¿Qué es una admisión de culpa?

Una admisión de culpabilidad es legal definido como 'una declaración de alguien acusado de un delito de que cometió el delito'. En muchos casos, la declaración es precisa, pero ha habido otros casos en los que posteriormente se descubrió que las confesiones de culpabilidad fueron coaccionadas o manipuladas de otra manera con el fin de cerrar un caso o hacer que alguien parezca culpable. En otras situaciones, las personas han mentido acerca de cometer un delito para proteger al verdadero culpable o, al menos, al individuo que creen que es el verdadero culpable.

Estrés en el proceso legal



Cuando usted o alguien cercano a usted es acusado de un delito, puede resultar difícil procesar todas sus emociones. Incluso puede ser difícil saber cuáles son sus emociones, ya que cambian con cada evento que se desarrolla. Aquí hablaremos sobre la admisión de culpa y lo que puede significar o no significar. También abordaremos cómo puede obtener ayuda para procesar sus emociones si es necesario.





Fuente: pexels.com



Una descripción general de las confesiones falsas



En un mundo perfecto, las confesiones de culpa serían sólidas, sólidas e infalibles. Baste decir que el mundo está lejos de ser perfecto. Las personas que admiten ser culpables de delitos no siempre dicen la verdad. Psicología Hoy profundiza en los diversos factores que contribuyen a las confesiones falsas. Discuten qué individuos son más probables y más vulnerables cuando se trata de admitir falsamente su culpabilidad.

Las personas con poca inteligencia, tendencias a agradar a las personas o problemas de salud mental tienen más probabilidades de hacer confesiones falsas. La mayor probabilidad se atribuye a la menor resistencia de estos individuos a la autoridad, especialmente en situaciones estresantes. Además, es posible que algunas de estas personas no comprendan la gravedad de los cargos en su contra y las consecuencias posteriores de admitir el delito.



Cuando las fuerzas del orden creen que un sospechoso cometió un delito, a menudo emplean estrategias para obtener una confesión. Estos incluyen sugerir que el sospechoso fue antagonizado o cometió un error inocente. Además, las autoridades pueden sugerir que el sospechoso recuerda falsamente los hechos o que la evidencia existente contradice su versión actual. Algunos de los interrogatorios legales más intensos han durado más de 24 horas. Prácticamente todo el mundo tiene un punto en el que no puede soportar más.

Las confesiones falsas de culpabilidad son peligrosas y problemáticas. No solo ponen a un individuo inocente tras las rejas, sino que las confesiones de culpabilidad forzadas también permiten que el verdadero culpable se escape y continúe infringiendo la ley. Los especialistas han advertido contra los efectos adversos de las técnicas de interrogatorio extremas. Por frustrante que pueda ser para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que realmente creen que tienen al culpable cuando no se les confiesa, las confesiones falsas solo empeoran las cosas.

La importancia de los derechos Miranda



En un sentido legal, las admisiones de culpabilidad se consideran esencialmente confesiones del delito aplicable. Así, cuando una persona confiesa, se enfrenta a las consecuencias del delito. Sin embargo, para sostenerse en un tribunal de justicia, las confesiones de culpabilidad deben realizarse en las circunstancias adecuadas. Como explicado por Justipedia, las personas pueden admitir su culpabilidad ante los agentes del orden o un tribunal.



Fuente: freepik.com



Sin embargo, hay un factor crítico que puede cambiarlo todo: la lectura de los Derechos Miranda. Los agentes del orden que descuidan leer los Derechos Miranda a los detenidos no pueden presentar declaraciones de culpabilidad como prueba en la corte. Por ley, toda persona tiene derecho a que se le lean los Derechos Miranda al momento de su arresto.



Prácticamente todo el mundo ha oído hablar de los Derechos Miranda, que incluyen el derecho a guardar silencio, el derecho to un abogado, etc. Durante la lectura de estos derechos, los agentes del orden también explican que 'cualquier cosa que diga puede y será leído en un tribunal de justicia'. Los Derechos Miranda existen para que las personas conozcan sus derechos legales mientras son detenidas.

