¿Qué es la inteligencia emocional y por qué es importante?

Fuente: pexels.com



Todos tenemos diferentes fortalezas. Incluso en lo que respecta al mismo rasgo, hay diferentes especialidades en las que alguien puede sobresalir. La inteligencia es un ejemplo perfecto de esto; hay muchas formas diferentes en las que alguien puede ser 'inteligente'. Algunas personas se enorgullecen de su 'inteligencia con los libros' o de su capacidad para recordar información para la escuela o los exámenes. Otros se refieren a sí mismos como 'inteligentes en la calle' o que tienen sentido común, un buen sentido de la orientación o la capacidad de encontrar la manera de salir de situaciones difíciles. Pero, un tipo de inteligencia que no se discute con tanta frecuencia es la inteligencia emocional.



Las personas tienden a no pensar en la inteligencia emocional cuando consideran las diferentes formas en que una persona puede ser 'inteligente'. Pero, la inteligencia emocional es muy importante para el bienestar de alguien y quizás una habilidad más importante a largo plazo que otros tipos de inteligencia. En pocas palabras, la inteligencia emocional es la capacidad de identificar y gestionar sus propias emociones, así como las emociones de otras personas. Las tres habilidades principales involucradas en la inteligencia emocional son la conciencia emocional, el pensamiento crítico y el manejo emocional.

pourquoi les gens s'en prennent à moi

¿Qué hace que alguien sea emocionalmente inteligente?



Para entender qué hace a alguien emocionalmente inteligente y ver si usted mismo posee inteligencia emocional, es importante comprender los diferentes componentes de la habilidad.

Conciencia emocional

La conciencia emocional es posiblemente el aspecto más crucial de la inteligencia emocional. Puede parecer sencillo o que todo el mundo es consciente de sus propias emociones. Pero la conciencia emocional es menos común de lo que probablemente piensa. Esto se debe a que muchas personas intentan negar o 'reprimir' las emociones negativas que puedan surgir, en lugar de experimentarlas por completo y aprender a manejarlas correctamente.



La autoconciencia es clave para la conciencia emocional. Todo el mundo ha tenido experiencia con alguien que carece de conciencia de sí mismo. Esta persona parece no comprender las consecuencias de sus acciones y se niega a reconocer sus defectos. Para ser emocionalmente consciente y, por tanto, emocionalmente inteligente, debe poseer conciencia de sí mismo. Esto incluye darse cuenta de cuándo sus acciones fueron incorrectas, tuvieron consecuencias negativas o causaron dificultades a otra persona y hacer un esfuerzo por mejorarse para evitar la misma situación en el futuro.

Pero, la conciencia emocional no necesariamente requiere que actúes en función de tus emociones, al menos no exteriormente. La conciencia emocional significa que reconoces cuando sientes ciertas emociones, tanto positivas como negativas. Si no acepta pensamientos sobre cómo se siente, especialmente cuando el sentimiento es negativo, como ira, frustración o impaciencia, le falta conciencia de sí mismo e inteligencia emocional.



Fuente: pexels.com

Reconocer lo que está sintiendo y tomarse el tiempo para ver la situación y ver qué provocó la emoción puede ayudarlo a procesar internamente sus sentimientos en lugar de actuar abruptamente sobre las emociones o, peor aún, alejarlas. Es importante dejarse sentir todo, tanto positivo como negativo. Lo importante es no actuar sobre estos sentimientos sin procesarlos por completo. Aceptar y reflexionar sobre sus sentimientos son pasos importantes para mejorar su conciencia emocional.

tu me connais bien

Inteligencia emocional, pensamiento crítico y resolución de problemas

Otra forma de pensar acerca de la conciencia emocional es que es una forma de pensar críticamente sobre uno mismo y los sentimientos que uno puede tener, y procesar completamente estos sentimientos antes de actuar. El pensamiento crítico y la conciencia emocional van de la mano.

