), manipulación (hacer lo que se debe hacer para cumplir las metas) y abandono (la misión se ha cumplido; un sociópata sigue adelante) .

Muchos sociópatas creen que otros no reconocerán quiénes son o qué son, y esto los lleva a creer que pueden tener poder sobre los demás. Comprender los síntomas y la naturaleza característica de un sociópata puede ayudarlo a protegerse del daño que un sociópata puede causarle emocional y físicamente.

Signos de un sociópata

Aunque a los niños se les puede diagnosticar un trastorno de personalidad antisocial u otras alteraciones de la personalidad, el diagnóstico de personalidad sociopática no suele establecerse hasta que el paciente manifiesta comportamientos específicos. Estos comportamientos pueden comenzar a notarse en la adolescencia y la edad adulta temprana. Los síntomas pueden continuar durante muchos años.

Algunos de los signos más comunes de un sociópata incluyen:

  • Encanto superficial: los sociópatas suelen ser carismáticos y encantadores. De hecho, muchas personas que han sido víctimas de un sociópata informan que se sienten inexplicablemente atraídas por el sociópata. Aunque el encanto puede parecer poderoso e incluso puede parecer genuino al principio, con el tiempo, el encanto parece desvanecerse.
  • Falta de empatía, remordimiento o vergüenza: los sociópatas generalmente son incapaces de sentir empatía, remordimiento o vergüenza. A menudo manipulan a otros para beneficio personal y no muestran sentimientos de culpa por hacerlo, sin importar cuán herido o traicionado se sienta la otra persona.
  • Amor fingido: las personas con personalidad sociópata suelen ser egoístas y pueden describirse como sus propios fanáticos personales. A menudo fingen tener compasión o sentir amor por los demás para que se salgan con la suya, pero por lo general son incapaces de sentir emociones como los demás.
  • Sentido de superioridad: los sociópatas tienden a tener una alta estima y pueden ofenderse fácilmente si otros esperan ser tratados con el mismo nivel de importancia.
  • Malos patrones de relación: debido a su incapacidad para experimentar emociones, desarrollar relaciones saludables es difícil para los sociópatas. Muchos sociópatas experimentan relaciones fracturadas y pueden tener un rastro de relaciones fallidas en el pasado.
  • Manipulación: los sociópatas tienden a ser maestros manipuladores. Con frecuencia usan su influencia para controlar a los demás. Este comportamiento puede presentarse en forma de encanto, seducción o congraciamiento.
  • Hostilidad: si bien no todos los sociópatas muestran hostilidad, algunos pueden experimentar sentimientos persistentes de ira o irritabilidad. Estas respuestas pueden estar relacionadas incluso con insultos menores, ya sean reales o percibidos. En muchos casos, la interpretación de un sociópata del comportamiento de otra persona como hostil los impulsa a buscar venganza o causar daño a la otra persona.

Fuente: unsplash.com

Qué hacer ante un sociópata

Si tienes a alguien en tu vida que es un sociópata, es importante saber cómo manejar la situación y protegerte. Aunque a veces puede parecer un desafío, hay algunas cosas a considerar que pueden ayudar a evitar que el comportamiento del sociópata tenga un efecto negativo a largo plazo en su vida.

Ten cuidado con lo que dices

Los sociópatas parecen tener una asombrosa habilidad para tomar información de las conversaciones más simples y usarla para manipular las circunstancias en su propio beneficio. Evite las conversaciones sobre sus relaciones personales, sus finanzas o cualquier otro tema que pueda brindarle a un sociópata información que podría utilizarse para su beneficio personal.

Los sociópatas a menudo usan pequeñas piezas de información para tergiversar los hechos y crear dudas. Por ejemplo, si está haciendo planes para comenzar un nuevo negocio o si tiene conexiones con personas que podrían influir en su éxito, generalmente es mejor guardar esta información para usted, ya que un sociópata puede usar esta información para cambiar las cosas. favor, incluso si eso significa lastimarte. Los sociópatas a menudo intentan manipular los contactos personales de un objetivo, una víctima prevista, para intentar sabotear sus esfuerzos por lograr el éxito.

