Causas y tratamiento del dolor psicosomático

Derivado de 'psique' (mente) y 'soma' (cuerpo), psicosomático se refiere a síntomas físicos reales que son causados ​​por la mente. Por ejemplo, quienes experimentan depresión a menudo sienten síntomas físicos como dolores y molestias, dolores de cabeza e incluso dolores de estómago. Estos síntomas físicos pueden manifestarse por varias razones y pueden estar completamente separados de sus causas normales. Profundizaremos en este tema mientras exploramos este tipo de dolores.



Fuente: unsplash.com





¿Es el dolor algo de lo que debería preocuparme?

Si los dolores y molestias le dificultan seguir con su día o son persistentes y le causan molestias, siempre debe comunicarse con su médico para ver si hay algo que pueda hacer al respecto. Si encuentra que su dolor no está relacionado con nada que suceda dentro o fuera de su cuerpo, no hay razón para entrar en pánico. Muchas personas enfrentan el dolor que es el resultado de algo mental más que físico. No importa con qué esté lidiando, no está solo y hay muchos recursos que pueden ayudarlo con todos los aspectos de estos dolores. ¿Tienes curiosidad por saber cómo funciona? Vamos a sumergirnos en el tema.

¿Qué es el dolor psicosomático?

Como se mencionó anteriormente, el dolor psicosomático es un dolor físico resultante de problemas mentales. A diferencia de la hipocondría, en la que un paciente tiene un miedo crónico de no estar sano y puede imaginar que cualquier pequeño dolor o dolor es síntoma de una enfermedad horrible, quienes experimentan dolor psicosomático a menudo experimentan síntomas físicos reales y debilitantes. Sin embargo, cuando los diagnostica un médico, estos pacientes a menudo se encuentran completamente sanos. ¿Cómo puede ser esto?



¿Qué es la hipocondría y en qué se diferencia del dolor psicosomático?

Los hipocondríacos se sienten abrumados por el miedo constante a desarrollar una enfermedad grave. Todos hemos estado allí: investigar los síntomas más comunes puede llevarlo fácilmente a creer que tiene una enfermedad mortal. ¿Tener dolor de cabeza? ¡Probablemente sea un tumor cerebral! ¿Siente náuseas? ¡Es posible que esté desarrollando una forma poco común de cáncer! Muchas personas pueden suponer racionalmente que la deshidratación solo puede causar dolor de cabeza y que las náuseas pueden ser causadas por algo que comió. Los hipocondríacos, sin embargo, sufren constantemente este miedo. Es un miedo que lo consume todo y que lleva a un control constante del cuerpo. Los hipocondríacos suelen sentir síntomas cotidianos menores y creen que son el primer signo de algo más amenazante. Puede que se sientan bien, pero viven con el miedo constante de enfermarse.



Fuente: unsplash.com



Aquellos con dolor psicosomático, sin embargo, exhiben verdaderos síntomas físicos que les dificultan pasar el día. Su dolor es muy real, pero la fuente puede no ser identificable para ellos.

¿Cuáles son algunos síntomas psicosomáticos comunes?

Si bien el dolor psicosomático puede referirse a cualquier dolor físico que no tenga una explicación médica lógica, hay un puñado de síntomas que las personas que enfrentan este tipo de dolor informan con frecuencia. Algunos de estos síntomas incluyen:

  • Náusea
  • Dolor muscular
  • Dolores de cabeza / migrañas
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Dolor en el pecho
  • Fatiga
  • Temblores
  • Problemas gastrointestinales

Muchos de estos síntomas son problemas subyacentes de una gran cantidad de enfermedades y también se asocian comúnmente con ansiedad o estrés. Debido a esto, no sorprende que los trastornos psicosomáticos a menudo sean difíciles de diagnosticar.



¿Cuáles son las causas del dolor psicosomático?

A menudo, el dolor psicosomático es causado por emociones subyacentes. El dolor, el estrés y la ansiedad pueden manifestarse de forma física. Si un paciente ha pasado recientemente por una experiencia traumática, esto puede dar a los terapeutas una pista sobre dónde se originaron estos síntomas. Otras veces, la raíz del problema es menos obvia.

