¿Qué es el trastorno dismórfico corporal? Definición, criterios y diagnóstico

El trastorno dismórfico corporal, también abreviado a veces como dismorfia corporal o TDC, es una condición que hace que las personas se obsesionen con su apariencia y tengan una percepción negativa de su propia imagen. Puede tener varias causas y factores de riesgo y, lo que es más importante, puede ser extremadamente angustiante y llevar mucho tiempo. Este artículo definirá la dismorfia corporal, discutirá sus signos y síntomas y cómo se diagnostica, además de repasar los métodos de tratamiento disponibles.



Fuente: pexels.com



Definición de trastorno dismórfico corporal

La dismorfia corporal pertenece a un grupo de afecciones psiquiátricas conocidas como trastornos obsesivo-compulsivos y trastornos relacionados, que incluyen el TOC, la tricotilomanía (arrancarse el cabello), el trastorno por excoriación (rascarse la piel) y el acaparamiento.

Esta afección suele aparecer al principio de la adolescencia, pero a menudo las personas tardan más de una década en reconocer que tienen una afección mental grave y buscar tratamiento. Por lo tanto, las personas con TDC pueden sufrir y tener un deterioro funcional durante muchos años. [1]



Anteriormente clasificado como un trastorno somatomorfo con una definición ligeramente diferente en el DSM-4, su inclusión en el grupo de trastornos obsesivo-compulsivos y trastornos relacionados es un cambio que se revisó en el DSM-5. No obstante, la definición actual de la edición más reciente del Manual de diagnóstico y estadísticas de los trastornos mentales es bastante similar.

Los criterios del DSM-5 para el trastorno dismórfico corporal se enumeran a continuación: [2]

A. Preocupación por uno o más defectos percibidos o fallas en la apariencia física que no son observables o parecen leves a los demás.



B. En algún momento durante el curso del trastorno, el individuo ha realizado comportamientos repetitivos (p. Ej., Mirar en el espejo, arreglarse demasiado, pellizcarse la piel, buscar consuelo) o actos mentales (p. Ej., Comparar su apariencia con la de los demás) en respuesta a las preocupaciones de apariencia.

C. La preocupación causa angustia o impedimento clínicamente significativo en áreas sociales, ocupacionales u otras áreas de funcionamiento.

D. La preocupación por la apariencia no se explica mejor por la preocupación por la grasa corporal o el peso en un individuo cuyos síntomas cumplen con los criterios de diagnóstico de un trastorno alimentario.



fuente: ocdclinicbrisbane.com.au

Además, hay un par de áreas que pueden necesitar especificaciones. El primero se refiere a la dismorfia muscular, una forma de trastorno dismórfico corporal, y pregunta si al individuo le preocupa ser demasiado pequeño o ciertas áreas del cuerpo.

El segundo es más general y solicita información sobre las creencias de la persona sobre la enfermedad, con tres opciones posibles: [2]

  1. Con perspicacia buena o justa: el individuo reconoce que las creencias del trastorno dismórfico corporal son definitivamente o probablemente no son ciertas o que pueden o no ser ciertas.
  2. Con poca percepción: el individuo piensa que las creencias dismórficas corporales son probablemente ciertas.
  3. Con ausencia de insight / creencias delirantes: el individuo está completamente convencido de que las creencias dismórficas corporales son verdaderas.

Esta última sección es particularmente importante en los diagnósticos porque puede determinar qué curso de tratamiento se requiere. Sin embargo, desafortunadamente, muchos médicos no están capacitados para reconocer los signos del trastorno dismórfico corporal y, a menudo, se puede diagnosticar erróneamente como depresión u TOC. [1]

Por lo tanto, reconocer los signos en usted o en alguien con quien se asocie puede marcar la diferencia para recibir el tratamiento adecuado y posiblemente salvar una vida.



