Ira volátil: síntomas que no debes ignorar

La ira es una emoción experimentada por muchos y se presenta de diferentes formas. A veces, las personas pueden experimentar frustración, molestia o indignación. Si bien algunas formas son sutiles, hay otras que influyen en consecuencias no deseadas. Un episodio de ira volátil puede ser inesperado, pero ocurre cuando alguien se enoja rápidamente por algo grande o pequeño. Puede hacer que las personas a su alrededor se sientan incómodas mientras temen que puedan hacer algo para desencadenar la ira. Si el problema no se aborda y trata, puede provocar intensos estallidos emocionales que inciten a la violencia.



Fuente: rawpixel.com



définir névrosé

Definición de ira volátil

Un episodio deira extremaque aparece repentinamente sin previo aviso en muchas situaciones se conoce como ira volátil. A veces ocurre y la persona puede seguir enojada después de que haya pasado el momento. Un ejemplo sería alguien que se interrumpe mientras conduce. El conductor toca la bocina a la persona que lo cortó, pero continuará haciéndolo después de que fue cortado probablemente debido a su enojo continuo por la acción. La emoción llega como una forma explosiva de comportamiento que se produce de forma abrupta y sorprende a todos.

Síntomas emocionales y físicos para reconocer



Molestarse de vez en cuando no significa que tenga problemas para controlar su ira. Cuando son evaluados por un profesional de la salud mental, buscan signos físicos y emocionales de ira junto con patrones de comportamiento para determinar un diagnóstico de trastorno de ira. Reconocer la ira volátil puede incluir episodios violentos o excesivos de ira que ocurren espontáneamente.

Los síntomas emocionales pueden no limitarse a la ira, sino que también pueden incluir ansiedad, irritabilidad y rabia. Una persona puede sentirse abrumada por sus pensamientos. Algunos pueden experimentar dificultad para manejar u organizar sus pensamientos o incluso pensamientos de hacerse daño a sí mismos oa otros.

Los síntomas físicos pueden estar presentes en muchas personas, sin darse cuenta de que son causados ​​por la ira. Estos síntomas provocan cambios en el cuerpo que podrían aumentar los riesgos para la salud si no se tratan. Los síntomas conocidos relacionados con la ira incluyen dolores de cabeza, hormigueo, aumento de la presión arterial, opresión en el pecho, presión en la cabeza o en los senos nasales y fatiga.



Los problemas de ira no resueltos aumentan el riesgo de ansiedad y pueden crear efectos a corto y largo plazo. Los síntomas en este caso pueden incluir dolor y tensión muscular, mareos, mala memoria y concentración, dolores de cabeza, náuseas y respiración rápida. Los trastornos crónicos del sueño, los accidentes cerebrovasculares y la pérdida de la memoria también pueden resultar junto con problemas de relación con los demás.

Fuente: pixabay.com



l'amour véritable ne meurt jamais

Causas y factores de riesgo

Los desencadenantes de la ira pueden incluir una persona, una situación, un problema personal o un evento del pasado. El abuso de sustancias es un factor común de ira volátil. Los hombres tienen más probabilidades de presentar síntomas relacionados. Algunos pueden mostrar síntomas de ira volátil durante la niñez o en la adolescencia. La genética, los entornos de vida y un historial de problemas de salud mental son otros posibles factores de riesgo que contribuyen.

Se desconoce la causa de esta forma de ira, pero hay elementos que pueden contribuir a su existencia. Las personas pueden haber vivido en casa con otras personas que no sabían cómo controlar sus emociones y donde ocurrió el abuso físico y verbal. Los niños pueden estar expuestos a situaciones violentas o abusivas y, a medida que crecen, muestran rasgos relacionados con problemas de ira. Un desequilibrio químico en el cerebro también es una causa sospechada. Algunos pueden experimentar diferencias en la química y el funcionamiento del cerebro en comparación con otros sin problemas de ira.

A veces, las personas corren el riesgo de autolesionarse o lastimar a otros durante un episodio deira irracional. Tales emociones pueden causar daños a la propiedad, problemas con las relaciones personales o actos violentos cometidos contra otros. Los expertos en salud mental sugieren que esta forma de ira nunca debería ser aceptable. Se anima a las personas a buscar asistencia profesional o llamar al 911.

Como trastorno concurrente



Las personas que expresan un enojo volátil pueden verse como bombas de tiempo porque desencadenan una ola de ira en cuestión de minutos cuando alguien hace o dice algo incorrecto. Cuando esta forma de ira persiste, puede ser una señal de advertencia de un trastorno mental relacionado con la ira. Éstos incluyen:

  • Trastorno explosivo intermitente (IED): cuando se sabe que una persona tiene al menos tres episodios explosivos de ira. Los ejemplos incluyen romper objetos, furia al volante, rabietas y abuso físico.
  • Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo (DMDD): episodios emocionales extremos de arrebatos de mal genio, irritabilidad e ira. Las personas pueden estar enojadas todos los días con estados de ánimo de mal genio y experimentar arrebatos verbales o físicos severos. A los niños se les diagnostica DMDD con más frecuencia que a los adultos.
  • Trastorno límite de la personalidad (TLP): el comportamiento y los estados de ánimo son gravemente inestables y pueden mostrar comportamientos imprudentes e impulsivos con dificultades para controlar las emociones. Las personas pueden experimentar relaciones inestables entre otros.

Algunas situaciones mencionadas también pueden ir acompañadas de trastornos de ansiedad o depresión. Las personas también pueden mostrar comportamientos suicidas o tener pensamientos suicidas. Si se sospecha alguna de estas situaciones, revise las inquietudes con su médico o profesional de salud mental autorizado.

