Episodio hipomaníaco vs. Episodio maníaco - Las principales diferencias

Fuente: rawpixel.com



Breves antecedentes



Los estados de ánimo que alternan entre manía y melancolía se agruparon por primera vez como un trastorno singular en la literatura psiquiátrica alrededor de 1850. Hoy en día, el síndrome bipolar se refiere a un conjunto de trastornos afectivos, caracterizados por cambios extremos entre manía o hipomanía y depresión, seguidos de un período libre de síntomas al que se hace referencia como eutimia

Acuñado por primera vez como 'trastorno maníaco-depresivo', se cambió a 'trastorno bipolar' en 1980, en la tercera edición del Manual de diagnóstico estadístico de trastornos mentales (DSM) de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. En la última edición del DSM, se identificaron varias distinciones dentro de la clasificación. El diagnóstico lo puede realizar un terapeuta, psicólogo o psiquiatra con licencia.



El DSM se revisa sistemáticamente para actualizar los criterios de diagnóstico con regularidad. Por esta razón, es importante tener en cuenta que el autodiagnóstico o el diagnóstico 'no profesional' del trastorno bipolar no es aconsejable e incluso puede ser riesgoso. El trastorno se asocia con una alta tasa de suicidios, si no se diagnostica y no se trata. Además, un diagnóstico correcto es crucial para el tratamiento eficaz de este trastorno afectivo que a menudo debilita.

Fuente: rawpixel.com



  • Trastorno bipolar tipo I: Se caracteriza por episodios depresivos y maníacos, o episodios mixtos (cuando tanto la manía como la depresión aparecen en el mismo episodio, durante al menos una semana). El diagnóstico se puede realizar mediante un solo episodio maníaco, pero no requiere la presencia de un episodio depresivo mayor.
  • Trastorno bipolar tipo II: Se caracteriza por uno o más episodios depresivos mayores, con al menos un episodio hipomaníaco. Este es el tipo de TLP más difícil de diagnosticar, ya que es difícil distinguirlo de un trastorno depresivo mayor / unipolar.
  • Trastorno ciclotímico: Se caracteriza por síntomas hipomaníacos y depresivos que no cumplen los criterios de episodios depresivos.
  • Trastorno bipolar NEOM (no especificado de otra manera): Se caracteriza por síntomas depresivos e hipomaníacos que cumplen muy pocos criterios, o son de una duración demasiado corta, para calificar para un diagnóstico de TLP I o II.

Confuso, ¿no? Es por eso que es mejor dejar el diagnóstico a profesionales de la salud mental con licencia. Sin embargo, está claro que diferenciar entre manía e hipomanía es importante para un diagnóstico correcto; también, para un correcto tratamiento. Estos períodos de estado de ánimo anormalmente elevado por sí solos no justifican un diagnóstico. Estos son solo una parte del trastorno bipolar.

Ahora, para una comparación entre hipomanía y manía, comencemos con las similitudes.

A) Síntomas tanto de hipomanía como de manía



Fuente: psychcentral.com

Fuente: rawpixel.com

Los siguientes síntomas son similares en los estados de ánimo hipomaníaco y maníaco. Tenga en cuenta que un punto de diagnóstico por sí solo no constituye un episodio maníaco o hipomaníaco, y la mayoría de las personas experimentarán al menos uno de estos en su vida, con regularidad variada. Es muy posible que esto se deba a factores distintos a un trastorno del estado de ánimo.

Al menos tres de los siguientes síntomas deben presentarse simultáneamente para poder realizar un diagnóstico preciso de manía o hipomanía con euforia.



La palabra que se debe tener en cuenta al observar el comportamiento de una persona para detectar cualquiera de estos síntomas es 'inusual'. Si más de tres de los siguientes criterios no son característicos de su comportamiento habitual y son observables por sus amigos, familiares y colegas, puede haber un motivo de preocupación.

