Cómo terminar una amistad de manera amistosa

Fuente: pexels.com



En un mundo perfecto, las amistades nunca llegarían a su fin. Sin embargo, el mundo está lejos de ser perfecto. Hay muchos casos en los que terminar una amistad no solo es apropiado, sino primordial por el bien de la salud mental, la seguridad y el bienestar. Cuanto más larga sea la amistad, más desafiante puede ser terminarla. Sin embargo, al final del día, si una amistad se ha vuelto insalubre o tóxica, terminarla y seguir adelante es casi siempre el mejor curso de acción.



Aunque la mayoría de las personas saben instintivamente cuándo una amistad se ha vuelto tóxica, generalmente hay una serie de señales de advertencia y cambios. Reconocer estos signos y dar los pasos adecuados debe ser el próximo curso de acción al descubrir la toxicidad de una amistad. Según Lifehack, algunos de los indicadores más fuertes de una amistad poco saludable son los siguientes: enfoque intensivo en la negatividad, falta de cuidado / respeto mutuo, rapidez para enojarse, falta de intentos de mantenerse en contacto, solo hablar de uno mismo, falta de felicidad con respecto a éxito / logros e indiferencia hacia los sentimientos.

Incluso cuando alguien sabe que la amistad se ha vuelto perjudicial para su bienestar, terminar la amistad de manera amistosa puede ser una hazaña difícil. Sin embargo, los siguientes métodos deberían resultar útiles para las personas que luchan por romper los lazos de manera positiva.



Comunicarse honesta y eficazmente

Según Bustle, una de las formas más amistosas de terminar una amistad es comunicarse de manera honesta y efectiva. Alguien que sienta que se ha distanciado de su futuro ex amigo debe expresar esto y asegurarse de que la otra parte lo sepa. Esto no significa denigrar al partido o menospreciar su carácter o rasgos personales. Sin embargo, la comunicación honesta y eficaz implica la autoexpresión.

La realidad es que no importa cuán amigable o educado sea alguien al terminar una amistad, es poco probable que la conversación sea feliz y despreocupada. Dependiendo de la naturaleza de la amistad, el otro individuo puede albergar secretamente sentimientos similares, pero temeroso de expresarlos. En esta circunstancia particular, puede ocurrir una decisión mutua de separarse, pero es probable que la otra persona se sorprenda o incluso se sienta herida. Esto debería esperarse.



'Siento que nos hemos distanciado', 'No siento que nuestra amistad sea saludable' y 'Me gustaría que nos separáramos un tiempo' son ejemplos de formas veraces y específicas de terminar una amistad. Las personas que están poniendo fin a sus amistades generalmente deben abstenerse de declaraciones acusatorias, como 'nunca me escuchas', 'eres tan negativo' y 'me estás deprimiendo'. Incluso si una persona se siente así, es muy probable que expresar estos sentimientos en este asunto ponga a la otra persona a la defensiva. Las interacciones amistosas son muy difíciles, si no del todo imposibles, cuando una o ambas partes sienten que están siendo atacadas.

Fuente: pixabay.com



Cesar gradualmente la comunicación

Muchas personas se preguntan si terminar gradualmente la comunicación con un amigo es una manera amistosa de terminar una amistad. Sin embargo, hay ciertas situaciones en las que este método no solo es amigable sino también apropiado. Hay diferentes formas de transmitir mensajes. A veces, sentarse con un amigo y decirle que es hora de separarse es la mejor manera de terminar la relación. En otros casos, una forma de comunicación más suave y menos directa puede terminar efectivamente con una amistad.

En última instancia, la persona que decida poner fin a la amistad tendrá que determinar si cree o no que es apropiado interrumpir gradualmente la comunicación. Diferentes personas tienen diferentes personalidades. Diferentes personalidades reaccionan a diversas acciones y comportamientos. Algunos amigos podrán captar la pista, mientras que otros requerirán un acercamiento más directo.

Poner fin a la amistad por escrito

De manera similar a dejar de comunicarse gradualmente, terminar una amistad por escrito es un método que no todos considerarían amistoso. Sin embargo, la decisión una vez más recae en la persona que ha decidido terminar la relación. En la mayoría de los casos, la gente tiende a tener una idea del carácter de un amigo. Como tal, tienen una idea sobre la reacción de la otra parte al final de la amistad. Algunas personas lo tomarán bien mientras que otras no.



No todo el mundo se siente cómodo con terminar una amistad cara a cara. Algunas personas pueden sentirse mejor al comunicarse por correo electrónico, mensajes de texto o incluso directamente a través de las redes sociales. No todo el mundo estará de acuerdo con los métodos de comunicación anteriores, pero es una decisión que cada uno debe tomar. Si el instinto de alguien le dice que termine una amistad por escrito, en lugar de hacerlo en persona, ese instinto debe seguirse.