¡Cuestionando que todo está bien!

Los sociópatas suelen ser maestros manipuladores. A menudo manipulan a otros para ganar control emocional y causar dudas o problemas a otros. Este comportamiento refleja la creencia de un sociópata de que son mejores que los demás. Incluso si lo que un sociópata te dice parece creíble, si te causa dolor o daño, cuestiona lo que se dice antes de dejar que tenga un efecto significativo en ti. Recuerde que los sociópatas usan mentiras y manipulación para lograr metas que los benefician.

Evite intentar 'arreglarlos'

No existe cura para el trastorno de personalidad antisocial. Los psicópatas y sociópatas generalmente no tienen conciencia o no tienen la capacidad de conectarse con un sentido de conciencia moral. Debido a su ego autoinflado y su sentido de derecho, generalmente no ven razón ni necesidad de cambiar su comportamiento.

Los sociópatas necesitan ayuda profesional. No podrá ayudarlos a cambiar por su cuenta. Por mucho que desee marcar una diferencia positiva en alguien que es sociópata, es importante considerar su propia seguridad y bienestar emocional y dejar cualquier intervención a los profesionales de la salud mental.

Esto puede resultar frustrante porque los sociópatas rara vez buscan tratamiento; por lo general, no creen que necesiten ayuda. Aquellos que busquen ayuda deben trabajar con un terapeuta autorizado en psicoterapia. Allí, pueden recibir un tratamiento extenso y extremadamente específico que sus amigos o familiares no pueden brindar.

No niegues lo que te dicen tus instintos

Debido a que los sociópatas usan la manipulación tan bien, es fácil convertirse en víctima de su comportamiento y cuestionar sus propios instintos. Si sientes que alguien que es sociópata te está manipulando o abusando, tómate el tiempo para considerar qué te hizo comenzar a sentirte incómodo. ¿Ha tratado de darle el beneficio de la duda en lugar de confiar en sus instintos para advertirle que esta relación puede ser peligrosa? Si es así, tómese el tiempo para detenerse y escuchar sus instintos y protegerse.

Evite la confrontación cuando sea posible

Es importante entender que debido a que no están influenciados por su conciencia, algunos sociópatas pueden ser personas peligrosas e imprudentes. Esta falta de conciencia puede llevar a los sociópatas a recurrir a comportamientos violentos cuando se sienten amenazados. Aunque puede resultar frustrante, por lo general es mejor evitar la confrontación siempre que sea posible.

Manténgase alerta

Si se encuentra en una situación incómoda, está bien ir a un lugar seguro. Además, si siente que está en una situación peligrosa con un sociópata o si un sociópata lo ha lastimado, llame al 911 de inmediato. No intente resolver la situación usted mismo. Permanecer en una situación de escalada con un sociópata podría provocar un gran daño.

Fuente: unsplash.com

¿Dejar la relación es la mejor opción?

En un mundo simple, la mejor solución para tratar con un sociópata sería terminar todo contacto con él de inmediato. Sin embargo, esto no es práctico en todas las situaciones.

Por ejemplo, si un miembro de la familia o un amigo cercano tiene un trastorno de personalidad antisocial, es posible que dejarlo no sea una opción que pueda considerar. En estos casos, el asesoramiento matrimonial o el asesoramiento de parejas pueden ayudarlo a desarrollar una relación más positiva con el sociópata. Una cosa que puede resultar frustrante sobre la consejería con un sociópata es aceptar que el sociópata no experimenta las emociones de la misma manera que tú. Para que la terapia sea eficaz, debe ser capaz de reconocer que el sociópata no comprende sus respuestas emocionales y determinar con qué parte de su comportamiento se siente o no se siente cómodo.

