¿La depresión es hereditaria?

A veces, cuando las personas están deprimidas, pueden señalar un evento traumático o una serie de recesiones en sus vidas. A veces, sin embargo, no hay un evento claro o una serie de eventos que alguien pueda señalar como la causa de la depresión de una persona. Esto puede hacer que el individuo y sus amigos y familiares busquen respuestas. Si el individuo no es el primero de la familia en experimentar depresión, es posible que se pregunte: '¿La depresión es hereditaria?'



images ptsd

Fuente: pexels.com



¿Qué es la depresión?

La depresión es una condición diagnosticable que causa una pérdida de energía y, a menudo, una pérdida pronunciada de interés. Algunas personas también experimentan síntomas físicos como pérdida de apetito, náuseas o incluso malestar o dolor físico. Para ser diagnosticado, estos síntomas deben estar presentes la mayor parte de ese día, la mayoría de los días de la semana, durante al menos dos semanas. Si bien esto sirve para prevenir diagnósticos erróneos de depresión, también significa que la mayoría de las personas diagnosticadas ya han estado sufriendo los efectos de la depresión durante bastante tiempo.

Mientras que algunas personas consideran que la depresión es una afección médica y hablan de depresión médica, otras creen que es estrictamente una afección emocional o mental y hablan de depresión clínica.



La depresión puede variar de leve a severa y puede ocurrir en períodos prolongados o en episodios más severos que ocurren en períodos de depresión más leve o imperceptible.

La depresión a menudo es provocada por un evento traumático como un conflicto o la pérdida de un ser querido. Se diagnostica con mayor frecuencia en personas de entre quince y treinta años, aunque vuelve a ser común en la edad avanzada.

A corto plazo, la depresión puede causar trastornos en la vida personal de un individuo o interferir con el trabajo y la higiene y, por lo tanto, provocar más problemas. Los casos a largo plazo o más graves pueden llevar al abuso de drogas o al suicidio.



La depresión puede ser causada por muchas cosas, desde eventos traumáticos hasta desequilibrios químicos y posiblemente de su ADN. Los científicos aún no están seguros de esta última, en gran parte porque hay muchas causas conocidas (y probablemente desconocidas) de la depresión.

¿La depresión es hereditaria?

Los científicos saben que la depresión tiende a ser hereditaria. Sin embargo, esto no significa necesariamente que sea genético.

Como se mencionó anteriormente, la depresión puede ser causada por eventos traumáticos. Nuestra familia puede ser causa de trauma, así como indicio y resultado de ciertas presiones sociales. En otras palabras, los científicos no están seguros de si la depresión es hereditaria porque un gen se transmite o porque los miembros de la misma familia enfrentan problemas similares y es probable que reaccionen a ellos de manera similar. Este suele ser el caso de las condiciones que se consideran sociales. Por ejemplo, la diabetes tipo 2 es hereditaria, pero no está del todo claro si esto se debe a la genética o simplemente a estilos de vida similares.



Una de las causas más comunes de depresión es el abuso, que a menudo ocurre dentro de un entorno familiar.

Fuente: kr.123rf.com

¿La depresión es genética?

Por otro lado, los científicos del Reino Unido creen que pudieron aislar una región de un cromosoma que predijo una depresión severa. Si bien el estudio fue el primero de su tipo en demostrar que la depresión puede ser hereditaria, dejó algunas preguntas por responder.

Por ejemplo, el estudio solo aisló un gen, aunque es poco probable que solo un gen sea responsable. Además, hay muchos tipos de depresión y este estudio solo se ocupó de uno. El tipo de depresión que se abordó en este estudio también fue más grave de lo que experimenta la mayoría de las personas.



Con suerte, este estudio animará a otros investigadores a seguir investigando la depresión como una enfermedad genética.

Algunos profesionales médicos también creen que los desequilibrios químicos causan depresión en el cerebro o por formaciones inusuales en algunas partes del cerebro, que pueden ser hereditarias, aunque la investigación continúa.

¿Se aprende la depresión?

Otros expertos, sin embargo, no creen que la depresión sea genética, sino que piensan que la depresión es un comportamiento aprendido. No 'aprendido' en el mismo sentido en que uno aprende a leer o tocar un instrumento o un deporte, sino 'aprendido' en el sentido de que no está controlado por la genética del individuo, sino que es completamente emocional.

Esto explicaría un gran número de posibles defectos de la teoría de la depresión como condición genética. Por ejemplo, si la depresión fuera genética, ¿es posible que no todos los miembros de la familia la tengan, aunque esto rara vez ocurre?

Además, si la depresión fuera genética, ¿por qué hay personas a las que se les diagnostica la afección a pesar de no tener antecedentes familiares?

