Comprender los hechos sobre la memoria emocional

Fuente: rawpixel.com



¿Qué tienen los recuerdos que incluso años después, cuando algo los desencadena, todavía podemos sentir las emociones con tanta fuerza como si estuviéramos allí de nuevo, justo en ese momento? Esto se conoce como 'memoria emocional' y es la misma razón por la que tomamos fotografías. Encontrarse con cierta canción, recuerdo o incluso comida más adelante en la vida puede recordar nuestros recuerdos, agradables y desagradables, de días pasados.



synonyme de culpabilité
  • Por qué tendemos a recordar más claramente los recuerdos traumáticos

Apesta recordar algo de tu pasado que preferirías olvidar, especialmente si fue particularmente traumático o perturbador. Por ejemplo, es posible que no puedas recordar el nombre del matón que siempre se metía contigo en la escuela primaria, pero seguramente recordarás todos los detalles de la habitación del hospital en la que falleció tu madre, hasta el olor del habitación y la calidad de la pantalla de su televisor.

Cuando se trata de la claridad de nuestro recuerdo, no se trata tanto de que los recuerdos en sí mismos sean lo suficientemente diferentes como para recordarlos años después. Un recuerdo no es diferente de otro recuerdo. En cambio, es la confianza con la que podemos recordar tal recuerdo lo que anima a que los detalles de ese recuerdo permanezcan más fuertes en nuestras mentes años después.



Los recuerdos traumáticos se conocen como `` recuerdos de flash '' y no comenzamos a desarrollarlos hasta que generalmente tenemos unos ocho años. Esto se debe a que, cuando tenemos ocho años, comprendemos lo suficiente sobre la situación para saber que lo que nos está sucediendo es importante.

  • Los detalles de los recuerdos cambian con el tiempo

Ha pasado un año desde el accidente automovilístico de su hermana. Puede recordar la hora en que recibió la llamada para darle la devastadora noticia, y puede recordar dónde estaba cuando recibió esa llamada. Incluso puede recordar la ubicación del accidente, hasta el lugar exacto en la carretera. ¿Pero recuerda con tanta claridad lo que estaba haciendo justo antes de recibir esa llamada? ¿O con quién estabas después?

El cerebro humano tiende a perder alrededor del 50 por ciento de los detalles de la memoria después de aproximadamente un año. Es posible que aún recuerde el trágico incidente con bastante claridad, pero los detalles que rodean el incidente pueden comenzar a volverse más confusos a medida que pasa el tiempo.



Fuente: rawpixel.com

De hecho, esta es la razón por la que los testigos de un crimen se vuelven menos confiables a medida que avanza el caso. Es posible que no informen los detalles con precisión, incluso directamente después del incidente que presenciaron, ya que el recuerdo del incidente puede verse afectado simplemente por la forma en que la persona lo relata.



Por ejemplo, si el testigo vio a alguien abofetear a otra persona en un bar, pero el testigo dice que fue un 'puñetazo', entonces el testigo puede llegar a recordar legítimamente que la bofetada fue más fuerte y rápida de lo que realmente fue. Esto, por supuesto, significaría para el testigo que la persona que abofeteó fue culpable de agresión. Golpeó al otro tipo, el otro cayó ... fin de la historia, ¿verdad? El tipo es culpable.

… Excepto que no es el final de la historia. En realidad, la víctima pensó que iba a recibir un puñetazo y se desmayó por el miedo justo cuando el abofeteador hizo contacto con su rostro.

La testigo jurará de arriba abajo que recuerda el incidente tan claro como el día, y puede creer que realmente lo recuerda. Este es un caso común de confianza fuera de lugar cuando estamos seguros de que recordamos claramente cada detalle de un incidente, pero lo que está claro son solo algunos detalles centrales del incidente en sí.

comment gérer la frustration

Algunas personas incluso inventan nuevos recuerdos sobre el recuerdo que están tan seguros de recordar. Este testigo, por ejemplo, puede recordar que la sangre corría por el rostro de la víctima, cuando no había ninguna.

  • Por qué la memoria basada en hechos no es tan poderosa como la memoria emocional

Imagina que estás en la clase de historia, escuchando al profesor parlotear sobre la Primera Guerra Mundial. El profesor está exponiendo los hechos básicos, lo que sucedió en qué año y a quién, y por qué comenzó la guerra en primer lugar. Nada de esto tiene una resonancia emocional real contigo, pero tomas tus notas con diligencia, sabiendo que tendrás que consultarlas varias veces para ayudar a que la información se mantenga el tiempo suficiente para ayudarte a pasar la prueba. Obtienes un 75 en la prueba. Está bien, pero no genial.