Las personas que han experimentado un trauma emocional profundo en el pasado pueden haber enterrado esas emociones, que luego se expresaron a través del dolor físico años, incluso décadas después.



¿Cómo se diagnostica el dolor psicosomático?

¿Cómo pueden los médicos estar seguros de que el dolor que está experimentando es psicosomático? El primer paso es descartar cualquier posible enfermedad o dolencia que pueda estar provocando el dolor. Si bien esto puede requerir una gran cantidad de pruebas, radiografías y otras formas de diagnóstico, es importante no pasar por alto ninguna enfermedad que potencialmente podría tratarse. Una vez descartadas todas las posibilidades, se puede derivar al paciente a un especialista que tenga más conocimientos sobre los trastornos psicosomáticos, a menudo un profesional de la salud mental.



¿Cómo se puede tratar el dolor psicosomático?

Usado a menudo como un primer paso, quienes sufren de dolor psicosomático pueden optar por reunirse con un terapeuta para discutir sus síntomas físicos y emocionales. Encontrar un consejero en el que pueda confiar y en el que se sienta cómodo es especialmente importante, ya que en muchos casos la terapia sacará a la superficie emociones difíciles. Las terapias específicas para superar el dolor psicosomático se analizan a continuación.



Fuente: pexels.com



Terapia de conducta cognitiva

La terapia cognitivo-conductual (TCC) aborda la relación entre nuestro comportamiento y nuestras percepciones. La percepción individual varía ampliamente y depende de experiencias previas, predisposiciones genéticas a las enfermedades mentales y el entorno en el que nos criamos. Sus pensamientos, sentimientos y comportamientos se combinan para afectar la forma en que vive su vida. La base de este tipo de terapia es ayudar al paciente a identificar traumas pasados ​​y trabajar eficazmente a través de las emociones resultantes. CBT propone que las emociones negativas se pueden reescribir y tiene como objetivo cambiar los patrones emocionales negativos.

Cuando reciba tratamiento con CBT, su terapeuta comenzará con una evaluación que le ayudará a comprender mejor sus síntomas. La terapia cognitivo-conductual está orientada a objetivos, lo que significa que su terapeuta trabajará con usted para crear pasos que pueda seguir para comenzar a borrar los patrones de pensamiento negativos. La duración de la terapia y los pasos que se toman varían mucho según la situación de cada paciente.

Terapia de grupo

En algunos casos, puede resultar útil combinar la terapia de grupo con la TCC. La terapia de grupo proporciona un grupo de apoyo y también puede eliminar cualquier sentimiento de estar completamente solo con este trastorno. Puede ser útil escuchar las experiencias de otras personas y saber cómo han comenzado a aliviar sus síntomas.

Medicamento

Si la terapia cognitivo-conductual no es suficiente, algunos terapeutas pueden recomendar medicamentos para aliviar los síntomas de los trastornos psicosomáticos. Según el historial médico del paciente y los síntomas actuales, los psiquiatras pueden recetar antidepresivos, antipsicóticos o inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS).

Terapias alternativas

Si padece un dolor psicosomático debilitante, se recomienda encarecidamente que hable con un profesional autorizado. Sin embargo, muchas terapias alternativas pueden ser útiles cuando se combinan con formas tradicionales de terapia.

  • Yoga y Meditación. Es bien sabido que tanto el yoga como la meditación (especialmente la combinación de los dos) pueden ayudar a aliviar el estrés y devolverle una sensación de tranquilidad a su vida. Esto puede ser especialmente útil si la causa subyacente de su dolor psicosomático es un trauma emocional profundo. El yoga y la meditación ayudan a relajar la mente y el cuerpo y promueven la claridad. Los estiramientos simples y los ejercicios musculares también pueden ayudar a aliviar el dolor físico.

Fuente: pexels.com

  • Remedios de hierbas. Si bien no existen remedios a base de hierbas que puedan curar completamente el dolor psicosomático, un puñado de hierbas comunes puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad.

? Kava Kava se prepara tradicionalmente como té y se usa para ayudar a tratar la ansiedad. También ayuda a aliviar la inquietud y promueve un sueño profundo y saludable.

