Definición de los diferentes tipos de memoria

Fuente: maxpixel.net



Cuando piensa en la memoria de término y su memoria, puede saber de manera innata que esta construcción representa todas las cosas que puede recordar a lo largo de su vida. ¿Alguna vez te has parado a pensar que la memoria implica tantos tipos particulares de cosas diferentes?





De hecho, la memoria implica muchas formas diferentes de información. Su memoria (como la de todos los demás) incluye su conocimiento de palabras, hechos, cifras, cómo realizar varias tareas y, por supuesto, sus recuerdos de los muchos eventos que ha experimentado a lo largo de su vida.

Por lo tanto, definir la memoria y los tipos de memoria no es tan fácil como parece. Hay cuatro tipos principales diferentes de memoria que los investigadores y psicólogos han podido definir. Obtenga más información sobre cada uno de estos tipos de memoria y también sobre algunos de los subtipos de memoria específicos:



Memoria sensorial



La memoria sensorial es el primer sistema de memoria al que ingresa la información. En este nivel, esa información son datos sensoriales puros de los cinco sentidos de la vista, el oído, el gusto, el olfato y el tacto. Como tal, este sistema tiene una capacidad increíblemente grande. Sin embargo, la información permanece solo brevemente antes de filtrarse. Si la información parece importante, pasa a ser transferida a la memoria a corto plazo.

La información sensorial visual se llama memoria icónica, y esta forma de memoria sensorial es una de las más estudiadas. La memoria ecoica o la memoria para el sentido del oído también está bien estudiada. La memoria háptica es el término técnico para la memoria sobre el sentido del tacto. Esto incluye información obtenida de los receptores del cuerpo con respecto al dolor, la presión y la picazón, entre otras sensaciones. La investigación sobre la forma en que funciona este subsistema de memoria es relativamente nueva y todavía busca discernir cómo funciona la memoria háptica.



Memoria de corto plazo

Su memoria a corto plazo recibe información de su memoria sensorial. Si bien su memoria sensorial tiene una capacidad grande y breve, su memoria a corto plazo solo puede contener una cantidad limitada de información. La información también dejará la memoria a corto plazo rápidamente, a menos que haga algo activamente con ella, para mantenerla allí y, finalmente, moverla a la memoria a largo plazo.

Las investigaciones han demostrado que la memoria a corto plazo generalmente puede contener de cinco a nueve piezas de información. Una estrategia para almacenar más información en la memoria a corto plazo es adoptar un enfoque llamado fragmentación. Aquí es donde se combinan los fragmentos de información más pequeños en otros más grandes, reduciendo así la cantidad total de fragmentos que debe recordar. Por ejemplo, si necesita recordar un número de teléfono, en lugar de intentar recordar diez dígitos distintos, puede convertirlos en fragmentos de dos dígitos.



Fuente: pixabay.com



Para mantener la información en la memoria a corto plazo durante un período más largo, también puede participar en el proceso de ensayo. Es probable que haya hecho esto en el pasado sin siquiera darse cuenta. Aquí es donde repites la información una y otra vez en tu mente, para mantenerla ahí por mucho tiempo. Por ejemplo, puede hacer esto si le dicen un número de teléfono y necesita recuperar su teléfono antes de poder marcar.



Memoria de trabajo



Si bien algunas personas combinan la memoria a corto plazo con la memoria de trabajo, se consideran sistemas separados. Se considera que el sistema de memoria de trabajo contiene información que se está manipulando activamente para su procesamiento. Ese procesamiento se puede realizar con la intención de tomar decisiones o seleccionar resultados de comportamiento. Similar a la memoria a corto plazo, la memoria de trabajo tiene una capacidad bastante limitada.

Se plantea la hipótesis de que la memoria de trabajo se compone de subsistemas. Esto quedó ilustrado en el modelo de memoria de trabajo de Baddeley. Baddeley y su colega, Hitch, sugirieron que puede haber tres componentes. Uno es nombrado ejecutivo central porque ese sistema parece gobernar a los demás. Otro, el bucle fonológico, parece manejar el lenguaje. El tercero, el bloc de dibujo visoespacial, parece estar subordinado a los demás. Se propone que aquí se pueda procesar información visual y espacial. También se teorizó un cuarto componente como el búfer episódico, que puede funcionar temporalmente con otra información y puede ayudar a vincular la memoria de trabajo con la memoria a largo plazo.



Memoria a largo plazo

Se sabe que la información puede pasar de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo si su cerebro la considera lo suficientemente importante como para retenerla. La investigación sugiere que gran parte de esta transferencia ocurre durante el sueño, por lo que la calidad y cantidad adecuadas de sueño es crucial para el aprendizaje. Su memoria a largo plazo es ese componente del sistema de memoria total que parece tener una capacidad y duración ilimitadas. También es el componente más complejo y complicado, con varios subsistemas.

Memoria implícita

Dentro del sistema más amplio de memoria a largo plazo, los recuerdos implícitos son aquellos que ocurren con menos intencionalidad, lo que significa que no necesariamente hubo ninguna intención de aprender y poner esa información en la memoria a largo plazo o de recordarla más tarde. Por ejemplo, un tipo específico de memoria implícita es una memoria de procedimiento, que implica recordar cómo realizar determinadas acciones y tareas.

