Cómo hablar con extraños puede mejorar su sensación de bienestar

Hablar con extraños, para muchos, puede resultar bastante incómodo e incluso producir ansiedad. Para algunos, es la amenaza potencial que representa hablar con un extraño, o la vulnerabilidad que uno siente al compartir información sobre sí mismos con alguien que sienten que puede estar juzgándolos, o simplemente la incomodidad con la falta de familiaridad que conlleva mantener una conversación con una nueva persona. Sin embargo, si podemos superar nuestras ansiedades por hablar con extraños, es posible que los beneficios sean más ricos de lo que imaginamos.

comment ne pas s'en soucier

Por qué no nos gusta hablar con extraños



No es una locura sentir cierta incomodidad ante la idea de hablar con un extraño. Después de todo, estas interacciones son más impredecibles que las conversaciones con amigos y familiares. Dejando a un lado el peligro de los extraños, cuando hablamos con un extraño también nos puede preocupar que pueda haber una desconexión en los valores y que pueda producirse un desacuerdo. A veces, incluso el miedo a una simple falta de comunicación puede ser suficiente para evitar que nos relacionemos con personas fuera de nuestro círculo de amigos y familiares.



La mayoría de estas ansiedades, sin embargo, no tienen una base sólida. La mayoría de las situaciones que involucran conversaciones e interacciones con extraños no son tan intimidantes o negativas como se esperaba. Cuando se trata de serios temores sobre nuestra seguridad, la mayoría de los delitos violentos no los cometen extraños, sino conocidos, familiares y amigos. Lejos de ser una verdadera amenaza, hablar con extraños puede producir un aumento significativo en su sentido de bienestar y base de conocimientos.


Fuente: pexels.com



Beneficios sociales de hablar con extraños

Amistad

Una simple charla con un extraño puede representar el comienzo de una amistad. Piénselo, ¿cómo conoció a sus amigos actuales? Primero fueron extraños, luego hablaron y ahora son importantes para la vida de los demás. Las amistades son vitales para nuestro bienestar a lo largo de la vida. Evitan la soledad, brindan apoyo en momentos difíciles y contribuyen a nuestra salud mental, física y emocional. Además, la construcción de amistades y otras relaciones puede aumentar su estado de ánimo positivo, ya que lo estimula mentalmente y puede ayudarlo a iniciar nuevas actividades con los demás.



Conexión social

Hablar con extraños también puede generar una sensación de conexión. Le permite sentirse parte de su comunidad y de la sociedad en general. Conectarnos con los demás nos ayuda a sentir que pertenecemos. Este sentido de pertenencia es una de las variables vitales de nuestra felicidad general. Significa que alguien se preocupa por nosotros y que nosotros nos preocupamos por alguien fuera de nosotros.

Cuando muchos de nosotros pensamos en ser parte de nuestra comunidad y sociedad, pensamos en las estrechas conexiones que ya tenemos con familiares y amigos. Pero la investigación en la comunidad indica que la interacción con conocidos y extraños nos deja con la sensación de estar conectados a nuestro mundo más amplio. Piense en una situación en la que pueda abordar un autobús y entablar una conversación con cualquiera a bordo. Eso ciertamente muestra más un sentido de comunidad que conversar solo con aquellos que ya están cerca de nosotros.



Beneficio mutuo

Otra buena razón para hablar con extraños es que las conversaciones son buenas para ellos. Cuando un equipo de investigadores le dijo a un grupo de personas que participaran en conversaciones con extraños en el transporte público, se sorprendieron al descubrir que no importaba quién comenzara la conversación. Los beneficios de conversar con extraños se extendieron a ambas personas.


Fuente: pexels.com

Beneficios personales de hablar con extraños

No todos los beneficios para su bienestar al hablar con extraños son sociales. Conversar con personas que no conoce también puede beneficiarlo personalmente.



Confianza

Cuando practica hablar con extraños, aumenta su confianza a medida que las interacciones positivas comienzan a superar la ansiedad y las interacciones negativas. Esta confianza puede extenderse a otras áreas de tu vida, dándote el coraje para asumir más desafíos similares al de hablar con extraños, como probar un nuevo pasatiempo o hablar en el trabajo. Utiliza el mismo nivel de confianza para entablar una conversación con un extraño.

hormone du bonheur

Productividad

A veces, hablar con extraños puede incluso aumentar su productividad en otras áreas. Esto puede estar relacionado con los beneficios emocionales y mentales de establecer conexiones. ¿Quizás un cerebro feliz es un cerebro productivo? En cualquier caso, si te encuentras atrapado en un proyecto de trabajo o te sientes deprimido en la rutina diaria, intenta entablar una conversación informal con un extraño. Es posible que se encuentre en un mejor lugar para hacer las cosas.

Conocimiento

Hablar con un extraño también puede ser una excelente manera de ampliar su conocimiento sobre el mundo y obtener y brindar retroalimentación objetiva. Tanto tú como el extraño están (con suerte) entrando en las conversaciones sin ideas preconcebidas el uno del otro. Tiene la oportunidad de presentar información y recibir información de manera imparcial. Suponga que todos tienen algo que enseñarle y busque eso en sus conversaciones. Cultiva una mente curiosa y podrías beneficiarte en todas las áreas de la vida.

