DSM 5 Definiciones y síntomas diagnósticos del sociópata

El Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales, quinta edición (DSM-5), publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, establece los criterios de diagnóstico utilizados por los profesionales de la salud mental para ayudar a realizar un diagnóstico preciso de los trastornos de salud mental. Si bien muchos psicólogos y otros profesionales de la salud mental creen que la sociopatía y la psicopatía deben clasificarse como diagnósticos independientes, el DSM, que es la fuente principal de criterios de diagnóstico, no los clasifica como diagnósticos independientes.

Más bien, son términos que se utilizan para describir a las personas, según sus síntomas, a las que se les ha diagnosticado un trastorno de personalidad antisocial. El trastorno de personalidad antisocial (ASPD) es un trastorno de personalidad que afecta las respuestas emocionales de una persona y que resulta en una incapacidad para preocuparse por los sentimientos o necesidades de los demás. Generalmente se cree que las personas afectadas por el trastorno de personalidad antisocial, a menudo denominadas psicópatas o sociópatas, carecen de sentido de conciencia moral.







Fuente: unsplash.com

Criterios y características del trastorno de personalidad antisocial



Según el DSM-5, el trastorno de personalidad antisocial se define como[un] patrón generalizado de desprecio y violación de los derechos de los demás que ocurre desde la edad de 15 años, como lo indican tres (o más) de los siguientes:



  1. Incumplimiento de las normas sociales relativas a conductas lícitas, como lo indica la realización repetida de actos que son motivo de detención.
  2. Engaño, indicado por mentiras repetidas, uso de alias o engañar a otros para beneficio o placer personal.
  3. Impulsividad o falta de planificación.
  4. Irritabilidad y agresividad, como lo indican las repetidas peleas o agresiones físicas.
  5. No tener en cuenta la seguridad de uno mismo o de los demás.
  6. Irresponsabilidad constante, como lo indica el incumplimiento reiterado de mantener un comportamiento laboral constante o cumplir con las obligaciones financieras.
  7. Falta de remordimiento o incapacidad para sentirse culpable, como lo indica ser indiferente o racionalizar haber lastimado, maltratado o robado a otro '.

Muchos adultos a los que se les ha diagnosticado un trastorno de personalidad antisocial (ASPD) tienen antecedentes de síntomas de trastorno de conducta antes de los 15 años. Además, existen deficiencias tanto en la autopercepción como en las personalidades interpersonales, así como rasgos patológicos. Los síntomas tienden a comenzar en la adolescencia o en la adultez temprana y continúan durante muchos años. Otros síntomas que puede presentar una persona con trastorno antisocial de la personalidad son:

  • Ser muy encantador o ingenioso para manipular a alguien o conseguir lo que quiere.
  • Exuda un sentido de superioridad o arrogancia.
  • Impulsivo y propenso a correr riesgos o participar en comportamientos peligrosos sin tener en cuenta cómo puede afectar a los demás
  • Falta de empatía o sentimientos hacia los demás o una situación.
  • Puede mostrar un comportamiento hostil, agresivo o volverse violento
  • Ser deshonesto o mentirle a la gente
  • Sin consideración ni preocupación por lo que está bien o mal
  • Ser irresponsable
  • Incapacidad para mantener relaciones saludables.
  • Falta de respeto por las reglas o normas sociales y puede tener un historial de comportamiento delictivo

Cuando alguien presenta constantemente estos síntomas y hay un motivo de preocupación, es posible que se pregunte qué está pasando y busque ayuda médica. Después de una conversación inicial y una evaluación física, el médico puede derivar al paciente a un profesional de la salud mental que examinará los siguientes aspectos para poder realizar un diagnóstico de trastorno de personalidad antisocial (TPA).



  • Deficiencias significativas en el funcionamiento propio (identidad o autodirección) e interpersonal (empatía o intimidad).
  • Uno o más rasgos patológicos de personalidad.
  • Las deficiencias en la personalidad son estables a lo largo del tiempo y consistentes en situaciones.
  • Las deficiencias de la personalidad no se entienden mejor como una parte normativa de una etapa de desarrollo o entorno social.
  • El uso de sustancias o una afección médica no es la única causa.

Una vez que se ha diagnosticado el trastorno de personalidad antisocial, la evaluación diagnóstica pasa a determinar los trastornos de personalidad específicos. Hay muchos tipos diferentes de trastornos de la personalidad enumerados en el DSM-5. Por lo tanto, solo un profesional de la salud mental que se especialice en trastornos de la personalidad puede diagnosticar adecuadamente la enfermedad y brindar un plan de tratamiento. Tenga en cuenta que no todos los trastornos de la personalidad requieren medicación y algunos pueden tratarse con terapias basadas en la evidencia.

