¿Cuál es el mejor tipo de tratamiento para el trastorno dismórfico corporal para mí?

El trastorno dismórfico corporal es una afección muy tratable. Muchas personas que buscan tratamiento para el trastorno dismórfico corporal encuentran que sus síntomas se alivian por completo al final del tratamiento. El tratamiento puede llevar distintos períodos de tiempo para distintas personas, pero puede resultar muy eficaz incluso desde el principio.



Fuente: businesstalk.sg



Solo hay dos formas de tratamiento que han demostrado ser eficaces para el trastorno dismórfico corporal. Estos son los medicamentos ISRS y la terapia cognitivo-conductual. Aunque las opciones de tratamiento para el trastorno dismórfico corporal son limitadas, no debe desanimarse. Se ha descubierto que muchas personas tienen éxito con estos métodos.

Con mayor frecuencia, los médicos sugieren que se someta a un tratamiento de psicoterapia y medicación como un esfuerzo combinado y concentrado. Los medicamentos pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas del trastorno dismórfico corporal mientras se somete a la terapia cognitiva conductual. Sin embargo, la terapia en sí es la que parece tener más éxito en la superación total del trastorno.



Terapia de conducta cognitiva

La terapia cognitivo-conductual es una forma de psicoterapia que tiene como objetivo reconocer y cambiar de manera consciente y consciente los pensamientos y el comportamiento. Se llama terapia cognitiva porque durante la terapia usted examinará sus pensamientos y comportamientos y los observará objetivamente con la ayuda de un terapeuta. Aprenderá formas de considerar sus pensamientos y acciones cuando esté solo de manera objetiva.

signification de la polygamie

Parte de la terapia cognitivo-conductual no consiste solo en examinar los pensamientos y comportamientos de manera objetiva y consciente, sino en reemplazar los pensamientos y acciones no saludables por pensamientos y comportamientos más saludables. Esto puede llevar algún tiempo para aprender a hacerlo y se pueden utilizar muchos métodos diferentes. Un terapeuta con licencia y con experiencia tendrá muchas herramientas para que las use durante este proceso.



En resumen, la terapia cognitivo-conductual se trata de cambiar la forma en que piensa sobre usted mismo y el mundo que lo rodea. Se trata de cambiar su comportamiento y acciones para respaldar procesos de pensamiento más saludables. Eso es trabajo. No puede simplemente ir a terapia durante una hora a la semana y esperar ver una diferencia. Tendrá que esforzarse y creer en su eficacia para que funcione para usted.

Fuente: pexels.com



Para ganar fe en la terapia cognitivo-conductual, considere estos resultados. Un estudio encontró que la terapia cognitivo-conductual resultó en la eliminación completa de los síntomas del trastorno dismórfico corporal en el 88 por ciento de los pacientes. Un total del 77 por ciento de los pacientes mantuvo ese estado y no recayó una vez finalizada la terapia. Estas son muy buenas probabilidades de que la terapia cognitivo conductual funcione para usted.

Estrategias cognitivas

Las estrategias cognitivas son la base de la terapia cognitivo-conductual. El terapeuta los adapta al trastorno dismórfico corporal. Las estrategias cognitivas tienen el objetivo de identificar pensamientos desadaptativos, evaluarlos y desarrollar pensamientos alternativos.

Para hacer esto, el terapeuta puede desafiar los pensamientos que tiene sobre sí mismo, como pensamientos de actitudes de todo o nada y lectura de la mente. Desafiarán, por ejemplo, que usted piensa que su cicatriz lo hace completamente repugnante, cuando en realidad es solo un pequeño aspecto de su apariencia. También pueden desafiar sus pensamientos sobre lo que piensan otras personas, lo que se conoce como lectura de la mente.

Se le animará a que controle sus pensamientos cuando esté fuera de la sesión e identifique los errores cognitivos discutidos en la sesión de terapia. Luego, cuando regrese a la sesión, su terapeuta trabajará con usted para examinar estos pensamientos que ha identificado. Pueden trabajar con usted para examinar la validez del pensamiento, así como la utilidad del pensamiento.



Estas estrategias se utilizan primero para abordar las creencias y pensamientos sobre la apariencia que es el objeto de su obsesión. Entonces, las creencias más profundas serán desafiadas, como creer que debido a tus defectos percibidos, no eres digno de ser amado ni deseable de alguna manera.

Exposición y prevención ritual

Con esta parte de la terapia cognitivo conductual, está abordando sus actividades conductuales o evitaciones. Tú y tu terapeuta desarrollarán una jerarquía de ansiedad para diferentes situaciones que te hacen sentir incómodo o que evitas. Luego se comprometerá a exponerse a los elementos de esta lista uno a la vez, comenzando por el menos problemático.

peur du monstre

Durante esta parte de la terapia cognitivo-conductual, su terapeuta también lo desafiará a detener ciertos rituales que puede estar utilizando para hacer frente a la dismorfia corporal. Por ejemplo, si se mira constantemente en el espejo, el terapeuta puede desafiarlo a que se mire en el espejo solo unas pocas veces al día, disminuyendo a medida que pasa el tiempo. El terapeuta discutirá contigo las actividades que puedes hacer en lugar de mirarte en el espejo, cambiando tu comportamiento.

