¿Cuál es la diferencia entre ambición ciega y ambición?

La ambición puede ser algo bueno, pero como todo, tiene sus desventajas. Puede ayudarlo a lograr sus objetivos y crear la vida que desea vivir, pero debe estar atento a algo llamado 'ambición ciega'. Cuando establece metas y luego trabaja para lograrlas, es importante asegurarse de que su vida esté equilibrada. El trabajo es esencial, pero también debe dedicar tiempo a la familia, los amigos y usted mismo. En este artículo, hablaremos sobre la diferencia entre ambición y ambición ciega, para que pueda trabajar hacia el éxito de una manera saludable.



Fuente: picserver.org



¿Qué es la ambición?

La ambición te lleva al éxito. Es el deseo de lograr una meta que requiere trabajo, concentración y determinación. Sin ambición, no hay aspiración por lograr, por lo que sus sueños nunca despegarán. En el camino hacia el éxito, la ambición te ayuda a superar los momentos difíciles y te mantiene enfocado en el objetivo que tienes por delante.



Si te esfuerzas por lograr poder, fama, riqueza u honor, es probable que la gente te considere ambicioso. Se necesita un poco más de lo que se desea o se necesita para alcanzar una meta ambiciosa, y para muchas personas, la palabra 'ambición' tiene un significado más amplio. La ambición también se trata de deseo, energía y voluntad enfocada. Cuando alguien es ambicioso, hace lo que sea necesario para lograrlo.

¿Qué es la ambición ciega?

'A veces, nuestro objetivo más alto se convierte en nuestro gran enemigo cuando avanzamos hacia nuestro objetivo a ciegas sin centrarnos en el camino que seguimos'. -Durgesh Satpathy



Si la ambición es deseo, impulso y concentración, entonces la ambición ciega es deseo, impulso y concentración ciegos. Pero ¿qué significa eso? A medida que las personas se esfuerzan por tener éxito, hay muchas ocasiones en las que su deseo de lograrlo puede anular su sentido del bien y del mal. Por ejemplo, alguien con ambición ciega puede hacer la vista gorda ante el engaño o puede dejar de cuidarse a sí mismo para alcanzar una meta. Es por eso que aquellos que trabajan hacia una meta con ambición ciega pueden ser su peor enemigo.

Cuando trabaja para lograr sus metas, la vida está llena de opciones y debe tomar decisiones que lo acerquen más a su meta. Para tener éxito y lograr sus sueños en sus términos, es importante mantener los ojos abiertos y la cabeza despejada. Sin embargo, la ambición ciega es deseo sin dirección, claridad y preparación. Puede crear confusión, apoya las malas decisiones y hace que todo el proceso de lograr nada más que un ejercicio de comportamiento irracional.



Fuente: pexels.com

Vida, amor y búsqueda

La ambición ciega no tiene cabida en un feliz, vida bien equilibrada. Cuando vive la vida al máximo, disfruta del camino hacia el éxito, y cuando tiene relaciones saludables y felices, toma buenas decisiones para usted y sus seres queridos. Es importante llegar adonde vas, pero la vida no se trata solo del objetivo final; también se trata de la búsqueda.

La búsqueda de logros no está separada de la búsqueda del amor y la felicidad. La vida no se trata solo de obtener nuestros sueños y deseos, sino también de aprendizaje y sabiduría. Cuando persigues tus sueños y te concentras en nada más que en la meta, pierdes experiencias que hacen que la vida valga la pena.

Además, perseguir tus sueños y logrando tus metas de vida requiere más que resistencia, fuerza de voluntad e inspiración; también requiere planificación. No siempre es posible planificar todos los giros y vueltas que le esperan en el camino hacia el éxito, pero es posible planificar rutas alternativas y desvíos escénicos. La ambición se trata del deseo, y el deseo te llevará allí. No hay necesidad de apresurarse durante el viaje con las anteojeras. Si no ve lo que realmente está sucediendo, no disfrutará del camino hacia el éxito y definitivamente cometerá más errores en el camino.



La diferencia entre ambición y ambición ciega

La diferencia entre ambición y ambición ciega tiene que ver con cómo se pasa del punto A al B. Todos tenemos metas en la vida y sueños que quieren cumplir; la forma en que se cumplen esos deseos es tan importante como alcanzar las metas mismas. La ambición está en el corazón de cada viaje de la vida y hay mucho que aprender mientras trabaja para alcanzar sus metas. La ambición ciega, por otro lado, no es más que una carrera salvaje hacia el resultado, independientemente de los eventos y experiencias en el camino.

Idealmente, su carrera y sus sueños deberían traerle felicidad. Si perseguir tu objetivo final te hace sentir miserable, es hora de un cambio. La vida no se trata de logros arbitrarios; se trata de cambiar, aprender y marcar la diferencia en el mundo que te rodea. El foco de la ambición saludable debe estar en ti y en las vidas que tocas. La ambición ciega hace que sea difícil ver a quienes te rodean y comprender cómo afecta a los demás o su impacto en el mundo.

