Los muchos tipos de sinestesia explicados

Fuente: flickr.com



¿Qué se siente al 'probar' palabras o 'ver' música? Si lo sabe, entonces podría tener la condición sensorial conocida como sinestesia. Si bien existen muchas formas diferentes de sinestesia, generalmente se describe como un fenómeno en el que una persona experimenta un estímulo sensorial, como escuchar una pieza musical, y otro de sus sentidos percibe simultáneamente el estímulo. Por ejemplo, la música que se escucha podría desencadenar la percepción de una neblina de color naranja.



La evidencia de sinestesia se ha documentado durante siglos, pero la condición ha recibido previamente poca atención por parte de la comunidad científica y el público en general. La Asociación Estadounidense de Sinestesia señala que la actual 'atención científica seria' a la sinestesia y la mayor conciencia pública sobre la afección pueden atribuirse al uso generalizado de Internet y a los nuevos desarrollos en el uso de imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) para detectar la actividad cerebral. Ambos han contribuido al reconocimiento, estudio y detalle de varios tipos de sinestesia.

Además, investigadores notables como el psicólogo clínico Simon Baron-Cohen, quien también es responsable del desarrollo de la evaluación del Cociente del Espectro Autista, y el neurólogo Richard Cytowic, ayudaron a llamar la atención sobre el concepto de sinestesia.



¿En qué se diferencian los tipos de sinestesia?

Alguien con sinestesia se conoce como sinestésico, y hay más de 80 combinaciones de formas en las que los sentidos de un sinestésico pueden estar vinculados. Por ejemplo, algunos sinestésicos perciben las palabras como un gusto, mientras que otros pueden asociar diferentes rasgos de personalidad con cada una de las 26 letras del alfabeto. Además, mientras que la sinestesia se ve más comúnmente como un vínculo entre dos sentidos, existen formas de sinestesia en las que participan tres o más de los sentidos. También ha habido al menos un caso en el que un sinestésico mostró una conexión entre los cinco sentidos. Esto también se conoce como percepción intermodal, y es la forma en que las personas experimentan múltiples modalidades sensoriales.

Otra distinción entre los sinestésicos es que su sinestesia se puede dividir en dos grupos principales. En primer lugar, está la sinestesia proyectiva en la que el sinestésico oye, ve, siente, huele o saborea la segunda sensación desencadenada por el estímulo inicial. Un ejemplo de esto es un sinestésico que huele manzanas cada vez que escuchan una guitarra tocando una determinada nota. El olor de las manzanas es tan real para el sinestésico como el sonido que está escuchando.



La segunda categoría principal es la sinestesia asociativa. Los sinestésicos que pertenecen a este grupo sienten la conexión entre un estímulo y un sentido por el que normalmente no se percibe. En el ejemplo anterior, mientras que un sinestésico con sinestesia asociativa no olerá a manzanas, sentirán una fuerte asociación entre la música de la guitarra y el olor a manzanas. Por supuesto, existe un área gris entre estos dos tipos de sinestesia, ya que hay sinestésicos que describen sus experiencias tanto de manera proyectada como asociativa, y las formas ocurren tanto de manera independiente como mixta o concurrente.

quand ton mari t'ignore

Debe señalarse explícitamente que la sinestesia no es una reacción que ocurre de forma selectiva o que normalmente se puede 'desconectar': el sinestésico no puede elegir cuándo ser sinestésico. Tampoco es simplemente un 'intercambio' de sentidos o la sustitución de un sentido por el siguiente. Además, en los tipos de sinestesia que involucran colores proyectados, esos colores no interfieren con los colores del entorno. Más bien, ambos se perciben como separados y distintos.

Por ejemplo, alguien que percibe los números individuales como colores todavía ve los números en cualquier color que se muestren. Pero, también, EN CADA OCASIÓN, experimentarán una asociación muy fuerte del número con un color en particular o verán muy claramente ese color proyectado en alguna región del espacio, como el color asociado brillando alrededor del número.



