¿Es el sexo enojado una expresión saludable de la sexualidad?

Advertencia de contenido / activador:Tenga en cuenta que el artículo a continuación puede mencionar temas relacionados con el trauma que incluyen agresión sexual y violencia que podrían ser desencadenantes.

El sexo de ruptura a menudo se alaba como un tipo de sexo más increíble que todos deberían experimentar al menos una vez. Algunos sienten que el sexo enojado es algo normal entre dos adultos que consienten. También encontrará personas a las que les preocupa si el sexo enfadado es saludable o no. La respuesta puede ser un poco difícil de decidir, pero todo se reduce a con qué se sienten cómodas las dos personas involucradas. Ciertamente, nunca es correcto lastimar a alguien o hacerle algo con lo que no esté de acuerdo.





Fuente: pexels.com

Ira: una descripción general



La ira se considera una de las emociones básicas que experimentan los seres humanos. La ira puede desencadenarse por innumerables experiencias y, a menudo, está ligada a otras emociones, incluida la tristeza. La ira puede ser una experiencia útil, ya que puede hacer que las personas actúen, pero también puede ser extremadamente problemática, ya que a menudo está vinculada a la violencia que nunca debe incluirse en ninguna relación, y mucho menos sexual. La forma en que se expresa la ira en general jugará un papel en la determinación de cómo se maneja en los encuentros sexuales. Alguien propenso a una expresión saludable en general, por ejemplo, podría tener menos probabilidades de tener una experiencia poco saludable con el sexo enojado. Alguien que se lanza a los gritos o a la acción física cuando está enojado puede tener más probabilidades de estar en peligro de caer en un comportamiento sexual poco saludable durante un arrebato de ira.

Si el sexo enojado se convirtiera en algo más cercano a la violación, entonces ciertamente sería un acto horrible. Si experimentas arrebatos de ira y te preocupa si lo que estás haciendo con tu pareja es apropiado, debes saber que no estás solo. Se dice que El 7,8% de la población de EE. UU. Tiene la ira mal controlada, por lo que este no es un problema completamente infrecuente.

¿Por qué la ira está involucrada en el sexo?



psychologie des ensembles mentaux

Aunque no hay una respuesta definitiva a esta pregunta, algunos investigadores han sugerido que la capacidad de transferir estados de excitación podría entrar en juego sobre por qué la ira y otras emociones intensas pueden desencadenar la excitación sexual. Cualquier emoción extrema, incluidos el miedo y la alegría, puede prestarse a experiencias sexuales intensas. El cuerpo siente una poderosa oleada de emociones, que luego pueden traducirse en excitación. Esto es particularmente cierto con emociones como el miedo, la ira y la ansiedad, ya que todos estos pueden desencadenar la respuesta de 'lucha o huida' del cuerpo, liberando una avalancha de adrenalina. Al igual que un animal que se sacude durante un período prolongado después de un susto, los humanos pueden buscar el sexo como un medio para liberar energía adicional generada por la ira.

Muchos intentan reconocer esta necesidad por lo que es: una simple reacción biológica a un exceso de hormonas. Participar en una actividad sexual después de un susto o un ataque intenso de ira puede ser una función biológica para librar a su cuerpo de cualquier acumulación hormonal. Si se busca sexo como una forma de liberación después de la ira o en medio de la ira, es poco probable que esta expresión provoque algo peligroso o adverso en una relación. Sin embargo, la fuente de la ira puede ser un factor importante para hacer esta distinción.

Género y cómo entra en juego



La sexualidad saludable también podría expresarse de manera diferente entre los géneros. Los estudios han demostrado que las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de terminar un encuentro sexual cuando hay ira o ansiedad. Las mujeres, entonces, pueden tener dificultades para experimentar la excitación cuando hay ira en las relaciones, mientras que los hombres pueden no reaccionar tan severamente.

