Cómo hablar con sus profesores sobre su enfermedad mental

Fuente: media.beam.usnews.com



La presión académica en el entorno de la clase hace que los estudiantes tengan dificultades para mantenerse al día con el bienestar mental. Los plazos, las estrictas políticas de asistencia y la expectativa de obtener calificaciones perfectas son solo algunas de las posibles razones por las que casi un tercio de los estudiantes universitarios informan que el estrés afectó negativamente su rendimiento académico. Más aún, los estigmas que rodean a las enfermedades mentales a menudo hacen que los estudiantes sufran en silencio y no busquen ayuda para sus problemas.



suis-je un quiz pas aimable

Beneficios

Ya sea que sea un estudiante con una enfermedad mental crónica o simplemente esté luchando por mantener su salud mental, sus síntomas pueden tener un impacto enorme en cómo prospera en un entorno de clase. Hablar con sus profesores sobre lo que está experimentando y cómo afecta su rendimiento académico tiene muchos beneficios para mantener el bienestar mental dentro y fuera del aula:



  • Hablar con su profesor sobre sus factores desencadenantes y trabajar en colaboración para aliviar la carga de su enfermedad mental sirve como medida preventiva para una futura crisis de salud mental. Saber que su profesor ha escuchado sobre sus problemas y los comprende hace que sea menos probable que una crisis de salud mental se desarrolle como una bola de nieve.
  • Reconocer su enfermedad mental genera competencia. Desarrollar el dominio enfrentando desafíos es una estrategia comúnmente utilizada para la regulación de las emociones. Al ser valiente y acercarse a su profesor, se ha defendido a sí mismo y a sus necesidades.
  • Revelar sus problemas de salud mental promueve la superación personal y disminuye el autoestigma. Es fácil internalizar el estigma sobre las enfermedades mentales que enfrenta la sociedad. Al hablar abiertamente sobre los problemas de salud mental, se empodera para aceptar su enfermedad mental como válida.

Dar el primer paso

El primer paso para iniciar la conversación puede ser estresante. Recuerde que al hacer este movimiento, aboga por el bien de su salud mental. Por lo general, puede encontrar el horario de atención de su instructor en su programa de estudios, o puede enviar un simple correo electrónico preguntando si puede hacer una cita para reunirse fuera de clase. Los profesores suelen estar más que felices de encontrar un momento para reunirse porque les complace que un estudiante haya tomado la iniciativa de reunirse con ellos.

langue d'amour de contact physique

Qué decir



Fuente: rawpixel.com

Encontrar las palabras para decir también puede resultar intimidante. Puede temer que el profesor pueda juzgarte o pensar que estás inventando excusas. La creación de un guión puede ser muy útil para transmitir su mensaje. En su conversación, es útil describir cómo su enfermedad mental interfiere con su desempeño en clase, qué habilidades de afrontamiento usa y brindar sugerencias constructivas sobre qué adaptaciones en el aula se pueden hacer para satisfacer sus necesidades.



Aquí hay un ejemplo de un guión para un estudiante que tiene trastorno bipolar y sufre ataques de pánico:

toni aujourd'hui

“Quería hacerle saber que tengo trastorno bipolar y, a veces, mis síntomas pueden afectar mi desempeño en clase. Sufro de ataques de pánico que pueden interferir con mi capacidad para participar plenamente y mis cambios de humor a veces me dificultan hacer contribuciones a las discusiones en clase. Utilizo un libro para colorear para lidiar con mi ansiedad, y sería útil para mí sentarme cerca de la parte de atrás del salón de clases. Quería discutir esto con usted ahora para ayudar a prevenir las crisis de salud mental en el futuro y hacer un plan si surgen ''.

Dado que las clases y los profesores individuales difieren en estilo y expectativas, es una buena idea abrir la conversación a la opinión de su instructor. Pueden tener adaptaciones específicas en mente o más preguntas o comentarios. Hacer un plan juntos permite un arreglo que funcione para ambos.

Conclusión

El desafío aparentemente más grande de hablar sobre sus problemas de salud mental con su profesor es dar el primer paso. Una vez que haya expresado sus sentimientos, seguirá una ola de alivio y un sentimiento de logro personal. Las atmósferas académicas estresantes pueden hacer que pienses que tener buenas calificaciones significa sacrificar tu salud mental. Al hacer un plan con la ayuda de su instructor, está dejando en claro que el cuidado de su enfermedad mental precede al éxito académico.



Fuente: parentingsquad.com

Consejos

  1. Hablar con su profesor sobre sus factores desencadenantes es más efectivo al comienzo del año escolar. De esa manera, puede enfocarse de manera proactiva en áreas potencialmente problemáticas en una clase antes de que surjan problemas.
  2. Visitar los servicios psicológicos de su universidad es la primera línea de defensa si está luchando con un problema de salud mental. Los servicios psicológicos están diseñados para ayudar a los estudiantes con problemas específicos de salud mental relacionados con lo académico.
  3. Las oficinas de discapacidad de muchas universidades le permiten registrar su enfermedad mental. Esto lo hace elegible para adaptaciones relevantes que lo ayudarán a tener éxito, como tiempo adicional en los exámenes, extensiones de tareas cuando sea necesario y una variedad de otros apoyos.
  4. Si necesita hablar con un terapeuta profesional que esté capacitado para discutir estos temas, puede consultar con la oficina de consejería de su colegio o universidad local o comunicarse con un consejero a través de BetterHelp.

Citas

mémoire sensorielle

Corrigan, Patrick W. y Deepa Rao. 'Sobre el autoestigma de la enfermedad mental: etapas, divulgación y estrategias para el cambio'.La Revista Canadiense de Psiquiatría57,8 (2012): n. .Instituto Nacional de Salud. Web. 29 de mayo de 2017.

'Hechos.'Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión, ADAA. ADAA, n.d. Web. 29 de mayo de 2017.

Neacsiu, Andrada D., Marsha M. Linehan y Martin Bohus. 'Habilidades de terapia dialéctica conductual: una intervención para la desregulación de las emociones'. (Enero de 2015): 491-502.Puerta de la investigación. Web. 29 de mayo de 2015.