¿Puede la mononucleosis volver a sufrir estrés? Cómo la salud mental afecta el bienestar físico

Mononucleosis infecciosa. ¿Qué es? El nombre más largo de Mono es mononucleosis y es un virus infeccioso que se transmite a través de la saliva. Es posible que hayas oído hablar de la mono como la 'enfermedad de los besos'. Cuando besas a alguien, estás absorbiendo y transmitiendo saliva; técnicamente, puede contraer mono de esta manera. Sin embargo, también puede contraer mononucleosis si está cerca de alguien que tose, estornuda o si comparte una bebida o comida con él. La mononucleosis es contagiosa; sin embargo, no es tan contagioso como otras cosas. Por ejemplo, ¿sabías que el resfriado común es más contagioso que la mononucleosis? ¡Es verdad! Dicho esto, tener mono es difícil. Puede ser agotador y estresante para su salud física y mental. Echemos un vistazo al vínculo entre la salud mental y el bienestar físico.

Fuente: rawpixel.com

¿Quién está en riesgo de mononucleosis?



Algunas personas tienen más riesgo de contraer mononucleosis que otras. Aquellos que tienen sistemas inmunológicos comprometidos tienen más probabilidades de contraer la enfermedad que otros. La mononucleosis es agotadora y el estrés puede contribuir a sentirse fatigado. Quizás se esté preguntando quién está en riesgo de padecer mononucleosis y ¿podría ser usted? Las personas que contraen mononucleosis suelen ser adultos jóvenes o adolescentes. Los niños con mononucleosis suelen tener menos síntomas y pueden pasar desapercibidos, mientras que, en los adolescentes, los síntomas son más superficiales. Aquí hay algunos signos que puede ver con mono:



comment savoir si quelqu'un vous aime
  • Dolor de garganta
  • Fatiga extrema
  • Agotamiento (no solo fatigado, sino demasiado cansado para realizar las actividades diarias normales)
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello y las axilas de una persona
  • Amigdalitis o amígdalas inflamadas
  • Dolor de cabeza
  • Bazo hinchado o sensible
  • Fiebre
  • Un dolor de garganta generalizado que no mejora con antibióticos u otro tratamiento

El virus de la mononucleosis tiene un período de incubación. Ese período dura entre 4 y 6 semanas. Sin embargo, cuando se trata de niños, este período es significativamente más corto. Los síntomas iniciales de la mononucleosis pueden ser tan simples como dolor de garganta o fiebre. El signo más persistente y visible de la mononucleosis es el agotamiento o la fatiga. La combinación de dolor de garganta con agotamiento puede llevar a un médico a realizar pruebas o diagnosticar la mononucleosis. Si cree que puede tener mononucleosis, es esencial que consulte a un profesional médico. Examinar estos síntomas es crucial. Quizás tengas mononucleosis o podría ser otra cosa. Independientemente, saber lo que tiene lo guiará sobre cómo cuidarse mejor durante este tiempo.

El dolor de garganta



Una de las características de la mononucleosis es el dolor de garganta intenso y debilitante. Podría pensar que tiene faringitis estreptocócica o una infección grave. Sin embargo, si el dolor de garganta persiste y la prueba de estreptococos es negativa, puede valer la pena hacerse la prueba de mononucleosis. Tener dolor de garganta podría significar que también tiene amigdalitis, que puede ser extremadamente dolorosa. Hable con su proveedor médico si tiene dolor de garganta persistente. Existe un análisis de sangre que puede confirmar si tiene mononucleosis. A veces, la prueba dará un resultado negativo, pero si los síntomas persisten (incluido el dolor de garganta), puede valer la pena volver a hacerse la prueba en unas pocas semanas. Recuerde consultar a un profesional médico capacitado para discutir estos asuntos en lugar de tratar de diagnosticar sus síntomas usted mismo.

Fuente: rawpixel.com

Mononucleosis y Epstein Barr: ¿Cómo están conectados los dos?

La mononucleosis se asocia comúnmente con el virus de Epstein Barr. El virus de Epstein-Barr también se llama gammaherpesvirus humano 4. Es uno de los tipos de herpesvirus humano. Eptein Barr en la familia del herpes y es uno de los ocho virus comunes. Se ve en muchas personas y comúnmente se asocia con aquellos que tienen mononucleosis. El virus de Epstein Barr puede causar mononucleosis infecciosa, pero no es la única causa de mono. Otras infecciones pueden desencadenarlo, pero Epstein Barr es el que se conecta directamente a la mononucleosis con mayor frecuencia. Los síntomas de la mononucleosis pueden ser atroces; sin embargo, ningún medicamento cura la mononucleosis. El tratamiento para la mononucleosis es solo tiempo y descanso.



