Tomando la decisión: cómo la consejería de discernimiento puede ayudarlo

Las dificultades en las relaciones pueden hacernos sentir abrumados. Cuando las parejas están experimentando serios problemas en su matrimonio, puede resultar difícil saber cuál debería ser el siguiente paso. Si tiene problemas en su matrimonio, es posible que se pregunte si el divorcio es su única opción. Es posible que haya considerado la consejería matrimonial, pero no está seguro de por dónde empezar.

La decisión de tratar de restaurar un matrimonio fracturado o terminar la relación en divorcio debe ser considerada tanto como se merece el contraer matrimonio. A muchas parejas les resulta útil buscar el consejo de un consejero matrimonial para obtener una perspectiva externa y tener a alguien neutral con quien discutir pensamientos y sentimientos.




Fuente: pexels.com

¿Qué lleva a las parejas a considerar el divorcio?



Probablemente sea seguro decir que nadie se casa con la esperanza de divorciarse algún día. Desafortunadamente, las personas cambian y cuando surgen dificultades, muchas parejas se enfrentan a la necesidad de decidir si el divorcio es el siguiente paso para ellas. Las razones por las que las parejas consideran el divorcio pueden ser tan simples como conflictos de personalidad que parecen irreconciliables con los casos de abuso. Algunas de las razones más comunes por las que las personas se divorcian son las siguientes.

Dificultades financieras:Si los cónyuges tienen opiniones o valores diferentes con respecto al uso y manejo del dinero, puede causar una gran tensión en el matrimonio. Cuando el gasto está fuera de control, puede provocar la pérdida de automóviles o viviendas o la imposibilidad de pagar los gastos mensuales, lo que puede aumentar la tensión entre los cónyuges.



Hijos de relaciones anteriores: Aunque muchas personas pueden no admitirlo libremente, generalmente existe una diferencia significativa en la forma en que las personas tratan a sus propios hijos frente a cómo reaccionan y se relacionan con los niños que pertenecen a otra persona. Puede resultar difícil establecer roles entre padres e hijos y hacer cumplir las reglas.

Comunicación ineficaz: Muchas veces, los cónyuges simplemente no saben cómo comunicarse entre sí a menos que estén discutiendo. Si uno de los cónyuges prefiere hablar con calma y de manera racional y el otro no sabe cómo controlar sus emociones para apoyar una comunicación eficaz, puede causar grandes interrupciones en la relación.

Falta de intimidad sexual: Los hombres y las mujeres a menudo ven la intimidad sexual de manera diferente. La religión y las normas culturales también pueden influir en las diferencias de opinión que tienen los cónyuges con respecto a la intimidad. Cuando uno de los cónyuges se siente privado de su sexualidad, puede provocar enojo y una mayor frustración.



Relaciones extramatrimoniales:Cuando la confianza se rompe por el acto de una relación extramarital, puede ser difícil reconstruir una relación saludable. Incluso la persona más amorosa y comprensiva puede preguntarse si ocurrirá otra aventura o puede comenzar a cuestionar incluso los comportamientos más inocentes del otro cónyuge.

¿Qué es la consejería de discernimiento?

OUna opción que las parejas pueden encontrar útil para ayudarles a abrirse camino a través de decisiones matrimoniales difíciles es la consejería de discernimiento. La consejería de discernimiento es un enfoque de terapia para parejas que no están seguras de su deseo de permanecer en el matrimonio, pero que están en conflicto con el divorcio como una opción. Fue desarrollado originalmente por Bill Doherty, PhD.



A diferencia de la consejería tradicional para parejas, la consejería de discernimiento se enfoca en ayudar a las parejas a decidir si quieren continuar su relación o si terminar el matrimonio es la mejor opción. Se ha demostrado que la consejería de discernimiento es una forma eficaz de abrir la comunicación para las parejas casadas, incluso cuando los intentos anteriores de abordar sus problemas no tuvieron éxito.

