La 'droga del amor': cómo cambian tu cuerpo y tu cerebro cuando estás enamorado

No cabe duda de que el amor nos cambia. Nos enseña empatía y acerca de nosotros mismos: lo que valoramos, a quién apreciamos e incluso en quién aspiramos a convertirnos. Aquellos que dudan de su poder deberían buscar la evidencia científica de que provoca cambios en la composición del cerebro humano. De hecho, es como un intoxicante en algunos aspectos, por lo que la expresión 'la droga del amor' no debe considerarse una exageración. Pero si el amor es una droga, ¿es potencialmente peligrosa? ¿Cuáles son sus efectos secundarios? ¿Es posible entrar en abstinencia cuando se lo priva? Son estas preguntas las que nos esforzaremos por responder.



Fuente: pixabay.com



Los cambios que hace el amor en el cerebro humano

'Estar enamorado es como estar drogado'. Este sentimiento, u otros similares, se utiliza para explicar el 'alto' inicial que uno siente al enamorarse. Pero aunque este tipo de enunciado es un poco trillado, puede haber más verdad en él de lo que incluso la persona que lo dice comprende completamente.

El amor puede hacerte sentir tonto, eufórico, apasionado, exhausto, distraído y obsesionado. Si esto suena como los efectos de las drogas, entonces es una observación astuta. Aquellos que han experimentado con drogas conocen los vertiginosos altibajos que pueden provocar. Pero, ¿hay evidencia de que el amor provoca cambios en el cerebro similares a los efectos de las drogas?



Enamorarse y romper

Un estudioFronteras en neurociencia humanarealizado encontró que una resonancia magnética podría usarse para determinar en qué etapa del 'ciclo del amor' podría estar un ser humano. La actividad cerebral de una persona que estaba en las primeras etapas del enamoramiento mostró mucha actividad en el 'centro de recompensa'. En otras palabras, la persona anticiparía ansiosamente la perspectiva de ver a su nuevo amor. Luego, cuando lo hicieran, obtendrían un aumento de endorfinas en el cerebro. Al mismo tiempo, el cerebro de alguien que estaba en proceso de romper con su pareja mostró fuertes caídas en la actividad en esta área del cerebro.

Esto indica que el cerebro está trabajando horas extras para hacerte sentir feliz cuando amas a alguien nuevo. Cuando estás privado de amor, el cerebro te está penalizando por eso. Tiene mucho sentido que te sientas tan miserable cuando terminas una relación.

El amor activa tu respuesta empática

Muchas personas notan que se vuelven más empáticas al estar enamoradas. Resulta que esa deducción es acertada. Hay una parte del cerebro que está vinculada y controla la empatía y el procesamiento emocional. Cuando amas a alguien, hay más actividad en esta parte del cerebro. Al mismo tiempo, hay menos actividad en el área que se ocupa de su propio interés.



emplois pour les personnes souffrant d'anxiété sociale

Por eso, no es exagerado decir que te preocupas más por los demás y menos por ti mismo cuando te enamoras de alguien. Esto se aplica principalmente al objeto de su afecto, pero también se extiende a otros. Si amas a alguien, entonces eres un mejor miembro de la sociedad porque estás más preocupado por cuidar a otras personas que lo necesitan. Por el contrario, si te quedas solo, tu cerebro se concentrará más en tu propio interés.

Fuente: rawpixel.com



El amor es malo para tu enfoque

Si alguna vez ha intentado estudiar para un examen y está recién enamorado de alguien, es posible que le resulte más difícil. Hay una razón para eso, según los neurocientíficos. Cuando estás recién enamorado, hay cambios profundos en tu capacidad para prestar atención y concentrarte. Tiene un control cognitivo reducido, por lo que no puede retener nueva información tan fácilmente cuando la está aprendiendo. Todo esto suena notablemente similar a las cosas que experimenta cuando está bajo los efectos de las drogas.

El amor y el sistema opioide

Resulta que el amor y la atracción activan la misma parte del cerebro que recibe un ajuste placentero cada vez que un adicto se inyecta heroína o toma una cantidad excesiva de oxicodona. Existe una sustancia química cerebral natural llamada oxitocina que es similar a los opiáceos.

psychiatre intégrateur

¿Es posible caer en la abstinencia cuando no estás cerca de tu ser querido?



La parte del cerebro que te permite 'gustar' algo se ilumina de la misma manera cuando usas estas drogas que cuando estás recién enamorado de alguien. Esta es una forma, desde un punto de vista biológico, de que puedas elegir mejor pareja.

Cuando encuentras a la persona que te permite sentirte mejor debido a los procesos químicos en el cerebro, entonces te quedas con ellos y te sientes deprimido cuando estás separado de ellos porque no estás obteniendo ese delicioso subidón químico. Esto es similar a los síntomas de abstinencia que tiene cuando se le priva de la droga de su elección, aunque no se acerca a ese extremo. Estarás triste si no te permiten estar con tu ser querido, pero no sudarás, temblarás ni sentirás náuseas de la misma manera que lo harías si sufriera una adicción a la heroína.

Entonces, ¿el amor es peligroso?

Fuente: rawpixel.com

El amor no es 'peligroso' físicamente, pero comprender cómo cambia el cerebro nos ayuda a comprender mejor nuestro propio comportamiento cuando se trata de relaciones.

Estás mejor con eso que sin él

Ya hemos mencionado que el amor puede enseñar al cerebro a ser más empático. Cuando encuentre el amor, es más probable que pueda ordenar sus prioridades.

y profundice su capacidad de comprensión y compasión. Somos criaturas sociales por naturaleza, y tendemos a hacerlo mejor en entornos de apoyo y amor en los que estás recibiendo y dando amor.

pleure bien pour toi

Fuente: pixabay.com

Cuando te permites amar, puedes esperar un subidón emocional, pero esa no es la razón más importante por la que existe este sentimiento. El amor existe para hacernos mejores, y los cambios positivos que provoca en muchos de nosotros son una amplia prueba de ello. No te alejes del amor. Es el epítome de lo que es bueno en nosotros, y los cambios químicos que vienen como efecto secundario no son de ninguna manera la razón principal por la que vale la pena perseguirlo.