También se debe enfatizar que si bien muchos de los ejemplos que se dan en este artículo incluirán los cinco sentidos básicos, existen formas de sinestesia en las que la percepción secundaria es en forma de sentimientos o emociones internas. Algunos sinestésicos, por ejemplo, perciben números y letras con rasgos de personalidad, como que el número 5 sea optimista o la letra C sea generosa (exploraremos estas formas de sinestesia con mayor detalle en la siguiente sección de este artículo).

Hay otras distinciones que se pueden hacer entre los tipos de sinestesia. Estos incluyen hallazgos de investigación que apoyan la teoría de que la sinestesia es más prevalente entre las mujeres que entre los hombres, aunque hay otros cuerpos de investigación que indican que no hay distinción de prevalencia de sinestesia entre los sexos. Para quienes sostienen que las mujeres tienen más probabilidades de tener experiencias sinestésicas, generalmente concluyen que el grado de prevalencia es mucho menor de lo que se pensaba anteriormente.

Algunos estudios han demostrado que la sinestesia tiene un vínculo genético y es hereditaria. De hecho, más del 40% de los sinestésicos tienen un padre, hermano o descendencia que también es sinestésico. Por tanto, existen algunas familias con múltiples casos de sinestesia. Sin embargo, surge una distinción cuando investigaciones recientes muestran que, aparte de la sinestesia congénita, existen algunas formas de sinestesia que pueden ser inducidas químicamente por estimulantes psicoactivos o desarrolladas a través de experiencias, ya sean aprendidas o después de una experiencia traumática y alterando la vía cognitiva responsable de percibir los sentidos. Un ejemplo de esto último es el vínculo que se muestra entre el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y la sinestesia del color del grafema.

Una mirada cercana a la mayoríaFormas comunesde sinestesia

La investigación y la comprensión de la sinestesia son actualmente bastante fluidas, y se informan regularmente nuevos hallazgos. Sin embargo, la comunidad científica ha establecido descripciones un tanto consistentes de las formas más comunes en las que se manifiestan los diversos tipos de sinestesia. Profundicemos en algunos de ellos.



Sinestesia de color grafema

Fuente: flickr.com

De todos los tipos de sinestesia que se han identificado hasta ahora, la sinestesia del color del grafema es una de las más prevalentes y estudiadas. En él, el sinestésico tiene una asociación natural de letras y números escritos con colores. Hay algunas similitudes menores entre los sinestésicos de color de grafema con respecto a qué color se percibe en un número o letra únicos. Sin embargo, es muy poco probable que dos personas con esta forma de sinestesia tengan muchas de las mismas asociaciones.

El término 'cableado cruzado' se utiliza a menudo para explicar cada uno de los tipos de sinestesia sobre cómo funciona el cerebro. Se cree que el cableado cruzado en el caso de la sinestesia del color del grafema ocurre entre el centro de color del cerebro y el área numérica, ambos ubicados en la misma región del cerebro conocida como circunvolución fusiforme. Algunos estudios han revelado que las personas con sinestesia del color del grafema tienen una mayor cantidad de materia gris en ciertas áreas de su cerebro, incluida la circunvolución fusiforme.

Algunas personas encuentran que es muy ventajoso tener sinestesia del color del grafema, ya que se ha demostrado que ayuda a la memoria y, por extensión, al aprendizaje. Varios estudios se han centrado en este aspecto de la sinestesia grafema-color, considerándolo como un dispositivo mnemónico útil para los sinestésicos. Otros estudios han llevado esto un paso más allá al sugerir que la sinestesia del color del grafema se desarrolló en la etapa de la primera infancia de la vida de un sinestésico como una estrategia de aprendizaje.

Personificación lingüística ordinal

En la personificación lingüística ordinal, el sinestésico percibe secuencias ordenadas, como números, letras, días de la semana, meses, etc., con rasgos de personalidad y género inherentemente distintos. Como ocurre con muchos otros tipos de sinestesia, las asociaciones son aproximadamente constantes para el sinestésico, pero no son necesariamente las mismas entre los sinestésicos que presentan la afección. Si bien se ha observado que la personificación lingüística ordinal coexiste con otras formas de sinestesia, se ha demostrado que coexiste con mayor frecuencia en los sinestésicos que muestran sinestesia de color de grafema.