Si mantener una relación con un sociópata es algo que siente que necesita o desea hacer, después de llegar a una conciencia personal de su incapacidad para comprender sus emociones, debe estar dispuesto a explicarle al sociópata cómo su comportamiento le afecta y cómo está causando daño a la relación. Establezca límites personales y déjelos claros al sociópata estableciendo y haciendo cumplir las consecuencias de los comportamientos dañinos.

Tenga en cuenta que el hecho de que a un sociópata no le gusten los límites no significa que no deba establecerlos y hacerlos cumplir. Además, si un sociópata le está causando daño, considere los efectos a largo plazo para usted y para aquellos de los que es responsable, como los niños u otros dependientes, y evalúe los beneficios frente a los riesgos de mantener una relación con un sociópata.

Busque ayuda profesional

Si estás en una relación con alguien que crees que es un sociópata o te ha afectado el comportamiento de alguien, considera buscar ayuda profesional. Aunque una persona que es psicópata o sociópata puede que no sienta que necesita ayuda profesional, es importante cuidarse a sí mismo. El peso de estar asociado con alguien que es un sociópata puede ser abrumador, incluso para alguien que suele ser fuerte para los demás.

Si le preocupa alguien con trastorno de personalidad antisocial, o si experimenta síntomas que lo hacen sentir incómodo, comuníquese con su proveedor de atención primaria o con un profesional de la salud mental. No tenga miedo de hablar sobre sus preocupaciones. Hablar con un profesional de la salud mental puede ayudarlo a comprender los rasgos que está experimentando o que puede estar presenciando. Con la ayuda adecuada, puede establecer un plan de atención que lo ayudará a proteger su seguridad y bienestar en general.

Ya sea que elija hablar con un consejero local, visitar un centro comunitario de salud mental o participar en un asesoramiento en línea, puede aprender formas efectivas de afrontar la situación. Las opciones de asesoramiento en línea, como los servicios que brinda BetterHelp, se enfocan en brindar atención de salud mental asequible a las personas que sea conveniente y de fácil acceso. El equipo de consejeros profesionales, médicos y trabajadores sociales con licencia trabajará con usted para identificar los riesgos para su seguridad y bienestar, y lo ayudará a desarrollar un plan de atención que sea específico para sus necesidades.

Reseñas de consejeros

'¡Sharon Valentino me ha ayudado mucho! Desde que comenzamos a trabajar juntos, hace solo unos meses, ya siento que tener más poder y control sobre mi vida. Dejé ir algunas cosas muy dolorosas, me alejé de las relaciones abusivas y realmente adquirí las habilidades y herramientas que necesito para mantenerme a salvo y feliz. Ella me ha enseñado que tengo el poder de controlar mis pensamientos, mi ansiedad y, sobre todo, mi compañía. Realmente me gusta lo directa que es, me ayuda a conectarme conmigo mismo. ¡¡¡No puedo esperar a ver dónde estoy después de trabajar con ella un año !!! '

'Blaire ha sido increíble. Es muy solidaria, empática y amable. Ella me ha ayudado a ganar confianza en mí misma y a aprender que está bien imponer límites saludables en mis relaciones '.

Conclusión

Si actualmente está luchando con un sociópata, no pierda la esperanza. Si deja al sociópata o aprende a interactuar de forma segura con él, puede seguir adelante. También puede hablar con un terapeuta capacitado para comprender cómo manejar a un sociópata y curar cualquier dolor que pueda haber causado. Da el primer paso.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Cuáles son los rasgos de un sociópata?

Los sociópatas tienen varios rasgos. Los rasgos más comunes de un sociópata incluyen falta de empatía, sentido inflado de autoestima, naturaleza manipuladora, comportamiento encantador, excesivamente sensible a las críticas y falta de respeto por la ley o la autoridad.

¿Cuál es la diferencia entre psicópata y sociópata?