Fuente: pexels.com

Reentrenamiento perceptivo

El reentrenamiento perceptivo es importante para las personas que se obsesionan con una parte específica de su apariencia. Muchas personas con dismorfia corporal se acercarán mucho al espejo para examinar de cerca esa parte de su apariencia que les preocupa. En este momento, su terapeuta le habrá ayudado a identificar qué es exactamente el objeto de su obsesión.

Luego trabajarán contigo para cambiar tu percepción de ti mismo. A menudo, el primer paso en esto es mirarse en un espejo a una distancia de conversación de dos a tres pies. El terapeuta puede desafiarlo a que se mire en el espejo para ver el panorama general en lugar de solo lo que le preocupa de su apariencia. Le ayudarán a señalar las buenas características que tiene y a reconocer que la imagen general no es tan fea o repugnante como sus pensamientos le harían creer.

Prevención de recaídas

Una vez que haya alcanzado sus objetivos en la terapia cognitivo-conductual y los síntomas hayan disminuido significativamente o hayan desaparecido por completo, el terapeuta trabajará con usted para asegurarse de que no recaiga después de que termine la terapia. Las estrategias de prevención de recaídas incluyen repasar las herramientas y estrategias que aprendió en la terapia cognitivo-conductual y discutir formas de aplicar esas estrategias en su vida diaria. Para algunas personas, las citas de seguimiento cada pocos meses para repasar y reforzar las estrategias pueden ser útiles para prevenir una recaída.

Medicamentos ISRS

Algunas personas con trastorno dismórfico corporal se benefician, al menos inicialmente, del tratamiento con medicamentos. Las opciones de tratamiento del trastorno dismórfico corporal con respecto a los medicamentos son algo limitadas. No hay medicamentos que hayan sido aprobados específicamente por la FDA para el tratamiento del trastorno dismórfico corporal. Todos los medicamentos que se utilizan para este propósito se recetan fuera de la etiqueta.

Sin embargo, la dismorfia corporal tiene algunas características clave que son muy similares al trastorno obsesivo compulsivo, que con frecuencia se trata con fármacos antidepresivos ISRS. Muchos medicamentos ISRS han sido aprobados para el trastorno obsesivo compulsivo y varios de ellos están aprobados para su uso en niños y adolescentes. Esto es importante porque la dismorfia corporal generalmente comienza entre los primeros y los últimos años de la adolescencia.

Los estudios han encontrado que los fármacos ISRS son muy eficaces en el tratamiento del trastorno dismórfico corporal. Estos estudios se han realizado con varios medicamentos ISRS diferentes, pero todos funcionan de la misma manera. Los antidepresivos ISRS permiten que el cerebro use la serotonina de manera más eficaz, no produciendo más serotonina, sino haciendo que más serotonina esté disponible durante períodos de tiempo más prolongados.

Es importante que, si su médico recomienda el uso de antidepresivos ISRS, los tome según las indicaciones. Configure recordatorios en su teléfono, tableta o computadora para que no se pierda ninguna dosis. Nunca deje de tomar los medicamentos ISRS sin hablar con su médico, ya que suspenderlos abruptamente puede provocar síntomas de abstinencia importantes que pueden ser difíciles de controlar.

Existen varios fármacos ISRS diferentes que se utilizan en el tratamiento del trastorno dismórfico corporal. Cada uno tiene sus posibles efectos secundarios, pros y contras. Si su médico prueba un medicamento específico y no le produce resultados, no abandone el tratamiento médico. En cambio, hable con su médico sobre sus preocupaciones y pruebe otros medicamentos. No todos los medicamentos ISRS funcionan para todos los pacientes, y es posible que necesite varios intentos antes de encontrar el que funcione mejor para usted.

kelly lances

Fuente: pexels.com

Los fármacos ISRS más comúnmente recetados para el tratamiento del trastorno dismórfico corporal son:

  • Celexa (citalopram)
  • Lexapro (escitalopram)
  • Prozac (fluoxetina)
  • Zoloft (sertralina)
  • Luvox (fluvoxamina)
  • Paxil (paroxetina)
  • Anafranil (clomipramina)

Los efectos secundarios comunes de los ISRS pueden incluir somnolencia, náuseas, sequedad de boca, insomnio, mareos y problemas sexuales. Si experimenta algún efecto secundario que le preocupe, debe discutirlo con su médico. No deje de tomar el medicamento de forma brusca.

Obteniendo ayuda

Si tiene dismorfia corporal y está listo para buscar tratamiento, debe comunicarse con un terapeuta de inmediato. Un terapeuta bien versado en terapia cognitivo-conductual es su mejor arma contra este trastorno. Podrán ayudarlo a aprender más sobre su enfermedad mental, examinar cómo le afecta y ayudarlo a comprender más sobre cómo funciona la terapia cognitivo-conductual. Ellos podrán permanecer con usted y trabajar con usted para aliviar los síntomas hasta que usted esté libre de síntomas y pueda afrontarlos por su cuenta utilizando las estrategias que le enseñarán.