Fuente: freepik.com



Cómo se usa el DSM 5 para diagnosticar un sociópata

Después de realizar una evaluación médica para ayudar a descartar cualquier posible condición médica, un proveedor de atención primaria generalmente derivará a los pacientes a un profesional de salud mental para una evaluación adicional de los síntomas. El diagnóstico del trastorno de personalidad antisocial generalmente se basa en una evaluación psicológica que explora los pensamientos, sentimientos, patrones de comportamiento, relaciones e historia familiar de uno.



El DSM describe los criterios para diagnosticar los trastornos de la personalidad, como el trastorno de personalidad antisocial. Los síntomas del trastorno de la personalidad suelen ser los mismos. Sin embargo, el criterio de diagnóstico para cada tipo incluye síntomas específicos, así como la duración y gravedad de los síntomas. Por lo tanto, es importante ser sincero y honesto acerca de todos los síntomas, ya que la información proporcionada se utiliza para realizar un diagnóstico.



Según el DSM, los trastornos de la personalidad se organizan en tres grupos etiquetados como personalidades de Tipo A, Tipo B y Tipo C. El trastorno de personalidad antisocial se incluye en las personalidades del Grupo B, que incluyen trastornos caracterizados por un comportamiento errático o dramático y la participación en comportamientos extremadamente impulsivos, teatrales, ilegales y promiscuos.



La experiencia del psicólogo o psiquiatra también juega un papel importante en la precisión del diagnóstico. Como tal, es importante investigar a los profesionales de la salud mental con licencia y observar algunos de ellos para determinar la mejor opción. Es mejor ir con alguien que tenga una amplia experiencia trabajando con trastornos de la personalidad. El diagnóstico de un sociópata puede ser devastador para la familia y el individuo, por lo que debe asegurarse de que no se cometan errores. La capacitación clínica, la licenciatura y las revisiones de pacientes son buenas formas de investigar y elegir un psiquiatra, psicólogo, terapeuta o consejero con licencia.

¿Cuáles son los criterios y características del DSM-5 para un sociópata?



El criterio utilizado para diagnosticar el trastorno de personalidad antisocial es el criterio utilizado para establecer a alguien que tiene tendencias sociopáticas. El sociópata no es un diagnóstico clínico, sino un término que se utiliza para describir las características de algunas personas con trastorno de personalidad antisocial. Los siguientes criterios se enumeran en el DSM 5 para un diagnóstico de trastorno de personalidad antisocial:

Deficiencias significativas en el funcionamiento de la personalidad

Las deficiencias en el funcionamiento de la personalidad pueden identificarse por varios factores.

    • Identidad: egocentrismo; autoestima derivada de la ganancia personal, el poder o el placer.
    • Autodirección: establecimiento de objetivos basados ​​en la gratificación personal. En otras palabras, tener poco o ningún respeto por los estándares sociales, como obedecer el comportamiento ético legal o razonable.

    Las deficiencias en el funcionamiento interpersonal pueden incluir las siguientes:

    • Empatía: Falta de preocupación por los sentimientos, necesidades o sufrimiento de los demás. Falta de remordimiento después de herir o maltratar a otro.
    • Intimidad: Incapaz de tener relaciones íntimas mutuas, ya que la explotación es un medio principal para relacionarse con los demás. Esto normalmente se reconoce mediante un comportamiento engañoso o intimidación para controlar a los demás.

Fuente: yanalya a través de freepik.com

Rasgos patológicos de personalidad en los siguientes dominios

El antagonismo se puede caracterizar por lo siguiente.

  • Manipulación: uso frecuente de subterfugios para influir o controlar a otros; uso de la seducción, el encanto, la palabrería o la congraciación para lograr los fines propios.
  • Engaño: deshonestidad y fraude; tergiversaciones de uno mismo; en otras palabras, estirar la verdad al relatar hechos.
  • Insensibilidad: falta de preocupación por los sentimientos o problemas de los demás; falta de culpa o remordimiento por los efectos negativos o dañinos de las propias acciones sobre los demás; agresión; sadismo.
  • Hostilidad: sentimientos de ira persistentes o frecuentes; ira o irritabilidad en respuesta a desaires e insultos menores; desconsiderado, rencoroso o vengativo.

La falta de inhibición se puede caracterizar por lo siguiente.

  • Irresponsabilidad; Descuido y incumplimiento de obligaciones o compromisos financieros y de otro tipo; falta de respeto y falta de seguimiento de los acuerdos y promesas.
  • Impulsividad: Actuar en el impulso del momento en respuesta a estímulos inmediatos; actuar sobre una base momentánea sin un plan o consideración de posibles resultados; dificultad para establecer y seguir los planes.
  • Asunción de riesgos: participación en actividades peligrosas, riesgosas y potencialmente autodestructivas, innecesariamente y sin tener en cuenta las consecuencias; aburrimiento, propensión e iniciación irreflexiva de actividades para contrarrestar el aburrimiento; falta de preocupación por las propias limitaciones y negación de la realidad del peligro personal.

