La importancia de la consejería contra la violencia doméstica

La violencia doméstica es un problema importante en países de todo el mundo. En los Estados Unidos, casi 20 personas por minuto son abusadas por una pareja doméstica, más de 10 millones de mujeres y hombres por año.

Aunque las estadísticas demuestran lo contrario, el abuso doméstico puede ser una experiencia muy aislante. Si ha experimentado abuso doméstico, nunca debe sentirse avergonzado por querer mantener su experiencia en privado. Aún así, puede consolarse sabiendo que no está solo, ni mucho menos.







Fuente: rawpixel.com

Es completamente comprensible que alguien que ha pasado por violencia doméstica dude en buscar ayuda. Sin embargo, el asesoramiento sobre violencia doméstica puede ser un factor crucial para recuperarse emocionalmente de su experiencia de violencia doméstica.



Formas de abuso doméstico



No todo el abuso doméstico es igual. Eres la única persona que conoce tu experiencia personal y si algo de lo que sucede en tu relación es abuso. En general, la mayoría de la violencia doméstica cae en una de las siguientes categorías.

Abuso físico: esto es probablemente lo que la mayoría de la gente piensa cuando escuchan las palabras 'violencia doméstica'. Es el uso de la fuerza física lo que lesiona a la otra persona o la pone en riesgo de lesionarse. Aunque la acción en sí es física, el abuso puede tener raíces emocionales y ciertamente impacta negativamente en los sentimientos y emociones.



Abuso verbal: usar palabras para insultar, faltarle el respeto, avergonzar o lastimar a la otra persona, ya sea en privado o en público. Puede ser difícil determinar si alguien solo está siendo 'malo' o si lo que está sucediendo es abuso. Muchas personas nunca denuncian ni buscan asesoramiento por abuso verbal porque es posible que ni siquiera se den cuenta de que está sucediendo. Solo usted puede saber con certeza si las palabras de su pareja son abusivas. Si alguna vez sospecha que pueden serlo, confíe en su instinto y busque ayuda.

Abuso sexual: esta es otra forma de abuso que puede ser difícil de identificar para la persona abusada. Es especialmente confuso cuando las parejas ya son sexualmente activas y han tenido o están teniendo actualmente relaciones sexuales consensuadas. El abuso sexual implica obligar a otra persona a hacer cualquier cosa sexual, desde tocarse hasta tener relaciones sexuales. Si la acción no es deseada por una persona y se ve obligada a realizarla, es abuso. El abuso sexual a menudo ocurre junto con otro tipo de abuso, especialmente el abuso físico.

Abuso financiero: El abuso financiero o económico es una de las formas de abuso menos conocidas, pero eso no lo hace menos importante. El abuso financiero implica retener dinero de otra persona o usar el nombre o la información personal de esa persona para gastar su dinero y posiblemente hacer que acumule deudas. Esto puede hacer que la persona se sienta impotente o tenga que depender del abusador para obtener apoyo financiero, colocando al abusador en una posición de mayor poder en la relación. Esto puede impedir que la persona abusada sienta que puede salir de una relación enfermiza y alimenta la continuación del ciclo de abuso.



Abuso emocional: el abuso emocional puede implicar una combinación de cualquiera de los otros tipos de abuso. El abusador trata a una persona de tal manera que reduce su confianza en sí mismo y le da al abusador más control sobre la otra persona. El abusador usará tácticas altamente manipuladoras que pueden hacer que la otra persona se sienta culpable o que de alguna manera merezca el abuso.

Cualquiera que sea la forma de abuso, lo más importante que debe recordar es que no es culpa suya. La violencia doméstica es únicamente culpa del abusador, nunca de la persona a la que abusan.





Fuente: rawpixel.com



Señales de abuso doméstico

Puede ser difícil saber si alguien está en una relación abusiva desde una perspectiva externa. A veces, la persona abusada en la relación ni siquiera es completamente consciente del hecho de que el comportamiento de su pareja es abusivo. Si bien cada situación es diferente, ciertas señales de advertencia indican que usted o un ser querido puede estar en una relación abusiva, o en riesgo o ya está lidiando con violencia doméstica. Algunas de estas señales de advertencia incluyen:



Aislamiento: un abusador querrá mantener a la persona que está abusando aislada de otras personas, incluidos amigos cercanos y familiares. Esto mantiene a la persona más dependiente del abusador, ya que se convertirá en la persona principal en su vida. Le permite al abusador obtener más control y poder sobre la persona a la que abusan.