Como ejemplo de personificación lingüística ordinal, el sinestésico podría sentir que la letra A es femenina, la letra T es masculina y la letra M no tiene género. También pueden percibir el número 5 como furtivo y el número 9 como quisquilloso. También hay ocasiones en las que las letras, los números, etc. tienen relaciones personales entre sí. Por ejemplo, B y R son amigos, y ninguno puede soportar a Y. También existe la tendencia entre los sinestésicos con personificación lingüística ordinal a atribuir un rasgo a una palabra completa basándose en el rasgo asociado con la letra inicial de la palabra. N es una letra tranquila e introspectiva, luego la palabra 'NECK' es una palabra tranquila e introspectiva. También vale la pena señalar que un sinestésico también puede asignar rasgos de personalidad y género a los objetos.

Cromestesia

counseling de groupe à proximité

Fuente: rawpixel.com

Este tipo común de sinestesia también se conoce como sinestesia de sonido a color y simplemente se puede considerar como sonidos visuales. En la cromestesia, los sonidos que escucha el sinestésico se asocian o perciben como colores particulares. El sinestésico escucha el sonido como todos los demás. Sin embargo, en cada instancia en la que se escucha el sonido, experimentan simultánea y naturalmente un color que permanece más o menos constante con ese sonido específico. La percepción del color no resta valor a la forma en que el sinestésico escucha el sonido y, en la mayoría de los casos, es más probable que mejore su experiencia general del mismo. Algunos sinestésicos de cromestesia se aprovechan de su condición al usar sonidos (como tocar una pieza musical) como una forma de ayudarlos a relajarse.

Al igual que los pares que se encuentran en otros tipos de sinestesia, los emparejamientos en la cromestesia son consistentes para cada sinestésico pero no son automáticamente iguales para otro sinestésico con cromestesia. Lo que los investigadores han descubierto, sin embargo, es que los sinestésicos tienden a asociar los sonidos agudos con colores claros y brillantes. Los sonidos de tono bajo, por otro lado, tienen más probabilidades de combinarse con colores más oscuros. También hay alguna evidencia que sugiere que este fenómeno se puede encontrar (en menor medida) entre los no sinestésicos.

Los subgrupos entre los sinestésicos de cromestesia incluyen aquellos para quienes la condición es desencadenada por todo tipo de sonidos y aquellos para quienes las notas musicales solo generan sus asociaciones de sonido a color. Además, algunos sinestésicos de cromestesia informan que los colores solo son evocados por las voces de las personas. Un grupo digno de mención relacionado con los sinestésicos de cromestesia son las personas para quienes la condición es de color a sonido, es decir, son los colores los que se perciben como sonidos. En los casos en que se identifica que un individuo tiene sinestesia tanto de sonido a color como de color a sonido, a menudo se encuentra que las parejas siguen siendo las mismas en ambas direcciones.

clinique mayo de démence vasculaire

Sinestesia de secuencia espacial

La sinestesia de secuencia espacial a veces se denomina sinestesia visioespacial y es uno de los tipos de sinestesia más intrigantes. En él, secuencias como números, letras, meses y fechas se perciben como ocupando puntos en el espacio. Un sinestésico que experimente este fenómeno puede ver la disposición espacial en su 'ojo mental' o en el espacio real que lo rodea.

Por ejemplo, hay sinestésicos con sinestesia de secuencia espacial que, al pensar en letras, pueden ver A más lejos que B y quizás B más alto que C. La disposición puede tomar diferentes formas: columnas, espirales o círculos, por ejemplo. Como otro ejemplo, los sinestésicos de secuencia espacial podrían percibir el tiempo en un reloj como ubicado en puntos específicos en el espacio que los rodea. Entonces, las 12 en punto tienen una ubicación establecida, al igual que la 1 en punto, las 2 en punto, etc. Pueden girar hacia la ubicación de cada hora, enfocarse en ella y moverse hacia ella.

