¿La ansiedad es genética? Causas de ansiedad

Fuente: pexels.com



Para aquellos que sufren de ansiedad, puede tener un impacto debilitante en su capacidad para funcionar en su vida diaria. Aproximadamente uno de cada cinco adultos en los EE. UU. Ha tenido un trastorno mental durante el último año, incluidos los trastornos de ansiedad. Quienes han sido diagnosticados con ansiedad tienen múltiples preguntas, pero una de las principales es ¿qué causó mi ansiedad?



Causas de los trastornos de ansiedad

La ansiedad puede ser causada por una condición mental, una condición física, los efectos de algunas drogas o una combinación de estos factores, según WebMD. Si bien muchos de estos factores se pueden controlar a través de la terapia y la intervención médica, otros se preguntan si la ansiedad puede haber más que solo estas causas principales. La pregunta es ¿la ansiedad es genética? Si es así, ¿significa eso que voy a tener que lidiar con un trastorno de ansiedad porque un miembro de la familia lo padece?



A medida que avanza la investigación médica, se ha encontrado un componente genético para muchas enfermedades. Si bien este componente genético no siempre significa que terminará con la enfermedad o afección, puede aumentar la probabilidad de que se vea afectado. Los investigadores que trabajan en el campo de la ansiedad han notado que parece haber una fuerte conexión familiar con respecto a quién sufre de ansiedad.

Fuente: rawpixel.com



Básicamente, los investigadores han observado que si un miembro de una familia sufre de ansiedad, existe una clara agregación familiar. Los estudios de gemelos han encontrado que los factores genéticos son al menos tan importantes como los factores familiares para algunos trastornos de ansiedad, sobre todo los trastornos de pánico y las fobias.

El problema para los investigadores es que solo una fracción de los casos portadores de un gen determinado manifiestan un fenotipo específico, lo que dificulta reducir los trastornos de ansiedad a un gen específico o variación genética.

Aún así, queda mucho por descubrir sobre cómo funcionan nuestros cerebros y sistemas nerviosos. La información se transmite a través de nuestro cuerpo mediante neuronas y sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Se desconoce la cantidad de neurotransmisores, pero los científicos han logrado identificar al menos 100 de estas moléculas que sirven como mensajeros.



Una variante genética en FAAH

citations sur la famille

Uno de estos neurotransmisores se llama anandamida, que ayuda a nuestro cerebro a comunicar felicidad, tranquilidad y comodidad. Los niveles de este neurotransmisor están regulados por el ácido graso FAAH, que desactiva la anandamida al convertirla en otros ácidos.

Ahora imagina que tu cuerpo no tiene tanto FAAH. Por lo tanto, no descompone la anandamida tan rápidamente. Esencialmente, algunos con niveles más bajos de FAAH están preparados para enviar mensajes químicos felices durante períodos de tiempo más largos. Estos niveles más bajos no ocurren por accidente, sino que parecen estar basados ​​en una variación genética. El resultado es que estas personas parecen ser capaces de olvidar las experiencias negativas más fácilmente y tienen una actitud más suave en general.

Los médicos de Cornell han puesto esta variante de gen en ratones y luego les han dado la capacidad de deambular por un laberinto. Los ratones a los que se les dio el gen parecían estar más tranquilos cuando estaban en las partes abiertas del laberinto, en comparación con los ratones de control, que preferían los recintos.

A lo largo de sus estudios, se hizo evidente que aquellos con esta variación genética están menos ansiosos por comenzar y se recuperan más fácilmente de situaciones estresantes.



Los investigadores también han encontrado durante las exploraciones de ligamiento completo del genoma para los genes de susceptibilidad al trastorno de pánico (EP) un locus potencial en el brazo del cromosoma 7p, y los estudios de asociación han destacado muchos genes candidatos que podrían contribuir a los trastornos de ansiedad.

Si bien aún no es una conexión genética definitiva la que predetermina sus posibilidades de tener un trastorno de ansiedad, algunas conexiones están ayudando a los investigadores a buscar nuevas formas de abordar los problemas de ansiedad y sus trastornos asociados. Si padece ansiedad, puede haber un componente genético. Pero incluso aquellos con un componente genético, que parece ayudar a algunas personas a estar menos ansiosas, pueden sufrir trastornos de ansiedad si las circunstancias ambientales son lo suficientemente fuertes.

Función cerebral heredada

Nuestra función cerebral, que es la base de la ansiedad, se hereda, pero la investigación ha demostrado que hay mucho espacio para que nuestras experiencias y nuestro entorno tengan un impacto en la reducción de nuestras posibilidades de lidiar con un trastorno de ansiedad en toda regla.

Aún así, existe un componente familiar que puede hacer que una persona sea más susceptible a posibles trastornos de ansiedad. En la revistaprocedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, un estudio dirigido por el Dr. Ned Kalin, psiquiatra de la Universidad de Wisconsin-Madison, mostró que su historial familiar explica aproximadamente el 30% de la variación en la ansiedad temprana.

Los niños con temperamentos extremadamente ansiosos tienen un 50% de riesgo de desarrollar un trastorno mental más adelante en la vida, señaló el Dr. Kalin. Espera encontrar más evidencia de la base cerebral de este temperamento, que luego se puede usar para crear intervenciones para alejar a los niños de los trastornos de ansiedad.