El descanso es la medicina para la mononucleosis

El estrés puede empeorar la mononucleosis, por lo que es crucial tomarse un tiempo para descomprimir cuando tiene la afección. No existe un medicamento formal que trate la mononucleosis. Depende de usted tratar bien su cuerpo descansando constantemente. Si escuchas a tu cuerpo, te dirá cuándo debes tomárselo con calma. Las personas que tienen mononucleosis a menudo tienen que limitar su actividad física durante las primeras semanas de la infección. Encuentran que sus niveles de agotamiento son altos y su cuerpo quiere que se lo tomen con calma. Por lo general, la mono se resuelve por sí sola después de un tiempo en el que las personas se cuidan y descansan sus cuerpos. Sin embargo, es posible una recaída. Existen posibles complicaciones que pueden ocurrir con la mononucleosis. Éstos son algunos de ellos:

  • Agrandamiento de su bazo
  • Anemia
  • Problemas de higado
  • Hepatitis
  • Ictericia
  • Complicaciones del sistema nervioso como el síndrome de Guillain barre

Si tiene una enfermedad autoinmune o un sistema inmunológico comprometido, la mononucleosis puede ser más grave. Cuando hable de estas afecciones con su médico, es esencial ser transparente sobre los problemas médicos que tiene además de la mononucleosis. De esa manera, puede obtener el mejor tratamiento. El virus de Epstein Barr puede causar síntomas graves en personas que tienen el sistema inmunológico comprometido. Eso incluye personas con VIH o SIDA y personas que toman medicamentos inmunosupresores.



Fuente: pexels.com

Prevención de la mononucleosis

Desafortunadamente, la mono es difícil de prevenir. Puede tomar precauciones con respecto a la exposición a los gérmenes que causan la infección. Aún así, es difícil prevenir la mononucleosis. Es posible que no sepa que alguien lo tiene a menos que comparta esa información con usted. También es posible que no lo sepan. Dicho esto, existen algunas medidas preventivas que puede tomar. No comparta bebidas con personas, así como tenedores, cucharas, etc. Si sabe que tiene mononucleosis, no comparta utensilios ni bese a la gente durante este tiempo porque no quiere dárselo a otra persona.

Estrés y mono

El estrés puede exacerbar muchas condiciones físicas diferentes, incluida la mononucleosis. Las personas han descubierto en varios estudios que el estrés puede hacer que las personas sean más susceptibles a contraer un virus y que, además de aumentar la probabilidad de enfermarse, también puede hacer que permanezca enfermo por más tiempo. El estrés puede significar muchas cosas. Puede ser ansiedad, dolor, rupturas de relaciones o divorcio. Incluso pueden ser factores de estrés físico como el ejercicio excesivo realizado sin tomarse el tiempo para descansar y recuperarse. Es probable que el estrés crónico provoque una recaída mono. Hubo un estudio donde se evaluaron 276 adultos sanos para determinar por qué tienen estrés crónico. En ese estudio, se observó que estos adultos experimentaron síntomas similares a los de un resfriado y que el estrés empeoró sus infecciones. Se sabe que el estrés puede empeorar las infecciones preexistentes. Usted ejerce presión sobre su sistema inmunológico durante períodos de estrés y puede reactivar infecciones que estaban presentes anteriormente, como la mononucleosis. Las infecciones virales se eliminan mediante una respuesta corporal llamada inmunidad mediada por células. En estudios de estrés en humanos, los investigadores observaron que el estrés psicológico obstaculiza directamente la función de su sistema inmunológico. Existe el riesgo, si ya tiene una enfermedad infecciosa, de que el estrés pueda provocar una recaída. Por eso es importante controlar sus niveles de estrés tanto como pueda durante la recuperación de una enfermedad y en su vida diaria en general.

pas attiré par personne

¿Qué es estrés?



Existe una diferencia entre ansiedad y estrés. La ansiedad es una condición médica crónica que afecta la capacidad de una persona para funcionar socialmente y en el día a día en la escuela o el trabajo. El estrés es una condición que está directamente relacionada con situaciones y transiciones en la vida de una persona. Según el Instituto Americano de Estrés, el estrés es uno de los principales problemas de salud en los Estados Unidos. Los factores estresantes son una parte normal de la vida; Es posible que sienta estrés como resultado de su trabajo, sus relaciones, su familia o sus problemas económicos. Los síntomas del estrés pueden variar según la persona, pero es importante tener en cuenta que puede tener síntomas físicos, mentales y emocionales. Cuando está estresado, puede sentir la respuesta de lucha o huida, que ocurre cuando la adrenalina y el cortisol se liberan en su cuerpo. Durante este tiempo, su flujo sanguíneo aumenta, su frecuencia cardíaca aumenta y su presión arterial y azúcar en sangre también podrían aumentar. Si se mantiene durante algún tiempo, esta respuesta puede provocar efectos adversos para la salud. Sea consciente de lo que sucede en su mente y cuerpo cuando se encuentra bajo estrés. De esa forma puedes mediar en los efectos. No desea reactivar el mono virus o cualquier otro virus como resultado del estrés.