Cómo están en riesgo las situaciones de la vida diaria

Las relaciones interpersonales se deterioran cuando se considera que una persona está enojada con frecuencia. Tales acciones conducen a relaciones rotas con amigos y familiares y pueden involucrar peleas verbales o físicas, entre otras. La ira volátil dificulta las situaciones en el trabajo o en la escuela con complicaciones que resultan en la pérdida del trabajo o la suspensión de la escuela debido a conductas explosivas.

chaise vide

Mayores posibilidades de experimentararrebatos de irason probables cuando los síntomas de ira y depresión se mezclan o cuando alguien tiene problemas para controlar su estado de ánimo. El abuso de alcohol y sustancias puede convertirse en un problema junto con riesgos para la salud como enfermedades cardíacas, diabetes y úlceras. Las personas pueden optar por lastimarse intencionalmente cuando sienten que estánenojado con el mundoalrededor de ellos.

La vida diaria es una lucha para cualquier persona con problemas emocionales relacionados con la ira. Es posible mejorar su situación de vida al admitir problemas de ira y reconocer la incapacidad para controlar las emociones. Es difícil admitir cuándo se necesita ayuda, pero siempre está disponible cuando está listo para comenzar el proceso. Vivir con este tipo de ira no es saludable porque conduce a acciones que lastiman a otros, si no a uno mismo. Tomar medidas para vivir mejor incluye saber cómo manejar las situaciones que le molestan y encontrar los recursos adecuados para promover la prevención.

Tratamiento y prevención

est-ce que mon ami m'aime

Los métodos de tratamiento adecuados pueden evitar que las situaciones impulsadas por la ira se salgan de control. Las opciones de tratamiento para la ira pueden incluir medicamentos recetados, terapia de grupo, asesoramiento, manejo de la ira y otras opciones sugeridas según lo recomendado por los profesionales de la salud mental. Además, existen otras técnicas y acciones que puede realizar para aprender a controlar sus emociones y cómo le afectan. Aquí se sugieren medidas de prevención que otros encuentran útiles.

  • Sea consistente con su tratamiento. Cualquier cosa que se convierta en parte de su tratamiento, como sesiones de terapia, medicamentos recetados, práctica de habilidades de manejo, etc., haga todo lo posible por ceñirse a ello para fomentar resultados duraderos. Pídale a un amigo o familiar que lo ayude a ser responsable y controlar su progreso.
  • Aprenda formas de relajarse. Las técnicas de relajación como el yoga, las imágenes relajantes y la respiración profunda estimulan la calma del cuerpo. Escribir un diario es una actividad útil que calma, pero que también le permite registrar y evaluar sus pensamientos. Libros para colorear para adultos y escuchar música relajante son otras sugerencias.

Fuente: pexels.com

  • Mejora tu pensamiento. También conocida como reestructuración cognitiva, puede cambiar su pensamiento de manera positiva para fomentar una lógica razonable al percibir las expectativas y cómo reacciona ante los eventos. Los métodos compatibles pueden ayudar a evitar pensar que sucederá lo peor, manteniendo las cosas realistas.
  • Planifique soluciones mediante la resolución de problemas. Haga un plan para ayudar a solucionar los problemas que lo frustran. Es posible que aún no conozca una solución, pero tener un plan mantiene su energía enfocada en una dirección positiva y constructiva. Aprenda a mejorar las habilidades de resolución de problemas.
  • Mejorar las habilidades comunicativas. Piense en sus respuestas a los demás antes de hablar. Escuche claramente a los demás y tómese un tiempo para procesar lo que se dice antes de decir lo primero que se le ocurra.
  • Realice cambios en su entorno. ¿Su entorno fomenta las emociones negativas? Cualquier cosa que te moleste, evítalo. Deja la situación cuando las cosas se pongan intensas. Tómese un tiempo para usted en un entorno cómodo para ayudarlo a lidiar con el estrés.
  • Evite sustancias que alteren su estado de ánimo. Manténgase alejado de las drogas ilegales o recreativas y del alcohol.
  • Realice actividades que mejoren su estado de ánimo. Las actividades productivas como el ejercicio mejoran naturalmente el estado de ánimo mientras ayudan al cuerpo a producir energía positiva.

Las medidas de prevención incluyen la implementación de medidas de superación personal para lograr un resultado favorable para los objetivos de salud mental y emocional. Es importante identificar los signos y síntomas de la ira volátil. Existen técnicas de estrategia de gestión para practicar la prevención de la escalada de emociones. Superar la ira en diferentes situaciones requiere tiempo y concentración. Reconocer qué causa las emociones y cómo controlarlas son áreas importantes de autoconciencia que se pueden lograr. Sentirse enojado no es algo malo, pero es posible que algunos no sean conscientes de las consecuencias negativas que siguen cuando no se manejan adecuadamente.

La ira puede ser un motivador y usarse de manera constructiva para promover el cambio. El uso de recursos en línea como evaluaciones de la ira, terapia en línea y otras herramientas de salud emocional, junto con el trabajo con un consejero o mentor profesional, puede ayudarlo a ver las cosas desde una perspectiva productiva para fomentar una mejor comprensión y manejo de sus emociones. No tema hacer preguntas sobre las opciones de tratamiento para la ira. Si sospecha de ira volátil o inquietudes de ira similares, hay apoyo disponible en línea y a través de agencias locales que brindan apoyo para iniciativas de salud mental.