Seguir adelante con un encuentro sexual, entonces, puede afectar a los géneros de manera general de manera diferente. Las mujeres pueden experimentar más sentimientos negativos al seguir adelante con un encuentro enojado, mientras que los hombres pueden no. Esto sugiere, sin embargo, que la relación del individuo con la ira juega un papel importante en determinar qué tan saludable o insalubre es el sexo enojado. Si su relación con la ira no es polémica o si no se sabe que la ira lo descarrila, el sexo enojado podría caer dentro del ámbito del sexo saludable. Para las personas cuya relación con la ira no es tan coherente, el sexo enojado podría ser un ejemplo de sexualidad malsana.

El sexo como narcótico

Aunque el sexo es una actividad normal y saludable de los adultos, puede ser problemático si se usa como un escape narcotizante o un técnica de evitación. Una forma saludable de lidiar con la ira es trabajar con ella y determinar por qué ha surgido. Usar el sexo para evitar enfrentar la ira o usar el sexo para expresar la ira, particularmente si su pareja experimenta alguna forma de abuso o dolor como resultado de su ira, no es un ejemplo de sexualidad saludable.

Para que el sexo se aventure en el ámbito de la narcotización, no es suficiente simplemente usar el sexo como un medio de desahogar su ira un puñado de veces. En cambio, para que el sexo se considere un narcótico, debe tener un patrón de uso como fuente de evitación en momentos de angustia o incomodidad o, en este caso, enojo. Con el tiempo, el uso constante de la ira u otros conflictos como fuente de excitación puede resultar en un deseo real de ira u otras emociones desagradables para facilitar el sexo, como una demostración de una respuesta pavloviana. Esto podría crear un hábito negativo y dañino en su relación con su pareja y podría dañar no solo su vida sexual a largo plazo, sino también sus relaciones presentes y futuras.



Fuente: unsplash.com

Abuso como precursor

Otro caso en el que la ira en el sexo es peligrosa es cuando se trata de abuso sexual infantil o de adultos. Los psicólogos han notado que las víctimas de abuso sexual a menudo experimentan problemas para tener una vida sexual normal. A veces, esto se presenta como un deseo sexual bajo, pero también puede conducir a un comportamiento sexual compulsivo. Si el abuso sexual está presente o ha estado presente en algún momento en el pasado, es poco probable que el sexo enojado sea una expresión saludable de la sexualidad. En cambio, el sexo enojado puede indicar un problema más profundo o la recurrencia de una herida o trauma anterior.

Hay mas apoyo por el vínculo entre agresión y sexualidad desde una perspectiva neurológica. Un estudio sobre la agresión y los impulsos sexuales en ratones y moscas demuestra que las neuronas responsables de esas respuestas están muy juntas en el mapa general del cerebro de los animales e incluso pueden funcionar al mismo tiempo. Los ratones más sexualmente activos demostraron mayores instancias de agresión que sus contrapartes sexualmente infrecuentes. Aunque esta es una función biológica regular, no un impulso desencadenado por el abuso, sí sugiere que la agresión y la sexualidad pueden estar vinculadas, y la ira puede conducir a la agresión o incluso resultar en violencia abierta. Para aquellos que son propensos a la agresión o la violencia, es poco probable que el sexo enojado dé un resultado positivo.

Comunicación y sexualidad

La comunicación juega un papel vital en la sexualidad y las relaciones en general, pero es un aspecto especialmente importante de participar en un sexo sano y enojado. Si su pareja es la fuente de su frustración, por ejemplo, es poco probable que participar en una ronda de sexo enojado sea saludable. Si bien es posible que se sienta mejor después de su sesión, es posible que su pareja no esté tan interesada en funcionar como una herramienta terapéutica para descargar su enojo. Para algunas parejas, sin embargo, el sexo puede resultar un recurso valioso cuando una o ambas partes experimentan enojo y necesitan una liberación. Con Comunicación abierta, ambas partes pueden estar al tanto del estado del individuo enojado y pueden determinar si ambas partes se sienten cómodas o no avanzando con las relaciones sexuales.

