¿Qué es la autoeficacia? Psicología, teoría y aplicaciones

¿Qué es la autoeficacia?

La autoeficacia se refiere a la creencia de una persona en su capacidad para lograr diferentes resultados según sus acciones. El concepto de autoeficacia fue promovido y popularizado por el psicólogo Albert Bandura.

La autoeficacia puede tener un impacto significativo en las metas, deseos, acciones y logros de una persona. Las personas con altos niveles de autoeficacia creen que pueden lograr lo que se propusieron, y esto a menudo puede afectar drásticamente sus acciones. Las personas con baja autoeficacia, por otro lado, a menudo creen que sus acciones no importan y que no importa lo que hagan, no podrán alcanzar sus objetivos.





Fuente: rawpixel.com

La autoeficacia es particularmente importante porque a menudo tiene un efecto descomunal sobre la acción humana. Si alguna vez abandonó un deporte porque pensó que nunca mejoraría o lograría buenas calificaciones en la escuela a pesar de los contratiempos, ha experimentado diferentes aspectos de la autoeficacia. Debido a que la autoeficacia afecta el comportamiento, aquellos con alta autoeficacia a menudo logran más que aquellos con baja autoeficacia, incluso si tienen niveles similares de capacidad natural y talento. La autoeficacia predispone a los individuos a verse a sí mismos y al mundo de cierta manera, con el resultado de que aquellos con baja autoeficacia se consideran desiguales para la tarea en cuestión, mientras que aquellos con alta autoeficacia se consideran competentes y capaces.



¿Cómo se desarrolla la autoeficacia?

La autoeficacia se desarrolla durante la niñez y continúa creciendo y cambiando a lo largo de la vida. Está influenciado por una variedad de factores, que incluyen circunstancias tanto personales como interpersonales. Uno de los factores más importantes para desarrollar la autoeficacia es dominar actividades, ya sean tan simples como atarse los zapatos o tan complicadas como un trabajo de tesis. El dominio de las habilidades aumenta la autoeficacia y anima a las personas a verse a sí mismas como competentes y capaces de alcanzar sus metas. Además, el dominio repetido de tareas y actividades asegura a las personas que pueden tener éxito en lo que se propusieron.

La autoeficacia también se puede desarrollar a través del modelado social, donde las personas ven a otros realizando tareas similares. El modelado social anima a las personas que se identifican con sus compañeros a creer que podrían realizar actividades similares. Sin embargo, si otros no logran realizar las tareas que se propusieron, esto puede disminuir la autoeficacia.

comment arrêter la frénésie alimentaire



Fuente: rawpixel.com

También se puede persuadir a las personas para que mejoren su autoeficacia. Si alguna vez ha tenido una charla de ánimo de su mejor amigo, una nota de aliento de un jefe o supervisor, o una llamada telefónica de ánimo de su madre, está familiarizado con el poder de la persuasión cuando se trata de autoeficacia. Sin embargo, la persuasión a veces puede funcionar de manera opuesta, donde la autoeficacia se ve socavada por la retroalimentación negativa y la crítica.

El estado de ánimo también puede influir en la autoeficacia, ya que un estado de ánimo positivo contribuye a los niveles de autoeficacia y un estado de ánimo negativo lo resta. La autoeficacia se puede desarrollar aún más enfocándose en crear un estado de ánimo positivo y disminuir el estrés y las emociones negativas.



Efectos de la autoeficacia

La autoeficacia puede tener un efecto significativo en casi todos los aspectos de la vida humana, desde el trabajo hasta la escuela y las relaciones personales. Una de las formas en que la autoeficacia influye en el comportamiento es en el establecimiento de metas. Los individuos con alta autoeficacia tienden a fijarse metas ambiciosas para sí mismos y es más probable que sigan adelante con las cosas que se proponen hacer. Por el contrario, las personas con baja autoeficacia a menudo evitan los desafíos difíciles y se desaniman fácilmente.

La autoeficacia también ayuda a las personas a lidiar con la incertidumbre y los contratiempos al completar proyectos y metas. Mientras que aquellos con baja autoeficacia a menudo se sienten abrumados por el rechazo y los obstáculos, aquellos con alta autoeficacia pueden recuperarse de los reveses y seguir adelante para lograr sus objetivos. También son capaces de motivarse mejor para alcanzar sus metas a pesar de los obstáculos que se interponen en su camino. La baja autoeficacia puede resultar y agravarse por la depresión y la ansiedad. Aquellos con baja autoeficacia a menudo responden mal a situaciones estresantes y se rinden fácilmente o se decepcionan.

Aquellos con alta autoeficacia a menudo se desempeñan mejor en el trabajo y la escuela, mientras que aquellos con baja autoeficacia a menudo se quedan atrás y luchan por ponerse al día. Si bien esta correlación es más débil cuando se trata de tareas más complicadas, se ha demostrado que la autoeficacia ayuda a los estudiantes y trabajadores a lograr sus objetivos de manera rutinaria.

La autoeficacia también tiene un impacto significativo en lo que respecta a la salud. Aquellos con alta autoeficacia tienen más probabilidades de creer que pueden lograr sus objetivos relacionados con la salud. Especialmente cuando se trata de tareas difíciles relacionadas con la salud como perder peso, dejar de fumar o superar la adicción, la autoeficacia puede ser clave para lograr un cambio positivo.

