Cómo funcionan los fármacos agonistas de la dopamina

Advertencia de contenido: Tenga en cuenta que el artículo a continuación puede mencionar temas que incluyen medicamentos recetados, abuso de medicamentos y adicción. La información que se encuentra en el artículo no es un sustituto del consejo médico profesional. Siempre busque el consejo de su médico u otros proveedores de salud calificados con cualquier pregunta que pueda tener.

éthique dans le conseil

La dopamina es un actor importante en la química del cerebro, que influye en nuestro estado de ánimo, motivación y movimiento. Cuando el sistema de dopamina en el cerebro no está funcionando correctamente, pueden ocurrir problemas físicos y mentales graves. Para algunas personas, los fármacos agonistas de la dopamina proporcionan una solución.



¿Qué es un agonista de la dopamina?

En pocas palabras, un agonista de la dopamina es un agente químico que inicia una reacción en el sistema de la dopamina. Qué significa eso? Para comprenderlo, es posible que necesite más información.



Fuente: commons.wikimedia.org



¿Qué es la dopamina?

La dopamina es una sustancia química llamada neurotransmisor. Actúa como un mensajero para llevar el mensaje de placer o motivación a otras partes del cerebro que pueden interpretar el mensaje y responder en consecuencia.

Si el sistema dopaminérgico funciona correctamente, el mensaje se envía y se recibe. Posteriormente, el canal de mensajes se cierra cuando la dopamina se une al receptor de dopamina.



¿Qué son los receptores de dopamina?

Los receptores de dopamina son partes de las células cerebrales en áreas del cerebro sensibles a la dopamina. Son las partes de las neuronas que reciben el mensaje. Un receptor de dopamina está compuesto por una proteína que contiene 400 aminoácidos.

Tipos de receptores de dopamina



Las diferencias en la secuencia principal de aminoácidos dan lugar a diferentes receptores de dopamina. Los receptores de dopamina D1 son los más comunes en el cerebro, pero los científicos aún no los comprenden completamente. En este punto, parece que los receptores D1 influyen en el comportamiento por la forma en que regulan los receptores D2.

El receptor de dopamina D2 es el tipo al que afectan los fármacos agonistas de la dopamina. Estos fármacos agonistas del receptor de dopamina activan los receptores de dopamina y las vías de señalización de la dopamina.

Agonista contra antagonista

En términos generales, un agonista trabaja por algo, mientras que un antagonista trabaja en su contra. El protagonista de una historia, por ejemplo, es el personaje principal que trabaja para alcanzar sus propios objetivos. Quienes se oponen al protagonista pueden ser vistos como antagonistas, porque impiden que el protagonista alcance sus objetivos, al menos por un tiempo.

En farmacología, agonista y antagonista tienen significados que son similares a sus definiciones generales.



Los fármacos o sustancias naturales que estimulan los receptores de dopamina son agonistas de la dopamina. Los agonistas de la dopamina toman el lugar de la dopamina y afectan los receptores en su lugar.

Los fármacos o sustancias naturales que bloquean los receptores de dopamina para evitar que se produzca la respuesta son los antagonistas de la dopamina. Se puede usar un antagonista del receptor de dopamina si tiene alucinaciones o delirios.

Fármacos agonistas de la dopamina

Los fármacos agonistas de la dopamina se utilizan para diversas afecciones por deficiencia de dopamina. Han tenido éxito en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, el síndrome de piernas inquietas y el TDAH. También pueden ser útiles para algunas personas con depresión.

El aripiprazol (Abilify) es un agonista de la dopamina parcial que se usa como antipsicótico. Varios otros fármacos agonistas completos que se utilizan para tratar la enfermedad de Parkinson y el síndrome de piernas inquietas. Éstos incluyen:

  • Apomorfina
  • Cabergolina
  • Ciladopa
  • Dihidrexidina
  • Pergolida
  • Rotigotina
  • Roxindole
  • Ropinirol (Requip)
  • Pramipexol (Mirapex)
  • Sumanirol

Los agonistas indirectos del receptor de dopamina incluyen inhibidores de la recaptación de dopamina y agentes liberadores de dopamina. Los siguientes medicamentos están en esta categoría.

  • Anfetamina
  • Dextroanfetamina
  • Bupropión
  • Lisdexanfetamina
  • Metilfenidato
  • La cocaína también afecta indirectamente a los receptores de dopamina.