El enfoque de la consejería de discernimiento es dar a una pareja la oportunidad de expresar sus pensamientos y sentimientos con respecto a su esperanza en el futuro de su matrimonio. A diferencia de la terapia matrimonial o familiar, la terapia de discernimiento no tiene como objetivo resolver problemas matrimoniales. Es un proceso breve que se enfoca en llevar a una pareja al punto de decidir si desean buscar un asesoramiento más profundo para preservar su matrimonio o si sienten que el matrimonio es irreparable.



Beneficios de la consejería de discernimiento

La consejería de discernimiento crea un ambiente de paciencia que les permite a ambos cónyuges la oportunidad de procesar sus propios sentimientos mientras establecen un tono positivo para su relación futura, casados ​​o no. Tomarse el tiempo para considerar todas las opciones y procesar los pensamientos y sentimientos es especialmente importante cuando hay niños involucrados.

Debido a que la consejería de discernimiento le da a la pareja la oportunidad no solo de discutir sus sentimientos actuales, sino de explorar sus preocupaciones y necesidades anticipadas para el futuro, pueden beneficiarse de este tipo de consejería incluso si uno o ambos cónyuges deciden que la relación debe terminar. La consejería de discernimiento ofrece a las parejas la oportunidad de reflexionar sobre las cosas que creen que son aspectos positivos y negativos de su matrimonio y considerar qué cambios, si los hay, pueden ayudar a prevenir la pérdida de su matrimonio actual o cualquier relación futura.



Encontrar un consejero experimentado para ayudar a identificar los problemas negativos dentro de la relación y explorar posibles soluciones permite a las parejas discutir sus sentimientos con alguien neutral. Se cree que este tipo de intervención es especialmente útil para parejas con agendas mixtas. Para estas parejas, la consejería de discernimiento puede ayudar a reducir el conflicto potencial entre la pareja si deciden separarse, posiblemente aliviando la tensión de su separación.

La consejería de discernimiento brinda a las parejas la oportunidad de identificar los principales conflictos dentro de su relación. Si eligen seguir la consejería matrimonial, pueden encontrar que la comunicación es menos difícil después de la consejería de discernimiento. Además, identificar los conflictos antes de participar en la consejería matrimonial puede ser útil, ya que cada pareja puede aprender a concentrarse en lo que pueden hacer para ayudar a mejorar la relación.



Las parejas que participan en la consejería de discernimiento y deciden que el divorcio es la mejor opción pueden encontrar que resolver los problemas relacionados con el divorcio es más fácil que aquellos que no experimentan la consejería de discernimiento. Esto puede ser bueno, ya que resolver los problemas de manera pacífica puede tener un impacto positivo en la salud física y emocional y puede ayudar a prevenir dificultades financieras relacionadas con el divorcio más adelante.

Fuente: unsplash.com

Muchas veces, las preguntas de 'qué pasaría si' son las que pensamos, pero no hacemos. En la consejería de discernimiento, las parejas tienen la oportunidad de hacer preguntas sobre ellos mismos y sobre los demás.

Los consejeros de discernimiento pueden reunirse con cada cónyuge por separado y luego juntos. Reunirse con los cónyuges por separado permite que cada persona exprese sentimientos de incertidumbre o frustración con alguien que es objetivo. Cuando los cónyuges se reúnan, el consejero de discernimiento podrá guiar la sesión sabiendo lo que cada persona ha estado pensando y sintiendo mientras le da a la pareja la oportunidad de analizar sus ideas sobre el destino de su relación.

La consejería de discernimiento se considera exitosa cuando una pareja puede discutir sus sentimientos y opciones para el futuro de su relación con más facilidad.

¿Qué es la consejería de discernimiento?no

La consejería de discernimiento no es una forma de obligar a una pareja a someterse a los deseos de la otra por la relación. Más bien, es una herramienta que las parejas pueden usar para comprender los sentimientos del otro cónyuge mientras intentan llegar a una resolución amistosa.

