'Nación TDAH:' ¿Es el TDAH una epidemia estadounidense?

Hace menos de un siglo, el TDAH no existía. Aunque los niños ocasionalmente han experimentado hiperactividad, dificultad para concentrarse y dificultad para permanecer quietos desde tiempos inmemoriales, ahora existe un nombre específico para dar a la distracción e hiperactividad continuas: Trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

¿Qué es el TDAH?



Fuente: rawpixel.com



TDAH es una abreviatura de trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Este diagnóstico en particular es un trastorno neurológico y afecta la capacidad de una persona para regular, concentrarse y controlar los impulsos. Aunque los síntomas del TDAH son concretos, la forma en que se manifiestan es totalmente exclusiva de las personas a las que afecta. Algunos niños tendrán más dificultades para socializar, ya que su TDAH se manifestará más en déficits sociales, como hablar sobre otros, ignorar solicitudes y dar órdenes a los niños. A otros les irá bien socializando, pero no podrán centrar su atención en las tareas de la escuela. Algunos niños experimentan dificultades en todas las áreas de aprendizaje.

¿A quién afecta el TDAH?

El TDAH generalmente se diagnostica en la niñez; una vez que el niño ha alcanzado la edad escolar. Debido a que el TDAH influye en gran medida en los tipos de comportamientos responsables del éxito en la escuela (y eventualmente en el lugar de trabajo), con frecuencia pasa desapercibido o no es una fuente de preocupación para los padres, hasta que los déficits causados ​​por el TDAH afectan las calificaciones o los hábitos sociales del niño.



Aunque el TDAH generalmente se diagnostica en la infancia, también se puede trasladar a la edad adulta, y los adultos pueden recibir el diagnóstico por primera vez después de cumplir los dieciocho años. Los problemas con el trabajo, las relaciones y el cuidado personal suelen ser las razones para buscar un diagnóstico, o simplemente buscar ayuda psicológica, ya que muchos adultos con TDAH se encuentran sin las habilidades que parecen ser naturales para la mayoría de los demás adultos.

motivation de remise en forme

¿Qué es una epidemia?

Una epidemia es un brote de una enfermedad infecciosa. 'Epidemia' es el término utilizado para describir un brote contenido en un área específica, como un grupo de personas, un estado o incluso un país, mientras que 'pandemia' describe un brote que se produce en todo el mundo. Para que realmente se lo denomine epidemia, el brote en cuestión debe presentar una enfermedad o afección que sea infecciosa. Entonces, las epidemias no pueden aplicarse técnicamente a los trastornos mentales y otras afecciones que no tienen un componente infeccioso.



Dicho esto, el término 'epidemia' ha llegado a significar un fuerte aumento en los diagnósticos, y esta es la forma de epidemia que se usa típicamente para discutir los aumentos a gran escala en las tasas de enfermedad en los Estados Unidos. Tomado literalmente, el TDAH no es una epidemia, pero si se considera que significa un aumento constante y brusco en las tasas de diagnóstico, el TDAH podría calificar como una tasa de aumento similar a una epidemia.

¿El TDAH es una epidemia?

Fuente: pixabay.com



Esta es una pregunta difícil de responder. Aunque el aumento constante de los diagnósticos de TDAH en niños y adultos ciertamente se presta a la idea de que se ha convertido en una epidemia, algunos dicen que, como la llamada epidemia de autismo, no es un aumento de la condición que ha ocurrido, sino una aumento de la conciencia y el reconocimiento. Hay dos lados del debate, cada uno de ellos con puntos legítimos; nunca antes había habido tanto para distraer, excitar y alejar a los niños de las actividades académicas, la salud mental y los comportamientos 'apropiados'. Naturalmente, la incidencia de estos diagnósticos aumentará. El otro lado sostiene que no se trata de un número creciente de sustancias tóxicas, dietas deficientes y un aumento de los medios de comunicación a los que culpar, sino a un simple reconocimiento de los síntomas del TDAH en niños y adultos.

El TDAH no se reconoce como una epidemia en los Estados Unidos. Las epidemias requieren la intervención del gobierno y la represión de la posible causa de la enfermedad o trastorno en cuestión. El TDAH no tiene una causa definitiva y no se puede erradicar ni tratar de la misma manera que un virus, una bacteria u otra forma de la enfermedad, y no se puede considerar en términos de una epidemia o una pandemia. En cambio, las estadísticas demuestran que la incidencia del TDAH está aumentando constantemente en los EE. UU., Y los métodos y modalidades de tratamiento deben seguir el ejemplo para mantener a los niños lo más saludables, fuertes y bien adaptados posible.

ne peut pas arrêter de penser à la mort de ses proches

Tratamiento del TDAH

El tratamiento para el TDAH generalmente se divide en dos campos: psicoterapia e intervención farmacéutica. La psicoterapia involucra todo tipo de terapia conductual y del habla, aunque la forma de psicoterapia más comúnmente sugerida es la terapia cognitivo-conductual, que busca reemplazar los sentimientos negativos y las asociaciones con sentimientos positivos y funcionales.