Comportamiento crítico: El abusador a menudo menospreciará a la persona a la que abusará para reducir su confianza en sí mismo y hacer que se sienta impotente. Puede comenzar como comentarios indirectos que no parecen malos por sí mismos, pero que poco a poco hacen que la persona se sienta más cohibida y dependiente de su abusador. Con el tiempo, es probable que el comportamiento crítico se intensifique y pueda tomar la forma de abuso emocional.

Invadir la privacidad: el abusador intentará quitarle a la otra persona el sentido de privacidad y tener su propia identidad. Pueden leer sus mensajes de texto y correos electrónicos, o escuchar sus llamadas telefónicas.

Hay muchos otros signos de abuso y ciertos casos aislados de estos comportamientos no siempre apuntan a violencia doméstica. Sin embargo, a menudo indican violencia doméstica actual o futura, especialmente si una pareja muestra un patrón de este tipo de comportamiento. Si ha notado estos comportamientos en su pareja, o nota signos de ellos en la relación de un amigo o ser querido, puede ser un signo de violencia doméstica.

Nunca tema pedir ayuda o hablar sobre el tema de la violencia doméstica con un amigo que le preocupa. Siempre es mejor decir algo, incluso si la conversación no llega muy lejos, que ver a un amigo sufrir en silencio.

El ciclo de la violencia doméstica

No hay dos casos de violencia doméstica iguales. Pero muchas situaciones de abuso entre parejas tienden a seguir un ciclo similar (aunque no todas lo hacen). El ciclo estándar de violencia doméstica es el siguiente:

Fase de construcción de tensión: durante esta fase inicial del ciclo de violencia doméstica, la tensión comienza a acumularse y una persona puede sentir que necesita 'caminar sobre cáscaras de huevo' alrededor de su pareja. Dependiendo de la situación, la fase de creación de tensión puede durar solo unas pocas horas o puede prolongarse durante varios meses. Cuanto más dura la fase, más ansiosa puede sentirse una persona, ya que saben que una 'explosión' es inevitable, pero no están seguras de cuándo llegará.

Incidente abusivo: este es el punto en el que la tensión finalmente alcanza su punto de ruptura y el abusador rompe e inflige violencia sobre la otra persona. Dependiendo del tipo de abuso, el incidente puede involucrar violencia física, abuso sexual o palabras o amenazas dañinas. En casos de abuso financiero, puede implicar restringir el acceso de un socio a las finanzas o usar su identidad para robar o gastar dinero en sus cuentas.

Fase de luna de miel: después de los incidentes abusivos, el abusador puede hacer un esfuerzo para 'compensar' su comportamiento violento o abusivo. Para hacer esto, pueden comprarle regalos a la persona de la que abusaron, ser más cariñosos y reflexivos con ellos, o intentar mostrar que están 'arrepentidos' por el abuso e intentar que la persona confíe en ellos y los vea favorablemente nuevamente. A menudo, esto incluye promesas vacías de que la violencia doméstica nunca volverá a suceder o que han cambiado.

Después de las disculpas o los obsequios, la relación puede experimentar un período de relativa paz y estabilidad. La persona abusada puede creer que el abusador realmente ha cambiado y que el abuso no volverá a ocurrir. Pero, en la mayoría de las relaciones abusivas, la fase de luna de miel es seguida por otra fase de creación de tensión y el ciclo de violencia doméstica comienza de nuevo.

Fuente: rawpixel.com

No todas las relaciones abusivas incluso tienen una fase de luna de miel. Algunos abusadores pasan a la siguiente fase de creación de tensión inmediatamente después de un incidente abusivo. Incluso si el abusador promete cambiar, en la mayoría de los casos de violencia doméstica, esto no sucede. Para la mayoría de las personas, la única forma de poner fin al ciclo de abuso es que la persona abusada deje la relación.

