Raymond Cattell y su teoría de la personalidad

Fuente: wikimedia.org



La psicología y las matemáticas generalmente se consideran dos entidades separadas. Como ciencia social, gran parte de la investigación psicológica se centra en datos cualitativos y experiencia humana. Sin embargo, algunos psicólogos optan por fusionar los dos en un campo conocido como investigación psicométrica. Uno de esos psicólogos es Raymond Cattell, conocido por su teoría de la personalidad.



¿Quién es Raymond Cattell?

A menos que hayas estudiado psicología en la escuela, lo más probable es que no hayas oído hablar de Raymond Cattell. Cattell es un famoso psicólogo del siglo XX de Inglaterra. Estudió química y física en la Universidad de Londres, una pista del enfoque científico y matemático que adoptaría para la psicología.

Cattell se interesó por primera vez en la psicología en el contexto del impacto cultural de la Primera Guerra Mundial. Decidió seguir una carrera en el campo y finalmente se graduó de la Universidad de Londres con una licenciatura en psicología. En los años siguientes, aceptó varios puestos docentes en universidades de Estados Unidos, incluso en la Universidad de Columbia y la Universidad de Harvard.



Luego, Cattell estableció el Laboratorio de Evaluación de la Personalidad y Comportamiento de Grupo en la Universidad de Illinois. Más tarde ayudó a fundar la Society of Multivariate Experimental Psychology y la revista correspondiente,Investigación de comportamiento multivariante. Una de las distinciones clave de la carrera de Cattell fue su uso de estadísticas multivariadas para examinar el comportamiento humano, en lugar de seguir el estilo de investigación tradicional de medir variables individuales entre sí.

A pesar de estos logros, la mayor contribución de Raymond Cattell a la psicología se produjo después de su retiro de la Universidad de Illinois. Después de la jubilación, Cattell trabajó con su esposa Heather Birkett para desarrollar el Modelo de personalidad de 16 factores.

Investigación psicométrica



Raymond Cattell adoptó un enfoque de la investigación psicológica diferente al de muchos de sus predecesores. La clave de sus técnicas de investigación fue la psicometría, el campo de estudio centrado en la medición de cualidades como la inteligencia, los rasgos de personalidad, las habilidades y las actitudes. En lugar de trabajar como terapeuta, Cattell pasó su carrera en psicología como un investigador dedicado.

Fuente: pexels.com



le stress cause-t-il la constipation

El foco de la investigación psicométrica son las diferencias entre individuos. El método tiene dos componentes principales: el desarrollo de instrumentos y herramientas para la medición de rasgos y el perfeccionamiento de los enfoques de medición.

La psicometría se desarrolló originalmente con el objetivo de medir la inteligencia, pero luego se expandió para explorar los rasgos de personalidad. La mayor parte de la investigación de Raymond Cattell se centró en este último. La psicometría intenta cuantificar las cualidades de los humanos. Los críticos argumentan que no se pueden cuantificar tales cosas, pero los defensores de la psicometría afirman que muchos críticos hacen un mal uso de los datos psicométricos. Aún así, el proceso de definición de 'medición' para una ciencia social como la psicología resultó ser un desafío para los pioneros de la psicometría. Este es un problema común en todas las disciplinas de las ciencias sociales.

Incluso si no ha oído hablar de la psicometría, probablemente haya utilizado uno de sus productos en algún momento. Por ejemplo, el popular test de personalidad Myers-Briggs es un desarrollo popular del movimiento psicométrico.

il n'est pas en toi

Análisis factorial

Una de las teorías clave de la investigación psicométrica es el análisis factorial. Raymond Cattell ayudó a promover este método estadístico en la década de 1920, como una forma de mejorar los modelos actuales de medición en psicología. El análisis factorial es un método para encontrar correlaciones subyacentes en grandes grupos de datos. Es una gran herramienta para simplificar grandes cantidades de datos para encontrar características comunes dentro de los datos.



Raymond Cattell es conocido por utilizar métodos analíticos de factores, en lugar de métodos más subjetivos o cualitativos, para explorar los rasgos de personalidad. Fue un pionero en el uso del análisis factorial para estudiar comportamientos. El método de análisis factorial es lo que llevó a Cattell a identificar los 16 rasgos individuales que son fundamentales para su teoría de la personalidad.