  1. El estado de ánimo de la persona es excesivamente irritable o eufórico y expansivo.
  2. Él o ella muestra una autoestima distorsionada, es decir, opiniones exageradas y grandiosas sobre su estado y habilidades.
  3. La persona participa en una actividad significativa dirigida a objetivos, que va desde el trabajo hasta un contexto social o sexual.
  4. La persona necesita menos horas de sueño o se siente descansada después de solo unas pocas horas de sueño y se despierta llena de energía.
  5. La persona habla más de lo habitual o presiona para seguir hablando.
  6. La persona se distrae fácilmente o se siente atraída por elementos irrelevantes o sin importancia.
  7. La persona se involucra excesivamente en actividades placenteras e imprudentes con un alto potencial de consecuencias dolorosas, como ir de compras, comportamiento sexualmente indiscreto o inversiones comerciales tontas.
  8. La persona experimenta subjetivamente sus pensamientos como acelerados o incluso fuera de control.
  9. La persona muestra angustia ansiosa.

B) Síntomas exclusivos de HYPOMANIA

  1. El cambio de humor dura al menos cuatro días. Los episodios hipomaníacos suelen tener una duración más corta que los episodios maníacos.
  2. La elevación del estado de ánimo, ya sea eufórica o irritable, está presente durante la mayor parte del día, casi todos los días.
  3. En el caso de una irritabilidad elevada, al menos cuatro de los síntomas del apartado A deben estar presentes para un diagnóstico positivo de hipomanía.
  4. Los síntomas enumerados, aunque son claramente diferentes del comportamiento habitual de la persona, no afectan su capacidad de trabajo o socialización, y solo en casos raros será necesaria la hospitalización.
  5. La persona nunca muestra rasgos psicóticos.

C) Síntomas exclusivos de MANIA

  1. El cambio de humor dura una semana o más. Los episodios maníacos suelen durar más que los episodios hipomaníacos.
  2. Los síntomas enumerados bajo el título A son más pronunciados o intensos que con la hipomanía y pueden llegar a un punto en el que el trabajo y la socialización se vean significativamente afectados. La manía severa requerirá hospitalización.
  3. La elevada autoestima de la persona puede alcanzar proporciones delirantes, como afirmaciones de tener poderes sobrenaturales o tener una relación especial con Dios o una figura pública.
  4. Puede ocurrir psicosis, lo que significa que puede perder completamente el contacto con la realidad.
  5. Puede mostrar una agitación psicomotora severa, como caminar de un lado a otro en una habitación, retorcerse las manos, quitarse y ponerse ropa repetidamente, movimiento incontrolado de la lengua, también morderse las uñas, morderse los labios y tirarse de la piel.

Causas del trastorno bipolar

Fuente: mentalhealth.org.nzv

La causa del trastorno bipolar aún se desconoce y los médicos especulan que es probable que se deba a múltiples factores. Existe evidencia de un fuerte aspecto hereditario del trastorno. El riesgo de un primer trastorno bipolar relativo en desarrollo está entre el 5 y el 10%, que aumenta al 70% en gemelos idénticos. La evidencia apunta a la participación de muchos genes, y tal vez cada uno de ellos contribuya en una pequeña parte al riesgo. También es probable que influyan las influencias ambientales.

Factores de riesgo de manía e hipomanía

Los medicamentos pueden inducir síntomas maníacos e hipomaníacos, especialmente en pacientes predispuestos a trastornos del estado de ánimo. Este es un factor de riesgo importante. Los siguientes medicamentos pueden causar síntomas maníacos o hipomaníacos y deben usarse y prescribirse con precaución: (Fuente: link.springer.com)

  • Levodopa
  • Corticoesteroides
  • Esteroides anabólico-androgénicos
  • Los inhibidores tricíclicos y de la monoaminooxidasa causan manía en pacientes con BPD preexistente
  • Menos seguro, pero la evidencia sugiere que los siguientes pueden causar síntomas maníacos: medicamento dopaminérgico antiparkinsoniano, tiroxina, medicamento simpaticomimético, cloroquina, baclofeno, alprazolam, captopril, anfetamina, fenciclidina, iproniazida y