Una de las principales diferencias entre un psicópata y un sociópata es la presencia (o falta de) conciencia. Los psicópatas no tienen conciencia. Pueden mentirte, robarte o hacerte daño y no sentir ningún remordimiento. Los sociópatas, por otro lado, tienen conciencia, pero carecen de la capacidad de permitir que su conciencia dicte su comportamiento. Por ejemplo, un sociópata puede darse cuenta de que un comportamiento es incorrecto o inapropiado y puede o no sentir algún sentimiento de culpa. Sin embargo, esos sentimientos no son suficientes para hacer que dejen de comportarse.

¿Lloran los sociópatas?

Los sociópatas suelen exhibir expresiones de emoción superficiales y poco sinceras. Estas expresiones suelen ser herramientas de manipulación utilizadas por un sociópata para beneficio personal. Debido a que los sociópatas generalmente no experimentan emociones genuinas, no lloran lágrimas genuinas. Sin embargo, no se equivoque, si las lágrimas pueden conseguir que un sociópata lo que quiere, puede 'conjurar' las lágrimas cuando sea necesario.

¿Pueden amar los sociópatas?

Los sociópatas tienden a ser manipuladores. Aunque algunos profesionales de la salud mental creen que carecen de la capacidad de sentir emociones normales como el amor, los profesionales también creen que los sociópatas son muy buenos fingiendo amar a los demás. Con terapia y tratamiento, es posible que los sociópatas desarrollen emociones saludables.

¿Cuál es la debilidad de un sociópata?

Todos, incluso las personas con trastorno de personalidad antisocial, experimentan debilidad de vez en cuando. Aunque los sociópatas difieren unos de otros, muchos profesionales están de acuerdo en que una debilidad que experimenta la mayoría de los sociópatas es su sentido de valentía. Debido a que generalmente tienen un sentido exagerado de autoestima e importancia y son maestros manipuladores, muchos sociópatas sobreestiman su capacidad para actuar de la manera que les plazca sin tener que enfrentar las consecuencias.

¿Son peligrosos los sociópatas?

Aunque no todos los sociópatas exhiben un comportamiento peligroso o violento, hay algunos que lo hacen. Además de la posibilidad de mostrar un comportamiento peligroso, los sociópatas a menudo desprecian la ley y la autoridad. Este desprecio descarado a menudo conduce a un comportamiento de riesgo que puede poner en peligro al sociópata y a cualquier persona en su camino.

¿Por qué los sociópatas son encantadores?

El encanto es una de las herramientas más utilizadas por un sociópata. Los sociópatas a menudo parecen muy encantadores y carismáticos para las víctimas potenciales porque, aunque no experimentan emociones, tienen suficiente comprensión de las emociones para saber cómo manipular a los demás. Centrar la atención y derramar la atención en un objetivo / víctima potencial, es la forma en que el sociópata inicia el control emocional y obtiene el control sobre los demás.

¿Qué crea un sociópata?

Se desconoce la causa exacta de los trastornos de personalidad antisocial. Sin embargo, se cree que la genética, los factores ambientales y los cambios en la estructura y función del cerebro son factores que contribuyen a su desarrollo.

¿Es la sociopatía una enfermedad mental?

La sociopatía, un tipo de trastorno antisocial de la personalidad, es una afección mental que hace que una persona no muestre constantemente ningún respeto por los derechos y sentimientos de los demás, ni por el bien y el mal.

¿Se puede curar a un sociópata?

Actualmente, no hay evidencia que respalde el hecho de que un sociópata se pueda curar. Incluso cuando se intentan medidas de tratamiento como el asesoramiento, no siempre tienen éxito. Esto se debe en gran parte a que un sociópata no cree que haya algo malo en él y para que la terapia tenga éxito, el cliente debe reconocer primero la necesidad de ayuda y / o mejora.

¿Los sociópatas sienten miedo?

La mayoría de los profesionales de la salud mental están de acuerdo en que los sociópatas no sienten miedo en el sentido que otros sienten. Su falta general de emoción parece causar una incapacidad para sentir nada, incluido el miedo. Algunas fuentes dicen que lo único que temen los sociópatas es exponerse a quiénes son realmente o el miedo a perder el control que tienen sobre los demás.