La consejería de discernimiento no debe usarse para obligar a la otra pareja a recibir consejería matrimonial con la esperanza de preservar una relación. Por más difícil que sea aceptarlo para uno de los cónyuges, si el otro realmente ha decidido que la relación debe terminar, intentar influir en la opinión de ese cónyuge no es saludable. En esta situación, puede ser una buena idea que cada cónyuge busque asesoramiento individual para que puedan procesar sus sentimientos y aprender formas de afrontar el cambio anticipado en la relación.

¿Qué es la consejería matrimonial?

La consejería matrimonial, a menudo conocida como terapia de pareja, es un tipo de psicoterapia (terapia de conversación). El propósito de la consejería matrimonial es ayudar a las parejas casadas a reconocer problemas y resolver conflictos dentro de su matrimonio para ayudar a mejorar su relación. La consejería matrimonial puede ser una herramienta beneficiosa para ayudar a las parejas a aprender formas de comunicarse entre sí, fortalecer los lazos del matrimonio o decidir si terminar el matrimonio es lo mejor para ellos.

Por lo general, la consejería matrimonial la brindan consejeros profesionales con licencia o terapeutas matrimoniales y familiares. Si bien uno de los cónyuges puede ver a un consejero matrimonial de forma independiente, generalmente es más eficaz si ambos cónyuges participan en las sesiones y trabajan juntos para lograr la meta deseada.

Consejería matrimonial versus consejería de discernimiento

Dependiendo de las necesidades de una persona, existen varios tipos de opciones de asesoramiento disponibles. Si bien tanto la consejería matrimonial como la consejería de discernimiento se enfocan en el matrimonio y las relaciones, existen diferencias.

La consejería de discernimiento se usa para ayudar a las parejas a decidir si quieren seguir fortaleciendo su relación o si prefieren terminarla. La consejería matrimonial, por otro lado, generalmente se enfoca en aprender habilidades de comunicación efectivas e implementar un plan de acción para ayudar a preservar un matrimonio. Si una pareja participa en la consejería de discernimiento y concluye que quieren trabajar para preservar su matrimonio, entonces pueden cambiar a la consejería matrimonial para abordar sus preocupaciones.

La consejería matrimonial requiere franqueza y dedicación para resolver problemas. Muchas personas ahora eligen la consejería de discernimiento antes que la consejería matrimonial, ya que les da la oportunidad de decidir si están dispuestas a hacer el esfuerzo de reconstruir su relación con la ayuda de la consejería o terapia matrimonial.

La consejería de discernimiento es relativamente a corto plazo en comparación con la consejería matrimonial, que puede durar varios meses o más.

Fuente: unsplash.com

Si decide participar en la consejería de discernimiento y decide que tratar de salvar su relación es lo que usted y su cónyuge quieren, hable con su consejero sobre la transición de la consejería de discernimiento a la consejería matrimonial. La mayoría de los consejeros que ofrecen consejería de discernimiento se especializan en consejería matrimonial y familiar y pueden ofrecerle sus servicios mientras prosigue la reconstrucción de su matrimonio. Si el consejero de discernimiento que contrata sólo se especializa en consejería de discernimiento, debería poder proporcionarle la información de contacto de un terapeuta matrimonial o familiar.

Esto también pasará ... ¿o pasará?

Algunas personas optan por tomarse su tiempo antes de decidir si intentar reconstruir su relación o divorciarse. Esto está bien.

A veces, tomarse un poco de tiempo para pensar bien las cosas y ver si los problemas pasan es todo lo que necesita una pareja. Si usted y su cónyuge sienten que esto es algo que quieren hacer, asegúrese de establecer algunas pautas para esta parte del proceso.