Consejería de violencia doméstica

La violencia doméstica es un problema importante y millones de personas sufren de abuso doméstico cada año. El asesoramiento sobre violencia doméstica es un componente extremadamente importante para que cualquier persona que haya pasado por abuso pueda salir de la relación abusiva y aprender a recuperarse emocionalmente de la violencia doméstica.

Decidir dejar una relación abusiva puede ser extremadamente aterrador. Puede ser útil hablar primero con un terapeuta o consejero para obtener consejos sobre cómo salir de una relación abusiva de manera más segura. La consejería en línea es una gran herramienta para cualquier persona que esté lidiando con la violencia doméstica porque puede comunicarse con su terapeuta en cualquier momento y hablar con él en privado desde su computadora o teléfono, en lugar de tener que ir a una oficina.

Tipos de servicios contra la violencia doméstica

Diferentes personas necesitarán diferentes tipos de apoyo para salir de una situación de abuso y finalmente superar el peso emocional que acompaña a la violencia doméstica. Hay varios tipos de consejería que pueden beneficiar a alguien que ha vivido con abuso doméstico, que incluyen:

Asesoramiento en línea: la terapia y el asesoramiento en línea son una gran herramienta para las personas que viven con una variedad de afecciones o que se recuperan de diferentes experiencias, incluida la violencia doméstica. Al igual que la terapia en persona, la asesoría en línea la llevan a cabo terapeutas y consejeros autorizados. Pero a diferencia de la terapia tradicional, tendrá la libertad de enviarle mensajes a su terapeuta en cualquier momento del día, en lugar de tener que esperar a una cita determinada.

Esto puede ser especialmente útil para alguien que está superando la violencia doméstica, ya que el proceso de curación puede ser impredecible y variable. Por supuesto, la terapia en persona también puede ser muy útil para cualquiera que se recupere de la violencia doméstica.

Fuente: rawpixel.com

Casas seguras: En casos de violencia doméstica severa, una persona puede elegir o recibir instrucciones para pasar tiempo viviendo en una casa segura. Las casas seguras cuentan con políticas para proteger a las personas del abuso doméstico y ayudarlas a recuperarse de la experiencia. La ubicación debe mantenerse en secreto para evitar que el abusador encuentre la casa, y no se permite alcohol ni drogas en las instalaciones para que las personas no puedan depender de la automedicación después de la violencia doméstica. Aunque puede ser difícil al principio, esto es muy beneficioso para la recuperación y la salud mental de la persona a largo plazo.

Línea directa de violencia doméstica: las líneas directas no son una solución a largo plazo para alguien que vive con abuso doméstico, pero pueden ser un excelente primer paso después de la violencia doméstica. Los operadores de la línea directa pueden dirigir a una persona a los servicios que necesita, brindar asesoramiento a corto plazo o ayudarla a salir de situaciones graves. La línea directa nacional de violencia doméstica acepta llamadas las 24 horas del día, los 7 días de la semana. El número es 800-799-SAFE (7233).

La importancia del asesoramiento sobre violencia doméstica

No hay nada que pueda preparar mentalmente a alguien para los resultados físicos y mentales de la violencia doméstica. Las relaciones abusivas son notoriamente difíciles de dejar para una persona abusada, e incluso una vez que lo hacen, muchas personas luchan contra la depresión, la ansiedad, el estrés o la angustia emocional general. Algunas personas incluso experimentan PTSD después de la violencia doméstica.

El asesoramiento sobre violencia doméstica puede desempeñar un papel invaluable para ayudar a las personas a superar una situación de abuso. Tener servicios de consejería doméstica disponibles puede hacer que las personas en relaciones abusivas se sientan más seguras de dejar a una pareja abusiva. El apoyo puede marcar la diferencia en si alguien deja o no una relación abusiva, así como el resultado una vez que lo hace.

