Una descripción general de la terapia social: historia y aplicaciones

La terapia social se define porWikipediacomo 'un enfoque orientado al grupo' que se refiere al 'grupo, más que a los individuos, como la unidad fundamental del desarrollo'. En pocas palabras, este tipo de terapia se desarrolló para ayudar a las personas a mejorar sus funciones sociales y sus interacciones con otros seres humanos.



Fuente: rawpixel.com



Repaso de la historia de la terapia social

Este sector particular de la terapia se originó en la década de 1970 como resultado del trabajo y los hallazgos del psicoterapeuta Fred Newman. Si bien los primeros días de la terapia social se centraban en gran medida en el funcionamiento interno del individuo, la versión actual de este tratamiento involucra en gran medida al individuo y cómo puede funcionar en varios entornos sociales.

¿Cómo se aplica hoy la terapia social?

En esta época, la terapia social se ocupa en gran medida de cómo los individuos se ven afectados por su entorno, otras personas y diversos entornos sociales. Es importante señalar que la terapia social es muy diferente de la sociología; mientras que la sociología pertenece a la sociedad y grupos de personas en su conjunto, la terapia social se enfoca en cómo las personas son impactadas por diversas partes e interacciones con la sociedad.



Objetivos de la terapia social

El objetivo final de la terapia social es ayudar a los pacientes a funcionar con éxito en la vida cotidiana. Esto incluye, pero no se limita necesariamente a, el lugar de trabajo, entornos sociales, relaciones interpersonales, etc. En muchos casos, los pacientes que buscan terapia social pueden estar lidiando con varios problemas que afectan negativamente su capacidad para prosperar en varios entornos sociales. Un ejemplo de los problemas en cuestión incluye, pero no siempre son mutuamente excluyentes, divorcio, pérdida del empleo, problemas de salud mental, muerte de un ser querido, etc.

Para ayudar a los pacientes a través de la terapia social, los especialistas primero deben conocerlos. Aquí es donde el terapeuta llega a conocer las necesidades, situaciones, esperanzas y dinámicas que existen en la vida de sus pacientes. Sobre la base de los descubrimientos que se hacen a partir de la vida del paciente, el terapeuta social puede determinar qué ruta tomar para la rehabilitación. Por supuesto, las mejores soluciones varían de un paciente a otro y dependen de una variedad de factores. Lo que funciona para un paciente puede no funcionar para otro.

Soluciones asociadas a la terapia social

Debido a la amplia gama de pacientes, problemas y diversas razones por las que uno puede sufrir en un entorno social, hay una variedad de soluciones asociadas con la terapia social. Es importante tener en cuenta que las soluciones vienen después de que el terapeuta social ha llegado a conocer al cliente y los problemas que enfrenta.



La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una de las soluciones más comunes que se utiliza dentro de la terapia social. En pocas palabras, CBT se centra en los pensamientos y la conducta que causan o contribuyen a los problemas que enfrentan los clientes afectados. Las experiencias previas que tienen las personas pueden tener fácilmente un impacto duradero en sus experiencias actuales y en cómo pueden funcionar en el mundo que las rodea.

Si la TCC tiene éxito, el terapeuta social podrá guiar al paciente en el cambio de patrones de comportamiento y pensamientos improductivos. Este método de tratamiento dentro de la terapia social puede funcionar si el paciente está abierto al cambio, receptivo a la retroalimentación y dispuesto a abrirse a su terapeuta. Si bien la terapia social es una excelente forma de tratamiento, los resultados que los pacientes experimentan con este tratamiento dependen en gran medida de ellos.

Terapia social en varios entornos

Muchas personas no se dan cuenta de esto, pero la terapia social no se limita necesariamente a sesiones individuales o los problemas que tienen las personas en varios entornos sociales. La terapia social también se puede utilizar en el mundo empresarial cuando diversas empresas u organizaciones quieren descubrir cómo conseguir que los consumidores adquieran sus productos o servicios. En muchos casos, estas empresas emplearán a personas que hayan recibido una educación y formación adecuadas para convertirse en terapeutas sociales.



Fuente: rawpixel.com

En la sociedad, la terapia social a menudo se estudia y se emplea como una herramienta para solucionar varios problemas existentes. Los temas críticos para encontrar las soluciones adecuadas incluyen el estudio de patrones, acciones y procedimientos comunes de varios individuos y grupos. Esta rama particular de la terapia social puede ejercer influencia en el marketing, las escuelas e incluso el gobierno.

Beneficios de la terapia social

En el mundo de hoy, hay una enorme cantidad de beneficios que provienen de la terapia social. Vivimos en una sociedad donde las relaciones, las interacciones con otros seres humanos y la capacidad de funcionar de manera productiva son importantes. Del mismo modo, comprender el comportamiento humano y los factores motivadores detrás de estos comportamientos tiene un gran impacto en el desempeño de la sociedad.