Las deficiencias en el funcionamiento de la personalidad y la expresión de los rasgos de personalidad del individuo son relativamente estables a lo largo del tiempo y consistentes en todas las situaciones. Las deficiencias en las funciones de la personalidad y las expresiones de los rasgos de personalidad del individuo no se entienden mejor como normativas para la etapa de desarrollo o el entorno sociocultural del individuo.

Las deficiencias en el funcionamiento de la personalidad y la expresión del rasgo de personalidad del individuo no se deben únicamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (abuso de drogas, medicación) o una afección médica general (lesión en la cabeza, trauma). El individuo debe tener al menos 18 años de edad para ser considerado seriamente para la condición.

¿Están relacionados el trastorno de personalidad antisocial y el trastorno de personalidad narcisista?

El trastorno de personalidad narcisista (NPD) y el trastorno de personalidad antisocial (ASPD) son dos trastornos de personalidad diferentes. Sin embargo, comparten algunos rasgos similares. Por ejemplo, la falta de conformidad con las normas sociales y la falta de sentimientos de empatía o culpa son características comunes. Si bien las personas con trastorno de personalidad antisocial son más propensas a exhibir conductas delictivas o tener antecedentes penales, las personas con trastorno de personalidad narcisista no son necesariamente propensas a la actividad delictiva. Aunque las personas con trastorno narcisista de la personalidad pueden no cometer actos delictivos, los comportamientos que exhiben pueden causar efectos devastadores. Tanto las personas con trastorno de personalidad antisocial como con trastorno de personalidad narcisista exhiben un comportamiento egocéntrico y tienen un don para lo dramático, especialmente si eso significa convertirlos en el centro de atención. Ambos utilizan la manipulación y la astucia para salirse con la suya.

Tratamiento sociópata DSM 5

Aunque no existe una cura específica para el trastorno de personalidad antisocial, muchos profesionales de la salud mental opinan que la psicoterapia o la terapia de conversación pueden ser eficaces para algunas personas con el trastorno. La psicoterapia se enfoca en ayudar a una persona a aprender a manejar los pensamientos y comportamientos negativos y a desarrollar una comunicación más efectiva y las habilidades interpersonales que pueden faltar. A menudo, el primer objetivo del tratamiento es implementar medidas que puedan reducir el impulso de participar en comportamientos dañinos o de riesgo.

Otro tipo de terapia que puede resultar útil se llama terapia de recompensa. La terapia de recompensa consiste en dar una recompensa al individuo con trastorno de personalidad antisocial cuando se involucra en comportamientos que están en línea con las normas sociales. Este tipo de terapia ha demostrado ser eficaz en algunas personas encarceladas. La terapia de recompensa funciona sobre la base de que las personas con tendencias sociopáticas responden a la gratificación instantánea de sus deseos, y esta gratificación instantánea hace que ciertos comportamientos sean beneficiosos para ellos. Este sistema solo funciona si el individuo cree que el comportamiento y la recompensa merecen atención.

Este sistema de recompensa es como una terapia de modificación de la conducta con una gran diferencia. La modificación de la conducta se basa en la idea de que eventualmente, mediante la modificación de la conducta, el individuo ya no participará en una conducta no deseada. Sin embargo, el sistema de recompensas no pretende modificar el comportamiento. Simplemente lo controla por el momento.

En este momento, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos no ha aprobado ningún medicamento para tratar el trastorno de personalidad antisocial. Sin embargo, se pueden recetar algunos medicamentos para ayudar a reducir los comportamientos impulsivos o agresivos. Es importante que un profesional de la salud mental evalúe la necesidad y controle la eficacia de cualquier régimen de medicación.

Desafortunadamente, es importante tener en cuenta que, debido a que muchas personas con trastorno de personalidad antisocial no sienten que haya nada malo en ellas, a menudo es poco probable que busquen ayuda.

Fuente: pressfoto a través de freepik.com

BetterHelp puede ayudarte

Saber que no existe cura para el trastorno y saber que los tratamientos, que están disponibles no son particularmente útiles, puede ser desalentador. Sin embargo, la terapia y el asesoramiento se siguen recomendando para la persona con el diagnóstico, así como para sus familias y seres queridos. No es una tarea fácil interactuar, vivir o estar en una relación con alguien que es un sociópata. Puede afectar enormemente el bienestar mental de todos.