El pensamiento crítico es una parte importante de la inteligencia emocional. Aunque existe una superposición entre la conciencia emocional y el pensamiento crítico, hay habilidades relacionadas con el pensamiento crítico que difieren de las de la conciencia emocional. Específicamente, la capacidad de acceder a una emoción bajo demanda para comprender mejor a una persona o situación, y la capacidad de regular las emociones para el crecimiento.



La primera, la capacidad de acceder a las emociones a demanda, es especialmente importante para la resolución de problemas. Acceder a las emociones a pedido no significa que atravesará por completo todos los sentimientos o pensamientos que rodean una emoción; más bien, tiene suficiente conocimiento de cierta emoción para poder recordar esos sentimientos sin tener que pasar por ellos. Esto puede ser muy importante para la resolución de problemas, porque le permite ver una situación, y las posibles soluciones o resultados, desde diferentes perspectivas, y luego usar estas perspectivas para llegar a una solución. Esta es una habilidad social importante para los negocios y la vida en general.

El acceso a las emociones a pedido también le brinda la capacidad de utilizar el pronóstico emocional. La previsión emocional es útil de dos maneras: al evitar que actuemos sobre algo negativo y al motivarnos a actuar sobre algo positivo. Por ejemplo, si sabe que es probable que algo lo haga sentir frustrado, molesto o culpable, es más probable que evite ese comportamiento. Por otro lado, si sabes que algo te hará feliz, tranquilo u orgulloso, te sentirás motivado para realizar ese comportamiento positivo o ponerte en esa situación. Esto puede conducir a una mayor sensación general de bienestar y es uno de los ejemplos clave de cómo podemos regular nuestras emociones para vivir una vida más feliz y satisfactoria.

Manejo emocional: regular sus emociones y las emociones de los demás

El componente final de la inteligencia emocional es la capacidad de gestionar las emociones correctamente. Estas pueden ser sus propias emociones o las de otra persona que necesite ayuda. Nuevamente, esto se remonta al concepto de conciencia emocional.

La regulación emocional lleva la conciencia emocional un paso más allá. Significa controlar las emociones negativas o no dejar que las emociones 'se apoderen de ti'. Cuando puedas regular tus emociones, reconocerás que te sientes de cierta manera, comprenderás la fuente de esa emoción y luego dejarás ir la sensación para que puedas concentrarte objetivamente en la tarea o problema en cuestión. Sin esta regulación, puede ser difícil tomar decisiones o pensar con claridad para encontrar una solución a un problema. Es importante señalar que este tipo de regulación emocional es diferente a alejar las emociones. Alguien que regula sus emociones reconoce y reconoce lo que está sintiendo, tanto positivo como negativo, pero no permite que este sentimiento controle sus acciones u obstruya su pensamiento.

Hay otro lado del manejo emocional: ayudar a otras personas. Por lo general, esto significa que está animando a alguien cuando está deprimido o tranquilizándolo cuando está enojado o frustrado. Puede parecer simple, pero para ayudar de manera efectiva a otras personas a manejar sus emociones, debe poseer un alto nivel de inteligencia emocional. Debe ser capaz de comprender la emoción y sus causas para invocar esa emoción en otra persona. Junto con la resolución de problemas, este es el aspecto de la inteligencia emocional que más se relaciona con otras personas y es una habilidad social importante. Comprender las emociones de los demás puede ser muy importante para entablar relaciones en su vida personal, así como en un entorno empresarial o profesional.

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una habilidad muy útil, tanto para tu felicidad como para tu relación con los demás. Afortunadamente, si actualmente siente que le falta inteligencia emocional, hay formas de aprenderla y desarrollar las habilidades existentes.

exemples de comportement agressif

Encontrar conexiones

Una de las mejores formas de mejorar su inteligencia emocional es encontrando conexiones, tanto entre sus emociones como entre usted y los demás.

