¿Qué es la psicología de la resistencia y puedo beneficiarme de ella?

¿Por qué la gente evita las cosas que más pueden ayudarla? Lo has visto. Los padres de un adolescente se ofrecen a darle clases particulares para ayudarlo con sus estudios. Sabe que necesita ayuda, pero se resiste a seguirlo. Los adultos también lo hacen. Alguien se apunta a clases de baile, pensando que será una forma divertida de pasar los viernes por la noche, pero cuando llega el momento de irse a la clase, se le ocurren un millón de excusas para no ir. La resistencia también puede ocurrir en la terapia. Siempre que se produzca resistencia, es útil comprender la psicología de la resistencia.



un vrai amour n'est jamais une perte de temps

Fuente: rawpixel.com



Psicología de la resistencia

Resistencia es tanto un rasgo que algunas personas tienen más que otras como un estado emocional que puede ocurrir durante la terapia. La resistencia en psicología se refiere a cualquier oposición al proceso terapéutico. La resistencia es una forma de rechazar las sugerencias, lo que podría ayudarlo a resolver sus problemas de salud mental o emocional. Puede resistirse a las soluciones que ofrece su terapeuta por una variedad de razones superficiales. Quizás te digas a ti mismo que no estás listo. Quizás dices que son injustos. Quizás les explique que no comprenden toda la historia. Pero en un nivel más profundo, tu resistencia es una defensa de tu ego. La resistencia tampoco es solo una forma de pensar. Ocurre a nivel subconsciente.

La opinión de Freud sobre la resistencia



Mientras trabajaba con sus pacientes, Sigmund Freud desarrolló la teoría de la resistencia. Vio que las personas en psicoanálisis a menudo evitaban los temas que más necesitaban enfrentar. Rápidamente descartaron cualquier tema que se acercara demasiado a recuerdos o emociones que fueran demasiado incómodos. Freud pensó que la resistencia era una señal de que algún trauma pasado estaba oculto en el subconsciente, que necesitaba ser revelado y tratado en el presente. En opinión de Freud, si se pudiera descubrir la angustia oculta, podría producirse la catarsis; esto, a su vez, permitiría a la persona experimentar la curación emocional y un mayor control sobre su comportamiento actual.

Resistencia en psicología moderna

La resistencia en psicología de hoy generalmente se refiere específicamente a la resistencia en terapia. Cuando el terapeuta ofrece soluciones, el paciente se resiste a considerar esas sugerencias. La resistencia en la psicoterapia evita que alguien aborde sus problemas directamente, ya que usa sus sesiones de terapia para hablar sobre las cosas que le resultan más cómodas.



Tipos de resistencia

La resistencia se manifiesta como un comportamiento de oposición que le impide alcanzar su máximo potencial. Ya sea en la terapia o en la vida cotidiana, la resistencia puede tomar muchas formas.

Lapsos de memoria

Cuando alguien se resiste a lidiar con sus problemas, de repente puede parecer muy olvidadizo. Si están en terapia, es posible que se olviden de las citas. Si comienzan a hablar sobre un tema difícil, pueden detenerse cuando lleguen a la parte más difícil, diciendo que no pueden recordar lo que sucedió después.



Ira

A veces, cuando el terapeuta se acerca demasiado a cualquier tema del que el paciente no quiere hablar, el paciente se enoja. Su ira desvía la conversación. Después de eso, puede resultar muy difícil volver a ese punto crucial del proceso terapéutico. Si la resistencia es lo suficientemente fuerte, esta ira puede aparecer cada vez que surge el tema. Esto incluso puede ocurrir en la vida cotidiana, cuando una persona se enoja si se menciona un tema específico o si alguien le ofrece ayuda o consejo con un problema con el que está luchando.

Fuente: rawpixel.com

Reescritura de la historia



Las personas pueden sentirse angustiadas al pensar en su pasado. Saben que una parte de su terapia es lidiar con esos viejos recuerdos. Sin siquiera darse cuenta de que lo están haciendo, pueden cambiar los hechos para presentar una imagen más aceptable de lo que sucedió hace mucho tiempo.