l'amour est un sacrifice

Síntomas de dismorfia corporal

Aunque algunos de los síntomas del TDC se explicaron a través de los criterios del DSM-5 en la sección anterior, hay más signos a los que debe prestar atención. Además de los síntomas característicos, como el control obsesivo en el espejo, los hábitos de aseo personal y la comparación con los demás, algunas personas con dismorfia corporal pueden: [3]

  • Mostrar comportamiento de camuflaje (ocultar su cuerpo con ropa, maquillaje y posición / postura corporal
  • Investigar intensamente y considerar la cirugía
  • Bronceado muy a menudo
  • Evita mirarte al espejo
  • Hacer ejercicio en exceso

Fuente: pexels.com

Los amigos, la familia y los compañeros también pueden notar cambios drásticos de peso. Aunque se diferencian entre sí, el TDC a menudo coexiste con trastornos alimentarios como la anorexia nerviosa y la bulimia. Alguien con dismorfia corporal y anorexia podría creer que tiene sobrepeso; en realidad, tienen un peso extremadamente bajo debido a su reducida ingesta de alimentos. [4]

Debido a esto, también es posible que la persona parezca desnutrida y enferma, pero en la mente de una persona que tiene TDC, todavía hay trabajo por hacer.

En el extremo opuesto del espectro, aquellos que sienten que son demasiado pequeños estarán preocupados por comer suficiente comida y pasar tiempo en el gimnasio y levantar pesas, como suele ser el caso de la dismorfia muscular, un subtipo de TDC que a menudo afecta a los hombres. .

Estas obsesiones también pueden causar otros problemas psiquiátricos como depresión, ansiedad, abuso de sustancias e incluso tendencias suicidas. Las estadísticas con respecto al suicidio y el TDC son bastante altas, y los estudios muestran que aproximadamente el 78 por ciento de las personas con la condición han tenido ideación suicida, entre el 45 y el 71 por ciento de ellos lo atribuyeron directamente al TDC, y el 24 al 28 por ciento ha intentado tomar sus propias ideas. vive. [1]

Diagnóstico de dismorfia corporal

Como se mencionó anteriormente, el TDC está muy mal diagnosticado y con frecuencia es identificado como depresión u TOC por profesionales que no son de salud mental.

Por lo tanto, no solo depende de estos médicos poder comenzar a reconocer los signos de TDC, sino que también deben hacerlo los amigos, la familia, los compañeros y los maestros para que puedan derivarlos al profesional médico adecuado.

Los pacientes con TDC a menudo no reconocen que tienen una condición psiquiátrica grave y no buscan ayuda mental. Desafortunadamente, es muy común que las personas que luchan contra la dismorfia corporal encuentren soluciones cosméticas a sus problemas, por ejemplo, de un dermatólogo o un cirujano plástico, en lugar de abordar la causa raíz del trastorno. [1]

En algunos casos, los médicos de estas profesiones pueden reconocer signos de TDC en sus pacientes y recomendar que hablen con un psiquiatra.

No obstante, debido a que el TDC se diagnostica erróneamente con facilidad, se recomienda que los médicos hagan preguntas a sus pacientes si sospechan que existe alguna posibilidad de que la afección esté presente. Algunas preguntas que deben hacerse son: [1]

  • ¿Estás preocupado o descontento por tu apariencia?
  • ¿Cuál es tu principal preocupación con tu apariencia?
  • ¿Cuánto tiempo pasas pensando y trabajando en tu apariencia?
  • ¿Interfieren estas preocupaciones con su vida?
  • ¿Sus preocupaciones le causan una angustia significativa?

Además, los médicos cosméticos, como un cirujano plástico, pueden hacer preguntas específicas que podrían indicar un TDC, como [1]

  • ¿Qué esperas de este procedimiento cosmético?
  • ¿Ha tenido otros procedimientos? Si es así, ¿cuántos? ¿Cómo te sientes con ellos?

A veces, los pacientes pueden tener expectativas poco razonables, y es posible que continúen operando a pesar de que no haya problemas reales. Además, algunas solicitudes pueden parecer inusuales para el médico y pueden indicar que su paciente ha pasado una cantidad excesiva de tiempo frente a un espejo, posiblemente en diferentes ángulos.

