¿Qué es la ansiedad social?

¿Alguna vez te ha consumido el miedo al pensar en encontrarte con extraños, o sientes constantemente como si los que te rodean estuvieran formando opiniones negativas sobre ti? Cuando necesitó hablar públicamente para una final, ¿estaba temblando sin saber por qué? Es posible que desee leer más aquí. El trastorno de ansiedad social es 'el miedo a la interacción con otras personas que genera timidez, sentimientos de ser juzgados y evaluados negativamente y, como resultado, conduce a la evitación'.


Fuente: flickr.com



El trastorno de ansiedad social afecta al 7% de la población y actualmente es el tercer problema psicológico más grande que afecta a las personas en la actualidad.



Conociendo el trastorno de ansiedad social

Los diferentes grados de interacción social pueden afectar a cada persona con trastorno de ansiedad social de manera diferente. El lugar más importante para comenzar al investigar cómo afecta el trastorno de ansiedad social a las personas es ver si tiene síntomas relevantes. Al hacerlo, es importante utilizar recursos sólidos para determinar cuál puede ser el mejor enfoque de tratamiento para usted.

Los siguientes sentimientos experimentados en situaciones sociales son síntomas del trastorno de ansiedad social a los que se puede hacer referencia durante el diagnóstico:



  • Insuficiencia
  • Inferioridad
  • Vergüenza
  • Humillación
  • Depresión

Estos sentimientos son comunes en aquellos que sufren de trastorno de ansiedad social, ya sea ansiedad social específica o ansiedad social generalizada, y generalmente se sienten en situaciones como:

  • Ser presentado a gente nueva
  • Relaciones interpersonales (platónicas / románticas / ambas)
  • Tener 'todos los ojos puestos en ti'
  • Ser evaluado al completar una tarea
  • La mayoría, si no todos, los encuentros sociales (escuela, bodas, reuniones familiares, funciones laborales)
  • Que alguien te evalúe o critique
  • Ser el centro de atención

¿Qué causa el trastorno de ansiedad social?

La causa exacta de la ansiedad social no se comprende completamente. La investigación desarrollada a lo largo del tiempo ha respaldado la teoría de que la ansiedad social y los síntomas de ansiedad social son causados ​​por una multitud de factores ambientales y genéticos. Las situaciones sociales externas que tienen un impacto negativo en la vida de alguien también pueden ser un factor que contribuya al trastorno de ansiedad social. Estas interacciones incluyen:



  • Siendo maltratado
  • Disfunción y conflicto familiar
  • Abuso sexual

Los desequilibrios químicos en el cerebro también son un posible factor que contribuye al trastorno de ansiedad social. La serotonina (una sustancia química en el cerebro) ayuda a regular el estado de ánimo y un desequilibrio podría ser un posible desencadenante del trastorno de ansiedad social. Una amígdala hiperactiva (la estructura de respuesta al miedo en el cerebro) también podría ser un factor contribuyente.

Además, existen dos tipos diferentes de trastorno de ansiedad social. Es importante tener en cuenta que cualquiera de los dos tipos puede ser grave.

Ansiedad social específica



La ansiedad social específica es la etapa del trastorno de ansiedad social en la que un sujeto se siente ansioso o angustiado irracionalmente en situaciones específicas y consistentes. Por ejemplo, si una persona siente ansiedad social severa al responder preguntas frente a sus compañeros de clase en la escuela, pero está perfectamente feliz de conocer a extraños en reuniones sociales, esa persona muestra específicamente síntomas relacionados con una ansiedad social específica.

Ansiedad social generalizada

spécialiste de l'anxiété

La ansiedad social generalizada es una forma de trastorno de ansiedad social en la que una persona sufre los mismos síntomas que padecía una ansiedad social específica. Sin embargo, la mayoría, si no todos, los entornos sociales producen estos síntomas. La ansiedad social generalizada puede afectar a una persona en casi cualquier situación que involucre a personas con las que no se siente cómodo o familiarizado.

Fuente: pixabay.com



La ansiedad social generalizada tiende a ser más grave de los dos tipos de trastorno de ansiedad social, afectando a alguien en casi cualquier aspecto que involucre la interacción social entre personas distintas de su familia inmediata. La ansiedad social generalizada tiende a afectar las funciones del día a día de una persona. Para ampliar, si se siente irracionalmente ansioso en numerosos tipos de situaciones sociales en las que hay diferentes cantidades de personas, desea investigar más el trastorno de ansiedad social generalizada para abordar mejor sus necesidades.