Admisión de culpabilidad después del hecho



Cuando pensamos en una admisión de culpabilidad, generalmente imaginamos que la confesión ocurre antes de los procedimientos del juicio legal. En muchos casos, las confesiones que se producen después del proceso del caso son inútiles. Esto se debe a una ley conocida como doble incriminación, explica NBC News. La doble incriminación exige que una persona no pueda ser juzgada más de una vez por la presunta comisión de un delito. Esto significa que incluso si la persona es legalmente declarada inocente y luego admite, o incluso se jacta de, su incumplimiento de la ley, no hay mucho que se pueda hacer al respecto.

Hasta el día de hoy, hay muchos debates sobre la doble incriminación y si esta doctrina debe mantenerse o abolirse. Como suna en Debate, cLos críticos de la doble incriminación han calificado la ley de 'obsoleta', afirmando que los tiempos han cambiado y que podrían surgir pruebas concluyentes más adelante en el proceso, que prueben la culpabilidad de una persona previamente absuelta. Por el contrario, las personas que apoyan la doble incriminación afirman que su abolición podría dar lugar a la coacción de los testimonios de los testigos y, de otro modo, proporcionar margen para que personas inocentes sean declaradas culpables de delitos que no cometieron.

Admisiones inadvertidas de culpabilidad

Las confesiones de crímenes pueden manifestarse de diversas formas. Por ejemplo, el papel de tLa tecnología en el mundo actual ha proporcionado una vía para que las personas que admiten delitos en las redes sociales enfrenten consecuencias legales, explica CNN.

Fuente: freepik.com

Sorprendentemente, muchas personas no se dan cuenta de que las publicaciones que hacen en las redes sociales pueden interpretarse legalmente como confesiones de culpa. Esta falta de conciencia se puede atribuir al hecho de que compartir prácticamente todos los detalles de la vida personal se ha convertido en parte de la cultura de las redes sociales. En la mayoría de los casos, este hábito es inofensivo en el mejor de los casos y molesto en el peor. Sin embargo, en los casos en que se han infringido las leyes, encontrar al culpable puede ser tan simple como desplazarse por su página de redes sociales.s. Las publicaciones en línea pueden parecer poco importantes, pero pueden tener consecuencias en la vida real.

Además, es poco probable que publicar información en línea y luego eliminarla salve a las personas de las consecuencias legales. Esto se debe a que la policía tiene el poder de citar a los medios de comunicación social para que entreguen las publicaciones y el contenido eliminados. La conclusión: una vez que algo está ahí fuera, está ahí fuera. Internet es para siempre.

Es más probable que los jóvenes admitan su culpabilidad a través de las redes sociales. Esto se debe a que las personas más jóvenes pueden ser menos conscientes de las consecuencias de las publicaciones en línea que sus contrapartes mayores. Además, es posible que los más jóvenes no comprendan que se puede acceder a las publicaciones eliminadas con las herramientas adecuadas.

Avanzando

Pasar por el proceso legal o estar cerca de alguien que pasa por el proceso puede ser estresante. Es probable que sienta ansiedad mientras espera el veredicto. Hablar con un terapeuta puede ayudarlo a procesar estas emociones de una manera saludable y productiva. BetterHelp puede conectarlo con miles de terapeutas profesionales con licencia. Para obtener más información sobre cómo la terapia en línea puede ayudarlo a usted oa alguien cercano a usted, lea las siguientes reseñas de los consejeros de BetterHelp.

Fuente: pexels.com

Reseñas de consejeros

'Rebecca me ha ayudado a hablar sobre cosas muy personales que he dejado de lado durante años; al hacerlo, me he abierto y me he dado cuenta de experiencias pasadas y me ha quitado la culpa'.

'Es genial conocer a Lori en línea y ella me ayudó a dar sentido a la situación en la que me encontraba. Me ayudó a definir lo que estaba pasando y detuvo el sentimiento inmediato de culpa y la sensación de estar perdido '.

Una palabra final

Infringir la ley puede tener consecuencias graves y, a veces, para toda la vida. Además, las confesiones de culpabilidad no siempre son necesarias para acusar formalmente y condenar a una persona por un delito. El mejor curso de acción es, por supuesto, abstenerse de cometer delitos en primer lugar. No importa lo que esté experimentando, sin embargo, con las herramientas adecuadas y un poco de ayuda, puede seguir adelante. Toma el primer paso hoy.