El próximo semestre, estás en la misma clase y estás aprendiendo sobre la Segunda Guerra Mundial, específicamente, el Holocausto. El maestro no puede dejar de llorar ahora, porque tiene familiares que sobrevivieron al Holocausto. Apenas puede terminar la conferencia y tiene que tomarse un momento para componerse. Descubres que no necesitas tomar tantas notas porque estás hechizado, pendiente de cada una de sus palabras. Obtienes un 95 en la prueba y apenas tienes que consultar tus notas.

Cuando atamos nuestras emociones a la memoria, es mucho más fácil recordar esos recuerdos. Piense en cualquier historia desgarradora que lea en las redes sociales. Alguien lo trae a colación un año después, e inmediatamente te sientes triste de nuevo. 'Oh, sí, me había preguntado qué le había pasado a ese niño. Muy triste…'

Nuestra memoria emocional es mucho más fuerte que nuestra memoria fáctica, lo que significa que los recuerdos que formamos con lazos emocionales los podemos recordar con mayor precisión y fuerza que los recuerdos que se basan en hechos.

trouver des heureux

Fuente: rawpixel.com

  • Memoria emocional y recuerdos reprimidos

La memoria emocional es la que nos permite recordar recuerdos reprimidos u olvidados durante mucho tiempo. El problema con esto es que tampoco podemos controlarlo. Puede que estés teniendo un buen día, limpiando tu ático, cuando te tropieces con una de las camisas viejas de tu ex novio que olvidaste que tenías. Recuerdas todos los abusos por los que te hizo pasar y tu estado de ánimo se apaga instantáneamente.

Tiras la camiseta, esperando deshacerte de que te recuerden esa experiencia otra vez, pero hay mucho que puedes hacer. Puede que algún día comas algo que alguna vez comiste con él, y la memoria volverá de nuevo. O puede escuchar una canción en la radio que la activa.

Los recuerdos desagradables pueden ser herramientas increíblemente poderosas para ayudarnos a aprender quiénes somos al moldear en quiénes nos hemos convertido. Pero no podemos controlar lo que recordamos y cómo podemos controlar cómo respondemos a esos recuerdos.

La mejor manera de superar sus recuerdos negativos después de enfrentarlos de frente es simplemente seguir adelante con su vida y estar abierto a experimentar nuevas experiencias. Cuanto más experimentes, más recuerdos crearás y más podrás aplastar a los que asoman sus feas cabezas de vez en cuando.

Además, si está viviendo su vida, está pasando menos tiempo reflexionando sobre un pasado doloroso que debería dejarse donde está: en el pasado. Si pasas demasiado tiempo viviendo en el pasado, extrañas tu presente y, peor aún, tu futuro. Tu pasado es importante y ha dado forma a quién eres, pero una vez que hayas llegado a un acuerdo con esto, lo más saludable que puedes hacer es dejarlo y seguir creando recuerdos nuevos y más felices.

  • Emociones Memoria y estado de ánimo

Aquí hay algo interesante: su estado de ánimo afecta lo que recuerda y cómo lo recuerda. Los investigadores han descubierto que el estado de ánimo en el que se encuentra ahora puede afectar lo que recuerda en este momento. Por ejemplo, si te sientes deprimido por una ruptura, recordarás más de las cosas que te deprimen, como la muerte de tu perro cuando tenías cinco años.

Fuente: rawpixel.com

Del mismo modo, también es más probable que recuerde algo si induce un estado emocional particular mientras ocurre el evento. Por ejemplo, si te sucedió algo intrascendente como ganaste un lápiz en la feria del condado, pero te emocionó mucho ganar porque necesitabas ese lápiz para la escuela, entonces puedes asociar ese recuerdo con cualquier momento en el que te emociones mucho. ¡Es como cuando gané ese lápiz en la feria del condado!

Cuanto más fuerte sea la emoción que se siente en el momento de un incidente, más fuerte será el recuerdo de ese incidente. De manera similar, si no se siente muy bien acerca de un incidente en particular, es posible que tenga dificultades para recordar ese recuerdo más adelante.

Por ejemplo, para algunos que sufren de depresión, puede resultarles difícil emocionarse tanto como otros padres al ver a sus hijos graduarse de la escuela secundaria. Como resultado, es posible que en el futuro les resulte más difícil recordar el día de graduación de la escuela secundaria de su hijo.

mémoire génétique

Un gran consejo de Psychology Today: nuestras emociones nos dicen que prestemos atención a lo que sea que nos haya atrapadosuatención. Sin embargo, cuando se trata de recuerdos dolorosos o traumáticos, en lugar de ver estos recuerdos como un estímulo para insistir en un incidente doloroso, podemos tratar el resto como una forma de motivación para alentarnos a dejar el pasado en el pasado donde pertenece.

Fuente: rawpixel.com

¿Interesado en aprender más sobre la memoria emocional? Comuníquese con uno de nuestros consejeros de BetterHelp para obtener más información.