Comprender lo que podría estar sufriendo puede aumentar significativamente sus posibilidades de recuperación. Tener un trastorno de ansiedad social puede inhibir muchas facetas diferentes de su vida, ya sea ansiedad social generalizada o ansiedad social específica, su vida personal, familiar y laboral puede verse afectada negativamente si no se trata.

Síntomas emocionales del trastorno de ansiedad social

Se ha demostrado que el trastorno de ansiedad social presenta de manera constante un conjunto de síntomas (ya sean específicos o generalizados) que permiten que los especialistas diagnostiquen el trastorno de ansiedad social. Dado que diferentes situaciones sociales pueden desencadenar los síntomas a continuación en personas de manera diferente, es importante hacer un seguimiento de cómo lo afecta el trastorno de ansiedad social para que pueda comunicarlo cuando busque tratamiento.

  • Miedo intenso
  • Ansiedad casi debilitante y constante
  • Miedo paralizante al juicio negativo de extraños
  • Sudoración excesiva
  • Enrojecimiento / rubor / enrojecimiento
  • Corazón acelerado
  • Dificultad para tragar
  • Tartamudeo / temblor
  • Espasmos musculares principalmente en el cuello y la cara.

Estos síntomas pueden afectarlo negativamente en momentos de alta presión en su vida. Ya sea que tenga una cita con una nueva persona que le agrada o participe en su revisión anual de desempeño con su superior inmediato, los síntomas del trastorno de ansiedad social distraen enormemente. Lo más importante es que casi siempre estás alerta y consciente de los pensamientos irracionales y los sentimientos de ansiedad que tienes, pero saber qué es irracional es muy diferente a un sentimiento o creer que es irracional.

La mejor manera de combatir el trastorno de ansiedad social es el tratamiento de un especialista o profesional que comprenda su trastorno único y esté dispuesto a trabajar con usted para mejorar la ansiedad social que padece.

Tratamiento del trastorno de ansiedad social

La forma más eficaz de combatir el trastorno de ansiedad social a pesar de la gravedad son las diferentes formas de terapia cognitivo-conductual (TCC). La TCC ha sido notablemente eficaz en el tratamiento del trastorno de ansiedad social y, con el terapeuta adecuado y el programa adecuado de TCC, la recuperación es posible para cualquier individuo que sufra un trastorno de ansiedad social. La TCC es la forma más eficaz de tratamiento de la ansiedad social.

Para la mayoría de las personas que padecen un trastorno de ansiedad social, 'lidiar con él' y 'seguir adelante' no son opciones. Aquellos que sufren de trastorno de ansiedad social esencialmente han estado 'lidiando con él' desde que nacieron. Lo que necesitan quienes sienten ansiedad severa en situaciones sociales es un terapeuta que comprenda qué es el trastorno de ansiedad social y la forma adecuada de tratarlo para un paciente específico.

CBT y lo que significa

Por definición, la terapia cognitivo-conductual es 'una forma de psicoterapia que enfatiza el papel importante del pensamiento en cómo nos sentimos y qué hacemos'. Para expandir aún más, 'La terapia cognitivo-conductual se basa en la idea de que nuestros pensamientos causan nuestros sentimientos y comportamientos, no cosas externas como personas, situaciones y eventos'. Al implementar un programa de TCC por parte de un terapeuta especializado en el trastorno de ansiedad social, es posible la recuperación de quienes padecen el trastorno en diferentes grados de gravedad.

La CBT es rápida, colaborativa y sorprendentemente filosófica. Al buscar un profesional para comenzar su viaje hacia la recuperación, el logro de objetivos y la práctica son dos componentes esenciales de la CBT. La repetición y, esencialmente, volver a enseñar a su cerebro a comportarse como desee en situaciones es lo que la TCC básicamente hace por los pacientes, devolviéndole el control sobre la mente y el cuerpo.

Elegir un terapeuta que lo trate, no solo su trastorno

Es fundamental realizar una investigación exhaustiva al buscar un profesional que le ayude a tratar su trastorno de ansiedad social. Trabajar con un terapeuta que comprenda qué es el trastorno de ansiedad social y qué se necesita para tratarlo le ayudará a recuperarse con éxito. Los estudios han demostrado el notable éxito que las sesiones de TCC específicas para la ansiedad han dado a los clientes, y con el terapeuta adecuado que tenga en cuenta sus pensamientos y necesidades, la recuperación es posible.

Terapia de grupo: ¿terriblemente irónico?