Además, la ambición ciega no es saludable ni mental ni físicamente. Las decisiones que toma cuando está cegado por la ambición afectan más que solo su situación financiera o su posición de poder; pueden enfermarlo porque causan estrés. El estrés es un asesino. Es posible que no se detecte durante años, lo que lo pone en riesgo de sufrir problemas como presión arterial alta y ataques cardíacos. Las decisiones de suspender su salud o posponer un descanso muy necesario suelen ser decisiones tomadas por ambición ciega.

Fuente: pexels.com

La ambición en sí misma no te enfermará, pero ignorarte a ti mismo y tus necesidades sí lo hará. Ahí es cuando la ambición se convierte en ambición ciega. A veces, hablar con alguien sobre tus objetivos de vida y tu ambición puede ayudarte a tomar mejores decisiones. Siempre hay más de una forma de hacer las cosas, y una perspectiva externa puede arrojar luz sobre otras opciones.

La ambición ciega puede hacer que sea difícil ver los problemas que deben abordarse y comprender cuán destructivas pueden ser sus elecciones para su vida y las vidas que lo rodean. Sin embargo, nunca es demasiado tarde para cambiar su camino hacia el éxito. Incluso los pequeños cambios pueden marcar una gran diferencia.

Como se mencionó al principio de este artículo, la ambición es algo bueno, es el deseo de triunfar. La ambición ciega, por otro lado, es el deseo de tener éxito sin tener en cuenta a los demás y, en última instancia, sin tener en cuenta a uno mismo. ¿Cómo lo evitas? Encontrar balance. Comprenda el progreso que desea lograr y manténgase enfocado, pero sepa que no todo tiene que ser sobre sus metas. Está bien tomarse un descanso o hacer tiempo para usted y sus seres queridos.

Si tiene dificultades para encontrar este equilibrio o si tiene que tomar decisiones difíciles, puede ser útil buscar consejo. Por ejemplo, sabe que mudarse a una nueva ciudad le dará una ventaja sobre la competencia en el trabajo, pero esa mudanza puede afectar negativamente a su familia. ¿Cómo se toma una decisión saludable? Cualquiera de las dos decisiones podría ser adecuada para usted, pero es posible que desee consultar a un terapeuta si no está seguro. A veces, una perspectiva externa marca la diferencia.

Más soluciones para alcanzar sus objetivos

Si es ambicioso (o intenta serlo), hay una serie de herramientas que pueden ayudarlo.

  • Manteniendo un diario es una excelente manera de organizar sus pensamientos. Puede hacer listas de verificación, listas de deseos o lo que sea que funcione para usted. Además, puede revisar lo que escribió sobre objetivos anteriores para inspirarse para el futuro.
  • Descarga una aplicación para establecer objetivos como lunes. Usar una aplicación como esta puede reducir el estrés y ayudarlo a responsabilizarse.
  • Práctica meditación. Cultivar la autoconciencia le ayudará a establecer las metas correctas. Además, cuando las cosas se ponen estresantes, la meditación puede ayudarlo a calmar cualquier ansiedad que surja.
  • Busca ayuda.Si le preocupa la ambición ciega, está bien pedir ayuda.Terapeutas y consejeros no solo trabaje con personas que tienen trastornos mentales; también pueden guiarlo a través de los giros y vueltas de la vida. Si desea hacer un cambio pero no está seguro de por dónde empezar, terapia de conversación poder ayudar.

Un entrenador de vida es otro tipo de especialista que puede ayudarlo a planificar el éxito. Si no está seguro de cómo hacer los cambios que necesita hacer o si está comenzando a trabajar en un plan para alcanzar sus metas, es posible que desee trabajar con un entrenador de vida. ¿Qué es un entrenador de vida? Un entrenador de vida está capacitado para asesorar a otros sobre la planificación de carreras y desafíos personales. Hay muchos terapeutas profesionales que se especializan en coaching de vida o terapia ocupacional. Si ha intentado hacer cambios por su cuenta y sigue terminando en el mismo lugar, este tipo de terapia puede ser adecuada para usted. También puede considerar la terapia en línea con una plataforma como BetterHelp. Lea a continuación algunas reseñas de los consejeros de BetterHelp, de personas que experimentan diferentes problemas relacionados con la ambición.

Reseñas de consejeros

¡Sabrina es muy útil! Ella siempre escucha y es capaz de ofrecer consejos y apoyo. Principalmente disfruto hablar con ella para resolver cosas de las que no me siento cómodo hablando necesariamente con personas conocidas en mi vida. Recomiendo encarecidamente conversar con ella si necesita ese pequeño empujón o apoyo adicional para perseguir sus sueños y sentirse seguro. ¡También disfruto mucho la inspiración semanal ya que me motiva y me prepara para la semana que viene! '

exemple d'attention sélective

'Terri Sawyer me ha ayudado mucho. Ella me apoya en todas mis ambiciones, apoya mis metas y también me ayuda a establecer metas razonables cada semana. ¡No podría pedir un mejor consejero! '

Conclusión

La ambición puede empoderarlo para lograr sus metas de una manera saludable, pero la ambición ciega puede tener consecuencias negativas. Si está luchando en el camino para alcanzar sus metas, merece apoyo. Toma el primer paso hoy.