¿Funciona la fototerapia para la depresión?

¿Qué es la depresión?

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, la depresión es un trastorno de salud mental común pero grave, con un término de diagnóstico formal como depresión clínica o trastorno depresivo mayor. Tiene síntomas graves que abordaremos pronto que pueden afectar su forma de pensar, sentir y manejar sus actividades diarias. Estas actividades van desde ir al trabajo, comer, dormir y cualquier interacción social.



Fuente: pixabay.com



Las diferentes formas de depresión tienen cualidades definitorias únicas y pueden desarrollarse en circunstancias como las siguientes:

  • Depresión posparto (PPD): esta depresión ocurre en las madres después de dar a luz a su hijo. Puede suceder después de cualquier nacimiento, lo que significa que si no tuvo depresión posparto después de su primer hijo, aún podría suceder más adelante. Esto no debe confundirse con la 'tristeza posparto'. La depresión posparto son síntomas leves de depresión y ansiedad que desaparecen en dos semanas. La depresión posparto es un trastorno depresivo mayor. Produce ansiedad, tristeza extrema y agotamiento que a menudo hace que sea casi imposible para las madres completar las actividades de cuidado diario no solo para ellas mismas sino para su hijo.
  • Trastorno afectivo estacional: es una depresión que se desencadena por el invierno. La falta de luz solar natural hace que alguien tenga depresión que dura toda la temporada, y se va una vez que llegan la primavera y el verano y los días son más largos y cálidos. Durante los meses de invierno, las personas con trastorno afectivo estacional pueden aumentar de peso, retraerse socialmente y aumentar la cantidad de tiempo que duermen.
  • Depresión psicótica: esta depresión es una mezcla de dos problemas: depresión y psicosis. Alguien con depresión psicótica tiene alucinaciones, lo que significa que puede oír y ver cosas que crea su mente y que le molestan. Además de eso, tienen falsas ilusiones o creencias que les perturban.
  • Trastorno bipolar: si bien el trastorno bipolar está muy separado de la depresión, el Instituto Nacional de Salud Mental lo incluye dentro de esta categoría al educar sobre la depresión debido a los altibajos maníacos y depresivos que experimentan las personas con trastorno bipolar. Los mínimos extremos no cumplen los criterios de depresión mayor y se denominan depresión bipolar.
  • Trastorno depresivo persistente: es un estado de ánimo depresivo que dura al menos dos años y es persistente, incluso si hay períodos de síntomas menos graves.

Si bien esta lista no es completa ni exhaustiva, el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales tiene una lista completa. Es un manual compilado por cientos de expertos internacionales en salud mental y lo que se creó para mejorar el diagnóstico, el tratamiento y la investigación.



¿Cuáles son los signos y síntomas de la depresión?

Los síntomas de la depresión varían y pueden incluir muchos o pocos de los siguientes:

  • Irritabilidad
  • Energía disminuida
  • Fatiga
  • Sentirse continuamente inquieto
  • Dificultad para dormir
  • Tener problemas para quedarse quieto
  • Estar constantemente ansioso
  • Sentirse como si estuviera vacío
  • Estar constantemente triste
  • Desesperación
  • Pesimismo constante
  • Sentirse inútil
  • Impotencia
  • Pérdida de interés en pasatiempos o actividades.
  • Pérdida del placer en pasatiempos o actividades.
  • Moverse y hablar despacio
  • Pérdida de concentración
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Dificultad para recordar
  • Dormir demasiado o incapacidad para despertarse constantemente, especialmente temprano en la mañana
  • Cambio de peso y apetito
  • Pensamientos o intentos suicidas
  • Síntomas físicos que no tienen una causa clara y no responden al tratamiento, como
    • Dolores de cabeza
    • Problemas digestivos
    • Esfuerzos

Además de la base de un estado de ánimo bajo, una persona que está deprimida puede experimentar una variedad de síntomas, y pueden mezclarse y combinarse de muchas maneras. Para recibir un diagnóstico de trastorno depresivo mayor, debe haber varios síntomas persistentes.



Fuente: pixabay.com

¿Qué hago si tengo un trastorno depresivo mayor?

Si se siente deprimido, el primer paso importante es buscar ayuda. La salud mental es importante y tener un profesional que lo ayude con su depresión siempre debe ser el primer paso. Puede obtener ayuda tanto en persona como en línea. Puede buscar médicos en su área y averiguar qué requiere su seguro, o puede ir a sitios como BetterHelp.com y buscar un terapeuta que pueda ayudarlo en línea. Esto es particularmente útil si una tarea como salir de casa parece demasiado abrumadora.

¿Qué tipo de ayuda puedo obtener?



Los profesionales de la salud mental están capacitados para utilizar una variedad de técnicas para ayudar a las personas con sus trastornos de salud mental. Ciertos profesionales de la salud mental, como los psiquiatras, son médicos que incluso pueden recetar medicamentos para ayudar.