Puede sonar tremendamente irónico que la terapia de grupo sea una vía a seguir cuando se trata el trastorno de ansiedad social, pero ha demostrado que interactuar y desarrollarse con otras personas que comparten sus miedos y ansiedades puede ser de gran ayuda para quienes están actualmente en tratamiento. 'Enfrenta tus miedos' es una filosofía detrás de la terapia de grupo de ansiedad social y estar en un ambiente cómodo y pacífico como un grupo de apoyo o terapia permite a los pacientes hacer precisamente esto.


Fuente: pixabay.com

El apoyo para la ansiedad social puede venir en forma de otros que comparten los mismos o similares síntomas de ansiedad social que usted, y estas conexiones pueden ser la clave para descubrir cómo superar la ansiedad social.

Conozca su trastorno y tome el control de su tratamiento

Estar informado no solo es importante para su seguridad, es imperativo para su recuperación. Necesita sentirse lo suficientemente cómodo con su terapeuta como para poder hacer preguntas, aunque parezcan tontas. Comprender su trastorno y su tratamiento hará que el camino hacia la recuperación sea mucho más sencillo. Conozca sus síntomas, practique sus ejercicios de CBT y escuche lo que su terapeuta le aconseja que haga. Comuníquese con sus seres queridos y su terapeuta al establecer metas, generar expectativas y gestionar el progreso.

¿Es la medicación la forma correcta de tratar el trastorno de ansiedad social?

Dado que el trastorno de ansiedad social es un trastorno psicológico o un trastorno mental, es natural que los medicamentos recetados por las partes apropiadas parezcan un plan de tratamiento razonable para combatir el trastorno de ansiedad social. Aunque la recomendación número uno es la TCC con un terapeuta profesional, se pueden usar diferentes medicamentos para tratar el trastorno de ansiedad social.


Fuente: flickr.com

Sin embargo, los medicamentos contra la ansiedad han demostrado ser exitosos en los pacientes, no en todos, y además, algunos antidepresivos también han demostrado ser efectivos. La medicación junto con la terapia CBT también ha demostrado ser eficaz en algunas personas. Los medicamentos para el trastorno de ansiedad social solo muestran beneficios a corto plazo si no se combinan con sesiones de TCC con un terapeuta.

Recuperación y más allá

La recuperación de un trastorno de ansiedad social es posible independientemente de la gravedad del trastorno de ansiedad social. Según una encuesta de la ADAA de 2007, el 36% de las personas con trastorno de ansiedad social informan haber experimentado síntomas durante 10 años o más sin buscar ayuda profesional. No es necesario esperar para recibir ayuda para la ansiedad social.

La TCC tiene una tasa de éxito sorprendente entre aquellos que implementan e integran el tratamiento en sus vidas. Al volver a entrenar su cerebro, puede transformar la forma en que reacciona ante situaciones sociales que normalmente solo le ofrecerían miedo. Reunirse con su jefe para almorzar para discutir una posible promoción o conocer a alguien especial para una primera cita se convertirá en algo normal y algo que no lo lleve a un frenesí físico de nerviosismo paralizante. Eliminar los sentimientos debilitantes de insuficiencia de su mente y silenciar esa voz gritando en su cabeza que le dice cuán poco importante o tonto es puede mejorar drásticamente su vida, ya sea en una situación profesional o personal.

Superar un miedo psicológico no es una tarea fácil, sin embargo, la curabilidad de la mayoría de los trastornos mentales es esporádica. El trastorno de ansiedad social es un diamante en bruto y puede tratarse con éxito sin el uso obligatorio de medicamentos en el tratamiento. La recuperación del trastorno de ansiedad social con el terapeuta adecuado se puede lograr mediante el trabajo arduo, la constancia y la perseverancia.

El trastorno de ansiedad social no tiene por qué ser para siempre

Buscar ayuda profesional es la mejor manera de comenzar los pasos para superar su trastorno de ansiedad social. Recursos como BetterHelp.com ofrecen servicios que brindan a los clientes la ayuda que más les conviene.

Cuando investigue su plan personal para recuperarse del trastorno de ansiedad social, tenga en cuenta la necesidad de contar con un terapeuta capacitado que lo ayude a diseñar el programa correcto para ayudarlo. Cada persona que sufre de trastorno de ansiedad social es diferente y su tratamiento es único para ellos. Trabajar con un profesional capacitado es imperativo si desea tener éxito y superar el trastorno de ansiedad social, sin importar la gravedad.