Curiosamente, los estudios han vinculado la naturaleza espacio-temporal de la sinestesia de secuencia espacial con una memoria mejorada, en general, y una capacidad superior para recordar eventos, en particular. Muchas fuentes relacionan esta forma de sinestesia con la capacidad de ver el pasado o viajar en el tiempo. Se han realizado estudios que indican una capacidad muy elevada entre las personas con sinestesia de secuencia espacial para recordar los eventos que han ocurrido en sus propias vidas. Esta condición, conocida como hipertimesia, está relacionada con el autismo y el savantismo.

Sinestesia de tacto espejo

Fuente: pexels.com

Este es uno de los tipos raros de sinestesia y uno de los que tienen mayor posibilidad de ser una condición adquirida (en oposición a congénita) en un sinestésico. En la sinestesia del tacto del espejo, el sinestésico siente las mismas sensaciones que otra persona. La sensación del tacto del espejo se puede activar en situaciones de la vida real, en persona o al mirar a alguien en una pantalla. Los no sinestésicos que disfrutan viendo programas particularmente violentos pueden horrorizarse al saber que un sinestésico con sinestesia de espejo siente todo el dolor asociado con la mutilación que tiene lugar en la pantalla.

Aquí hay algunos otros ejemplos de sinestesia del tacto del espejo: Mientras observa a un médico colocar un estetoscopio frío en la espalda de su hijo, una madre siente la sensación en su propia espalda. O, mientras ve a un amigo frotarse un punto dolorido en su hombro, el sinestésico siente esa sensación exacta de roce en su hombro. O, tal vez, mientras está sentada junto a alguien en el autobús que comienza a rechinar los dientes, la sinestésica siente la misma sensación incómoda en la boca.

Es comprensible que algunos estudios sobre la sinestesia del tacto del espejo la hayan relacionado con los sinestésicos que tienen un mayor sentido de empatía por el dolor que sufren los demás. La afección ha demostrado ser útil para los sinestésicos de ciertas profesiones, como médicos y masajistas.

Sinestesia auditivo-táctil

La sinestesia auditivo-táctil (también conocida como sinestesia auditiva-táctil) es uno de los más raros de todos los tipos de sinestesia. Ocurría cuando los sonidos que escucha el sinestésico producen una sensación táctil en determinadas zonas del interior y exterior del cuerpo. Hay indicios de que el cableado cruzado de las cortezas auditiva y somatosensorial explica la experiencia de la sinestesia auditivo-táctil.

Hay una plétora de sensaciones que se pueden experimentar y que varían de un sinestésico a otro. Un sonido puede sentirse como una sensación de hormigueo para un sinestésico, mientras que para otro ese mismo sonido se percibe como la presión que normalmente asociamos con algo que presiona nuestra piel. Se ha informado que los sonidos se sienten cálidos o fríos; como si le estuvieran haciendo cosquillas; suavemente cepillado por una pluma; o como descargas eléctricas.

séances de vidéo thérapie

Hay ocasiones en las que los sinestésicos describen la sensación táctil percibida como agradable, pero en otras ocasiones, los sonidos pueden producir sensaciones que distraen, son incómodas o directamente dolorosas; hay sinestésicos que informan que los sonidos se sienten como picaduras en la piel. El estímulo primario que produce una sensación particular difiere entre los sinestésicos con sinestesia auditivo-táctil. Para algunos, puede ser la música la que produce principalmente las sensaciones, mientras que para otros, puede ser el sonido de la voz humana.

Sinestesia de forma numérica

Este, nuevamente, es uno de los raros tipos de sinestesia y, como tal, no ha recibido tanta atención de la investigación como algunas de las otras formas más comunes de sinestesia. En la sinestesia en forma de número, el sinestésico ve involuntariamente un mapa mental de cualquier grupo de números en el que piensa. La investigación sobre la sinestesia en forma de números sugiere que el cableado cruzado que se produce en el cerebro del sinestésico tiene lugar entre regiones cercanas dentro del lóbulo parietal que gobierna la cognición espacial y numérica.