Mejora de la salud mental



La mejora de la salud mental es uno de los beneficios centrales de la terapia social. En esta época, los seres humanos se enfrentan a todo tipo de obstáculos, luchas y dificultades. Con el tiempo, estas cosas pueden afectar la salud mental, la autoestima y una plétora de otras funciones internas de una persona. La terapia social es inmensamente beneficiosa en este sentido porque permite a las personas mejorarse a sí mismas. Como se dijo anteriormente, la terapia cognitivo-conductual es una forma asombrosa de tratamiento que se emplea comúnmente para pacientes que enfrentan problemas de salud mental.

Manejo del estrés

El impacto que tiene el estrés en varias personas no es ningún secreto. Existen innumerables situaciones o factores que pueden desencadenar el estrés. El drama familiar, los problemas financieros, las tensiones matrimoniales, la pérdida de un ser querido u otros eventos perturbadores en la vida pueden ser muy estresantes. Para empeorar las cosas, ese estrés puede extenderse a otras áreas de la vida e impactar tantas áreas sagradas.

El estrés suele ser provocado por circunstancias que hacen que alguien se sienta incómodo, indefenso, asustado y todo lo anterior. Muchas personas estresadas recurren a mecanismos de afrontamiento poco saludables como una forma de manejar sus sentimientos. Esto es muy poco saludable y solo empeorará una mala situación. Sin embargo, la terapia social realmente puede ayudar a las personas a comprenderse a sí mismas y a realizar cambios en sus vidas que pueden eliminar el estrés.

Suministro de diagnósticos

La terapia social es realmente valiosa en lo que respecta al diagnóstico de ciertos problemas o trastornos de salud mental. Muchas personas pueden sufrir trastornos de salud mental y no lo saben. La terapia social ha existido el tiempo suficiente para poder notar los signos y síntomas de advertencia que están asociados con ciertos problemas. De hecho, los problemas que experimenta una persona en su vida pueden estar relacionados con un trastorno de salud mental. Obtener la ayuda y el tratamiento adecuados es fundamental en esta situación.

Si usted o alguien que conoce tiene un trastorno de salud mental, no hay absolutamente nada de qué avergonzarse. Muchos grandes terapeutas sociales no solo pueden proporcionar los diagnósticos correctos, sino también ayudar a las personas con estos problemas a vivir una vida normal y productiva. Por alguna razón, existe la idea errónea de que un diagnóstico de trastorno mental significa que alguien no puede tener una gran vida. Hay tantos casos en los que eso simplemente no es exacto.

Grandes cajas de resonancia

Trabajar con un terapeuta social puede proporcionar una caja de resonancia increíble para alguien que puede tener pocos otros a quienes acudir. La vida puede arrojar todo tipo de curvas en nuestra dirección, pero tener a alguien en quien confiar y estar ahí para ti puede marcar la diferencia en el mundo. Los seres humanos no estaban destinados a estar solos y aislados. Estamos todos juntos en esto y sin importar quiénes seamos o con qué estemos tratando, tener una gran caja de resonancia cuando las situaciones lo exigen es muy crítico.

Es importante tener en cuenta que tener a alguien con quien hablar y en quien confiar es un beneficio universal de la terapia. Hay tantos tipos diferentes de tratamiento y maneras en las que uno puede someterse a la terapia, pero una caja de resonancia es una de las ventajas básicas, pero esenciales. Si no es por otra razón, trabajar con un terapeuta social por tener una caja de resonancia es válido y comprensible.

Fuente: rawpixel.com

Para concluir

La terapia social ha jugado un papel inmenso en nuestra sociedad y continúa haciéndolo. Comprender la historia y las aplicaciones de la terapia social solo es beneficioso para continuar maximizando sus impactos en el mundo moderno. Vivimos en un mundo en constante cambio y los servicios de especialistas en salud mental, como los terapeutas sociales, marcan la diferencia en muchas vidas.

Si está interesado en trabajar con un terapeuta de cualquier tipo, sin duda ha venido al lugar correcto. Aquí en BetterHelp, contamos con un increíble equipo de profesionales de clase mundial que estarían más que encantados de conocerlo y estar a su servicio.

Independientemente de quién sea usted, de dónde venga o cuál sea su situación, todos merecen ayuda cuando la necesiten. Nadie debería sentirse nunca como si estuviera sin alguien a quien acudir. Lo mejor de la terapia en su conjunto es que puede ser una guía increíble para cualquiera que esté dispuesto a aceptarla.

théorie des tempêtes et du stress

Puede comenzar con BetterHelp en cualquier momento y desde cualquier lugar simplemente haciendo clic aquí.