  1. Decide qué comportamiento es y qué no es aceptable.Cuando una relación es tensa, o cuando una pareja se está 'tomando un descanso', hay momentos en que uno o ambos cónyuges pueden tomar decisiones que empeoran la situación. Si usted y su cónyuge quieren darle a su relación un tiempo antes de tomar una decisión final, hablen sobre qué comportamiento es o no es algo con lo que puedan vivir. Por ejemplo, es posible que no le importe si su esposa sale a cenar con sus novias. Sin embargo, es posible que la cena y una película con otro hombre no sean algo con lo que se sienta cómodo. La idea es darte tiempo para encontrarte de nuevo sin causar una mayor tensión o dificultades en la relación.
  2. Asegúrate de pasar tiempo juntos. Nadie puede superar una discusión o una relación difícil sin comunicación. Planifique una noche o un día en el que se desconecte de las redes sociales y la televisión y se hable entre sí. Puede descubrir que disfruta de la compañía de su cónyuge más de lo que recordaba. Por supuesto, puede decidir que perseguir la relación a largo plazo no es lo que desea.
  3. No permita que otros hablen negativamente sobre su relación.Es importante tener amigos o seres queridos con los que pueda hablar durante los momentos difíciles. Sin embargo, es igual de importante que esas personas comprendan que están allí para apoyarte a ti y a cualquier decisión que tomes. Si tiene familiares o amigos que hablan negativamente sobre su cónyuge o su matrimonio, establezca límites para lo que es una conversación aceptable y lo que no lo es. Al igual que la consejería de discernimiento no debe usarse como una forma de coaccionar a su cónyuge, su sistema de apoyo no debe usar su influencia para influir en su decisión sobre su relación.

¿Qué sucede si elige el divorcio?

No importa cuántas sesiones de asesoramiento participe una pareja, todavía hay quienes eligen el divorcio. Puede que no sea la solución que se esperaba originalmente, pero puede ser la única solución al final. Esto no te convierte en un fracaso. Tampoco significa que sus futuras relaciones terminarán en divorcio o separación.

El divorcio es un proceso. Es un viaje emocional y, lamentablemente, puede dejar cicatrices emocionales. Aprender a vivir la vida de forma independiente, en lugar de ser parte de una pareja, puede resultar abrumador. Debido a esto, es una buena idea buscar asesoramiento individual durante y después del divorcio. Buscar formas de proteger su salud y bienestar emocional es importante y puede tener un impacto positivo en su futuro.

Fuente: rawpixel.com

¿Qué sucede si elige la consejería?

Si cree que la consejería es algo que le interesa, puede elegir la consejería en persona o en línea. La consejería en persona brinda a las personas la oportunidad de reunirse con alguien en persona, generalmente en un entorno de oficina, para encontrar apoyo y aprender los mecanismos de afrontamiento relacionados con la relación o el divorcio. Para aquellos que deseen recibir asesoramiento, pero que se pregunten si tienen suficiente tiempo o dinero, el asesoramiento en línea es una excelente alternativa.

En BetterHelp, nuestro objetivo es hacer que el asesoramiento profesional sea accesible, asequible y conveniente. No es necesario estar sentado en el tráfico o tomarse un tiempo de su día para conducir hasta una cita. Nuestro equipo de psicólogos, terapeutas matrimoniales y familiares, trabajadores sociales clínicos y consejeros profesionales acreditados y con experiencia están disponibles para usted desde la comodidad y privacidad de su hogar (o dondequiera que tenga una conexión a Internet).

Conclusión

Cuando se enfrentan a la difícil decisión de buscar o terminar un matrimonio, muchas personas no saben a dónde acudir. La consejería de discernimiento podría ayudarlo a evaluar sus circunstancias y sentimientos para que pueda decidir lo que quiere para el futuro de su relación. Es importante saber cuándo buscar ayuda y dónde obtener ayuda. No importa lo que esté experimentando, una relación satisfactoria es posible. Dé el primer paso hoy y deje que el equipo de profesionales de BetterHelp, como los que se muestran a continuación, lo ayuden.