Los arreglos en la forma numérica de la sinestesia difieren de la recta numérica convencional que a todos nos enseñan en la escuela, y pueden ser idiosincrásicos (únicos para el sinestésico individual) y sin cambios a lo largo de la vida del sinestésico. El sinestésico puede tener una forma particular para los meses del año y otra para las fechas. Además, la cantidad de formas que se perciben no están relacionadas con los colores y no necesariamente poseen ninguna forma de simetría. El número de formas puede ser complejo o simple y puede incluir líneas curvas o rectas o una combinación de ambas.

Las investigaciones han sugerido que los sinestésicos pueden procesar mejor la información numérica si se presenta de una manera que coincida con su forma numérica para ese tipo de información. Esto tiene algunas implicaciones sobre qué tan bien un sinestésico puede aprender materias, como Matemáticas, enseñadas de manera convencional.

Sinestesia léxico-gustativa (y sonora-gustativa)

Fuente: pexels.com

Esta es otra de las formas raras de sinestesia. Una persona que tiene sinestesia léxico-gustativa siente las palabras (tanto habladas como escritas) como sabores, olores y texturas distintos en la boca o siente los sabores en su cabeza. Se ha demostrado que el fenómeno incluye sonidos no léxicos, que son sonidos que no están relacionados con las palabras (como la música o el sonido de un martillo neumático). De ahí que a veces se haga la distinción entre sinestesia sonido-gustativa.

Como es el caso de algunos otros tipos de sinestesia, existe evidencia que sugiere que las sinestesias léxico-gustativas y sonoras-gustativas se desarrollan en la niñez en lugar de estar presentes desde el nacimiento. Algunos sinestésicos con sinestesia léxico-gustativa tienden a establecer vínculos entre las palabras y los alimentos a los que estuvieron expuestos cuando eran niños. En un caso particular, el sinestésico que hablaba inglés y francés desde la infancia tenía sensaciones gustativas para las palabras en ambos idiomas. Aunque también hablaba español (pero lo aprendió más tarde en su infancia que los otros dos idiomas), no tenía experiencia de su sinestesia en ese idioma.

La experiencia de las sensaciones evocadas a menudo está relacionada con el sonido de la palabra, pero algunos investigadores piensan que también puede estar relacionada con el significado de la palabra. Además, no todas las palabras (visualizadas u oídas) y sonidos indujeron la misma intensidad o complejidad de gusto en el sinestésico. Además, son algunas palabras y sonidos que no producen ninguna respuesta gustativa.

Misofonia

déjà vu définition

Este es uno de los tipos más raros de sinestesia. De hecho, solo recientemente ha comenzado a ser objeto de investigación científica y también recientemente ha comenzado a recibir aceptación como una forma de sinestesia. Además de ser uno de los más raros, la misofonía es también uno de los ejemplos más preocupantes de sinestesia. Es una condición en la que el sinestésico experimenta reacciones emocionales negativas y agresivas al sonido. Se ha descrito como un odio al sonido y los desencadenantes más comunes son los sonidos relacionados con los humanos, como respirar, masticar y lamerse los labios.

Es importante destacar que los sonidos que desencadenan la misofonía tienden a ser sonidos cotidianos e inevitables. Por lo tanto, debería ser fácil para un no sinestésico (o un sinestésico que no tenga esta forma particular de sinestesia) comprender cómo la misofonía puede afectar negativamente el funcionamiento normal del sinestésico afectado por ella. Los enfoques utilizados para ayudar a los sinestésicos con misofonía incluyen la terapia cognitivo-conductual y la inclusión de ruido de fondo para enmascarar los sonidos molestos.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los diferentes tipos de sinestesia?