La falta de comunicación en el sexo enojado puede ser peligrosa. La ira puede escalar rápida e impredeciblemente y podría resultar en llevar un encuentro demasiado lejos. Por ejemplo, si ambas partes están de acuerdo con el uso de la violencia física como parte de la expresión sexual, pero una de las partes lleva ese aspecto físico demasiado lejos en un arrebato de ira, la otra corre el riesgo de sufrir lesiones o angustia emocional. La ira incontrolada no debe ser bienvenida en una relación sexual. En cambio, el sexo enojado debe realizarse solo entre personas que tengan la confianza y la presencia de ánimo para detener un encuentro si se experimenta incomodidad. Cualquier caso de ira incontrolada justifica preocupación y puede requerir una discusión con un profesional de salud mental calificado para determinar posibles opciones de intervención.

Fuente: unsplash.com

El veredicto: ¿Es saludable el sexo enojado?

La respuesta es ambas, si y no.' El sexo puede ser una expresión malsana de ira si significa que la pareja sexual experimenta dolor, incomodidad o abuso, o que la persona que experimenta ira está usando el sexo para evitar o narcotizar la experiencia de sentirse enojado. Si el sexo enojado es una experiencia ocasional o se habla de antemano con una pareja, ciertamente puede ser una expresión saludable de la sexualidad entre parejas. No existe una respuesta única y definitiva a la pregunta de si el sexo enojado es saludable o no, ya que la fuente de la ira y la expresión de la sexualidad son componentes poderosos e importantes para determinar la respuesta a la pregunta.

La sexualidad misma está influenciada por una serie de factores, que van desde la edad y el género hasta los antecedentes religiosos y sociales. De manera similar, la respuesta y la comodidad con la ira está influenciada por el pasado y los antecedentes de la persona, que pueden ayudar a las expresiones saludables de ira y sexualidad o revelar patrones no saludables en estas áreas. En cualquier situación, sin importar el origen de uno, el sexo enojado se desvía de la sexualidad saludable cada vez que se convierte en un estimulante requerido o inflige dolor a la pareja.

Métodos para tratar la ira

Existen algunos métodos para tratar la ira que puede considerar. Eche un vistazo a las siguientes opciones que podrían ayudarlo.

counseling pour les couples

Meditación

Los estudios han demostrado que breve la meditación puede ayudar a reducir los sentimientos de ira. Suena simple, porque lo es, y también es efectivo.

Fuente: unsplash.com

Ejercicio

Se sabe que canalizar la energía de su enojo en algo físico es útil. En realidad, esta es la razón por la que algunas personas buscan sexo cuando se sienten enojadas. Si no puede buscar sexo saludable, es posible que deseeConsidere el ejercicio como una forma de desatar esa energía enojada..

Buscando ayuda

Si su enojo lo está llevando por un camino oscuro, comprenda que las cosas pueden cambiar. Los consejeros con licencia tienen años de experiencia en ayudar a otros a lidiar con su ira de manera saludable. Los especialistas de BetterHelp estarán encantados de ayudarle. Se puede acceder a la plataforma desde la comodidad y privacidad de su propia casa (o donde tenga una conexión a Internet). Eche un vistazo a algunas de las reseñas de los consejeros a continuación para ver cómo han ayudado a las personas que experimentan problemas similares.

Reseñas de consejeros

'Regina me ayudó a identificar de dónde surgieron mis problemas de ira en la primera sesión y me ha estado ayudando a ser más consciente de mis desencadenantes de advertencia. ¡Muy perspicaz y útil! '

'Nunca soñé que vería un día en el que la cantidad de crecimiento emocional y mental que he logrado sería posible. El Dr. Butler me ha impulsado a convertirme en una persona de la que pueda estar orgulloso. Para mí, es más un entrenador animándote, al margen recordándote que profundices en ti mismo y encuentres las respuestas que has estado buscando. Espero con ansias nuestras sesiones y parece que me estoy poniendo al día con un viejo amigo en estos días. Gracias, doctor Butler.

En conclusión

El sexo enojado puede ser beneficioso y saludable para algunas personas, pero eso no es una garantía. Si necesita ayuda para lidiar con los problemas de ira que le están causando problemas en la vida, existen herramientas efectivas disponibles. No importa qué tipo de intimidad esté experimentando, hay formas de permitir que su relación prospere. Toma el primer paso.