Después de terminar la amistad

Incluso después de terminar una amistad en términos amistosos, algunas personas pueden sentirse mal o preocuparse por los sentimientos o pensamientos de su antiguo amigo. Sin embargo, cada persona es responsable de sí misma. Eso es lo primero y más importante. Además, las relaciones y las amistades deben ser enriquecedoras, edificantes y positivas. No deberían ser agotadores, estresantes o tóxicos. Sentir genuinamente que una amistad debe terminar en sí mismo es una señal de advertencia.

Fuente: pexels.com

Comprender los impactos adversos de las amistades tóxicas

No todo el mundo pone fin a las amistades poco saludables, incluso cuando saben que deberían hacerlo. Las razones asociadas varían según las personas involucradas y la dinámica de la relación. Algunas personas pueden sentir que están ganando algo con la amistad, a pesar de su toxicidad. Otros pueden preocuparse por las consecuencias sociales de terminar una amistad. Es más probable que las personas que sufren de baja autoestima continúen entablando amistades poco saludables; pueden temer estar solos o sentirse indignos de tener relaciones saludables y gratificantes.

Los impactos adversos de las amistades tóxicas están bien documentados. Según Psychology Today, las personas que se someten a estas alianzas poco saludables son más propensas a experimentar ansiedad, depresión, sistemas inmunológicos debilitados, dolencias digestivas, presión arterial alta, estrés y más. Sin embargo, las consecuencias desfavorables de las amistades tóxicas no se limitan simplemente al trauma físico. Healthy Place explica que la autoestima de uno eventualmente se convierte en la víctima de una amistad tóxica que dura demasiado.

Cada individuo se ve afectado e influenciado por la empresa que mantiene. Mientras que los amigos positivos tienden a animarnos y animarnos, sus contrapartes negativos son desalentadores y agotadores. Las personas tóxicas también son más propensas a participar en comportamientos de riesgo o incluso delictivos. Esto puede tener consecuencias trágicas y de por vida en las circunstancias adecuadas. La incomodidad temporal de terminar una amistad tóxica es casi siempre mejor que las consecuencias físicas, emocionales, psicológicas e incluso legales que pueden ocurrir al no terminar la relación.

les causes de la dépendance à l'amour

Sepa cuándo notificar a las autoridades competentes

A pesar de las mejores intenciones, poner fin a las amistades, incluso de la manera más amistosa, no siempre sale bien. A veces, no conocemos a las personas hasta que somos testigos de su conducta durante la ira. Algunas personas pueden arremeter cuando alguien decide terminar una amistad con ellas. Las agresiones pueden ocurrir de varias formas, como acoso en las redes sociales, difusión de rumores, chismes con otros, etc. En caso de que esto ocurra, se recomienda documentar todas las formas de acoso y posteriormente bloquear los perfiles en línea del antiguo amigo. La documentación es útil si el acoso continúa y es el momento de notificar a las autoridades.

Por supuesto, si alguien lanza amenazas o ataques físicos, notificar a la policía es primordial. No importa cuánto duró la amistad, los comportamientos anteriores no son reacciones normales o apropiadas para alguien que elige romper los lazos. Las personas que son sometidas a esta forma de tratamiento no deben involucrar ni intentar calmar al amigo. Preservar y mantener la propia seguridad es fundamental.

No tenga miedo de pedir ayuda

Buscar ayuda cuando se intenta terminar una amistad de manera amigable no es absolutamente nada de lo que avergonzarse. Obtener una opinión externa de otra persona puede ser útil y esclarecedor. Cada situación y amistad es diferente y, por tanto, requiere distintas soluciones. Lo que funciona para terminar una amistad no necesariamente será efectivo para terminar con otra. La capacidad de tomar una decisión sabia, bien informada y pensada siempre es importante.

Fuente: flickr.com

Una palabra final

No importa lo bien que vayan las cosas, terminar una amistad nunca es fácil. Puede ser tan difícil para la persona que decide romper los lazos como para la persona que recibe la decisión. Hablar con familiares, otros amigos o incluso con un consejero / terapeuta sobre el tema puede ser particularmente útil.

Desafortunadamente, buscar ayuda profesional es algo con lo que muchas personas todavía luchan. Algunos creen que hacerlo es indicativo de debilidad, mientras que otros creen genuinamente que pueden manejar los asuntos por sí mismos sin la participación de personas externas. Sin embargo, esto no cambia la realidad de que ningún individuo puede hacer todo por sí mismo. En un momento u otro, todas las personas necesitarán algún tipo de información u orientación externa ... y eso no tiene nada de malo.

En BetterHelp, nos enorgullecemos de brindar asesoramiento y orientación de primer nivel a todos los que se acercan a nosotros. Ya sea que termine una amistad, supere un obstáculo o atraviese algo más, BetterHelp siempre estará disponible como recurso y opción. Puede contactarnos en cualquier momento haciendo clic aquí.