A algunas personas les resulta difícil evaluar cuándo están bajo estrés. ¿Cómo lo sabes? A continuación se muestran algunos síntomas de estrés:

  • Insomnio, dificultad para conciliar el sueño o dificultad para permanecer dormido
  • Dolores de cabeza
  • Problemas gastrointestinales como dolores de estómago.
  • Dolor y tensión corporal
  • Fatiga
  • Ansiedad o nerviosismo
  • Depresión o estado de ánimo depresivo
  • Problemas con la comida o la alimentación
  • Problemas de abuso de sustancias
  • Conductas adictivas, obsesiones o conductas compulsivas.
  • Rabia o enfado
  • Sentirse apático o abrumado
  • Estar irritable

Causas del estrés

Fuente: pexels.com

El estrés es una parte natural de nuestras vidas y es inevitable. Puede haber muchas razones diferentes por las que una persona experimenta estrés. Hay factores estresantes de la vida diaria que la mayoría de nosotros hemos sentido, como problemas con las relaciones interpersonales, el trabajo y la escuela. También existen otros factores estresantes, como divorciarse, mudarse, ser diagnosticado con una enfermedad mental o física grave, tener un bebé, planificar una boda, etc. Varios cambios en la vida, incluso los buenos pueden contribuir al estrés. Independientemente de cuál sea el desencadenante, es importante poder identificar sus factores estresantes y trabajar para controlar su estrés. El estrés siempre será parte de nuestras vidas, y sin las respuestas humanas naturales al estrés que experimentamos, no estaríamos vivos. Dicho esto, los efectos de las respuestas de estrés excesivo en el cuerpo de una persona son auténticos y pueden causar problemas a largo plazo, por lo que es esencial aprender a sobrellevarlos.

Afrontar el estrés: mecanismos de afrontamiento poco saludables y sanos

No es fácil controlar los niveles de estrés y algunas personas luchan por encontrar formas saludables de lidiar con los factores estresantes de la vida. Algunas personas tienen dificultades para lidiar con su estrés y el cambio a formas desadaptativas de manejarlo. Puede que no sea su culpa que estén eligiendo comportamientos que son tóxicos e inútiles. Es posible que no sepan cómo manejar estos momentos estresantes de la vida. Sin embargo, hay formas en que pueden dejar de elegir estos patrones autodestructivos con las intervenciones adecuadas y la ayuda de un profesional de la salud mental. Ciertas cosas pueden ser más dañinas que útiles cuando se trata de lidiar con sus niveles de estrés.

Aquí hay algunas formas poco saludables de lidiar con el estrés:

  • Abuso de sustancias, como afrontar el consumo de alcohol o drogas
  • Gasto compulsivo
  • Autolesiones
  • Relaciones tóxicas
  • Juego
  • Comportamiento temerario

Cuando descubra que está involucrado en el uso de estos comportamientos desadaptativos para lidiar con el estrés, es vital buscar ayuda. Ahí es donde la terapia puede ser de gran utilidad para las personas. Cuando se trata de estrés a largo plazo, ya sea ansiedad, relaciones interpersonales, abuso de sustancias, una muerte en la familia o un divorcio, el estrés puede ser extremadamente debilitante. Puede buscar la ayuda de un terapeuta. Esa persona está ahí para ayudarlo a navegar esos niveles de estrés. Tal vez esté tratando de lidiar con una afección crónica como la mononucleosis y no quiera enfermarse nuevamente. Habla con tu terapeuta y desarrolla un plan de bienestar.

Cómo el estrés puede afectar su mente y cuerpo

Fuente: pexels.com

El estrés crónico puede afectar su mente y cuerpo. Puede sentir que no hay luz al final del túnel. No ves el alivio en el horizonte y eso da miedo. Tienes miedo de sentirte así para siempre. Es posible que tenga problemas de ira, dolor crónico o depresión. Es imperativo enfrentar estos problemas. La terapia en línea es un gran lugar para comenzar a lidiar con el estrés y encontrar formas de afrontarlo. Busque en la red de terapeutas de BetterHelp hoy mismo y encuentre a alguien que esté listo para ayudarlo a obtener ayuda para sus niveles de estrés.