Memoria explícita

También conocidos como memoria declarativa, los recuerdos explícitos son aquellos que requieren un esfuerzo consciente para ponerlos en la memoria y también para recordarlos más tarde. Este tipo de memoria a largo plazo luego se divide aún más.

Memoria semántica

La memoria a largo plazo para la información se conoce como memoria semántica. Este es el tipo de información que a menudo aprende en la escuela y debe recordar para diversas tareas escolares / laborales.

Memoria episódica

Su recuerdo de eventos específicos y la información que los acompaña (como el nombre de alguien que conoció anteriormente) se llama memoria episódica. Este tipo de memoria se deteriora con la edad.

Memoria autobiográfica

Similar a la memoria episódica, la memoria autobiográfica es el conocimiento sobre eventos y experiencias personales. Tales recuerdos pueden diferir de otros porque son únicos para cada persona.

Trastornos de la memoria y efectos sobre los diferentes tipos de memoria

Fuente: pixabay.com

Cualquiera puede tener un problema de memoria ocasional, como olvidar una palabra, olvidar dónde dejó un elemento u olvidar completar alguna tarea. Estos problemas pueden ocurrir con más frecuencia cuando se encuentra bajo estrés, cuando está enfermo o con la edad. Ciertos trastornos también pueden afectar significativamente la memoria.

Enfermedades neurodegenerativas

Ciertas enfermedades se consideran neurodegenerativas porque involucran la descomposición del cerebro con el tiempo. Dichos trastornos pueden incluir formas de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer. Otros trastornos incluyen la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Parkinson y la esclerosis múltiple. En algunos de estos trastornos, la pérdida de memoria a largo plazo es un síntoma secundario debido al deterioro neural general. Todos estos trastornos son irreversibles y actualmente no se conocen curas.

Lesión cerebral traumática

Si alguien sufre una lesión importante en la cabeza, puede sufrir una lesión cerebral traumática. Esto puede ocurrir durante accidentes automovilísticos o caídas graves. Dependiendo de la naturaleza de la lesión, varias partes del cerebro pueden resultar dañadas. En algunos de estos casos, puede producirse amnesia, lo que puede afectar el recuerdo de eventos pasados ​​o la capacidad de guardar nueva información en la memoria a largo plazo. En algunos casos, una persona puede requerir una cirugía cerebral que puede causar efectos secundarios similares.

Emoción, memoria y salud mental

Durante ciertos incidentes altamente emocionales, las personas pueden formar una 'memoria flash'. Estos recuerdos son casi como fotografías con el recuerdo de un alto nivel de detalle del incidente. Esto ocurre a menudo después de acontecimientos perturbadores. Por ejemplo, las personas cercanas a un bombardeo tendrán recuerdos muy vívidos del incidente.

Tener emociones intensificadas tan estrechamente vinculadas a la memoria puede provocar ciertas afecciones de salud mental. Inmediatamente después de un evento traumático, una persona puede experimentar un trastorno de estrés agudo. Con apoyo inmediato y tratamiento psicológico, los síntomas pueden desaparecer. Si los síntomas persisten, la persona puede eventualmente cumplir con los criterios de trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Los síntomas del PTSD incluyen flashbacks y pesadillas. Las personas con PTSD a menudo se molestan cuando ven estímulos que les recuerdan el trauma. Con el tiempo, la afección puede ser debilitante. Puede afectar la capacidad de una persona para funcionar en casa y fuera de casa. Generalmente, se necesita tratamiento. Los profesionales de la salud mental pueden adoptar diversos enfoques para ayudar a la persona a dejar atrás el incidente. Las personas con TEPT pueden recuperarse y seguir viviendo una vida normal incluso después de eventos difíciles.

Recuerda esto…

Cuando lees sobre la memoria, puede parecer algo muy técnico e incluso estéril. Sin embargo, en la vida real, la memoria es compleja y, a veces, desafiante. Algunas personas experimentan eventos difíciles y se quedan con recuerdos dolorosos de los que pueden tener dificultades para escapar. Otros pueden querer mejorar su memoria para ayudarlos a tener éxito en diversas áreas de la vida, como en el trabajo y en el hogar.

Fuente: rawpixel.com

Si tiene recuerdos dolorosos que quiere dejar atrás, podría beneficiarse de un asesoramiento sobre salud mental. Los terapeutas y consejeros capacitados pueden ayudar a las personas a procesar los recuerdos difíciles para que puedan tener menos impacto en su vida. Si encuentra que su memoria no es tan fuerte como le gustaría, los profesionales de la salud mental también pueden ayudarlo. Puede buscar un terapeuta con la capacitación y la experiencia para ayudarlo con sus necesidades emocionales y de salud mental particulares.

Cuando busque un proveedor de salud mental para que lo ayude con sus problemas relacionados con la memoria, querrá preguntarle sobre su capacitación y experiencias al trabajar con esa condición. Pregunte acerca de su enfoque para trabajar con recuerdos dolorosos o para mejorar el funcionamiento de la memoria.