Cuatro técnicas de terapia narrativa que pueden cambiar tu percepción de ti mismo

La terapia narrativa es un método de tratamiento de salud mental que separa a una persona de sus problemas. Ayuda a las personas a confiar en sus habilidades internas y a utilizar herramientas emocionales para aliviar los problemas en sus vidas. La idea es que nuestra vida es una larga historia y que le damos sentido a nuestras vidas a través de las pequeñas historias que existen dentro de ellas: las viñetas que tienen lugar dentro de la historia más grande. La terapia narrativa cree que contar historias es convincente y que al contar historias de nuestras vidas, descubrimos el significado de nuestra vida. Hacemos esto llamándonos a nosotros mismos el 'narrador' de nuestras propias vidas. A veces, la historia tiene temas repetitivos. Cuando consulta a un terapeuta narrativo, puede ayudarlo a reconocer ideas específicas recurrentes en su vida. Ya no tienes que seguir los mismos patrones. Ahí es donde la terapia narrativa puede ayudar. Es hora de que cambies la historia de tu vida y la reescribas.



Fuente: pixabay.com



Cómo se desarrolló la terapia narrativa

El enfoque de la terapia narrativa fue desarrollado por Michael White y David Epston, que eran terapeutas de Nueva Zelanda. Creían que era esencial ver a las personas separadas de sus problemas. La terapia narrativa surgió en la década de 1980, y la idea era que se suponía que era un tipo de tratamiento que no era culpable ni patológico. White y Epston dejaron muy claro que no querían que los clientes fueran vistos como un problema o como si hubiera algo 'mal' en ellos; las personas no están rotas y pueden cambiar la historia de sus vidas. Querían asegurarse de que las personas no fueran etiquetadas como defectuosas y que tuvieran el poder de tomar el control de sus vidas y cómo manejan los problemas dentro de ellos.



Los tres componentes de la terapia narrativa

1 Respeto

Una persona que ingresa a la terapia narrativa recibirá el respeto de su terapeuta. Están allí para resolver sus problemas, pero no son un problema. A veces, las personas luchan por verse a sí mismas como 'rotas' o 'arruinadas'. Una de las mejores partes de la terapia narrativa es que estás trabajando duro para respetarte a ti mismo y separar esas percepciones negativas de ti de tu ser. Su terapeuta lo ayuda a verse a sí mismo positivamente al reconocerlo como un ser humano. Todo el mundo pasa por momentos difíciles y eso no te hace defectuoso, significa que eres humano.



2. No culpables

Cuando las cosas van mal, es fácil culpar a los demás. Pero ese comportamiento no te ayuda. En la terapia narrativa, no se culpa al cliente por sus problemas, ni se culpa a otras personas. Reconocen las historias dentro de sus vidas y se enfocan en reconocer su historia y trabajar activamente para cambiar los pensamientos y comportamientos desadaptativos. Culpar no es útil porque se centra en una persona más que en el problema. En lugar de culpar a una persona, la terapia narrativa ayuda al cliente a concentrarse en el problema en sí. Pueden analizar los problemas y comenzar a encontrar formas alternativas de manejarlos. Le dice a su terapeuta cuál es el problema, y ​​si está frustrado porque parece que no puede resolverlo, está bien. Pero te mostrarán que culpar no funciona. Solo hace que el problema se sienta más insuperable.


Fuente: rawpixel.com



3. El cliente es el experto

En muchos otros tipos de terapia, el cliente acude al terapeuta en busca de orientación. Ven a su consejero como un experto en el campo. Los terapeutas son seres humanos. Tienen una educación en psicología, pero también tienen fallas y cometen errores. Un aspecto importante de la terapia narrativa es que el cliente llega a ser un experto. Conoces la historia de tu vida. Puedes contarlo porque lo has vivido. Lo que hace un terapeuta narrativo es ayudar a ilustrar lo que podrían ser patrones dolorosos. Como escritor de su historia, puede tomar las decisiones finales. Al igual que la terapia centrada en la persona, en la terapia narrativa, el terapeuta no se ve a sí mismo como una figura de autoridad o como si estuviera por encima del cliente de ninguna manera. Es un proceso colaborativo en el que el cliente llega a conocer quiénes son. Están contando su historia y el terapeuta los guía por el camino mientras los ayuda y apoya durante el proceso.



La base de la terapia narrativa es que la realidad es una construcción social y nuestras interacciones con otras personas influyen en lo que vemos como 'real'. la gente interpreta sus interacciones con los demás, y esa es su percepción de la realidad. No hay una realidad singular; tu percepción es tu realidad y lo que puede ser cierto para una persona no será necesariamente real para otra. No hay una realidad objetiva. En cambio, es subjetivo. La terapia narrativa plantea la idea de que podemos dar sentido a nuestras vidas contando nuestras historias.

Cómo ayuda la terapia narrativa



Al centrarse en las experiencias e historias vividas dentro de la vida de una persona, la terapia narrativa separa al individuo de sus problemas. También ayuda a las personas a ver que pueden volver a navegar por su historia en cualquier momento. Muestra que su historia siempre está evolucionando y cambiando y que ellos son los autores de esa historia. Un terapeuta narrativo capacitado ayuda a las personas a ser curiosas y explorar diferentes elementos de su historia. Ayudan a los clientes a desafiarse a sí mismos y a ver que pueden cambiar; que incluso en situaciones en las que una persona no tiene el control total, la persona aún puede elegir cómo manejarlo.

