Demencia vascular subcortical: qué es y qué esperar si la padece

La demencia nunca es un diagnóstico bienvenido. La demencia vascular subcortical es un diagnóstico más específico, pero significa poco para la mayoría de las personas. Sin embargo, si aprende más sobre él, podrá comprender mejor qué es, qué esperar y qué puede hacer al respecto.

¿Qué es la demencia vascular subcortical?

La demencia vascular subcortical se define como una enfermedad de vasos pequeños que es un tipo de demencia vascular. La demencia vascular es una forma común de demencia. Ocurre cuando disminuye el suministro de sangre al cerebro. Esto puede deberse a una serie de pequeños golpes, por ejemplo.



¿En qué se diferencia la demencia vascular subcortical de la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es un nombre familiar para la mayoría de las personas. Ha habido un gran impulso para realizar más investigaciones sobre ese tipo de demencia. Si bien ambas enfermedades afectan al cerebro, lo afectan de diferentes maneras. En la demencia vascular subcortical, hay más daño a la sustancia blanca del cerebro, menos atrofia en el hipocampo y no hay depósitos o placas de amiloide cerebrovasculares.



Fuente: rawpixel.com



Hay dos tipos principales de demencia vascular subcortical, aunque puede tener muchas causas diferentes. Los dos tipos principales son la enfermedad de Binswanger, que daña más la sustancia blanca del cerebro debido al endurecimiento de las arterias, y los múltiples infartos lacunares, que se relacionan más con mini accidentes cerebrovasculares.

En cuanto a los síntomas, el olvido suele ser más grave para los pacientes con Alzheimer. Además, las personas con demencia vascular subcortical tienen más interrupciones en sus ciclos de sueño que aquellas con Alzheimer.

Síntomas



Si tiene síntomas que le preocupan, es importante realizar un seguimiento de ellos. Escríbalos, o si esto le resulta difícil, pídale a un ser querido que tome notas. A continuación, se enumeran algunos de los síntomas de la demencia vascular subcortical.

syndrome de dépression post-électorale
  • Lentitud psicomotora: se necesita más tiempo para convertir el pensamiento en acción
  • Olvido
  • Cambios en el habla
  • Marcha inestable
  • Torpeza
  • Caídas frecuentes
  • Cambios de personalidad
  • Cambios de humor
  • Síntomas urinarios
  • Debilidad por pérdida de sensibilidad en parte de su cuerpo.
  • Tener días buenos y días malos
  • Confusión nocturna
  • Depresión
  • Alucinaciones o delirios
  • Ser capaz de reconocer que tiene problemas de memoria.

Fuente: rawpixel.com



Diagnóstico

El diagnóstico suele tener dos fases. Primero, la persona que experimenta los síntomas o alguien que los conoce bien habla con un médico para explicarle sus experiencias subjetivas sobre lo que ha cambiado. En segundo lugar, el médico realiza una evaluación basada en hechos objetivos como los resultados de las pruebas.

Hay tres criterios principales para llegar a un diagnóstico de demencia vascular subcortical:

  • Aparece de repente y rápidamente provoca la pérdida de independencia.
  • Las pruebas de imágenes cerebrales muestran lesiones en partes específicas del cerebro.
  • Existe evidencia de que un derrame cerebral o derrames cerebrales ocurrieron aproximadamente al mismo tiempo y son responsables de la pérdida de función.

Si bien esta demencia vascular subcortical es un diagnóstico que nadie quiere, es importante averiguar cuál es el problema lo antes posible por varias razones. Primero, puede haber cambios en el estilo de vida que pueda hacer para retrasar la progresión de la enfermedad. En segundo lugar, los seres queridos pueden comprender mejor cómo apoyarlo. Por último, saber puede aliviar algo de la confusión sobre lo que le está sucediendo.

thanatophobie

Tratamiento



Actualmente, ningún tratamiento médico puede curar la demencia vascular subcortical una vez que la padece. Los tratamientos están diseñados para prevenir más daños, retrasar la progresión de la enfermedad o ayudarlo a lidiar con los síntomas de la enfermedad. Su médico puede recetar anticoagulantes para prevenir más accidentes cerebrovasculares y mejorar su circulación. Lo mejor que puede hacer si aún no tiene la enfermedad es hacer todo lo posible para prevenirla.

Prevención

Para las personas que no tienen demencia en este momento, puede haber algunas cosas que puede hacer para prevenirla. Todo comienza con saber qué lo pone en riesgo. Los factores de riesgo para todos los tipos de demencia vascular incluyen:

  • Volverse viejo
  • Historial de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares o mini accidentes cerebrovasculares
  • Aterosclerosis, también conocida como endurecimiento de las arterias.
  • Colesterol alto
  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Obesidad
  • De fumar
  • Fibrilación arterial (A-fib)

Si bien la evidencia no es abrumadora en este momento, puede haber dos cosas más que pueda hacer para disminuir el riesgo de demencia vascular. El consumo modesto de alcohol, el equivalente a 1-2 vasos de vino por día, podría ayudar. Tomar vitaminas como el ácido fólico y la vitamina B12 también puede reducir su riesgo. Debido a que estos remedios aún no están bien probados, es importante que hable con su médico antes de probarlos.

Al evitar problemas de salud cuando puede, controlar enfermedades como la diabetes y la presión arterial alta, hacer cambios en el estilo de vida como dejar de fumar y hacer ejercicio con regularidad, reduce las probabilidades de tener esta enfermedad.