Fuente: medicalxpress.com

En su investigación, el Dr. Kalin también encontró más actividad en los cerebros ansiosos, como si las partes del cerebro que se ocupan de las amenazas normales hubieran entrado en un modo supercrítico.

'Creemos que nuestro estudio muestra que la hiperactividad de ese sistema se hereda de nuestros padres', dijo el Dr. Kalin. Esta hiperactividad puede dejarlo más vulnerable a desarrollar ansiedad más adelante. Pero con el 70% de la variación en el riesgo de que estos trastornos no tengan un componente genético, está claro que el tratamiento y la intervención pueden tener un impacto amplio.

Es importante tener en cuenta que el hecho de que sus padres tengan ansiedad no significa que usted esté destinado a desarrollar el trastorno usted mismo. Sin embargo, incluso si el trastorno de ansiedad no está codificado en sus genes, los que herede de sus padres podrían influir en la predisposición a padecer un trastorno de ansiedad. Además, estar expuesto a un entorno en el que alguien tiene un trastorno de ansiedad puede generar patrones de comportamiento que afecten la forma en que enfrenta la ansiedad.

Síntomas de ansiedad

Durante nuestra vida, todos sentiremos ansiedad de vez en cuando. Enfrentar problemas en el trabajo, la escuela o en nuestra vida familiar puede afectar nuestros niveles de ansiedad. Sin embargo, con un trastorno de ansiedad, la angustia aumenta y puede ser incapacitante. Esencialmente, estas personas viven con un alto nivel de miedo y preocupación, lo que puede desencadenar respuestas de estrés.

Fuente: images.pexels.com

Los trastornos de ansiedad son un paraguas para varias afecciones, incluido el trastorno de pánico o los ataques de pánico, el trastorno de ansiedad social, las fobias específicas y el trastorno de ansiedad generalizada. Los síntomas de estos trastornos pueden manifestarse físicamente, pero a menudo se desencadenan por una combinación de cambios en su cerebro y estrés ambiental.

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Pánico, miedo o malestar
  • Problemas para dormir
  • Incapacidad para mantener la calma y la quietud
  • Pies y manos fríos, sudorosos, entumecidos u hormigueantes
  • Dificultad para respirar
  • Palpitos del corazon
  • Náusea
  • Boca seca
  • Tensión en todos tus músculos
  • Mareo

Es importante tener en cuenta que esta es una breve lista de síntomas. Algunas personas que padecen un trastorno de ansiedad pueden sufrir solo algunos de estos síntomas o todos.

Opciones de tratamiento

Con tanta gente que sufre una forma de ansiedad, es importante concentrarse en lo que puede controlar, con respecto a abordar su ansiedad. Existen múltiples opciones, incluidas las estrategias de intervención, que pueden brindarles a las personas con trastornos de ansiedad la capacidad de controlar su ansiedad.

Una de las cosas más importantes que debe reconocer al lidiar con la ansiedad es que no está solo. Hay opciones disponibles. Uno de los primeros métodos es la medicación. Es importante comprender que cualquier medicamento debe ser recetado por un médico y debe consultar a su médico antes de comenzar cualquier régimen de prescripción. Los antidepresivos pueden ser eficaces para tratar los trastornos de ansiedad. Los ansiolíticos también son fármacos que reducen la ansiedad.

También puede realizar cambios en su rutina, como comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente. El ejercicio puede ayudar a liberar sustancias químicas cerebrales que mejoran su estado de ánimo y reducen el estrés. Crear una rutina relajante a la hora de acostarse puede ayudarlo a dormir lo suficiente, lo que puede ayudarlo a reducir sus niveles de estrés.

Fuente: pixabay.com

Otra opción de tratamiento es la psicoterapia, que es un tipo de asesoramiento destinado a abordar las respuestas emocionales a las enfermedades mentales. Parte de este asesoramiento implica ayudarlo a comprender y lidiar con su trastorno de ansiedad.

Uno de estos tipos de psicoterapia es la terapia cognitivo-conductual, que le enseña cómo reconocer y cambiar sus patrones de pensamiento y comportamiento y lo ayuda a reconocer los desencadenantes de un ataque de ansiedad o pánico. El terapeuta trabajará contigo para crear nuevos patrones al dirigir la atención a las suposiciones que haces sobre ti mismo y los demás, tanto positivos como negativos.

Además, cree un sistema de apoyo de personas que puedan ser una fuente de aliento y ayudarlo brindándole un oído atento.

Si padece un trastorno de ansiedad, es importante no aislarse. Conectarse con un terapeuta local o en línea puede ayudarlo a abordar su trastorno de ansiedad y brindarle las habilidades de afrontamiento para identificar sus factores desencadenantes y reconocer cuándo sus niveles de ansiedad están comenzando a aumentar. Además, su terapeuta puede trabajar con usted para crear técnicas que puedan ayudarlo a calmarse durante un ataque de ansiedad.

Si bien es posible que no pueda determinar su genética, puede controlar activamente su trastorno de ansiedad, lo que tendrá un impacto positivo en su estilo de vida. BetterHelp puede ayudarlo a encontrar el terapeuta en línea adecuado para ayudarlo con su trastorno de ansiedad hoy.