Hay varias formas de sinestesia que las personas pueden poseer, como:

  • Sinestesia de color grafema
  • Personificación lingüística ordinal
  • Cromestesia
  • Sinestesia de secuencia espacial
  • Sinestesia de tacto espejo
  • Sinestesia auditivo-táctil
  • Sinestesia de forma numérica
  • Sinestesia léxico-gustativa (y sonora-gustativa)

Cada forma de sinestesia puede interactuar con diferentes sentidos y afectar a las personas de manera diferente. Además, dos personas que tienen el mismo tipo de sinestesia también tendrán diferentes experiencias. Por ejemplo, ambos ven colores en respuesta a otros estímulos, pero esos colores no serán necesariamente los mismos entre ellos.

¿Qué tan común es la sinestesia?

La sinestesia no es tan rara como la gente tiende a creer, y se estima que alrededor del 2 al 4 por ciento de la población general tiene diferentes experiencias sensoriales relacionadas con la sinestesia.

¿Cuál es la forma más rara de sinestesia?

Aunque la sinestesia es relativamente poco común cuando se incluyen todos los tipos diferentes, ciertas formas de sinestesia son más raras que otras.

La forma más rara de sinestesia es la sinestesia léxico-gustativa que implica que las personas puedan saborear u oler palabras, ya sea verbalmente o escritas, y se cree que afecta a menos del uno por ciento de la población.

Un buen ejemplo de sinestesia léxico-gustativa es si hay un hombre que probó galletas al escuchar la palabra 'coche'. Son cosas completamente ajenas, y no es lo mismo que imaginarse el sabor de algo al escuchar una palabra relacionada (es decir, galletas y panadería).

¿Es la sinestesia algo malo?

Si bien la sinestesia es una afección neurológica incontrolable, no es un trastorno ni una enfermedad, ni es dañina.

Algunas personas encuentran que la sinestesia puede ofrecer algunos beneficios, como ayudar con la memoria y el aprendizaje, pero otras pueden sentir que su forma de sinestesia es un pequeño inconveniente, como experimentar un sabor u olor desagradable.

¿Es la sinestesia un signo de inteligencia?

Hay algunos estudios que muestran que las personas con sinestesia pueden tener un mejor desempeño en las pruebas de inteligencia y pueden poseer ciertas cualidades y características en comparación con los no sinestésicos.

¿Cuál es el mejor ejemplo de sinestesia?

Cuando la gente piensa en la sinestesia, el color del grafema y la cromestesia son dos formas comunes de sinestesia que a menudo vienen a la mente.

Estas experiencias sinestésicas implican ver colores en respuesta a ver letras o números o cuando escuchar sonidos y tipos de sinestesia de colores se encuentran entre las formas de sinestesia más comunes y más investigadas.

¿Cómo se siente la sinestesia?

demandeur d'attention

Debido a que existen diferentes formas de sinestesia, puede sentirse diferente de persona a persona y no todos tendrán las mismas experiencias. Por ejemplo, dos personas con sinestesia del color del grafema probablemente no verán el color azul al ver el número tres o verán colores diferentes para cada uno de los días de la semana.

Algunas personas con sinestesia pueden no tener ninguna experiencia con el color, y otras pueden saborear y también sentir sensaciones táctiles en su lugar, por nombrar un par de otros ejemplos de experiencias sinestésicas que las personas pueden tener.

Conclusión

Como hemos visto, no son solo los tipos de sinestesia los que son muy diferentes, sino también cómo la afección afecta la vida de los sinestésicos. Es cierto que las formas de sinestesia se consideran útiles (como la sinestesia del color del grafema que ayuda a la memoria). Por otro lado, puede haber casos en los que resulte problemático para la persona que experimenta sinestesia (como ocurre con la misofonía). En estos casos, es recomendable buscar ayuda profesional. Si bien puede que no sea posible eliminar la afección, se pueden aprender estrategias de afrontamiento.

También es aconsejable que se comunique con un profesional de la salud mental si sospecha que puede tener alguno de los tipos de sinestesia descritos anteriormente o si ha tenido experiencias similares. Podría darle la oportunidad de explorar su situación única en su totalidad. Quién sabe, su caso puede ser una forma de sinestesia aún no identificada que merece una mayor investigación.