¿Qué tipos de tratamiento para el trastorno bipolar funcionan mejor?

El tratamiento del trastorno bipolar ha adoptado muchas formas a lo largo de los años. Actualmente, la sabiduría convencional sobre cómo tratar el trastorno bipolar es que se necesita una combinación de fármacos y psicoterapia. Sin embargo, existen muchos tipos de medicamentos y terapias que la gente usa para ayudar con la manía y la depresión. La pregunta que muchas personas con trastorno bipolar, así como sus familiares, quieren responder es '¿Qué funciona mejor?'



Fuente: rawpixel.com



empathie définition

¿Es bipolar curable?

Primero, es importante entender que el trastorno bipolar no es algo que desaparecerá por completo una vez que lo tenga. Una simple infección se puede curar con un antibiótico. Incluso algunos cánceres se pueden curar si se detectan en las primeras etapas. Pero no existe cura para el trastorno bipolar y, hasta el momento, no hay evidencia de que haya una cura.



Al mismo tiempo, el trastorno bipolar no es una sentencia de muerte. Puede vivir una vida muy buena, productiva y generalmente feliz si recibe el tratamiento adecuado y se ocupa de sus necesidades de salud mental. Los siguientes son algunos de los tratamientos que pueden ayudar.

Tratamientos convencionales para el trastorno bipolar

La medicina occidental convencional se basa en medicamentos y terapias para tratar el trastorno bipolar. Esto ha funcionado muy bien para muchas personas, siempre que sigan su plan de tratamiento. Y, de hecho, existe mucha evidencia que respalda este tipo de tratamientos.

Tratamiento del trastorno bipolar con medicamentos

Los medicamentos son el tratamiento de primera línea para el trastorno bipolar. Los medicamentos pueden ayudar a regular los estados de ánimo y aliviar la depresión bipolar. También pueden aliviar otros síntomas que acompañan al territorio.



Estabilizadores del estado de ánimo

Los estabilizadores del estado de ánimo hacen exactamente lo que parece. Regulan el estado de ánimo para que se mantenga en un estado más estable en lugar de desviarse hacia la manía o la depresión. Uno de los primeros medicamentos estabilizadores del estado de ánimo que se utilizó con éxito para el trastorno bipolar fue el carbonato de litio. El litio ha demostrado su eficacia en muchos estudios. En una revisión de la literatura científica sobre el litio, los investigadores encontraron que el litio demostró ser efectivo para prevenir las recaídas. Esto fue especialmente cierto en el caso de las recaídas maníacas, pero también en las recaídas depresivas en menor grado. Sin embargo, el litio se usa con menos frecuencia ahora que en décadas anteriores.

Más recientemente, los médicos han recurrido a otros fármacos para estabilizar el estado de ánimo. Muchos de estos medicamentos fueron diseñados como medicamentos anticonvulsivos para personas con epilepsia y otros trastornos convulsivos. Los científicos descubrieron que funcionaban como estabilizadores del estado de ánimo, y ahora estos medicamentos se utilizan a menudo en lugar del litio. Aquí hay algunos en esta categoría:



  • Depakene
  • Depakote
  • Tegretol
  • Equetro
  • Lamictal

Antidepresivos

Los antidepresivos se utilizan para tratar la fase depresiva del trastorno bipolar. Aunque muchas personas tienen episodios maníacos graves, las personas con trastorno bipolar suelen pasar más tiempo en un estado depresivo que en un estado maníaco. Entonces, los antidepresivos son una opción obvia para esos tiempos.

Al mismo tiempo, es importante que el médico esté atento siempre que prescriba un antidepresivo para la depresión bipolar. A muchas personas les preocupa que estos medicamentos puedan potencialmente hacer que la persona pase de un estado depresivo a un episodio maníaco en toda regla muy rápidamente. La verdad es que, si bien ese era a menudo el caso de los antidepresivos tricíclicos más antiguos, los más nuevos, como los ISRS, no han mostrado tal peligro. Los siguientes son algunos de los ISRS que se usan para tratar el trastorno bipolar:

  • Celexa
  • Lexapro
  • Paxil
  • Prozac
  • Zoloft

Otra consideración es la eficacia de los antidepresivos ISRS en el tratamiento de la depresión bipolar. La respuesta a eso aún no se ha determinado, aunque existe evidencia de que son especialmente útiles para la depresión en el trastorno bipolar II.

Antipsicóticos



Fuente: rawpixel.com

Los antipsicóticos ciertamente pueden usarse para tratar los delirios y alucinaciones que pueden ocurrir durante un episodio maníaco. Sin embargo, también pueden ser beneficiosos para muchas personas con trastorno bipolar que no presentan estos síntomas. A menudo, cuando la depresión o la manía no desaparecen con otros medicamentos, agregar un medicamento antipsicótico atípico puede brindar algo de alivio. Además, estos medicamentos antipsicóticos se pueden agregar a un antidepresivo en el régimen de medicamentos como un agente antimaníaco para prevenir cambios de humor. Algunos de los antipsicóticos atípicos que se usan típicamente para el tratamiento bipolar incluyen:

  • Zyprexa
  • Risperdal
  • Seroquel
  • Abilify
  • Geodon
  • Latuda
  • Saphris

Tratamiento terapéutico para el trastorno bipolar

Se han utilizado muchos tipos de psicoterapia para el tratamiento bipolar. A veces, se usa más de un tipo de terapia de conversación. Por ejemplo, puede recibir psicoeducación y terapia cognitiva conductual. O podría tener CBT junto con terapia enfocada en la familia. Las terapias expresivas, como la musicoterapia o la arteterapia, también pueden ser útiles como terapia adicional.