Reseñas de consejeros

'Riddhi realmente me ha ayudado a encontrar soluciones reales a mis problemas y preocupaciones. Por primera vez puedo entender CÓMO lograr mis metas y no solo que las metas existen. Todavía me queda un largo camino por recorrer, pero ella me está ayudando: -enfrentar el divorcio -superar los problemas de ira que tengo -reparar mi autoestima -reconocer mis desencadenantes.

'El Dr. Harrell estuvo ahí para mí y me ayudó a abordar las cuestiones de mis problemas y desencadenantes. Soy una persona mucho mejor y me siento como una persona nueva. Estoy persiguiendo un sueño que nunca pensé que sería posible lograr. Mi esposa y yo volvemos a hablar con un pequeño rayo de esperanza. Sinceramente, no estaría donde estoy ahora sin su apoyo '.

FAQs (preguntas frecuentes)

¿Qué es la consejería de discernimiento?

La consejería de discernimiento es un tipo de consejería que ofrece a las parejas la oportunidad de discutir sus pensamientos y sentimientos acerca de su relación y decidir si están dispuestos a continuar un matrimonio. Se enfoca en parejas que están considerando divorciarse o separarse, pero no están seguras de si esta es la mejor opción. También se puede usar cuando una persona quiere terminar la relación, pero la otra cree que la relación debe continuar. Esto se conoce como consejería de discernimiento para parejas de agenda mixta. Algunas relaciones son complejas y es posible que una pareja no sepa si terminarlas es lo correcto. La consejería de discernimiento para parejas puede ayudar a las parejas que están indecisas a tomar una decisión.

¿Es útil la consejería de discernimiento?

Al igual que cualquier forma de terapia de pareja, la consejería de discernimiento de pareja puede ser útil. Decidir el destino de una relación es un trabajo emocionalmente duro. Con la ayuda de un consejero de discernimiento, las parejas pueden aprender a mirar su relación de manera objetiva y decidir si tomar medidas para preservar el matrimonio es algo que quieren hacer. Para algunos, la decisión final puede no ser quedarse, sino decidir poner fin al matrimonio y aprender a hacerlo con la menor dificultad posible.

Una de las razones por las que se desarrolló la consejería de discernimiento es porque ayuda a ciertos tipos de situaciones. Por ejemplo, la consejería de discernimiento evita iniciar conversaciones a medias en la terapia de pareja tradicional. Va directo al grano.

¿Qué sucede en la consejería de discernimiento?

Cada sesión de consejería para el discernimiento del divorcio puede ser diferente, pero tienden a tener temas similares. Por ejemplo, las sesiones pueden comenzar con la reunión del terapeuta con cada persona individualmente. El individuo puede hablar sobre sus sentimientos sobre el matrimonio y los objetivos de las sesiones. Después de reunirse con cada cónyuge individualmente, el consejero de discernimiento se reunirá con ellos juntos. La consejería de discernimiento se considera exitosa cuando la pareja toma una decisión sobre el futuro del matrimonio. Algunos pueden optar por contratar consejería matrimonial para tratar de salvar el matrimonio, mientras que otros deciden poner fin al matrimonio.

En las sesiones de consejería de discernimiento, el consejero le hará a las personas en la relación bastantes preguntas, que incluyen:

  • ¿Quieres terminar la relación? Si es así, ¿cuál fue la razón o cuáles fueron las razones?
  • ¿Ha hecho algo para arreglar la relación? Si es así, ¿qué has probado?
  • ¿Tiene hijos? Si es así, ¿influyen en sus decisiones?
  • Háblame de los buenos momentos de la relación.

También se pueden hacer preguntas similares. Esto ayuda al consejero a comprender la imagen completa o al menos dos lados diferentes de la imagen.

¿Qué porcentaje de parejas van a terapia matrimonial?

Según esta publicación en la Universidad de Bradley, el 44 por ciento de las parejas van a terapia, y eso es antes de casarse. Los consejeros matrimoniales pueden ser fundamentales para las parejas casadas, pero ayudan a una pareja joven o nueva a prepararse para el matrimonio y los desafíos que conlleva.

