¿Están relacionados la psoriasis, el estrés y la ansiedad?

Si tiene psoriasis, es posible que esté buscando la causa raíz de su enfermedad. Aún más importante, probablemente esté interesado en una cura para los brotes de psoriasis a corto y largo plazo. La psoriasis es una afección común y puede estar asociada con el estrés y la ansiedad, así como con otros factores desencadenantes como el consumo de alcohol, las infecciones, las lesiones y los efectos secundarios de ciertos medicamentos. La psoriasis también puede variar en términos de gravedad y tipo, con cinco tipos comunes diferentes de psoriasis. Existe una variedad de tratamientos para la psoriasis, que incluyen cambios en el estilo de vida, medicamentos tópicos y más.

Fuente: flickr.com

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una afección cutánea común que a menudo se presenta como manchas rojas y escamosas de piel. La psoriasis puede causar picazón e incluso dolor y puede tener una apariencia física desagradable. La psoriasis es causada por la rápida renovación de las células de la piel y la acumulación de exceso de piel en la superficie del cuerpo.



La psoriasis no es contagiosa y no puede contagiarse la psoriasis de otra persona. Esta condición es crónica y puede aparecer y desaparecer en respuesta a diferentes factores estresantes ambientales y posibles tratamientos. Si bien no existe una cura conocida para la psoriasis, los síntomas se pueden controlar mediante una variedad de métodos diferentes. Si cree que podría tener psoriasis, debe buscar el consejo de un profesional médico para obtener un diagnóstico y discutir posibles tratamientos.



Los síntomas de la psoriasis

Los síntomas de la psoriasis pueden incluir piel enrojecida e irritada, piel escamosa, piel seca, piel agrietada, picazón, ardor y dolor en la superficie de la piel. Otros síntomas secundarios pueden incluir uñas estriadas, articulaciones rígidas y dolor persistente. La psoriasis puede variar de leve a grave, y diferentes personas pueden experimentar diferentes síntomas. Los síntomas de la psoriasis pueden aparecer y desaparecer según una variedad de circunstancias diferentes.

Tipos de psoriasis

Hay varios tipos diferentes de psoriasis, cada uno de los cuales presenta síntomas diferentes y se presenta en circunstancias diferentes.



Psoriasis ungueal

La psoriasis ungueal afecta la uña y el lecho ungueal y puede variar de moderada a grave. Las uñas de las manos y los pies pueden presentar picaduras, surcos o decoloración. En casos severos, las uñas pueden incluso separarse del lecho ungueal o desmoronarse.

Inverse Psoriasis



La psoriasis inversa afecta partes sensibles del cuerpo como las axilas, los genitales y debajo de los senos. La piel de estas áreas puede volverse brillante, enrojecida e inflamada y puede ser dolorosa. La psoriasis inversa puede ser causada por fricción, sudor e infecciones fúngicas.

Psoriasis eritrodérmica

La psoriasis eritrodérmica es una forma muy rara de psoriasis. Las personas con esta afección experimentan una erupción roja grave en todo el cuerpo. Puede ser muy doloroso y causar sensaciones de ardor y picazón.



Plaque Psoriasis

La psoriasis en placas es una forma muy común de psoriasis. Provoca piel enrojecida, descamada e irritada, y puede ocurrir en una variedad de lugares diferentes en todo el cuerpo. La psoriasis en placas suele ir acompañada de piel escamosa y lesiones rojas elevadas. Esta forma de psoriasis puede ser leve, moderada o grave, y puede causar picazón o dolor.

Psoriasis guttata

Fuente: commons.wikimedia.org

Si bien la psoriasis guttata puede afectar a adultos, es más común en niños y adultos jóvenes. Causa pequeñas manchas rosadas, típicamente en las extremidades y el torso, aunque también puede ocurrir en otras áreas del cuerpo. Las infecciones como la faringitis estreptocócica a menudo la desencadenan.

Psoriasis pustulosa



La psoriasis pustulosa es una forma poco común de psoriasis en la que se desarrollan ampollas llenas de pus en el cuerpo. Puede ocurrir en parches en la piel y puede concentrarse en las manos o los pies. La psoriasis pustulosa a menudo tiene una variedad de síntomas relacionados, que incluyen fiebre, escalofríos y diarrea. Este tipo de psoriasis puede desaparecer y reaparecer con frecuencia.

Artritis psoriásica

La artritis psoriásica presenta síntomas típicos de piel inflamada, enrojecida y escamosa similar a la psoriasis, además de los síntomas de la artritis como articulaciones hinchadas, rígidas y dolorosas. La artritis psoriásica puede ser leve, moderada o grave y puede afectar cualquier parte del cuerpo o varias partes a la vez. La artritis psoriásica también puede dañar progresivamente las articulaciones y provocar un daño permanente.

Cómo la psoriasis se relaciona con el estrés y la ansiedad

Si bien la psoriasis puede parecer una condición puramente física, puede estar estrechamente relacionada con el estrés y la ansiedad. Los estudios han demostrado un vínculo estrecho entre las enfermedades de salud mental y los síntomas de la psoriasis. El estrés y la ansiedad pueden contribuir a que el paciente desarrolle psoriasis en primer lugar, además de desencadenar síntomas renovados o evitar que las lesiones se curen rápidamente. Los médicos y científicos teorizan que cuando se encuentra bajo estrés, el cuerpo produce sustancias químicas que aumentan su respuesta inflamatoria y contribuyen a la psoriasis. Si bien la relación entre el estrés y la psoriasis es complicada y aún no se comprende por completo, su conexión es clara.