La autoeficacia también puede influir en una variedad de comportamientos de riesgo, incluido el uso del cinturón de seguridad y la práctica de sexo seguro. Aquellos con baja autoeficacia son más propensos a involucrarse en conductas de riesgo, ya que ven cualquier consecuencia potencial fuera de su control. Aquellos con alta autoeficacia, por otro lado, son más propensos a ver sus propias acciones como significativas y tomar las precauciones correspondientes.



abandonner la vie

Autoeficacia, autoestima y autoconfianza

Si bien la autoeficacia, la autoestima y la confianza en uno mismo están relacionadas y a veces se usan de la misma manera, no son intercambiables. La autoeficacia se refiere a la creencia de un individuo sobre si puede lograr sus objetivos a través de sus acciones. La autoeficacia incluye una variedad de creencias tanto sobre sí mismo como sobre el mundo, en las que quienes tienen alta autoeficacia creen en sí mismos y en su capacidad, y quienes tienen baja autoeficacia creen que son incapaces de lograr sus objetivos.

La autoestima, a diferencia de la autoeficacia, se refiere a un sentido de autoestima. Las personas con baja autoestima probablemente piensen que son indignas o malas personas. Si bien la autoeficacia puede referirse a tareas específicas, la autoestima suele ser más general. Por ejemplo, alguien que es un mal cantante puede tener baja autoeficacia cuando se trata de cómo ve su voz, pero no tendría baja autoestima a menos que pusiera toda su autoestima en su habilidad para cantar.

définir la motivation

Fuente: pexels.com

La autoconfianza es un término menos específico que generalmente se refiere a la certeza de un individuo sobre una creencia determinada. Si bien está relacionada con la autoeficacia, la confianza en uno mismo no se trata específicamente de la creencia en las propias capacidades. La autoconfianza se usa a menudo de manera más coloquial y en entornos no académicos para las creencias generales de uno mismo. Si bien la baja confianza en uno mismo generalmente se considera algo malo, la baja autoeficacia puede simplemente reflejar una comprensión precisa de las propias capacidades. Aunque, en general, es positivo tener una alta autoeficacia, autoestima y confianza en uno mismo, la autoeficacia es la única creencia ligada concretamente a la acción del mundo real.

Cómo mejorar la autoeficacia

Los investigadores sugieren que la autoeficacia debe estar ligeramente por encima de su capacidad real para alcanzar sus metas. Un nivel de autoeficacia ligeramente superior al promedio garantiza que siempre esté luchando por cosas más grandes y mejores, sin disparar demasiado alto o apuntar demasiado bajo. Un bajo sentido de autoeficacia a menudo resulta en personas que no rinden bien y se desaniman fácilmente, incluso cuando tienen talento. Mientras tanto, un nivel demasiado alto de autoeficacia lleva a las personas a sobrestimar su propia competencia. A continuación, se ofrecen algunos consejos para aumentar la autoeficacia:

  1. Fijar metas.Establecer y lograr metas razonables es un componente importante para desarrollar la autoeficacia. Dado que la autoeficacia se basa en el dominio y el éxito, establecer y lograr metas con regularidad puede ser una excelente manera de obtener gradualmente una nueva comprensión de lo que es capaz de hacer. Es importante que las metas estén a su alcance, ya que fallar en una tarea puede disminuir la autoeficacia. Cuantos más objetivos logre, más probabilidades tendrá de ver sus propias capacidades bajo una luz diferente.
  1. Mantén la perspectiva.Ver el panorama general también suele ser útil cuando se trata de aumentar la autoeficacia. Si bien es posible que se sienta mal después de algunas grandes decepciones, es probable que sus colegas, amigos y familiares se sientan diferente. Tomarse el tiempo para escuchar los consejos de quienes lo conocen bien lo ayudará a obtener una perspectiva de su situación y a ver las cosas desde una perspectiva diferente. Dado que se ha demostrado que la persuasión verbal aumenta la autoeficacia, incluso una rápida charla de ánimo puede tener efectos positivos.
  1. Manejar el estrés.El manejo del estrés puede ser la clave para superar situaciones difíciles y perseverar frente a los obstáculos. Dado que la baja autoeficacia a menudo se correlaciona con niveles más altos de estrés, tiene sentido pensar en reducir el estrés como una forma de aumentar la autoeficacia. Ya sea que practique unos minutos de atención plena, se tome un día libre para reiniciar o simplemente dé un paseo para aclarar su mente, las estrategias para reducir el estrés pueden tener un impacto positivo en la autoeficacia y pueden ayudarlo a lograr sus objetivos.

Fuente: rawpixel.com

  1. Celebre los éxitos.No importa cuál sea el tema, un objetivo ambicioso a menudo puede parecer insuperable y lejano. Puede ser fácil desanimarse y darse por vencido cuando no parece que esté progresando. Puede mitigar este sentimiento celebrando las pequeñas victorias, ya sea que eso signifique ocho horas sólidas de trabajo hacia su objetivo, un pequeño hito logrado recientemente o incluso simplemente palabras de elogio de un supervisor o amigo. Convertir estos trampolines más pequeños en motivos para celebrar te ayudará a aumentar tu autoeficacia y te llevará más lejos hacia tu objetivo.

¿Tiene problemas con la autoeficacia o está interesado en aprender más? La diversa selección de servicios de terapia en línea de BetterHelp puede brindarle la ayuda que necesita. ¡Ponte en contacto con nosotros hoy mismo!