Recordando hechos sin el impacto

En algunos casos, la gente recuerda bastante bien los hechos de un trauma pasado. Pueden contar todos los detalles importantes de lo que sucedió en su pasado. Sin embargo, no recuerdan la forma en que el evento los afectó, ni entonces ni ahora. yonstead; permanecen estoicos, sin mostrar ningún comportamiento que demuestre que el evento fue difícil para ellos. A pesar de que el evento pudo haber sido tan traumático que cambió el curso de su vida, es posible que cuenten la historia como si fuera un informe de noticias sobre algo que le sucedió a un extraño.

Auto-sabotaje

La gente a menudo se resiste a lo que es mejor para ellos mediante el autosabotaje. Cuando tienen la oportunidad de tener una vida mejor, se preparan para el fracaso o optan por ir en contra de los consejos útiles.

Estar a la defensiva

Si su terapeuta le hace una pregunta y de repente se siente atacado, la verdad puede ser que sienta resistencia. Puede argumentar su caso, citando razones o excusas por su comportamiento. Es probable que el terapeuta no esté diciendo nada malo de ti. Son las defensas de su ego, tratando de evitar que se sienta indigno.

Desconfiar del terapeuta

Algunos pacientes llegan a desconfiar de sus terapeutas después de que la terapia llega a un punto crítico. Es posible que al principio se sintieran perfectamente cómodos con su terapeuta, pero comenzaron a resistirse al proceso cuando se volvió demasiado difícil. Su terapeuta no cambió, pero ahora el paciente encuentra motivos para desconfiar de ellos.

Estar confundido

La confusión es otra forma de resistir la terapia. Recuerde que la resistencia ocurre de manera inconsciente. Como tal, cuando el proceso se vuelve demasiado difícil, su mente puede nublarse y confundirse. Esto es muy difícil de superar porque ahora no está pensando con claridad. Lo mejor que puede hacer es seguir con la terapia, para que su terapeuta pueda guiarlo a través de ella.

Fuente: rawpixel.com

Ser dependiente

Puede parecer contradictorio, pero las personas a menudo se resisten a la terapia al volverse dependientes de su terapeuta. En lugar de afrontar sus problemas directamente, dejan todas las decisiones al terapeuta. Tienen problemas para esperar su próxima cita y pueden comunicarse con su terapeuta entre citas, tratando de obtener instrucciones sobre cómo vivir su vida diaria.

A medida que aumenta su dependencia, se convierte en un problema diferente con el que lidiar. Los sentimientos incómodos se dejan a un lado mientras la terapia se enfoca primero en romper los comportamientos dependientes.

Estar aburrido

Algunas personas se comportan como si estuvieran aburridas en la terapia, por lo que buscan emoción en su vida diaria para aliviar su aburrimiento. Pueden contarle a su terapeuta historias dramáticas solo para ver su reacción. Pueden bostezar o quedarse mirando sin comprender durante las sesiones, sin participar en la terapia en absoluto. Este sentimiento de aburrimiento puede ser una tapadera para sentimientos intensos que sabe que debe aceptar o afrontar.

Transferencia

La resistencia y la transferencia en psicología a menudo van juntas. Transferencia significa que transfieres sentimientos incómodos de una persona a otra. En la terapia, los pacientes a menudo transfieren sus sentimientos hacia una persona que los lastimó en el pasado a su terapeuta. ¿Por qué ocurre este tipo de transferencia? La razón es que se da cuenta de que su terapeuta no le hará daño. Puede decir las cosas que ha querido decir durante años, sabiendo que está a salvo. En este caso, la transferencia es positiva y puede provocar catarsis y alivio.

También puede experimentar la transferencia cuando le pone a su terapeuta los sentimientos positivos que tiene sobre un ser querido. Por ejemplo, alguien que ha perdido a una hermana querida puede transferir los sentimientos de confianza al terapeuta. Esto puede ser útil porque la persona se siente muy cómoda al enfrentar problemas difíciles.

Hay otro tipo de transferencia que no es tan útil. A veces, un paciente transfiere sus sentimientos sexuales hacia otra persona a su terapeuta. Esto daña el proceso terapéutico. Si el paciente no puede dejar de lado estos sentimientos, es posible que deba cambiar de terapeuta. No tiene que preocuparse por transferir accidentalmente sentimientos inapropiados a su terapeuta, siempre que respete los límites cuando su terapeuta los señale. Los terapeutas son muy conscientes de la necesidad de fronteras con sus pacientes y poder orientarlo en este asunto.

Inconvenientes de la psicología de la resistencia

La resistencia es natural; todos se comportan de manera resistente. Sin embargo, cuando ocurre resistencia en la terapia, puede tener algunas consecuencias negativas.