Además de que el estrés y la ansiedad son una causa preexistente de psoriasis, la psoriasis también puede contribuir al estrés, la ansiedad y otros problemas de salud mental de una manera que atrapa a los pacientes con psoriasis en un círculo vicioso. Las personas que padecen psoriasis pueden estar preocupadas por su apariencia física, sentir la necesidad de encubrir o disfrazar su psoriasis y, en casos graves, incluso pueden retraerse socialmente, lo que contribuye aún más al estrés y la ansiedad.

Fuente: rawpixel.com

Otras posibles causas de psoriasis

Además del estrés y la ansiedad, la psoriasis puede tener una variedad de otras causas. Dado que la psoriasis es una enfermedad autoinmune, puede desencadenarse por la reacción del cuerpo a un ataque percibido. Los glóbulos blancos pueden atacar las células de la piel cuando creen erróneamente que son una amenaza para el cuerpo, causando enrojecimiento, irritación y descamación que son característicos de la psoriasis. La psoriasis también puede ser desencadenada por una infección real cuando el cuerpo se pone a toda marcha para protegerse.

La psoriasis también puede ser causada parcialmente por la genética. Si bien muy pocas personas están genéticamente predeterminadas a contraer psoriasis, un pequeño porcentaje de la población puede heredar la afección de sus padres.

Finalmente, la psoriasis puede ser causada por condiciones ambientales. El consumo de alcohol puede desencadenar un nuevo brote de psoriasis y el consumo excesivo de alcohol puede provocar síntomas persistentes de la psoriasis. El tabaquismo y la obesidad también se asocian a menudo con la psoriasis. Las lesiones físicas o la irritación como quemaduras solares, cortes, raspaduras o inyecciones también pueden contribuir a los brotes de psoriasis. Algunos medicamentos también pueden desencadenar la psoriasis, en particular los medicamentos para la presión arterial alta, los medicamentos contra la malaria y el litio.

Otros síntomas de estrés y ansiedad

Si cree que el estrés y la ansiedad pueden estar contribuyendo a su psoriasis, es una buena idea verificar y ver si está experimentando o no otros síntomas comunes de estrés y ansiedad. Los síntomas físicos pueden incluir tensión muscular, dolor, fatiga y letargo. Los cambios de comportamiento pueden incluir cambios en el apetito, cambios en los patrones de sueño, insomnio y pérdida de interés en las actividades normales. Los síntomas mentales y emocionales del estrés y la ansiedad pueden incluir preocupación excesiva, sentimientos de culpa, sensación de fatalidad inminente, ira, irritabilidad, desesperanza y más.

Cómo tratar la psoriasis

Si bien existen muchos tratamientos potenciales para la psoriasis, actualmente no existe una cura conocida. El tratamiento generalmente se enfoca en los síntomas, para reducir la presencia de brotes de psoriasis activa de uno a tres por ciento de la superficie del cuerpo. Los casos leves de psoriasis generalmente se pueden tratar por completo, mientras que en los casos graves, los síntomas de la psoriasis pueden persistir en todo el cuerpo en menor medida.

Los tratamientos pueden incluir tratamientos tópicos como ungüentos, cremas y humectantes. Un médico puede recetar muchos de estos tratamientos, mientras que otros están disponibles sin receta. Fototerapia, durante la cual el cuerpo se somete a fototerapia para ralentizar el crecimiento de las células cutáneas implicadas en la psoriasis. Otros tratamientos incluyen medicación oral, vitamina A y tratamientos alternativos como suplementos de cúrcuma, acupuntura y meditación. La psoriasis también se puede mitigar con cambios en el estilo de vida, incluido el tratamiento del estrés y la ansiedad.

Cómo tratar el estrés y la ansiedad

Si sufre de estrés y ansiedad, hay una variedad de opciones de tratamiento a considerar. Siempre debe consultar con un profesional médico para determinar cuál es la solución adecuada para usted.

Fuente: rawpixel.com

Los cambios en el estilo de vida a menudo pueden tener un efecto poderoso sobre los síntomas del estrés y la ansiedad. Hacer ejercicio con regularidad puede liberar endorfinas que inundan el cuerpo con sustancias químicas para sentirse bien y trabajan para combatir los sentimientos de preocupación y ansiedad. Del mismo modo, la atención plena y la meditación pueden ser otro cambio de estilo de vida que promueva la calma y el bienestar. Otros comportamientos saludables, como comer bien, dormir lo suficiente y evitar fumar, las drogas y el alcohol, pueden contribuir en gran medida a promover la salud física y mental.

Cuando los receta un médico, los medicamentos pueden ser otra excelente manera de tratar el estrés y la ansiedad. Los profesionales médicos pueden recetar medicamentos que pueden reducir los síntomas y promover la salud. Los diferentes medicamentos a menudo afectan a las personas de manera diferente, por lo que puede llevar algún tiempo trabajar con su médico para encontrar una receta que funcione bien para usted.

La terapia es otro gran tratamiento para problemas de salud mental como el estrés y la ansiedad. Ya sea que esté buscando ayuda profesional o simplemente necesite un oído amigable, existe una variedad de servicios y técnicas de terapia que pueden ayudarlo a alcanzar la felicidad y la salud. ¡Aquí en BetterHelp, ofrecemos servicios de terapia en línea para ayudarlo a obtener la ayuda que necesita! ¿Estás interesado en aprender más? ¡Comuníquese con nosotros hoy!