Si tiene más de un tipo de terapia, es posible que tenga más de un terapeuta. O puede tener un solo terapeuta que utilice un enfoque ecléctico, que se basa en muchas modalidades de tratamiento diferentes. Aunque puede elegir el tipo de terapia que desea recibir, siempre es una buena idea trabajar con su médico y terapeuta para elegir el tipo adecuado para usted y su situación. Puede hablar con un terapeuta en línea a través de BetterHelp para este y otros problemas de salud mental.

Psicoeducación

remèdes homéopathiques anxiété sociale

La psicoeducación es simplemente aprender qué es el trastorno bipolar y cómo podría afectarlo. A menudo, uno de los primeros tipos de terapia que recibe después de recibir un diagnóstico de trastorno bipolar es la psicoeducación. Esto le ayuda a saber qué esperar y comprender cómo puede beneficiarlo seguir su plan de tratamiento.

Terapia de conducta cognitiva

La terapia cognitivo-conductual (TCC) se usa para tratar muchos tipos de afecciones mentales. La forma en que funciona es que usted y el consejero exploren los pensamientos y creencias negativos o poco realistas detrás de sus comportamientos no deseados. Entonces, puede elegir pensamientos más positivos. Esta técnica puede ayudarlo a mejorar su comportamiento y su estado de ánimo. Si tiene trastorno bipolar, la TCC puede ser eficaz para ayudar a identificar los desencadenantes que tienden a provocarle un episodio bipolar. También puede usar la TCC para controlar el estrés y lidiar con situaciones que agravan los síntomas del trastorno bipolar.

¿Qué tan efectiva es la TCC para el tratamiento del trastorno bipolar? El jurado aún está deliberando. Sin embargo, un análisis científico de 2010 encontró que la TCC, si bien es algo efectiva, debe desarrollarse más para crear estrategias que funcionen mejor para las personas con trastorno bipolar. Desde entonces, se han realizado cambios, aunque hay poca investigación sobre los nuevos métodos en este momento.

Terapia enfocada en la familia

La terapia centrada en la familia es un tipo de intervención que puede ayudar a prevenir las recaídas en el trastorno bipolar. Este tipo de terapia genera apoyo y mejora la comunicación dentro de la familia. Durante las sesiones, la familia aprende más sobre el trastorno bipolar y descubre cómo pueden ayudar a la persona que lo padece reconociendo las señales de advertencia.

Fuente: rawpixel.com

Terapia del ritmo social e interpersonal

La terapia de ritmo social e interpersonal (IPSRT) es un tipo de terapia que se ha demostrado con éxito para ayudar a las personas con trastorno bipolar a prevenir las recaídas. La forma en que IPSRT funciona para el tratamiento del trastorno bipolar es que le ayuda a estabilizar los ritmos diarios, como dormir, despertarse, hacer ejercicio y comer. Debido a que estos pueden volverse muy erráticos durante un episodio bipolar, muchas personas con trastorno bipolar terminan abandonando sus horarios regulares, incluso cuando no están teniendo un episodio. Reanudar estos hábitos diarios puede mejorar su estado de ánimo y prevenir cambios de humor.

Tratamiento con TEC para el trastorno bipolar

La terapia electroconvulsiva (TEC) es un tipo de terapia en la que se utilizan impulsos eléctricos para estimular el cerebro. Este tipo de terapia rara vez se usa para el trastorno bipolar, a menos que otros tratamientos no hayan funcionado. Cuando se usa, puede resultar muy eficaz. En algunos casos de personas particularmente resistentes al tratamiento, se ha utilizado la TEC de continuación a largo plazo y se ha demostrado que previene las recaídas.

Tratamiento bipolar de medicina complementaria y alternativa

El tratamiento de medicina complementaria y alternativa (MCA) para el trastorno bipolar se está volviendo más popular. Sin embargo, hay poca evidencia que demuestre que estas terapias sean beneficiosas. De hecho, algunas terapias CAM pueden ser perjudiciales. Un estudio encontró estos resultados con diferentes terapias CAM:

  • Hierba de San Juan: eficaz para la depresión leve a moderada, pero puede provocar interacciones con otros medicamentos y provocar manía.
  • SAM-e: eficaz para la depresión, pero puede inducir manía.
  • Acupuntura: evidencia inconsistente.
  • Aromaterapia, terapia de masajes, yoga: no hay evidencia suficiente para llegar a ninguna conclusión

Conclusión

Entonces, ¿cuál es el resultado final? ¿Cuál es la mejor forma de tratar el trastorno bipolar? Casi todos los científicos que han estudiado el tratamiento del trastorno bipolar coinciden en que los medicamentos son esenciales. No solo debe tomar sus medicamentos según las indicaciones, sino que también debe ser lo suficientemente proactivo como para darse cuenta de cuándo debe hablar con su médico sobre los ajustes.

La terapia también es útil para el tratamiento del trastorno bipolar. Hay muchos tipos para elegir y no es necesario que se limite a un solo tipo de terapia.

La TEC puede ayudar a la persona que no se beneficia de los tratamientos habituales.

En cuanto a las terapias CAM, hay dos cosas que recordar. Primero, generalmente es mejor usarlos además de los medicamentos recetados por su médico y cualquier terapia que esté recibiendo. En segundo lugar, es fundamental que hable con su médico y terapeuta honestamente sobre el tratamiento de MCA para que pueda usarlo de la manera más segura y eficaz posible o saber cuándo detenerlo.

Fuente: rawpixel.com

El tipo de tratamiento que reciba para su trastorno bipolar puede depender de muchos factores. Lo importante es que busque tratamiento, tome los medicamentos según lo prescrito y busque y trabaje con un terapeuta que satisfaga sus necesidades. El trastorno bipolar no es curable, pero el tratamiento puede tener un gran impacto y permitirle vivir de manera más pacífica, productiva y cómoda.