Sin embargo, también existen problemas con la teoría de que la depresión es un comportamiento aprendido. Por ejemplo, si la depresión fuera un comportamiento aprendido, ¿no todas las personas que presenciaron el mismo tipo de experiencia traumática podrían desarrollar o no depresión? Además, si se aprende la depresión, pero a alguien se le diagnostica depresión a pesar de no tener antecedentes familiares, ¿dónde podría haberla aprendido?

¿Pueden ser ambos?

También hay otra posible explicación en el campo de la epigenética. La epigenética es un campo que estudia qué genes tenemos y qué genes se activan o no.

Nacemos con algunos genes que están 'activos'. Estos genes determinan la forma en que somos, desde nuestra apariencia física hasta las pequeñas cosas de nosotros que nadie puede ver.

A veces, hay genes activos, pero eso no nos afecta tan directamente. Estos genes nos permiten hacer cosas como ser portadores de enfermedades que no tenemos pero que podemos transmitir a nuestros hijos.

Otros genes, sin embargo, están inactivos; no están activos, pero pueden ser activados por algo en nuestro entorno. Estos pueden hacer cosas como desencadenar reacciones alérgicas. Con una alergia, usted es portador de un gen pasivo que puede ser activado por el alérgeno en su primera exposición, de modo que en la próxima exposición reaccione.

moment heureux

Algunos científicos creen que la causa de la depresión puede ser epigenética. Esto significaría que algunas personas portan un gen pasivo de la depresión, que luego sería activado por un desencadenante ambiental, como un evento traumático.

Otra posibilidad es que la depresión sea una 'especie de herencia'.

Como se mencionó en la introducción, la depresión puede ser causada por muchas cosas, incluidos los desequilibrios químicos, las deficiencias de nutrientes y la presencia de otros trastornos mentales o emocionales. La depresión que ocurre al mismo tiempo o debido a otra afección se denomina 'co-ocurrencia'. De esta manera, otra enfermedad que es genética puede llevar al individuo a deprimirse. En este caso, la depresión en sí misma puede no considerarse genética a pesar de haber sido causada por una condición genética.

Otras causas de depresión

También hay otras causas de depresión que no son genéticas o el resultado directo de una enfermedad, a saber, el consumo de drogas.

Muchos medicamentos recetados, incluso para afecciones tan mundanas como el acné, tienen la depresión como efecto secundario. Pocos medicamentos de venta libre causan depresión por sí solos, pero pueden interactuar con otros medicamentos y causar problemas. Si cree que los medicamentos pueden causar su depresión, hable con su médico acerca de sus preocupaciones y una lista de los medicamentos que está tomando.

El abuso de muchas drogas recreativas, incluido el alcohol, también puede causar depresión. Dejar de fumar a menudo puede ayudar a reducir o eliminar los síntomas de la depresión. Pídale a su médico recursos o programas para ayudarlo.

Fuente: commons.wikimedia.org

¿Cuál es la verdad?

Si bien los científicos continúan buscando una respuesta a si la depresión es hereditaria o no, muchos están de acuerdo en que la pregunta puede no ser tan simple.

Debido a que la depresión no suele presentarse sin explicación y por otras razones discutidas anteriormente, parece poco probable que la genética sea la única responsable.

Del mismo modo, el hecho de que dos personas puedan pasar por la misma situación y no desarrollar depresión sugiere que no se aprende por completo.

Muchos expertos están llegando a estar de acuerdo con la teoría epigenética de que los genes nos hacen más propensos, pero no seguros, a desarrollar depresión, a pesar de que el gen o los genes que pueden causar depresión aún no se han identificado con certeza.

Si bien es posible que todavía no sepamos todas las causas de la depresión, cuanto más aprendamos sobre ella, más podremos ayudar a las personas que la desarrollan.

Cómo obtener ayuda

Hay muchas causas diferentes de depresión. Algunos de ellos pueden ser hereditarios, mientras que otros probablemente no lo sean. Cualquiera sea la causa de su depresión, la mayoría de las personas pueden controlarla con ayuda.

La mayoría de los planes para controlar la depresión incluyen una combinación de medicamentos recetados y terapia de conversación, aunque la terapia de conversación es suficiente para algunas personas con depresión leve.

Muchas personas que creen que pueden tener depresión comienzan por visitar a un terapeuta o consejero para obtener una opinión profesional sobre si su condición requiere tratamiento y si ese tratamiento debe incluir medicamentos recetados. Si usted o alguien que conoce puede estar en peligro de intentar suicidarse, comuníquese con la policía de inmediato. El suicidio ha sido despenalizado en la mayoría de los lugares, pero la policía aún está dispuesta y puede controlar a las personas, brindar apoyo y recomendar recursos adicionales.

Para obtener más información sobre cómo usted o un ser querido pueden beneficiarse de hablar con un terapeuta o consejero sobre la depresión en línea, visite https://www.betterhelp.com/start.