Además de ampliar su base de conocimientos, hablar con extraños puede ser una excelente manera de obtener comentarios sobre sus habilidades sociales y temas de conversación. Estos beneficios requieren cierta atención al lenguaje corporal y, a veces, una piel gruesa. Si los extraños parecen perder el interés en la conversación de forma rutinaria cuando mencionas tu tema favorito, podría ser el momento de pensar en retirar ese tema.


Fuente: pexels.com

Cómo hablar con extraños

Es posible que a estas alturas ya esté convencido del beneficio de hablar con extraños, pero se pregunta: ¿cómo lo hago? Aquí hay algunos consejos para mejorar sus habilidades de comunicación con extraños, o con cualquier persona, para el caso.

  1. Empieza pequeño. No tiene que profundizar en una conversación extensa en su primer intento. En su lugar, vea qué sucede si sonríe y dice 'hola' en una situación en la que normalmente se pone unos auriculares o se pierde en un libro. Si recibe una sonrisa y un saludo a cambio, ¡ha progresado!
  2. Utilice preguntas de conversación trivial. Si la persona a la que acabas de saludar pasa inmediatamente a otra actividad, está bien. Pero si parecen dispuestos a continuar la conversación, utilice cualquier movimiento básico de charla trivial que se le ocurra: el clima, la película número uno actual o un titular nuevo y emocionante. Probablemente desee evitar la política y cualquier noticia local que pueda ser controvertida.
  3. Pregunta las preguntas. Hemos estado discutiendo sobre usted 'hablando' con extraños, pero en realidad, una conversación exitosa implica al menos tanto escuchar como hablar. Mantenga algunas preguntas en su bolsillo trasero y deje que su interlocutor responda en la medida en que se sienta cómodo.

Consejo adicional: si la persona con la que estás hablando da muchas respuestas breves y no hace ninguna pregunta a cambio, esto podría ser una señal de que no está de humor para conversar. Esto no es nada personal, y puedes dejarlos ir con una sonrisa.

définir la thérapie humaniste
  1. Escúchalos atentamente. Una de las peores cosas que puede hacer es dejar que la ansiedad por lo que va a decir a continuación se haga cargo. La ansiedad tiene una forma de nublar tu cabeza y acortar tu creatividad. Si mantiene la calma y escucha, es probable que escuche algo que llame su atención. Este es un gran lugar para hacer una pregunta de seguimiento.
  2. Responde sus preguntas. Si usted y un extraño entablan una buena conversación, es probable que también tenga preguntas para usted. No pienses demasiado en esto, responde honestamente, pero sobre todo a la ligera. Puede haber una línea muy fina entre una conversación auténtica y compartir demasiado, y puede ser necesario practicar para encontrarla. Si te das cuenta de que estás cruzando la línea o, por el contrario, tienes los labios demasiado cerrados, no seas demasiado duro contigo mismo. Sigue trabajando en ello.
  3. Practica tu finalización. Las conversaciones con extraños son situacionales. Algunos de ellos tienen un final natural, como la breve charla mientras hacen fila para tomar un café. Sin embargo, en otras ocasiones, es posible que deba cerrar la conversación con elegancia, como cuando ha estado hablando con su compañero de asiento en un avión. Puede ser útil tener su teléfono, un libro o alguna otra distracción cerca para que pueda simplemente decirle a su interlocutor que tiene otros asuntos que atender.
  4. Consejo adicional: llévelo adelante. La mayoría de las veces, hablar con extraños se trata del momento. Sin embargo, a veces, al final de una conversación, es posible que descubras que te encantaría seguir conociéndote. En ese caso, no está de más pedir un número de teléfono o un identificador de redes sociales. Incluso puede estar preparado con una tarjeta de presentación, para quitarles la presión. Es posible que no tenga éxito en todos los escenarios, pero puede valer la pena correr el riesgo cuando sienta una conexión real.

Cuando se siente demasiado

Hablar con extraños puede tener muchos beneficios positivos en su vida y es una habilidad que es bastante fácil de aprender para la mayoría de nosotros. Algunos de nosotros, sin embargo, podemos encontrar que se nos revuelve el estómago y sudar frío al pensar en hablar con personas que no conocemos.

Si descubre que su ansiedad por conversar con extraños le impide vivir el tipo de vida que le gustaría llevar, podría beneficiarse al hablar con un terapeuta o consejero profesional. Pueden ayudarlo a llegar a la raíz de su ansiedad por hablar con personas nuevas para que pueda aprovechar estos beneficios de hablar con extraños.

En BetterHelp, una plataforma que le permite hablar con un terapeuta con licencia sobre cualquiera de sus preocupaciones más inmediatas, es cierto que hablará con un 'extraño' al principio. Sin embargo, a medida que continúen sus sesiones, desarrollará una conexión más profunda con su terapeuta.

Este tipo de relación entre el terapeuta y el cliente podrá ayudarlo a superar sus desafíos y servir como alguien que está aprendiendo sobre usted y ayudándolo en el camino.