Cómo lidiar con la ansiedad flotante

Cuando los sentimientos incómodos de tensión, preocupación y nerviosismo parecen aparecer y desaparecer sin ningún motivo, eso a veces se denomina ansiedad flotante. Puede ser una experiencia angustiosa y puede seguir sucediendo durante meses o incluso años. Entonces, ¿cómo puede lidiar con la ansiedad que no parece tener una fuente discernible? Estas son algunas de las cosas que puede hacer.

Descubra por qué tiene ansiedad flotante libre

Si tiene ansiedad inexplicable, existe la posibilidad de que se deba a una afección médica. Entonces, muchas personas que tienen este síntoma comienzan por hacerse un chequeo físico. Luego, puede pasar al siguiente paso si obtiene un certificado de salud limpio, si no tiene afecciones médicas que puedan hacerle sentir de esa manera o después de que se haya abordado cualquier posible causa médica. Luego, puede buscar más para descubrir por qué tiene ansiedad flotante.



Trastorno de ansiedad generalizada



Fuente: rawpixel.com

La ansiedad flotante es un síntoma de muchos tipos diferentes de ansiedad, pero es especialmente común en personas que tienen un trastorno de ansiedad generalizada. Otros síntomas de un trastorno de ansiedad generalizada incluyen:

  • Preocupación excesiva
  • Tension muscular
  • Irritabilidad
  • Inquietud
  • Sensación de nerviosismo
  • Transpiración
  • Dolores de cabeza
  • Dificultad para concentrarse
  • Náusea
  • Cansancio
  • Problemas para dormir
  • Asustarse fácilmente

Cuando tiene un trastorno de ansiedad generalizada, es posible que tenga pensamientos u opiniones poco realistas sobre los problemas que enfrenta en su vida. Puede asumir automáticamente lo peor cada vez que no esté seguro de dónde está alguien o qué va a pasar a continuación. Si tiene un trastorno de ansiedad generalizada, es posible que se concentre en pensamientos negativos, eventos angustiantes o conversaciones perturbadoras.



Otros trastornos de ansiedad

La ansiedad flotante puede ser un síntoma de muchos tipos de ansiedad, incluida la ansiedad social. Si tiene un trastorno de ansiedad social, es posible que experimente síntomas de ansiedad siempre que esté con otras personas, especialmente extraños, o incluso cuando esté pensando en estar con otras personas. En otros trastornos de ansiedad, sus síntomas pueden parecer vinculados a un objeto, evento o miedo específico. Pero si su ansiedad flota libremente, ya no parece provenir de estos desencadenantes particulares. De hecho, es posible que tenga más de un tipo de trastorno de ansiedad al mismo tiempo. Por ejemplo, alguien con ansiedad social que también tiene ansiedad flotante también puede tener un trastorno de ansiedad generalizada.

Obtener un diagnóstico



types de psychiatres
Fuente: rawpixel.com

Para estar seguro de si tiene ansiedad generalizada o algún otro problema de salud mental, debe hablar con un proveedor de salud mental autorizado para obtener un diagnóstico. Por lo general, le preguntan sobre su historial médico, familiar y de salud mental. Tendrá la oportunidad de hablar sobre sus experiencias, sus síntomas y cómo su ansiedad ha afectado su vida. Si su experto en salud mental le da un diagnóstico de ansiedad generalizada, es posible que sienta una sensación momentánea de alivio. Después de todo, ahora sabe que su problema tiene un nombre y que existen tratamientos y otras formas de lidiar con un trastorno de ansiedad generalizada.

Reconocer el síntoma cuando ocurre

Debido a que la ansiedad flotante parece provenir de la nada, es esencial reconocer si lo que está experimentando es un síntoma de un trastorno de ansiedad generalizada. Es natural intentar encontrar una explicación para los sentimientos incómodos. Es posible que se pregunte si algo desastroso está a punto de suceder, por ejemplo. Pero el simple hecho de saber que la ansiedad es un síntoma de un trastorno mental puede ayudarlo a evitar sacar conclusiones negativas.



¿Qué causa el trastorno de ansiedad generalizada?