El tratamiento también puede incluir estimulantes o sedantes. Algunos médicos querrán seguir adelante con una receta para estas intervenciones inmediatamente después de dar un diagnóstico, mientras que otros se centrarán principalmente en los métodos de terapia, antes de introducir medicamentos farmacéuticos. Elegir un médico que sea adecuado para usted, su familia y sus necesidades será esencial para seleccionar la mejor forma de terapia, el mejor régimen de medicamentos y la mejor asociación para ambos.

'ADHD Nation': el libro que provocó la discusión



Fuente: pexels.com

'ADHD Nation' es un libro escrito por un periodista de investigación del New York Times, Alan Schwarz, quien trató de descubrir las raíces del TDAH y su proliferación en los EE. UU. En su libro, identificó parte de la prevalencia del TDAH como producto de fármacos marketing, ya que los medicamentos que se utilizan actualmente para tratar el TDAH en realidad son anteriores a la enfermedad en sí. Según Schwarz, se desarrolló el medicamento, luego se buscó una razón para usarlo, lo que resultó en el uso actual de Ritalin y Adderall como tratamientos para el TDAH.

Aunque esto por sí solo no es una respuesta concluyente sobre si el TDAH está sobrediagnosticado y sobremedicado, el libro planteó algunas preguntas interesantes con respecto a la caracterización del TDAH y la probabilidad de que los niños pequeños muestren tendencias hacia la hiperactividad, impulsividad y aversión a asistir. para tareas individuales, ya que muchos niños pequeños no desarrollan la madurez y el impulso para permanecer sentados durante períodos prolongados de tiempo hasta que tienen 7 o incluso 10 años. El autor cuestionó si el TDAH era un diagnóstico acertado en niños menores de estas edades, ya que algunos niños parecían desaparecer de los síntomas a medida que crecían.

jeux de moralité virtuelle

Sin embargo, la pregunta más importante de 'ADHD Nation' plantea algunas consideraciones convincentes. Si las tasas de TDAH están subiendo, ¿qué está provocando que sigan subiendo? ¿Es exposición a toxinas ambientales? ¿Sobreestimulación constante? ¿Un sistema sensorial estresado? Las posibilidades para el TDAH son en gran parte infinitas y no existe una respuesta única y definitiva sobre el origen del TDAH y la mejor manera absoluta de tratarlo; en cambio, los médicos se han centrado principalmente en aliviar los síntomas.

Aunque esto es comprensible, dado que se sabe poco o se comprende completamente sobre el origen del TDAH, o incluso todos sus factores de riesgo, tal vez se haya dado demasiada credibilidad a una serie de opciones de tratamiento farmacéutico antes de explorar todas las opciones terapéuticas, ya que muchas terapias han demostrado su eficacia para tratar y aliviar algunos de los síntomas más intensos y perturbadores del trastorno.

El autor del libro no estaba trabajando para desacreditar la existencia del TDAH, instando a los lectores a reconocer y comprender que el TDAH es sin duda un trastorno legítimo y debe considerarse preocupante en sus tasas actuales de diagnóstico. En cambio, estaba desentrañando la cuestión de cómo debería tratarse, cuál es su verdadera prevalencia y cuánta infancia y personalidad se les ha asignado el estado del trastorno, en lugar de tener la oportunidad de evolucionar.

¿Es el TDAH una verdadera epidemia?

Fuente: pxhere.com

El TDAH no es una epidemia, pero genera cierta preocupación a medida que sus tasas continúan aumentando en los Estados Unidos, la puntuación académica en los EE. UU. Continúa teniendo un rendimiento inferior y un número cada vez mayor de padres informan problemas de comportamiento y buscan ayuda para el académico de sus hijos problemas sociales y compulsivos. Ciertamente, algo está funcionando en las mentes y los cuerpos de los niños pequeños, pero ¿es lo que está funcionando simplemente un producto de la infancia y un mundo cambiante, o hay un hilo de neurología alterada en juego, que debe rastrearse hasta su origen?

La respuesta a esta pregunta todavía está casi completamente en debate, ya que los investigadores aún no pueden identificar un área del cerebro que es la única responsable del TDAH; El TDAH se diagnostica basándose en la observación del comportamiento, los formularios de admisión de los padres y los formularios de admisión del paciente. Las imágenes neuronales no son responsables de identificar las mentes asediadas por el TDAH; es puramente observado y reportado.

Por esta razón, estudiar el TDAH e identificar su origen es problemático; Si no hay evidencia definitiva y sólida en la mente o el cuerpo de una persona a la que atribuir un significado biológico, o si no hay un solo aspecto del cableado neurológico que pueda señalarse como la causa, los investigadores deben atender cada caso individual de TDAH como si es una cara nueva, cada nueva persona que ingresa a un estudio muestra una amplia gama de posibles factores de riesgo, posibles comorbilidades y posibles antecedentes familiares, muchos de los cuales no se cruzan con la siguiente persona con TDAH. Aunque la dieta, los niveles de actividad y los niveles de ansiedad se han identificado como posibles ayudas para aliviar la tensión de algunos síntomas del TDAH, ninguno de ellos tiene la respuesta completa a la condición. El TDAH no es una epidemia, pero es una afección en aumento y puede ser casi debilitante para los niños y adultos a los que afecta.