¿Puedo ir solo a la consejería matrimonial?

Sí, puede acudir a un asesoramiento matrimonial por su cuenta. Es posible que una persona no quiera ir a terapia, que esté demasiado ocupada o que solo una persona necesite terapia para arreglar el matrimonio. Hay muchas razones por las que una sola persona puede acudir a terapia. Si desea ver a un consejero matrimonial, puede sentirse avergonzado. Para muchas personas, la consejería matrimonial es una señal de que una relación se está desmoronando. Sin embargo, eso no es verdad. Buscar consejería es un signo de fortaleza, porque demuestra que quiere esforzarse para seguir adelante. Aunque es posible ver a un consejero matrimonial solo, si el objetivo es salvar el matrimonio, generalmente es mejor incluir a ambos cónyuges en algún momento. La consejería matrimonial individual le permite hablar libremente sin preocuparse por su cónyuge, ya que su consejero no puede decirle a su cónyuge lo que usted dijo.

¿Por qué las parejas necesitan asesoramiento?

Las parejas pueden necesitar terapia por muchas razones. Algunas parejas encuentran que la consejería matrimonial les ayuda a comunicarse mejor. Esto es especialmente importante porque muchas relaciones fracasan debido a la falta de habilidades de comunicación efectivas. Si surgen dificultades en el matrimonio, algunas parejas prefieren intentar salvar la relación y construir una más fuerte. La consejería matrimonial puede ser útil, ya que ofrece una forma para que los cónyuges hablen libremente con una persona objetiva y neutral para ofrecer apoyo y orientación para resolver los problemas. Aquí hay algunas razones por las que una pareja puede acudir a terapia.

¿Cómo reconstruyes la confianza?

Perder la confianza en alguien o que alguien pierda la confianza en ti puede ser devastador. Los efectos que la pérdida de la confianza puede tener en un matrimonio pueden ser perjudiciales. Sin embargo, es posible reconstruir la confianza. Es importante tener en cuenta que reconstruir la confianza requiere un esfuerzo dedicado de ambos cónyuges. El cónyuge que cometió el acto que causó la pérdida de la confianza debe estar dispuesto a admitir lo sucedido y pedir perdón. Para muchos cónyuges que se sienten traicionados, el simple hecho de que el que hizo el mal les pida perdón abre una puerta de emociones que conducen a la curación. Dar perdón puede no parecer fácil, especialmente si el dolor fue profundo. Sin embargo, es una parte necesaria para seguir adelante y aprender a confiar nuevamente. Las parejas que están lidiando con problemas de confianza deben darse cuenta de que reconstruir la confianza requiere tiempo y trabajo. Buscar la ayuda de un consejero matrimonial puede ser útil para las parejas que no están seguras por dónde empezar, pero saben que quieren reconstruir su matrimonio.

¿Cómo puedo devolver la chispa a mi matrimonio?

Cuando las parejas enfrentan dificultades, no es raro que uno o ambos cónyuges digan: 'Mi matrimonio no tiene chispa'. 'Chispa' es el término al que se hace referencia a menudo en una relación o matrimonio romántico o íntimo e implica la pasión y la química entre las parejas. Esto abarca tanto la parte sexual de una relación como la intimidad emocional y física de una relación. La clave para cualquier relación exitosa es la comunicación. Si siente que su matrimonio carece de la emoción o la espontaneidad que alguna vez disfrutó, hable con su cónyuge. Si la comunicación es tensa o si necesita ayuda, busque el consejo de un consejero matrimonial que lo guíe a través del proceso de aprender a comunicarse de manera efectiva. Por último, si desea recuperar la chispa en su matrimonio, debe ser proactivo. Incluso las cosas que parecen simples pueden tener un gran impacto en su relación. Tomate de la mano y besa más. Ir a una cita. Da un paseo por el parque. Cualquier cosa que pueda hacer que dirija el enfoque de la relación hacia usted y su cónyuge y nada más puede ayudar a reavivar la chispa de su relación.