Que esperar

Saber qué esperar puede ayudarlo a planificar sus necesidades futuras. El curso de esta enfermedad puede ser diferente para diferentes personas. Al principio, puede notar algunos problemas con la memoria, la resolución de problemas y la planificación.

Puede haber ocasiones en las que la enfermedad se mantenga estable y no cambie durante períodos prolongados. Entonces, la enfermedad puede comenzar a empeorar repentinamente nuevamente. Controlar los factores de riesgo puede retrasar la progresión de la enfermedad. La supervivencia después del diagnóstico de cualquier demencia vascular suele ser de unos ocho años.

Cómo frenar la progresión

No puede revertir o detener la demencia vascular subcortical una vez que ha comenzado. Sin embargo, lo que puede hacer es realizar cambios en el estilo de vida que lo retrasen. A continuación, se muestran algunas formas de hacerlo.

Fuente: rawpixel.com

  • Dejar de fumar
  • Consuma la cantidad adecuada de alimentos saludables.
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Maneja tu diabetes
  • Controle su presión arterial alta
  • Obtenga tratamiento para la A-fib
  • Trabaje con su médico para reducir su colesterol LDL
  • Tome los medicamentos según lo prescrito

Qué hacer cuando sospecha de demencia vascular subcortical

Si experimenta alguno de los síntomas de la demencia vascular subcortical enumerados anteriormente, hable con su médico de inmediato. Esta enfermedad es difícil de diagnosticar, por lo que es importante que no asuma que sabe lo que está mal. Los síntomas pueden deberse a otra enfermedad o trastorno no relacionado que se puede tratar con más éxito.

Incluso si resulta que su médico le da un diagnóstico de demencia vascular subcortical, es útil saber cuál es el problema. Luego, puede realizar los cambios de estilo de vida que podrían ayudar y planificar la atención que probablemente necesitará en el futuro.

Cómo lidiar con los desafíos de la demencia

Tratar la demencia vascular subcortical es algo muy difícil. Los desafíos que enfrentará comienzan con recibir el diagnóstico. Esa información puede venir acompañada de una variedad de emociones fuertes que pueden incluir: ira, entumecimiento emocional, alivio, negación, resentimiento, miedo, tristeza, desesperanza y aislamiento. Reconocer y aceptar estos sentimientos puede ayudar. Una vez que supere estos sentimientos, podrá avanzar de manera más positiva.

Para lidiar mejor con sus emociones, hable con sus seres queridos sobre cómo se siente. Construya un buen sistema de apoyo de personas que se preocupan por usted. Vaya a grupos de apoyo para personas con demencia para interactuar con personas que entienden lo que es tener demencia.

comment devenir conseiller sans diplôme

También ayuda a mantenerse involucrado en sus actividades habituales tanto como pueda. Si te gusta pescar o jugar a las cartas, sigue haciéndolo todo el tiempo que puedas. Sepa que habrá días buenos y malos. Encuentre algo para disfrutar siempre que sea posible. Si comienza a sentirse desesperado o deprimido, hable con su médico o consejero.

Cómo ayudar a un ser querido con demencia vascular subcortical

Es desgarrador ver a un ser querido pasar por una enfermedad como la demencia vascular subcortical. Hay algunas formas en las que puede ayudarlos:

  • Utilice su voz y lenguaje corporal para transmitir una actitud positiva.
  • Limite las distracciones cuando les hable.
  • Utilice palabras sencillas cuando les explique algo o les pida que hagan algo.
  • Asegúrese de que sus preguntas tengan una respuesta fácil, preferiblemente sí o no.
  • Escuche atentamente y espere pacientemente una respuesta.
  • Divida las actividades complejas en pasos simples.
  • Use la distracción y la redirección cuando estén molestos o confundidos.
  • Sea agradable, cariñoso y tranquilizador.
  • Habla de recuerdos felices.
  • Utilice un humor suave para mejorar el estado de ánimo.
  • Sepa que no puede cambiar a la persona, pero puede cambiar la forma en que le responde.
  • Observe qué desencadena el comportamiento inútil y evite esos desencadenantes cuando sea posible.
  • Tome precauciones para evitar deambular.
  • Ayúdales a darles algo de estructura a sus días.
  • Apoye los cambios en el estilo de vida sin regañar ni criticar.
  • Cuide su salud y sus necesidades personales para que pueda ser fuerte para ellas.

Fuente: rawpixel.com

Qué hacer cuando el estrés emocional se vuelve abrumador

Lidiar con las emociones que rodean la demencia es difícil tanto para quienes la padecen como para quienes están cerca de ellos. Sin embargo, si el estrés emocional se vuelve demasiado grande, hay cosas que puede hacer para superarlo. Puede aprender técnicas de relajación como respiración profunda o relajación muscular sistemática. Otra forma de lidiar con esto es hablar con alguien que comprenda la demencia y sepa cómo manejar la enfermedad. Es especialmente importante hablar con un consejero si se deprime.

Puede hablar con un consejero autorizado en BetterHelp.com si usted o un ser querido necesita ayuda para lidiar con los desafíos emocionales de la demencia. Un consejero puede enseñarle técnicas de relajación, habilidades de afrontamiento y nuevas formas de pensar sobre esta difícil situación. También pueden ofrecerle apoyo para que pueda vivir la mejor vida posible y encontrar momentos de alegría.