Salud conductual: cómo afectan los hábitos su salud mental y física

El término 'salud del comportamiento' es un tanto provocativo. Parece indicar que existe un vínculo entre su salud y su comportamiento y, por supuesto, cuando lo piensa, rápidamente se dará cuenta de que es así. Su forma de actuar es un indicador directo de su salud física y mental. Si tiene el hábito de comer nada más que comida chatarra, entonces su salud física se verá afectada. Si estás acosando a alguien que no está interesado en ti, cualquier persona racional estaría de acuerdo en que no estás mentalmente sano. En este artículo, nos tomaremos un tiempo para hablar sobre su salud conductual y cómo puede saber cuándo está actuando de manera beneficiosa o perjudicial.



Fuente: pixabay.com





¿Qué es la salud del comportamiento?

La definición de salud del comportamiento que usa la mayoría de las personas es la misma que se aplica al término 'salud mental'. Es el estudio científico de los comportamientos, las emociones y la biología que se relacionan con el bienestar mental de una persona. También está involucrado el estudio de su concepto de sí mismos y su capacidad para funcionar cuando están en el mundo.



¿Qué importancia tiene? Bueno, se podría decir que no hay nada más vital cuando se trata de cómo te comportas como adulto y miembro funcional de la sociedad. Si su salud conductual está dentro del rango normal, se considera que le está yendo bien según la mayoría de las rúbricas que una persona podría usar. Si su salud conductual es mala, entonces necesita hacer algunos cambios si va a ser feliz y si quiere no meterse en problemas.



Fuente: pxhere.com



Lo que dicen sus hábitos sobre su salud física

Anteriormente, tocamos sus hábitos y su salud física. Sus opciones de salud conductual en esta área son algunas de las más fáciles de ver para el mundo exterior porque son inmediatamente evidentes cuando alguien lo mira.

Si se encuentra con alguien por primera vez, ¿qué observa? Bueno, ves lo que está frente a ti, la forma en que eligen vestirse y su condición física. Probablemente no sepa nada sobre su salud mental hasta que abran la boca y se presenten.



Tu apariencia física dice bastante sobre tus hábitos. Si estás en buena forma, musculoso, tonificado y en proporción a tu altura / peso, entonces alguien asumirá con razón que vas al gimnasio y que estás comiendo una dieta bien balanceada. Si ven que tiene sobrepeso, que sus ojos están enrojecidos por no dormir bien o que parece que tiene resaca o que está bajo la influencia obvia de las drogas, entonces rápidamente conjeturarán que sus hábitos en este sentido podrían mejorar.

La opinión de otros en esta área ciertamente importa. Si se presenta a una entrevista de trabajo y causa una mala impresión debido a su apariencia física, entonces su posible empleador determinará correctamente que probablemente no sea el candidato adecuado para el puesto porque no tiene el respeto propio para presenta la mejor versión de ti mismo. Sin embargo, sus hábitos físicos son más importantes para usted que para el resto del mundo. Sí, no conseguir un trabajo o no causar una buena primera impresión en alguien sería lamentable. Sin embargo, lo que es más crítico es que se está perjudicando a sí mismo a través de sus hábitos si consume drogas, bebe demasiado, no come o no duerme bien, o cualquier otra actividad que lo deje en malas condiciones para interactuar con la sociedad.





Fuente: unsplash.com



Lo que dicen sus hábitos sobre su salud mental

Tus hábitos de salud mental son tan importantes como los físicos. Sin embargo, la verdadera diferencia entre los dos es que los efectos de sus hábitos de salud mental no son tan evidentes como los de sus elecciones físicas. Cuando conoces a alguien, puede que tarde un poco en darte una idea de lo mentalmente sano que es. Eso es especialmente cierto si tienen un control estricto sobre las luchas mentales con las que están lidiando.

Sus hábitos de salud mental pueden involucrar cosas como pasar tiempo con su familia, relajarse después del trabajo viendo un juego de pelota, lectura recreativa o cualquier otra actividad constructiva que tranquilice y relaje su mente. Puede implicar algo como la meditación o alguna otra forma de superación personal, como desarrollar su vocabulario. Todas estas se considerarían actividades mentalmente saludables que pueden permitirle interactuar con el mundo desde un lugar de equilibrio y estabilidad.



Las malas elecciones o comportamientos de salud mental pueden implicar algo como estar obsesionado con un ex y realizar un seguimiento de todos sus movimientos a través de las redes sociales. Podría ser algo así como dejar comentarios de odio en línea sobre la apariencia física de alguien. Trazar cómo sabotear la vida de alguien en lugar de centrarse en elevar la propia es una mala elección de comportamiento.

Si participa en actividades de mala salud mental, es probable que lo sepa, porque participar en esas actividades no lo hace sentir bien consigo mismo. Es posible que sienta una vaga sensación de culpa o vergüenza, pero también es posible que no pueda detenerse. Los malos hábitos mentales a menudo adoptan la forma de compulsión y es posible que deba buscar ayuda si desea cambiar.

Qué puede hacer para cambiar sus opciones de salud física y mental

Su salud conductual es algo que usted controla en última instancia, y podría argumentar que eso es lo que lo convierte en un adulto. Tú eres quien decide cómo gastas tu tiempo. Si elige comer dos hamburguesas dobles con queso para la cena en lugar de una ensalada, eso tendrá un impacto en su bienestar físico. Si prefiere permanecer obsesionado con un incidente de la infancia, en lugar de concentrarse en su existencia actual, eso afectará negativamente su salud mental.

En ocasiones, la atención médica del comportamiento es necesaria si sinceramente desea realizar un cambio en sus hábitos. La mayoría de las personas reconocen al menos que se están haciendo daño a sí mismas si las decisiones que toman les hacen sentirse infelices.

Las buenas decisiones contribuyen a una mejor salud física y mental

Puede que no sea algo en lo que te tomes el tiempo de pensar con mucha frecuencia, pero tus hábitos te definen. Si sus prácticas físicas y mentales son buenas, probablemente lo esté haciendo bien en el mundo. Tienes movilidad ascendente. Tienes amigos y familiares que se preocupan por ti. Tiene una red de apoyo confiable y es un miembro destacado de la sociedad.

Fuente: unsplash.com

Si te has permitido caer en malos hábitos o patrones de comportamiento negativos, probablemente te estés lastimando a ti mismo y a las personas que te rodean. Recuerde que sus acciones no ocurren en el vacío. Incluso si no desea cambiar para su bien, es posible que desee hacerlo por las otras personas en su vida que están decepcionadas por la forma en que se ha estado comportando, como su pareja o sus hijos. Cuantos más hábitos negativos o dañinos puedas eliminar de tu vida, más feliz y saludable serás. Cada decisión que tomas tiene consecuencias y tus hábitos son solo una serie de decisiones, cuya suma define quién eres.

¿Necesita hablar con alguien sobre sus hábitos?

Si siente que sus hábitos son una fuente de dificultades para usted y necesita algunos consejos sobre cómo cambiarlos, puede comunicarse con un profesional de salud mental calificado en www.betterhelp.com/online-therapy/. Tus hábitos no son fáciles de cambiar porque te hacen sentir cómodo. Se vuelven parte de tu rutina, y eso puede ser tan cierto para los malos como para los buenos. Sin embargo, si reconoce que hay algunos hábitos en su vida que desea cambiar, sea proactivo y tenga una conversación al respecto.

Puede resultar más fácil poner en marcha los cambios que desea realizar si la persona con la que habla no es alguien que esté directamente involucrado en su vida. De esa manera, puede mantener su privacidad mientras explora algunas formas posibles de realizar la metamorfosis que desea.