Demencia vascular: síntomas y posibles tratamientos

A menudo considerada como la segunda forma más común de demencia, la demencia vascular o el deterioro cognitivo vascular (VCI) tiende a ser infradiagnosticado de la misma manera que la enfermedad de Alzheimer. En segundo lugar, para el Alzheimer, ambos se consideran comunes, y la demencia vascular representa aproximadamente el diez por ciento de los casos de demencia.



Fuente: pexels.com



¿Qué es la demencia vascular?

Aunque existen varios tipos diferentes de demencia, la demencia vascular tiene algunos detalles y síntomas específicos. Con la definición básica de demencia como pérdida general de la cognición, deterioro de la memoria, alteración de la planificación u organización o de la capacidad de pensamiento abstracto. La demencia vascular implica esta misma definición pero es el resultado de problemas médicos específicos. Los síntomas de la demencia en la demencia vascular son causados ​​por un flujo sanguíneo restringido a partes del cerebro. Esta restricción en el flujo sanguíneo puede deberse a una serie de afecciones médicas.



Algunos trastornos que se sabe que contribuyen o causan demencia vascular incluyen enfermedad cerebrovascular, infección del sistema nervioso central, traumatismos o tumores cerebrales, deficiencias de vitaminas, afecciones metabólicas y endocrinas, trastornos inmunitarios, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson y más. Todos estos pueden conducir al deterioro de las funciones intelectuales, que se produce en diferentes partes del cerebro.

Es importante recordar que la demencia vascular puede tener un inicio o progresión gradual. Debido a que los síntomas de la demencia vascular son tan parecidos a otros tipos de demencia, puede ser difícil de identificar y diagnosticar.

Los síntomas de la demencia vascular



Los síntomas de la demencia vascular varían, pero a menudo afectan el pensamiento, la percepción y la memoria. Estos síntomas pueden seguir a un evento particular que causa problemas de flujo sanguíneo, como un accidente cerebrovascular mayor, o pueden presentarse más lentamente con el tiempo.

comment ne pas laisser les choses vous déranger

Fuente: pexels.com



Dependiendo de la parte de su cerebro donde el flujo sanguíneo se vea afectado, los síntomas pueden variar o incluso superponerse si múltiples áreas enfrentan un flujo sanguíneo dañado. Los signos y síntomas de la demencia vascular incluyen:

  • Confusión
  • Desorientación
  • Dificultad para hablar o comprender el habla
  • Problemas para prestar atención y concentrarse
  • Capacidad reducida para organizar pensamientos o acciones.
  • Capacidad disminuida para analizar situaciones o desarrollar y comunicar planes de manera efectiva
  • Dificultad para decidir qué hacer a continuación.
  • Problemas con la memoria
  • Inquietud y agitación
  • Marcha inestable
  • Necesidad repentina o frecuente de orinar o incapacidad para controlar la micción.
  • Depresión o apatía
  • Pérdida de la visión

Causas y riesgos de la demencia vascular
La demencia vascular es el resultado de condiciones que dañan los vasos sanguíneos de su cerebro, reduciendo su capacidad para suministrarle a su cerebro las cantidades de nutrición y oxígeno que necesita para realizar los procesos de pensamiento de manera efectiva. Las afecciones comunes que pueden causar demencia vascular incluyen:

  • El accidente cerebrovascular es Bloqueo de una arteria cerebral.Por lo general, estos causan una variedad de síntomas que pueden incluir demencia vascular, pero algunos no causan ningún síntoma notable. Tanto los accidentes cerebrovasculares silenciosos como los aparentes incluyen un mayor riesgo de demencia vascular a medida que aumenta el número de accidentes cerebrovasculares con el tiempo.
  • Vasos sanguíneos cerebrales estrechos o con daño crónico.Estas afecciones que estrechan o causan daño a los vasos cerebrales a largo plazo incluyen el desgaste asociado con el envejecimiento, la presión arterial alta, el envejecimiento anormal de los vasos sanguíneos (aterosclerosis), la diabetes y la hemorragia cerebral.

En general, los factores de riesgo de la demencia vascular son los mismos que los de la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular. Los factores de riesgo de la demencia vascular incluyen:

  • Edad creciente.Es raro antes de los 65 años y el riesgo aumenta sustancialmente a los 90.
  • Historia de ataque cardíaco, accidentes cerebrovasculares o mini-accidentes cerebrovasculares.
  • Envejecimiento anormal de los vasos sanguíneos (aterosclerosis).Los depósitos de colesterol y otras sustancias (placas) se acumulan en las arterias y estrechan los vasos sanguíneos.
  • Colesterol alto.Niveles altos de lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol 'malo'.
  • Hipertensión.Esto ejerce una presión adicional sobre los vasos sanguíneos de todo el cuerpo, incluido el cerebro.
  • Los niveles altos de glucosa dañan los vasos sanguíneos de todo el cuerpo.
  • Fumar daña directamente los vasos sanguíneos, aumentando el riesgo de aterosclerosis y otras enfermedades circulatorias.
  • Este es un factor de riesgo común para las enfermedades vasculares en general.
  • Fibrilación auricular.El ritmo cardíaco anormal hace que las cámaras superiores del corazón laten rápida e irregularmente, sin coordinación con las cámaras inferiores. Esto aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular al hacer que se formen coágulos de sangre en el corazón que pueden desprenderse e ir a los vasos sanguíneos del cerebro.