Alarga el proceso

La resistencia puede hacer que la terapia dure mucho más de lo que hubiera durado. Eso no quiere decir que la terapia aún no pueda tener éxito. Incluso si se resiste en la terapia, el terapeuta adecuado puede guiarlo para que comprenda mejor su resistencia. Entonces, puede abordar sus problemas de una manera más directa.

quand un homme a peur de te perdre

Evita lidiar con problemas importantes

No existe un requisito legal para enfrentar sus problemas importantes en la terapia. Puede asistir a sesiones durante años, incluso si no logra nada. Esto no sucede mucho en estos días porque la mayoría de las compañías de seguros prefieren la terapia a corto plazo. Sin embargo, todavía es posible.

Fuente: rawpixel.com

La resistencia puede evitar que se enfrente a los problemas que afectan su salud mental y emocional y que le impiden alcanzar su máximo potencial. Si no trabaja para superar su resistencia, es posible que se encuentre en un patrón de espera que nunca termina y nunca le da ningún resultado positivo.

Puede resultar en el fin de la terapia

La resistencia extrema puede detener la terapia. Es posible que lo abandone, diciéndose a sí mismo que es porque no confía en su terapeuta o porque su terapeuta es una mala persona. El comportamiento enojado puede crear un problema de seguridad para su terapeuta; en cuyo caso, sus sesiones regulares pueden tener que terminar. La transferencia malsana puede crear una brecha en la relación terapéutica que no se puede curar. Cuando se resiste a la terapia de manera extrema, es posible que no tenga más remedio que buscar otro terapeuta.

¿Es posible evitar la resistencia?

Dado que todo el mundo experimenta resistencia, ¿es incluso razonable pensar que puede evitarlo? Probablemente no puedas evitarlo todo el tiempo. Sin embargo, puedes trabajar para superarlo, al menos durante tus sesiones de terapia, para que puedas avanzar.

La autoconciencia es una de las claves para evitar la interrupción de una resistencia malsana. No es fácil identificar su comportamiento resistente. Sin embargo, puede solicitar que su terapeuta se los señale; debe estar abierto a la posibilidad de que sus observaciones sean más precisas que las suyas. Si es diligente en descubrir sus comportamientos resistentes, puede dejarlos de lado conscientemente, de modo que pueda trabajar en los problemas que le impiden la salud mental y emocional.

Considere la terapia en línea

Incluso si reconoce que se resiste a hacer las cosas que mejorarían su vida, es posible que necesite ayuda para superar esa resistencia. Hablar con un consejero es un buen primer paso para combatir su resistencia improductiva y ayudarlo a llegar a un punto en el que pueda abordar sus problemas de manera más directa. Se puede acceder a la red de asesores con licencia de BetterHelp desde la comodidad y privacidad de su hogar, sin necesidad de lidiar con la molestia de sentarse en el tráfico y tomarse un tiempo de su día para conducir hasta la oficina. Se le asignará el terapeuta que mejor se adapte a sus necesidades y podrá programar citas para su asesoramiento que se ajusten a su horario. Lea a continuación algunas reseñas de los consejeros de BetterHelp, de personas que experimentan problemas similares.

Reseñas de consejeros

Marcella ha sido una gran bendición para mí. No podría haberme emparejado con un terapeuta más compatible. He trabajado más con ella en poco tiempo que con cualquier otro terapeuta en mi vida '.

'Elaine es muy comprensiva y creo que lo más útil de ella que se diferencia de otros terapeutas que he tenido en el pasado es que es muy fácil de identificar. No tiene miedo de mencionar experiencias similares en su vida, e incluso reírse de ellas, lo que hace que sea mucho más fácil abrirse y descubrir aquellas emociones / sentimientos / desencadenantes difíciles de manejar. Tiene los pies en la tierra y hablar con ella se convierte en como hablar con tu amigo más sabio y sin prejuicios. Está claro que se toma en serio su trabajo como consejera y siempre ha estado disponible para chatear o enviar mensajes de texto cuando es necesario '.

Conclusión

La resistencia es un problema común, identificable y tratable. No hay vergüenza en mostrar resistencia. Todos lo hacen. Lo importante es que lo superes, para que puedas trabajar en los problemas que te impiden ser tu mejor yo. Con las herramientas adecuadas, puede avanzar de manera saludable. primer paso hoy.