Si bien los fármacos agonistas de la dopamina pueden ser extremadamente útiles para estas afecciones, también tienen algunos efectos secundarios. Algunos de los efectos secundarios son:

  • Euforia
  • Alucinaciones
  • Psicosis
  • Presión arterial baja al ponerse de pie
  • Pérdida de peso
  • Anorexia
  • Náuseas y vómitos
  • Insomnio
  • Fatiga o debilidad
  • Mareo
  • Somnolencia
  • Ataques de sueño
  • Aturdimiento
  • Arritmia
  • Espasmos musculares
  • Adicciones al juego, las compras, la pornografía, etc.
  • Síndrome de abstinencia después de un uso prolongado

¿Qué es un agonista de dopamina natural?

Un agonista de dopamina natural es una sustancia que llega a usted a través de su dieta para crear el mismo efecto que un fármaco agonista del receptor de dopamina. Los alimentos y suplementos que pueden aumentar su nivel de dopamina incluyen:

Fuente: pixabay.com

  • Pollo
  • Queso
  • Huevos
  • Pescado
  • Sandía
  • Germen de trigo
  • Frijoles
  • Plátanos maduros (especialmente las manchas oscuras)
  • Almendras crudas
  • Semillas de girasol
  • Frutas y verduras que contienen antioxidantes.
  • Suplementos de teanina o tés
  • Suplementos de tirosina

Deficiencia de dopamina

Entonces, ¿por qué necesita aumentar su dopamina? La razón principal es si tiene una deficiencia de dopamina. La enfermedad de Parkinson, el síndrome de piernas inquietas, la narcolepsia y el TDAH son ejemplos de afecciones relacionadas con la deficiencia de dopamina. Un fármaco agonista de la dopamina aumenta las transmisiones de dopamina para permitir que su cerebro funcione mejor.

Causas de la deficiencia de dopamina

Varias formas diferentes pueden causar deficiencia de dopamina. La enfermedad de Parkinson está asociada con la pérdida de células nerviosas y dopamina.

est-ce que j'aime mon petit ami

El uso repetido de drogas puede cambiar lo que se necesita para activar las células de dopamina. También puede provocar una disminución de los receptores de dopamina D2.

Una dieta rica en azúcares y grasas suprime la dopamina. Si no obtiene suficientes proteínas en su dieta, es posible que no tenga suficiente L-tirosina, que es necesaria para sintetizar la dopamina en su cuerpo. La obesidad también se ha relacionado con la deficiencia de dopamina.

Fuente: commons.wikimedia.org

El estrés también está relacionado con la deficiencia de dopamina. El estrés afecta no solo la funcionalidad de la dopamina, sino también la capacidad del cerebro para sintetizarla.

Síntomas de la deficiencia de dopamina

La deficiencia de dopamina puede causar una amplia gama de síntomas. Éstos incluyen:

  • Calambres musculares, rigidez, espasmos y dolores
  • Problemas de equilibrio
  • Dificultad para tragar
  • Habla lenta
  • Falta de motivación
  • Durmiendo demasiado
  • Síndrome de piernas inquietas
  • Cambios de humor
  • Sentimiento depresivo
  • Pérdida del placer en las actividades diarias.
  • Olvido
  • Antojos de dulces, grasas y alcohol.
  • Problemas para perder peso
  • Bajo impulso sexual

Síntomas de deficiencia de serotonina

La deficiencia de serotonina tiene algunos de los mismos síntomas, pero otros son diferentes. Los síntomas de niveles bajos de serotonina pueden incluir:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Ataques de pánico
  • Insomnio
  • Síndrome premenstrual
  • Intestino irritable
  • Fibromialgia
  • Obesidad
  • Trastornos de la alimentación
  • Obsesiones y compulsiones
  • Dolor muscular
  • Dolor crónico
  • Migrañas

Estas son algunas de las principales diferencias en los síntomas de deficiencia de serotonina y dopamina:

La deficiencia de serotonina provoca insomnio, mientras que la deficiencia de dopamina provoca demasiada somnolencia.

Solo la deficiencia de dopamina causa problemas con los movimientos físicos, como espasmos musculares, temblores y problemas de equilibrio.

Fuente: pexels.com

El síndrome de piernas inquietas y el Parkinson están relacionados con la deficiencia de dopamina, no con la deficiencia de serotonina.