Fuente: pexels.com



Siete etapas de la demencia vascular

Las siete etapas básicas de la demencia vascular incluyen las siguientes:

  1. Sin deterioro cognitivo:No existe una verdadera queja de déficit de memoria en este momento. Las entrevistas clínicas no muestran un deterioro real de la memoria.
  2. Declive cognitivo muy leve:Esto se conoce como 'Deterioro de la memoria asociado a la edad' cuando hay quejas subjetivas de déficit de memoria. Estas notas incluyen olvidar dónde se han colocado objetos familiares, olvidar nombres comunes. Sin embargo, la entrevista clínica no muestra una verdadera disminución de la memoria o déficits objetivos en la memoria de los eventos diarios regulares.
  3. Declive cognitivo leve:Esta segunda etapa de la demencia vascular, denominada 'deterioro cognitivo leve', puede mostrar algún aviso subjetivo más grave de pérdida de memoria. Cosas como perderse en los viajes, bajo rendimiento observado en el trabajo, nombres olvidados más severamente, incapacidad para recordar el contenido cuando se lee, objetos de valor perdidos e incapacidad para concentrarse bien. Algunas de estas cuestiones quedan claras en las entrevistas clínicas, así como en las revisiones objetivas, mientras el paciente comienza a expresar negación o leve ansiedad.
  4. Declive cognitivo moderado:Se trata de 'Demencia leve', donde los síntomas son más claros en la entrevista clínica. La pérdida de memoria incluye el historial personal del paciente o eventos recientes. También hay una pérdida más profunda de la capacidad de viajar, administrar las finanzas, el reconocimiento del tiempo y el lugar o el reconocimiento de aquellos que alguna vez fueron familiares. Junto con la negación, el paciente a menudo evita situaciones en las que suelen surgir síntomas.
  5. Declive cognitivo moderadamente severo:En 'Demencia moderada' se necesita ayuda oficialmente. Durante la entrevista clínica, el paciente no puede recordar algunos datos personales importantes como su dirección o número de teléfono, o incluso detalles comunes del pasado, como la fecha de graduación, el nombre de la escuela secundaria o la universidad o los nombres de los miembros de la familia. Algunas tareas matemáticas comunes o de otro tipo pueden ser difíciles, incluso como contar hacia atrás en intervalos. Si bien es posible que aún se recuerden datos importantes sobre ellos mismos y los demás, como sus nombres y sus seres más cercanos, y no necesitan ayuda con las tareas físicas, algunas actividades cotidianas comunes, como elegir la ropa y tomar decisiones, pueden requerir ayuda.
  6. Declive cognitivo severo:Esta es la 'Demencia moderadamente grave', donde se pierden recuerdos más valiosos. Es posible que se olvide el nombre del cónyuge o de la pareja, junto con la pérdida general de conciencia en la vida normal. Cosas como la fecha y el año, su entorno y la diferencia entre rostros familiares y desconocidos no se reconocen. La incontinencia puede aparecer y es posible que necesiten ayuda con los viajes y la vida diaria básica. La personalidad y el estado de ánimo pueden cambiar, y existe la posibilidad de que no reconozcan su rostro en el espejo o no hablen al azar con extraños mientras crean que su cónyuge tiene una identidad falsa. Se presentan más síntomas y son mucho más graves. Sin la capacidad de concentrarse y pensar durante largos períodos de tiempo, no pueden tomar decisiones.
  7. Declive cognitivo muy severo:Esto es 'Demencia severa'. Esta es la etapa final, donde todas las habilidades verbales se pierden a medida que avanza esta etapa. El paciente puede no hablar en absoluto, o solo frases ininteligibles. Incluso las habilidades motoras básicas se pierden a lo largo de esta etapa, en la que eventualmente no pueden caminar o realizar actividades comunes. Esto significa que el cerebro no puede decirle al cuerpo qué hacer. A medida que pasa el tiempo, el cuerpo comienza a volverse rígido y los reflejos neurológicos del desarrollo se hacen presentes.

Tratamiento y prevención de la demencia vascular

Si bien no se han aprobado medicamentos para el tratamiento de la demencia vascular, existe alguna evidencia de que algunos medicamentos para la enfermedad de Alzheimer pueden ayudar a los pacientes diagnosticados con demencia vascular. También se pueden tomar medidas para ayudar a aumentar el flujo sanguíneo en el cerebro y reducir el daño a los vasos sanguíneos del cerebro. Es probable que estas acciones no traten ni reviertan la demencia vascular, pero pueden ayudar a prevenir la progresión a las etapas de la demencia vascular.

Al trabajar con sus médicos, los pacientes pueden ayudar a desarrollar un plan que proporcionará una mayor esperanza de vida y mantendrá la estabilización cognitiva y la recuperación después de un accidente cerebrovascular. Una de las cosas a considerar en esta área son los factores de riesgo que pueden provocar accidentes cerebrovasculares y otros problemas de circulación cerebral. Muchos de estos son los mismos que algunos riesgos para la salud del corazón como fumar, obesidad, aumento del colesterol, presión arterial alta y más. Muchos médicos ofrecen actividades de protección que incluyen:

  • Dejar de fumar
  • Mantener los niveles de presión arterial, colesterol y azúcar en sangre.
  • Mantenga una dieta saludable
  • Ejercicio
  • Mantenga un peso saludable
  • Minimizar el alcohol

Es importante recordar que estos consejos también son acciones que pueden ayudar a prevenir la demencia vascular. Por lo tanto, si ya está en riesgo de diabetes, obesidad, presión arterial alta o colesterol, enfermedad cardíaca u otros problemas vasculares, es probable que la demencia vascular sea posible, y estas acciones son buenas para apoyar su salud cerebral y cognitiva.

Referencias

https://medical-dictionary.thefreedictionary.com/vascular+dementia

https://www.alz.org/alzheimers-dementia/what-is-dementia/types-of-dementia/vascular-dementia

permanence de l'objet

https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/vascular-dementia/symptoms-causes/syc-20378793

http://www.7dementiastages.com/the-stages-of-vascular-dementia

Fuente: pexels.com