? La manzanilla es una de las hierbas más populares para la hora de dormir. Ligeramente sedante, ayuda a promover una sensación de paz y es excelente para aliviar el estrés y la ansiedad.

? Los suplementos de magnesio pueden ayudar a reducir el estrés y disminuir la presión arterial.

? La lavanda es especialmente relajante. Se puede consumir como té, pero el aroma en sí hace maravillas. Mantenga una bolsa aromática de lavanda en la casa para olerla cuando se sienta estresado.

  • Hipnosis. La hipnosis induce un estado de trance en el que el hipnotizador suprime momentáneamente la conciencia, revelando el subconsciente. Mientras el paciente está hipnotizado, el hipnotizador puede ofrecer sugerencias para la relajación y una sensación de paz interna. Este tipo de terapia varía mucho según los síntomas de cada paciente.

Qué hacer cuando experimenta dolor psicosomático

El dolor psicosomático puede ser especialmente difícil de manejar si proviene de un trauma psicológico que ya está afectando su vida. Aquí hay algunas cosas que debe hacer de inmediato si siente dolor sin una causa física.

Trate tanto el dolor como los síntomas mentales. Si se lastima, busca una solución que lo ayude a lidiar con el dolor. Sin embargo, con el dolor psicosomático, la fuente no es externa. Es interno. Por tanto, es importante tratar tanto el aspecto físico como el síntomas emocionales.

Descanse cuando sea necesario. Así como no caminaría con un tobillo roto o torcido, no debería esforzarse si no se siente lo suficientemente bien emocional o físicamente. Seamos claros, necesitas Sal cuando tiene algún tipo de enfermedad mental, pero no debe exagerar. Conoce tus límites, pero asegúrate de descansar cuando lo necesites.

Comprenda su dolor antes de tratarlo. Depresión y el dolor (u otras enfermedades mentales) tienen una relación en la que su mente produce síntomas físicos basados ​​en su estado emocional. Pero tenga en cuenta que el dolor también puede producir depresión. Asegúrese de que su dolor no sea el resultado de una condición real que esté causando su depresión.

Obtención de asistencia con BetterHelp

Muchas personas viven años con dolor psicosomático sin siquiera darse cuenta de que la mente puede ser la responsable. El primer paso para recibir tratamiento es comprender el problema. Si cree que está sufriendo de dolor psicosomático, los consejeros autorizados de BetterHelp puede ayudarlo a comenzar el camino hacia la recuperación.

BetterHelp es una plataforma de asesoramiento en línea que le brindará acceso a terapeutas certificados y dedicados que pueden ayudarlo a sobrellevar los problemas mentales mientras obtiene ayuda para el dolor físico. De esta manera, puede dedicar su tiempo a las citas médicas y ahorrar tiempo recibiendo terapia desde su casa en su tiempo libre. Los consejeros de BetterHelp son conocidos por producir excelentes resultados. Considere las siguientes revisiones de los consejeros de BetterHelp.

Reseñas de consejeros

'¡Es una supermujer que me salvó la vida! Soy un sobreviviente de experiencias traumáticas. Gasté mucho dinero y tiempo en sesiones de EMDR con otro consejero. A lo largo de sus sesiones durante tres meses, descubrí cuál era mi dolor profundo y cómo el estrés influía en mi vida, hábitos, sentimientos y expresiones faciales. Sus sesiones no solo curaron mi dolor; cambiaron mis hábitos y mi vida. Estoy agradecido por sus habilidades, conocimientos y personalidad, así como por el excelente servicio de Betterhelp '.

'Thea es muy receptiva y de alguna manera es empática sin dejar de ser directa y directa. Ella te ayuda a ser consciente de ti mismo y a reconocer dónde puedes hacer cambios para tomar el control de las cosas que te causan dolor '.

Conclusión

Tener dolor psicosomático puede ser difícil, pero se puede aliviar si trata los problemas mentales subyacentes que contribuyen a los síntomas físicos. Utilice la guía anterior para obtener más información sobre el origen del dolor. Es posible una vida plena sin dolor físico constante, con las herramientas adecuadas. Toma el primer paso.