Teoría de la personalidad

Raymond Cattell hizo muchas contribuciones a la psicología, pero es más conocido por su teoría de la personalidad. Cattell desarrolló esta teoría más adelante en su vida, y su trabajo en investigación psicométrica y análisis factorial culminó en esta perspectiva única de la personalidad.

Al igual que con todo su trabajo, Cattell adoptó un enfoque estadístico y medible para estudiar la personalidad en lugar de utilizar datos de observación y cualitativos. Quería aplicar el análisis factorial a la personalidad. Para hacer esto, categorizó los datos en tres partes para lograr un método de muestreo amplio y completo. Los tres tipos de datos fueron:

  • Datos de vida (datos L): información sobre los comportamientos cotidianos de un individuo y sus patrones de comportamiento. Esto incluyó cosas como las calificaciones que recibieron en la escuela, su estado civil, interacciones sociales y más.
  • Datos experimentales (datos T): reacciones registradas a experimentos estandarizados en un entorno de laboratorio, diseñado para probar la respuesta de los participantes del estudio a ciertas situaciones.
  • Datos del cuestionario (datos Q): respuestas a preguntas sobre el comportamiento y los sentimientos del participante. Estos datos se basaron en la introspección y proporcionaron una mirada más profunda a la personalidad de la persona que no siempre es clara a través de los datos de comportamiento.

El objetivo de la teoría de la personalidad de Cattell era establecer una 'taxonomía común' de los rasgos de personalidad. Refinó listas de rasgos de personalidad previamente establecidas y las redujo para simplificar las descripciones de la personalidad aún más que sus predecesores. La taxonomía establecida previamente, creada por los psicólogos Gordon Allport y Henry Odbert en 1936, contenía miles de rasgos de personalidad divididos en cuatro categorías. Pero esta taxonomía contenía algunos 'límites de categoría ambiguos', que redujeron la importancia del trabajo. La teoría de la personalidad de Raymond Cattell buscaba refinar la taxonomía anterior y crear límites más rígidos que se sumaran a la importancia de la teoría.

Los 16 rasgos principales de la teoría de la personalidad de Cattell

La teoría de la personalidad de Cattell describió 16 rasgos de personalidad que cada persona posee en diversos grados. Los rasgos de personalidad se conocen como 'factores primarios', de los cuales alguien puede estar en el 'rango bajo' o 'rango alto'. Dentro de esos guardabosques hay descriptores de atributos que alguien puede poseer, o formas en que alguien puede actuar, que cae dentro de esos rangos. Los dieciséis factores principales de la personalidad descritos por la teoría de la personalidad de Cattell son los siguientes:

  • Calor
  • Razonamiento
  • Estabilidad emocional
  • Dominio
  • Vivacidad
  • Conciencia de las reglas
  • Audacia social
  • Sensibilidad
  • Vigilancia
  • Abstracto
  • Privacidad
  • Detención
  • Apertura al cambio
  • Autosuficiencia
  • Perfeccionismo
  • Tensión

Fuente: rawpixel.com

En conexión con la teoría de la personalidad de Cattell vino el cuestionario de los dieciséis factores de personalidad (16PF). El 16PF es una prueba de personalidad utilizada por individuos, así como psicólogos e instituciones de salud mental para ayudar a evaluar a los pacientes. A diferencia de las pruebas de personalidad que preguntan explícitamente al encuestado sobre sus rasgos de personalidad, el 16PF pregunta sobre ciertas situaciones y su respuesta a esas situaciones.

Los cinco grandes

A pesar de su experiencia científica y matemática, la teoría de la personalidad de Cattell no está exenta de críticos. La mayor parte de las críticas están relacionadas con el hecho de que la teoría nunca se ha replicado por completo; por tanto, se cuestiona la fiabilidad de los cálculos del análisis factorial que dieron forma a la teoría de la personalidad de Cattell. Cattell afirmó que esto se debía a que quienes intentaron replicar sus hallazgos no estaban usando su metodología exacta.

A pesar de las dificultades con la replicación, la teoría de la personalidad de Cattell indudablemente tuvo un gran impacto en el campo de la personalidad dentro de la psicología. Los dieciséis factores principales de Cattell fueron esenciales para el descubrimiento posterior de los rasgos de personalidad de los 'cinco grandes'.