Desafíos con el diagnóstico y la detección temprana

Fuente: rawpixel.com

El principal desafío que enfrentan los médicos con el diagnóstico de TLP es diferenciar el trastorno del trastorno depresivo mayor / unipolar recurrente. Los pacientes a menudo se presentan solo con depresión cuando buscan ayuda profesional o no tienen un historial claro y clínicamente observado de manía o hipomanía. Los subidones rara vez provocan angustia y sufrimiento, lo que hace que sea poco probable que los pacientes los mencionen durante un examen. Las posibles consecuencias del trastorno bipolar no tratado son mayores que en la depresión. Por esta razón, el reconocimiento temprano es fundamental.

Las consecuencias incluyen:

  • Mayor riesgo de aparición de episodios
  • Mayor probabilidad de trastornos por abuso de sustancias.
  • Mayor ansiedad y trastornos obsesivo-compulsivos.
  • Mayor riesgo de obesidad debido a los atracones
  • Aumento de los comportamientos de riesgo, como el juego incontrolado
  • Problemas con la ley
  • Pérdida de células cerebrales con problemas cognitivos resultantes
  • Riesgo elevado de demencia, enfermedad de la tiroides, migrañas, diabetes y muerte por trastornos cardiovasculares.
  • Mayor riesgo de suicidio.

Para abordar este y otros desafíos de diagnóstico, se sugiere la identificación de 'biomarcadores objetivos que representan procesos fisiopatológicos que difieren entre el trastorno bipolar y la depresión unipolar'. La idea es que encontrar un marcador físico para el trastorno no solo facilitará el diagnóstico, sino que también facilitará el desarrollo específico de intervenciones y medicamentos. Un estudio prometedor demostró que los ECG podrían mostrar marcadores que podrían diferenciar el trastorno bipolar del trastorno depresivo mayor, pero aún se necesita mucha investigación en esta área.

En busca de ayuda

définir l'épuisement professionnel

Fuente: rawpixel.com

Como se mencionó anteriormente, es imperativo que se evite el autodiagnóstico del trastorno bipolar o el diagnóstico de un familiar o amigo y se debe derivar a un terapeuta o psiquiatra calificado. El trastorno es complejo, con señales sutiles que solo un profesional capacitado y experimentado probablemente detectará. Un diagnóstico apresurado e incorrecto que da como resultado una medicación inadecuada puede causar tanto daño como el trastorno en sí.

Los diagnósticos de enfermedades y trastornos mentales son difíciles de aceptar. Esto se debe al estigma social asociado a dichos diagnósticos y la dificultad de tener que reajustar la propia imagen de uno mismo. Muchos pacientes con trastorno bipolar se resisten a aceptar un diagnóstico porque los episodios maníacos pueden ser muy placenteros, incluso rentables. La energía mental y física extremadamente alta del trastorno bipolar II manía a veces permite que estos pacientes logren proezas fenomenales. A largo plazo, la manía no tratada provocará daños neurológicos y, a menudo, daños irreparables en las relaciones y la vida. Idealmente, se debe emplear mucho tacto y una guía sabia cuando este tema se aborda con un ser querido, preferiblemente por un profesional.

Debe quedar claro en el artículo que un miembro de la familia, un amigo o un colega preocupado es más probable que detecte un comportamiento inusual y desequilibrado que una persona que sufre de trastorno bipolar. Su participación en un diagnóstico correcto podría, por tanto, ser invaluable. Si una persona sospecha que sufre de trastorno bipolar o necesita consejos sobre cómo abordar y tratar con un ser querido con trastorno bipolar, una plataforma como BetterHelp podría ser ideal.

Conveniente y privado, con una evaluación de necesidades personalizada, cualquier persona puede acceder a los servicios necesarios de terapeutas y consejeros calificados en la comodidad de su propio hogar. Sin embargo, si se encuentra en una crisis o si cualquier otra persona puede estar en peligro, lo mejor sería hacer uso de estos recursos, que pueden brindarle ayuda inmediata.