Si sospecha que un amigo o un ser querido puede estar en una relación abusiva, no dude en comentarlo con él o con un consejero. Es mejor correr el riesgo y sacarlo a colación, aunque puede resultar incómodo que quedarse quieto y no hacer nada. Si usted mismo está lidiando con la violencia doméstica, puede ser extremadamente difícil contarle a alguien sobre la situación. Comience llamando a una línea directa nacional de violencia doméstica y luego comuníquese con un consejero. Dar el primer paso para salir de una relación abusiva puede ser muy aterrador y difícil, pero vale la pena.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Quién define la violencia doméstica?

La violencia doméstica se caracteriza por el abuso emocional, financiero y físico. Cuando la gente piensa en la violencia doméstica, lo primero que suele pensar es el abuso doméstico. La violencia de pareja, el abuso doméstico y la violencia doméstica incluyen factores de abuso emocional y financiero, no solo violencia física.

¿Cuál es el castigo por violencia doméstica?

El castigo por violencia doméstica depende de la gravedad y las circunstancias que rodean los incidentes. Los tribunales de abuso doméstico en ciudades y pueblos establecen los estándares para los castigos que pueden incluir pasar tiempo en la cárcel.

¿Es la violencia doméstica un delito?

Cuando la violencia doméstica se vuelve física, esto es un crimen. El abuso financiero también puede ser un delito según las circunstancias. Si bien el abuso emocional puede no considerarse un delito real, los efectos persistentes de la violencia doméstica pueden ser graves y duraderos.

¿Se puede desestimar un caso de violencia doméstica?

Si el perpetrador de violencia doméstica accede a recibir asesoramiento sobre violencia doméstica, existe la posibilidad de que un juez o tribunal pueda reducir o desestimar los cargos de violencia doméstica para los infractores no habituales o por primera vez. Las sesiones con un consejero de violencia doméstica pueden beneficiar a las personas que sufren violencia doméstica en ambos lados.

¿Cuál es la definición de abuso verbal?

El abuso verbal es una forma de violencia doméstica que ocurre cuando alguien usa un lenguaje negativo y comentarios cortantes hacia su pareja. Las sobrevivientes de violencia doméstica a menudo informan el abuso verbal como la primera señal que notaron antes de que comenzaran otras formas de violencia doméstica.

¿Cuáles son los efectos de la violencia doméstica en la víctima?

Los efectos de la violencia doméstica pueden ser duraderos. Las víctimas de violencia doméstica pueden experimentar problemas de salud mental como trastorno de estrés postraumático, ansiedad y depresión como resultado del abuso de violencia doméstica. Las sobrevivientes de violencia doméstica a menudo sienten los efectos físicos y emocionales de la violencia doméstica durante años después de que la violencia ha terminado.

Si es un sobreviviente o víctima de violencia doméstica, busque ayuda hablando con un terapeuta autorizado. También puede obtener ayuda inmediata o problemas de violencia doméstica poniéndose en contacto con la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica. La Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica es un servicio de veinticuatro horas que brinda apoyo a los sobrevivientes y víctimas de violencia doméstica con recursos y apoyo locales.

¿Cuánto tiempo estás en la cárcel por violencia doméstica?

Cuando las personas van a la cárcel por violencia doméstica, el tiempo que permanecen depende de un juez. El tiempo que alguien está en la cárcel por violencia doméstica depende en gran medida de los cargos de violencia doméstica en su contra. En la mayoría de los estados, los tribunales notifican a los sobrevivientes de violencia doméstica antes de que un abusador de violencia doméstica sea liberado de la cárcel.

¿Qué sucede en un caso de violencia doméstica?

Cuando un caso de violencia doméstica llega a los tribunales, la persona acusada de violencia doméstica normalmente es arrestada y enviada a la cárcel mientras se investigan los cargos en su contra. El perpetrador de violencia doméstica puede salir de la cárcel si no muestra un historial de violencia o incidentes similares. Los sobrevivientes de violencia doméstica a menudo reciben apoyo de amigos y familiares y consejeros de violencia doméstica. Los terapeutas de violencia doméstica pueden ayudar a los sobrevivientes de abuso doméstico a procesar el dolor físico y emocional causado por el incidente.

¿La violencia doméstica permanece en su registro?