Así como Cattell buscó mejorar y refinar los hallazgos de sus predecesores en el campo de la personalidad, otros hicieron lo mismo con los dieciséis factores de Cattell. Los psicólogos pudieron utilizar la teoría de la personalidad de Cattell como punto de partida para resumirla en cinco rasgos de personalidad que 'definen la personalidad humana'. Cattell reconoció estos factores en su investigación como 'factores globales' que abarcan muchos de los dieciséis factores en cinco rasgos más amplios. Los cinco grandes rasgos de personalidad son:

  • Franqueza
  • Escrupulosidad
  • Extroversión
  • Amabilidad
  • Neuroticismo

Fuente: publicdomainpictures.net

Como la teoría original de la personalidad de los dieciséis factores de Cattell, la idea detrás de los cinco grandes no es si uno tiene o no estos rasgos. Más bien, se cree que todo el mundo tiene estos rasgos, pero en diversos grados o formas diferentes. Dónde te encuentras dentro de cada uno de los cinco rasgos es un buen indicador de cómo reaccionas en diferentes situaciones. Hoy en día, la prueba de personalidad de los cinco grandes es más común que el cuestionario 16PF original.

Inteligencia fluida y cristalizada

La teoría de la personalidad no es la única contribución de Cattell que todavía se utiliza en la actualidad. Además de sus dieciséis factores, a Cattell también se le atribuye la distinción entre inteligencia fluida y cristalizada.

Hoy en día, la mayoría de la gente reconoce que existen múltiples formas en las que alguien puede ser 'inteligente'. Sin embargo, esto no siempre fue así. Cuando Raymond Cattell introdujo los conceptos de inteligencia fluida y cristalizada en 1963, fue el primero en hacer oficialmente la distinción entre los dos tipos diferentes de inteligencia.

La inteligencia fluida se relaciona con las propias capacidades de razonamiento y la toma de decisiones en el momento. Es extremadamente útil para cosas como la resolución de problemas y el reconocimiento de patrones. La inteligencia fluida es de lo que hablan muchas personas cuando se refieren a alguien que tiene 'astucia callejera'.

La inteligencia cristalizada, por otro lado, está más en línea con lo que la gente llama 'inteligencia de libros'. Es la capacidad de utilizar los conocimientos y habilidades adquiridos. Por ejemplo, la aplicación de una teoría matemática para resolver una ecuación es inteligencia cristalizada. Aprender nuevas palabras e incorporar esas palabras a su vocabulario general también es un ejemplo de inteligencia cristalizada en el trabajo.

que fait un sexologue

Aunque los dos tipos de inteligencia pueden parecer independientes entre sí, están relacionados. Curiosamente, si bien la inteligencia cristalizada no afecta la inteligencia fluida de uno, un alto nivel de inteligencia fluida puede tener un impacto positivo en la inteligencia cristalizada. Hoy en día, la mayoría de las pruebas de inteligencia se centran en ambos tipos de inteligencia, aunque puede realizar pruebas individuales para cada tipo.

El legado de Raymond Cattell

Cattell tuvo un impacto duradero en el campo de la psicología, especialmente en lo que respecta a la teoría de la personalidad. Hoy en día, los empleadores suelen utilizar las cinco grandes pruebas de personalidad para evaluar a los empleados potenciales. Los cinco grandes se consideran una excelente manera de determinar la aptitud de una persona para un puesto específico o una carrera profesional.

Además de los empleadores, los psicólogos administran regularmente la prueba de los cinco grandes a los clientes para ayudarlos a descubrir sus fortalezas. La prueba también puede ayudar a que las personas tengan claridad sobre por qué reaccionan de cierta manera en situaciones y los rasgos detrás de su comportamiento. Si esto es algo que le interesa, hable con un consejero. Ellos pueden ayudarlo a clasificar los resultados y descubrir cómo usarlos para mejorar su vida.

Aunque Cattell nunca trabajó como terapeuta, sus descubrimientos han impactado la vida de muchos. A medida que pasa el tiempo, las personas seguirán aprendiendo sobre sí mismas utilizando las herramientas desarrolladas por Raymond Cattell.