Sin embargo, ambos tipos de deficiencia pueden causar problemas de depresión y ansiedad, aunque pueden tener diferentes síntomas para cada una de las dos deficiencias.

Cómo ayudan los fármacos agonistas de la dopamina

Los fármacos agonistas de la dopamina aumentan la capacidad de su cerebro para producir y utilizar dopamina. Activan los receptores de dopamina para que la dopamina en su cerebro pueda hacer su trabajo. Después de todo, no ayuda tener mucha dopamina si sus receptores no pueden recibirla.

Cuando hay suficiente dopamina presente y se usa de manera efectiva, los síntomas de la deficiencia de dopamina pueden desaparecer o al menos disminuir.

Por el contrario, los antagonistas de la dopamina se unen a los receptores de dopamina para que no sufras los efectos de demasiada dopamina. Estos efectos pueden incluir alucinaciones, delirios, hipersexualidad y trastornos del control de los impulsos como la adicción al juego.

amour de la drogue

Los fármacos antagonistas de la dopamina se utilizan como antipsicóticos para tratar el trastorno bipolar y la esquizofrenia. También se pueden usar para tratar las náuseas y los vómitos.

¿Necesito un agonista o terapia de dopamina?

Quizás se pregunte: '¿Necesito tomar un fármaco agonista de la dopamina o la terapia me ayudaría con mi ansiedad / depresión?' Es mejor hablar con un médico o psiquiatra si cree que tiene síntomas de deficiencia de dopamina que podrían requerir medicación.

Fármacos agonistas frente a terapia

La idea de tomar un nuevo medicamento puede ser angustiosa en sí misma. Podría terminar brindándole alivio de los síntomas de bajo nivel de dopamina que está teniendo. Primero puede probar los cambios en la dieta, pero si los síntomas persisten, debe consultar a un médico al respecto.

La psicoterapia también puede ayudar a que el cerebro cambie tanto que el alivio de los síntomas es aproximadamente el mismo que con los medicamentos. En este punto de la investigación, parece que la tasa de recaída es menor para las personas que reciben psicoterapia que para las que toman medicamentos.

¿Qué es lo correcto para mí?

Solo tú puedes decidir qué curso quieres tomar ahora mismo. Si tiene síntomas graves o pensamientos suicidas, debe acudir de inmediato a buscar ayuda en su comunidad local.

¿Fármacos agonistas de la dopamina?

Los fármacos agonistas de la dopamina pueden ayudarlo a aumentar su dopamina. Hay algunos inconvenientes que a algunas personas les gustaría evitar. Estos medicamentos pueden tener cualquiera de los efectos secundarios mencionados anteriormente. El medicamento tiene un costo, aunque su monto dependerá del medicamento específico que tome. También se compromete a recibir tratamiento durante un período considerable si elige estos medicamentos.

¿Autoayuda para la deficiencia de dopamina?

Si los síntomas son más leves, tiene más opciones. Primero puede probar la dieta y otros remedios naturales que aumentan la dopamina. También puede dedicar un tiempo a aprender más sobre cómo funcionan los agonistas de la dopamina y qué puede hacer para ayudarlos a funcionar mejor.

¿Terapia para la depresión y la ansiedad causadas por la deficiencia de dopamina?

La terapia es otra elección que puede tomar, con o sin agonistas dopaminérgicos. Si se siente más cómodo hablando de sus problemas que tomando una pastilla para resolverlos, la terapia podría ser el punto de partida ideal para usted. No importa qué otras decisiones tome, también puede beneficiarse de la psicoterapia.

Si descubre que le gustaría hablar con un psiquiatra sobre los agonistas de la dopamina en cualquier momento o cambiarlos por completo, puede dejar la terapia sin los tipos de efectos secundarios que podría tener con los medicamentos.

En BetterHelp.com, puede hablar con un terapeuta autorizado para obtener asesoramiento en línea. Puede discutir sus síntomas y preocupaciones sobre su salud mental, así como aprender más sobre cómo activar el sistema dopaminérgico en su cerebro.

La terapia en línea es extremadamente conveniente, ya que puede realizarla cuando y donde desee. Cambiar de terapeuta también es un proceso fácil, si le preocupa que el primer terapeuta con el que hable no sea el adecuado para sus necesidades.

Haga lo que haga, sepa que hay ayuda disponible para usted. ¡Puede vivir una vida más feliz y satisfactoria cuando recibe la ayuda que necesita!