Aunque un psiquiatra u otro profesional de la salud mental es ideal para identificar y diagnosticar el trastorno dismórfico corporal, estos son pasos que pueden realizar los médicos generales y otros médicos para ayudar a mejorar las tasas de éxito.

También es importante que los médicos no descarten sus preocupaciones como vanas. Debido a la naturaleza altamente sensible del TDC, la actitud del médico es muy importante al diagnosticar esta condición, y debe esforzarse por ser reflexivo, enfático y siempre tomar en serio la palabra de su paciente. [1]

Hacerlo puede ayudar al paciente a abrirse más, lo que puede llevar a un diagnóstico formal adecuado y a ponerlo en un plan de tratamiento que funcione.

Conclusión

El tratamiento de la dismorfia corporal a menudo puede requerir una combinación de medicamentos o terapia, y muchas personas han visto mejoras significativas al usar ambos.

Actualmente, los medicamentos de elección para tratar los síntomas dismórficos corporales son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), una clase de medicamentos antidepresivos. [4] Se trata de un medicamento recetado versátil que no solo puede tratar los síntomas depresivos, sino también los rasgos obsesivo-compulsivos.

Fuente: pexels.com

La forma más popular de psicoterapia para el TDC es la terapia cognitivo-conductual (TCC) porque puede abordar los pensamientos y cambiar la forma en que las personas piensan sobre sí mismas. Normalmente, esto implica identificar los pensamientos de mala adaptación del paciente y ofrecer formas alternativas y más productivas de pensar sobre su cuerpo. [5]

La TCC se ha utilizado para tratar con éxito una variedad de afecciones mentales, no solo el trastorno dismórfico corporal, y en BetterHelp puede encontrar terapeutas profesionales y con licencia con experiencia en la TCC y sus estrategias.

techniques de conseil en deuil

La educación también es importante, y un terapeuta que trate el TDC debería ayudar al cliente a distinguir entre la imagen corporal y la apariencia y también discutir por qué la condición puede ocurrir en primer lugar [5]. Hacer esto puede ayudar a reentrenar y reestructurar la forma en que el individuo piensa sobre sí mismo.

Por último, será necesaria la prevención de recaídas para evitar que los pacientes vuelvan a caer en viejos hábitos y mentalidades. Por lo general, esto implicará reforzar las habilidades que han aprendido y puede involucrar la planificación para el futuro para que puedan seguir controlando sus síntomas, tener una mejor autoestima y, en última instancia, vivir una vida más feliz y productiva.

Referencias

  1. Phillips, K. A. (2006). Presentación del trastorno dismórfico corporal en entornos médicos. Prim Psychiatry, 13 (7), 51-59. Obtenido de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1712667/.
  1. Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias. Cambios en el DSM-5: implicaciones para los trastornos emocionales graves en niños [Internet]. Rockville (MD): Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (EE. UU.); 2016 Jun. Tabla 23, Comparación de trastornos dismórficos corporales DSM-IV y DSM-5. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK519712/table/ch3.t19/
  2. Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión. (Dakota del Norte.). Comprensión de los hechos: trastorno dismórfico corporal (BDD). Obtenido el 18 de junio de 2019 de https://adaa.org/understanding-anxiety/related-illness/other-related-conditions/body-dysmorphic-disorder-bdd
  1. Grant, J. E. y Phillips, K. A. (2004). ¿Es la anorexia nerviosa un subtipo de trastorno dismórfico corporal? Probablemente no, pero sigue leyendo & hellip ;. Harvard Review of Psychiatry, 12 (2), 123-126. doi: 10.1080 / 10673220490447236
  1. Hartmann, A., Greenberg, J. y Wilhelm, S. (sin fecha). Guía del terapeuta para el tratamiento del trastorno dismórfico corporal. Obtenido el 18 de junio de 2019 de https://bdd.iocdf.org/professionals/therapists-guide-to-bdd-tx/