Cuatro técnicas de terapia narrativa



Muchas técnicas de terapia narrativa ayudan a las personas a aprender a tomar el control de sus vidas y sus historias. Aquí hay cuatro técnicas comunes de terapia narrativa que pueden ayudarlo a cambiar su percepción de sí mismo y verse a sí mismo como separado de sus problemas:

  1. Desarrollando tu narrativa

Es posible que esté consciente de cómo va su historia, o puede que no tenga ni idea de por qué le han sucedido ciertas cosas en su vida. Cuando va a la terapia narrativa, su terapeuta está allí para ayudarlo a descubrir cuál es la naturaleza de su historia y cómo llevarlo por el camino correcto para contarla. Una cosa que un terapeuta narrativo le ayudará a hacer es recopilar información para comprender su historia y encontrar su voz. Algunas personas no saben que hay historias repetitivas en sus vidas, pero un terapeuta narrativo ayudará al cliente a ver esa repetición y lo ayudará a identificar los temas dominantes que pueden estar impactando negativamente en ellos. Luego, un terapeuta empoderará al cliente mostrándole que puede reorientar los problemas comunes y recurrentes que está experimentando para que pueda vivir una vida más feliz, saludable y productiva.

  1. Externalización

No eres tu problema. Eres un ser humano que se mueve por la vida, escribiendo tu viaje sobre la marcha. Es posible que tenga problemas con problemas específicos, pero no son los desafíos que enfrenta. El concepto de distanciarse de los problemas que experimenta se llama 'externalización'. Cuando estás armando una historia, es importante diferenciarte del problema dentro de ella para no fusionar los dos: tú no eres tus problemas. La externalización le ayuda a ver los problemas desde un punto de vista objetivo y sin prejuicios. Una vez que crea esa distancia entre usted y sus problemas, ve que el cambio es posible y que tiene el control y puede sanar.

  1. Deconstrucción

A veces, las personas se ponen ansiosas o abrumadas al escuchar su historia. Pueden sentir que es demasiado grande o demasiado para abordarlo de una vez, y pueden sentirse perdidos en su historia. Si estás tratando de ver todo en tu vida a la vez, probablemente eso te hará sentir ansioso o incluso impotente. La buena noticia es que no tiene que abordar todos los problemas de su vida a la vez. Cuando estás en terapia narrativa, puedes desglosar las piezas de tu historia usando la deconstrucción. Deconstruir la historia y mirarla en partes más pequeñas hace que el proceso sea mucho menos abrumador y permite que una persona vea que puede generar cambios en su vida.

Fuente: pexels.com

4. Resultados

Tu historia no tiene por qué terminar de una manera. No eres víctima del destino. Tienes la opción de tener que cambiar la narrativa. La terapia narrativa te ayuda a comprender cuántas opciones tienes en tu vida y cuánto puedes cambiar tu vida en función de cómo escribas tu historia. Un terapeuta narrativo puede mostrarle a un cliente que existen finales alternativos o formas en las que puede cambiar su historia; es como un libro para elegir tu propia aventura, pero en terapia. La vida es un libro largo y tienes mucho que decir. Su terapeuta está listo para escuchar su historia y ayudarlo a determinar a dónde va.

Encontrar un terapeuta narrativo

¿Estás listo para seguir escribiendo la historia de tu vida? Si la respuesta es 'sí', entonces es hora de encontrar un terapeuta que pueda ayudar. Ya sea que decida trabajar con alguien en su vecindario o en línea, puede encontrar un proveedor que practique la terapia narrativa. Los terapeutas de BetterHelp están aquí para ayudarlo a ver que usted no es su problema y que puede hacerse cargo de su vida en cualquier momento.Puede ver las reseñas de los consejeros de BetterHelp a continuación, de personas que experimentan diferentes problemas y desafíos en la vida.

Reseñas de consejeros

'He recorrido un largo camino. Con la ayuda de Alexis, he logrado cosas que pensé que nunca haría. Me alegro de haber hecho esto, me ha beneficiado mucho. Con la guía y el aliento de Alexis, tengo más confianza en mí mismo y veo un camino claro hacia el éxito y la felicidad. He aprendido a controlarme y a no dudar de mí mismo. Es difícil dejarlo ir, pero sé que estaré bien y, si lo necesito, ella todavía estará aquí para mí. Gracias Alexis, realmente me has ayudado a cambiar mi vida. Estoy muy agradecido. ¡Te deseo lo mejor!'

'En el corto lapso de 9 meses, Shonnie se ha convertido en una de mis mejores amigas. Al principio, era escéptico en cuanto a hacer terapia ya que soy muy 'psicológicamente saludable'. Algunos desafíos en mi vida personal me llevaron a probar la terapia durante un mes. Ahora lo considero una parte importante de mi crecimiento como empresario y líder dentro de mi comunidad. Gracias Shonnie por su ayuda durante las recientes dificultades; ¡Tengo mucha suerte de haberte encontrado!

Conclusión

Si los detalles de la Terapia Narrativa compartidos en este artículo despiertan su interés o parecen ser beneficiosos para su vida, considere probar la técnica. Busque un consejero que le ayude a contar la historia de su vida de una manera libre de juicios y culpas. Recuerde que los desafíos de la vida son normales, no son culpa suya y se pueden mejorar. Puede seguir adelante para vivir una vida feliz y saludable, y la Terapia Narrativa puede ser una herramienta poderosa para ayudarlo a lograrlo. Toma el primer paso hoy.