Encontrar vínculos entre sus diferentes estados emocionales es una excelente manera de aprovechar las situaciones o experiencias que provocan una determinada emoción. Quizás se dé cuenta de que siempre se siente enojado, frustrado o ansioso cuando hay una variable común involucrada, o puede darse cuenta de que algo de su pasado invoca una respuesta emocional en determinadas situaciones. Darse cuenta de lo que provoca ciertas emociones es un gran primer paso para dominar la regulación y el manejo emocional.

Aunque las emociones tienen que ver con lo que sucede dentro de tu cabeza, construir relaciones sólidas con otras personas también es un paso importante para desarrollar la inteligencia emocional. Primero, ver cómo otras personas manejan ciertas situaciones puede despertar conciencia sobre su comportamiento.

Además, un amigo cercano puede ser una gran herramienta para descubrir tus propias emociones cuando intentas alejarlas. Preguntarle a alguien cómo te encuentras en una determinada situación puede abrir tus ojos a comportamientos o reacciones que no sabías que estabas retratando. Pero necesitas estar lo suficientemente cerca de la persona que sabes que te está diciendo la verdad honesta.

Practica la atención plena

La atención plena está recibiendo muchos rumores en estos días, y por una buena razón. Existen numerosos beneficios de la atención plena, desde reducir la ansiedad hasta aumentar la concentración. Uno de los otros beneficios de las actividades de atención plena es que pueden ayudarlo a estar más en sintonía con sus emociones.

Una forma de utilizar la atención plena para aumentar la inteligencia emocional es chequearse contigo mismo periódicamente durante el día. Comenzando temprano en la mañana, tómese el tiempo para cerrar los ojos, respirar profundamente y examinar cómo se siente en ese momento. Debes ser honesto contigo mismo acerca de cualquier sentimiento que se agite en tu mente, bueno o malo. Intente conectar sus sentimientos con eventos o situaciones pasadas en las que experimentó una emoción similar. Luego, continúa con tu día. Repita este ejercicio a lo largo del día y, con el tiempo, puede llegar a notar sus patrones de pensamiento o aprender qué puede hacer para manejar mejor sus emociones. Los mismos beneficios pueden surgir al sentarse a meditar y dejar que su mente divague.

Fuente: pexels.com

El diario también es una gran herramienta para aumentar la inteligencia emocional. Puede optar por escribir específicamente sobre cómo se siente en este momento o simplemente escribir libremente sobre su día. En ambos casos, verá en papel cómo determinadas situaciones afectan su estado de ánimo y emociones. Ver las cosas escritas frente a ti puede ayudarte a hacer conexiones entre las situaciones y tus emociones, y brindarte claridad y una perspectiva diferente sobre cómo manejas las situaciones y tu respuesta emocional. Llevar un diario también puede ser una gran salida para dejar salir las frustraciones que pueda tener sin reaccionar a esas frustraciones de inmediato. Con el tiempo, esto puede traducirse en mantener la calma en situaciones que anteriormente habrían provocado una reacción negativa.

Hablarlo

amoureux d'une femme mariée

Algunas personas pueden mejorar de forma independiente su inteligencia emocional. Pero algunas personas necesitan más ayuda y eso también está bien. Lo importante es reconocer si necesita trabajar en su inteligencia emocional y tiene dificultades para hacerlo solo. En este caso, es genial hablar con un consejero, ya sea en persona o en línea. Un terapeuta o consejero actuará como un confidente experto y objetivo con el que podrá discutir sus emociones sin juzgar. Pueden ofrecerle consejos sobre cómo manejar sus emociones, así como guiar los ejercicios de desarrollo de la inteligencia emocional.

Fuente: rawpixel.com

La inteligencia emocional es una habilidad importante para la vida, tanto para su salud mental como para sus relaciones con los demás. No todo el mundo nace con una inteligencia emocional fuerte, y eso está bien. Si desea trabajar en su inteligencia emocional y mejorar el control y la conciencia de sus emociones, pruebe algunas de las estrategias descritas anteriormente o trabaje con un consejero certificado. Una vez que comience a aprender estrategias de inteligencia emocional, sentirá la diferencia que puede hacer en su vida.