Un tipo de terapia que se puede utilizar para ayudar es la fototerapia. Aquí, vamos a profundizar en qué es la terapia de luz y si puede funcionar para la depresión.



¿Qué es la terapia de luz?

La terapia de luz, también conocida como terapia de luz brillante o fototerapia, es un método terapéutico que puede usarse para tratar el trastorno afectivo estacional. También puede tratar otras afecciones, incluidos otros tipos de depresión, trastornos del sueño y otras afecciones. Incluso se puede usar para otros problemas que pueden afectar su reloj interno, como el desfase horario o adaptarse a un horario de trabajo nocturno. En algunos casos, incluso se ha utilizado para ayudar a la demencia. Sin embargo, el trastorno afectivo estacional es el principal trastorno de salud mental que trata.

Este tipo de fototerapia no debe confundirse con la fototerapia que se usa para tratar afecciones de la piel. Ciertas afecciones, como la psoriasis u otros trastornos de la piel, también utilizan la terapia de luz para el tratamiento, pero con la emisión de luz ultravioleta de la caja. Es importante asegurarse de que si está utilizando una caja de terapia de luz para problemas de salud mental, no tenga rayos ultravioleta emitidos, porque eso puede causar daños en los ojos y la piel si no tiene una afección tratable.



¿Cómo funciona la fototerapia?

La fototerapia utiliza una caja de fototerapia que emite una luz brillante. La luz está destinada a imitar la luz natural del exterior. Como comentamos antes, el desencadenante del trastorno afectivo estacional es el invierno y su oscuridad. La terapia de luz está destinada a combatir eso al introducir una luz natural artificial para algunos afectados con ella. Durante la fototerapia, una persona se sienta o trabaja cerca de la caja de fototerapia.

numéro d'ange 3131

Según la Clínica Mayo, se supone que la luz que produce la caja de terapia de luz afecta las sustancias químicas del cerebro relacionadas con el estado de ánimo y el sueño. Esto, a su vez, puede aliviar los síntomas del trastorno afectivo estacional.



Fuente: eielson.af.mil

¿Cuáles son los riesgos de la fototerapia?

Como ocurre con muchos tratamientos en la vida, la fototerapia conlleva algunos riesgos. En general, es una forma segura de terapia y, si hay efectos secundarios, generalmente son de corta duración. Sin embargo, los efectos secundarios incluyen:

  • Fatiga visual
  • Dolor de cabeza
  • Náusea
  • Irritabilidad o agitación.
  • Manía, euforia, hiperactividad o agitación asociados con el trastorno bipolar

La Clínica Mayo advierte que la fototerapia puede no ser la mejor ruta para las personas con trastorno bipolar, porque puede ser una situación desencadenante.

¿Debería probar la terapia de luz?

Cada persona es diferente y la fototerapia puede funcionar o no para usted. Probar la fototerapia puede funcionar si tiene un trastorno afectivo estacional. Además, si está buscando un tratamiento alternativo más seguro que no implique medicación, la fototerapia también puede ser una buena ruta.

La fototerapia también se puede utilizar como complemento de los medicamentos, como los antidepresivos, que quizás ya esté tomando.

Para algunos, la terapia de luz puede no ser la mejor opción. Cualquier cosa que se equipare a la sensibilidad a la luz dentro de su cuerpo puede hacer que desee tener cuidado antes de embarcarse en esta terapia. Si tiene algún tipo de afección de la piel que lo hace sensible a la luz, si toma algún medicamento o suplemento que aumente la sensibilidad a la luz solar, o si tiene algún tipo de afección ocular que haga que sus ojos sean sensibles o vulnerables al daño por luz, es importante para preguntarle a un profesional de la salud si debe hacer la fototerapia.

¿Funciona la fototerapia?

Si bien la fototerapia no está destinada a curar un trastorno afectivo estacional o cualquier otra depresión o afección, está destinada a aliviar sus síntomas de una manera más natural y no medicinal. En su forma más simple, sirve como una solución parcial al problema, especialmente para aquellos con trastorno afectivo estacional. Al traer luz a su mundo como paciente, puede ayudar a que las épocas más oscuras del año parezcan más brillantes y soportables.

Como ocurre con cualquier tipo de tratamiento, también puede ser más eficaz para determinadas personas que para otras. Hable con su profesional de salud mental y vea si es una ruta que puede explorar.

Ya sea que la terapia de luz sea para usted o no, lo importante es reconocer si necesita ayuda y tomar las medidas necesarias para conseguirla. Sitios como BetterHelp.com le permiten conectarse con un profesional de salud mental en línea para comenzar ese proceso. Si eres alguien que tiene dificultades para salir a la calle, lo que se aplica en muchos casos a la depresión, la posibilidad de obtener ayuda digitalmente a través de Internet es una forma perfecta de combatir ese obstáculo.