Por lo tanto, se recomienda encarecidamente la terapia. Si está experimentando algo como esto o tiene dificultades para lidiar con un sociópata, considere buscar ayuda para usted. Si ver a alguien en persona no es una opción para ti o si te hace sentir incómodo, aún puedes obtener mucha ayuda y apoyo a través de la consejería en línea. BetterHelp cuenta con un equipo de terapeutas que pueden responder sus preguntas y brindarle el apoyo y la ayuda que necesita en un momento difícil. Lea a continuación algunas reseñas de los consejeros de BetterHelp.

Reseñas de consejeros

'Dr. Anstadt me está ayudando a descubrir cómo vivir una vida de calidad. Su sabiduría y conocimiento me están ayudando a navegar por mis pensamientos negativos y a descubrir de dónde vienen, que es lo que necesito. No puedo recomendarlo lo suficiente '.

'Kristen me ayuda a ver mi vida y a mí mismo desde una perspectiva diferente. Le hablo de mis experiencias y ella es capaz de ahondar en otro lado de la historia que yo no podría resolver las cosas por mi cuenta. Y lo había intentado durante mucho tiempo. Como alguien particularmente escéptico de la consejería en general, ha sido reconfortante hablar y trabajar con alguien que reconoce genuinamente que estoy buscando ayuda pero que se muestra reacio a aceptarla. Su paciencia y su constante investigación han sido lo más valioso para mí y aprecio el tiempo que pasé con ella '.

Conclusión

Si bien ser etiquetado como un sociópata implica connotaciones negativas, no tiene por qué ser algo negativo. Algunas de las personas más exitosas de este mundo han sido diagnosticadas con un trastorno de personalidad antisocial. Todo es cuestión de decidir qué tipo de persona quieres ser en la vida y canalizar tus síntomas potencialmente negativos hacia un resultado positivo.

No hay nada de malo en ser ambicioso y tener confianza en tus habilidades. Si está leyendo este artículo, ya está un paso por delante de los demás porque significa que le importa cómo sus acciones afectan a quienes lo rodean. Si está buscando ayuda sobre cómo manejar sus síntomas o cómo ser una mejor persona, obtenga orientación profesional, apóyese en su sistema de apoyo y lleve una vida que enorgullezca a todos.


Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Los sociópatas te hacen sentir como si estuvieras loco?

Los sociópatas son maestros manipuladores. A menudo emplean tácticas de manipulación para ganar control emocional sobre los demás y causar dudas o problemas a los demás. Este comportamiento es un ejemplo de cómo una persona con trastorno de personalidad antisocial cree que es mejor que los demás.

¿Se puede arreglar un sociópata?

No existe cura para el trastorno de personalidad antisocial. Debido a que las personas con ASPD tienen un sentido exagerado de autoestima y un sentido extremo de derecho, por lo general no ven la necesidad de cambiar su propio comportamiento. Si bien las personas con trastorno de personalidad antisocial necesitan ayuda, necesitan ayuda profesional. Es importante recordar que su propia seguridad y su bienestar físico y mental son importantes. Por lo tanto, no debes intentar 'arreglar' a un sociópata por tu cuenta.

¿Debería terminar una relación con un sociópata?

Si bien muchas personas dirían que terminar una relación con un sociópata sería la salida 'simple', es comprensible que esta no siempre sea una opción práctica. Si está casado con alguien con trastorno de personalidad antisocial o está estrechamente relacionado con alguien que tiene el trastorno, buscar asesoramiento matrimonial o familiar puede ayudar a desarrollar una relación más estable con la persona. Sin embargo, para que la terapia sea eficaz, es importante que comprenda que es probable que una persona con trastorno de personalidad antisocial no comprenda sus respuestas emocionales a su comportamiento y que muestre poca consideración por sus pensamientos o sentimientos. Su seguridad y bienestar deben ser una prioridad, sin importar la decisión que tome.

¿Cuál es la diferencia entre un sociópata y un psicópata?

Sociópata y psicópata son los términos que se utilizan con frecuencia para describir a alguien con trastorno de personalidad antisocial. Exhiben algunas de las mismas características. Sin embargo, también hay algunos comportamientos que distinguen a los sociópatas de los psicópatas. Su comportamiento hacia los demás y sus acciones en entornos sociales son diferencias distintivas comunes.

Por ejemplo, los psicópatas suelen ser muy organizados, casi hasta el punto de obsesionarse con la organización. Los sociópatas, por otro lado, a menudo están muy desorganizados. Tanto los psicópatas como los sociópatas carecen de lo que muchos consideran una emoción humana 'normal'. Los psicópatas poseen la capacidad de comprender las emociones y, a menudo, aprenden a imitar las emociones de los demás. Esto es algo que hace que los psicópatas dominen los manipuladores. Se cree que los sociópatas tienen cierto sentido de conciencia. Sin embargo, carecen del deseo de hacer el bien en lugar del mal y, por lo general, no tratan de ocultar el hecho de que su objetivo es la autogratificación, sin importar el costo.