Cuando alguien es condenado por cargos de violencia doméstica, estos cargos permanecen en su registro por el resto de sus vidas. A los perpetradores de violencia doméstica a menudo se les da la opción de obtener asesoramiento sobre violencia doméstica si no son delincuentes habituales en lugar de ser condenados por un delito. Las víctimas de la violencia doméstica deben buscar apoyo para los problemas con la violencia en curso o la curación de las heridas de la violencia doméstica. Comunicarse con un profesional de terapia con licencia o un defensor de la violencia doméstica en la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica puede responder muchas preguntas e inquietudes relacionadas con la violencia doméstica a medida que los sobrevivientes aprenden a sanar.

¿Hacen pruebas de drogas para detectar violencia doméstica?

En este momento, no existe una prueba de drogas diseñada específicamente para la violencia doméstica. Si es víctima de violencia doméstica y desea que la persona acusada de violencia en su contra sea sometida a pruebas de detección de drogas en la corte, comuníquese con un defensor de la violencia doméstica para obtener apoyo y asesoramiento sobre cómo presentar su solicitud. La Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica es un recurso excelente para encontrar respuestas a preguntas como estas. A las sobrevivientes de violencia que utilizan los servicios de la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica les resulta más fácil encontrar el camino que a las sobrevivientes que optan por hacerlo solas.

¿Qué sucede en un juicio judicial por violencia doméstica?

Durante un juicio en la banca por violencia doméstica, un juez analiza todas las pruebas y los hechos del caso y toma una decisión final. No hay jurado presente en un juicio de banco. Los jueces escuchan todas las pruebas y emiten un juicio basado en los hechos presentados. Ambas partes, incluido el acusador y el acusado, están presentes en un juicio en el tribunal. La Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica puede ayudar a las víctimas de violencia doméstica a través del proceso judicial al conectarlas con defensores de la violencia doméstica. Los defensores de la violencia doméstica con los que se conecta la Línea Directa Nacional contra la Violencia Doméstica pueden asistir a la corte con usted y, en algunos casos, incluso en su nombre.

¿Qué sucede si un caso de violencia doméstica va a juicio?

Si un caso de violencia doméstica va a juicio, tanto el perpetrador como la víctima pueden contar su versión de los hechos a un juez. Durante este proceso, un juez también escuchará el testimonio de amigos y familiares de ambos lados. El juez decidirá el resultado del caso basándose en los hechos y las pruebas presentadas en el tribunal.

¿Tengo que testificar contra mi esposo en un caso de violencia doméstica?

Si ha sido víctima de violencia doméstica y su esposo es el acusado, dependiendo del estado en el que viva, es posible que deba testificar en su contra en la corte. Hable con un experto en terapia sobre los impactos de la violencia doméstica en su salud mental. Si necesita ponerse en contacto con un defensor de la violencia doméstica para obtener apoyo, llame a la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica.

La Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica puede brindar orientación y apoyo a las familias y víctimas de violencia doméstica. La línea directa está disponible en línea por chat y por teléfono las 24 horas del día. Si usted o un ser querido es víctima de violencia doméstica, la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica es un excelente lugar para comenzar a buscar ayuda.

¿Cómo terminan la mayoría de los casos de violencia doméstica?

Los casos de violencia doméstica pueden tener muchos resultados. En algunos casos, los cargos contra los acusados ​​son desestimados por falta de pruebas (o pruebas). En otros casos, la persona acusada de violencia doméstica es condenada y puede ir a la cárcel o tener que pasar un período de tiempo en libertad condicional. Comuníquese con la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica si se encuentra en una situación de violencia doméstica y necesita ayuda.

¿Las víctimas de violencia doméstica tienen que testificar?

En la mayoría de los casos en que las víctimas de violencia doméstica terminan en los tribunales, se les exige que testifiquen contra la persona acusada de la violencia. Algunos estados requieren que las personas en situaciones de violencia doméstica testifiquen en la corte en su propio nombre. Si tiene inquietudes sobre testificar como víctima de violencia doméstica en la corte, comuníquese con la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica para obtener ayuda.

La Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica puede proporcionar recursos de apoyo a las víctimas de violencia doméstica. Incluso podrían indicarle la dirección correcta para encontrar un defensor de la violencia doméstica que vaya a la corte con ellos.