Otra forma de ver la pregunta de por qué tiene ansiedad flotante es considerar cuáles son las causas del trastorno de ansiedad generalizada. Los investigadores aún no conocen la historia completa. En un estudio, se entrevistó a personas con ansiedad generalizada y personas que no tenían un trastorno de ansiedad para conocer sus antecedentes familiares. Los investigadores encontraron que las personas que tenían un trastorno de ansiedad generalizada tenían más probabilidades de tener familiares que tuvieran problemas con la ansiedad pero no con otros problemas de salud mental. Entonces, parece probable que el trastorno de ansiedad generalizada sea posiblemente genético.

Otra causa podría ser la química cerebral. Si tiene un trastorno de ansiedad generalizada, es posible que algunas vías de las células nerviosas que conectan las áreas de su cerebro asociadas con el pensamiento y las emociones no funcionen de manera óptima. Un investigador señaló que las personas con trastorno de ansiedad generalizada tienen problemas para regular los neurotransmisores ácido gamma-aminobutírico, serotonina y norepinefrina. Este es un detalle esencial para un psiquiatra que podría recetar medicamentos para un trastorno de ansiedad generalizada para mejorar la forma en que funcionan estos neurotransmisores.

Los factores ambientales, como eventos traumáticos, pérdidas significativas o cambios abruptos, también pueden contribuir al trastorno de ansiedad generalizada. A veces, el entorno familiar en el que te criaste puede influir. Si tus padres mostraron signos de estar temerosos, ansiosos o evitativos cuando se enfrentaron a una amenaza, podrías reconocer que tienden a hacer lo mismo. Y, si tus padres tenían poca tolerancia a la incertidumbre, es posible que aprendas a reaccionar de la misma manera. Estas señales ambientales de su entorno podrían haber sido parte de la razón si más adelante desarrolló un trastorno de ansiedad generalizada.

Revise su diálogo interno

Fuente: pexlels.com

Casi todo el mundo habla consigo mismo. Puede hablar con alguien más sobre usted, pero al mismo tiempo, esas palabras también lo afectan. También puedes hablar contigo mismo a través de los pensamientos que elijas mantener sobre ti. A veces, el diálogo interno consiste en las cosas que dice y piensa sobre las situaciones en las que se encuentra o las personas con las que interactúa. Pero cuando tiene un trastorno de ansiedad generalizada, su diálogo interno puede aumentar sus síntomas de ansiedad. Para lidiar mejor con la ansiedad que flota libremente, pruebe las siguientes formas de mejorar la forma en que se habla a sí mismo.



Observe los pensamientos negativos

Lo primero que puede hacer con respecto a su diálogo interno es prestar atención a sus pensamientos y notar cualquier pensamiento negativo innecesario en su mente. De hecho, hay algunas cosas tristes o angustiantes en la vida. Sin embargo, muchas personas con trastorno de ansiedad generalizada tienen pensamientos negativos que son inexactos o se basan en suposiciones erróneas.

También puede tener pensamientos negativos que se basan en la realidad, pero que no le ayudan a hacer lo que debe hacer. Por ejemplo, puede pensar en el momento en que se quedó atascado en un ascensor en un momento en el que necesita usar un ascensor para llegar a tiempo a una reunión importante. Te quedaste atascado una vez, pero no es útil que pienses en eso en ese momento. Mientras espera a que llegue el ascensor, sus síntomas de trastorno de ansiedad generalizada pueden intensificarse.

Algunos pensamientos negativos tienen un elemento de verdad en ellos, pero son tan exagerados que provocan síntomas de trastorno de ansiedad generalizada. Esto podría suceder si el clima es tormentoso, por ejemplo. Si tiene un trastorno de ansiedad generalizada, es posible que le preocupe mucho quedar atrapado en un tornado, a pesar de que el informe meteorológico dijo que sería una tormenta leve. Si bien su idea de que el clima es tormentoso es cierta, su idea de que se avecina un tornado puede ser desproporcionada con respecto a lo que realmente está sucediendo.

Notar estos pensamientos negativos y comprender que no todos los pensamientos negativos son verdaderos y útiles puede ayudarlo a lidiar con los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada. La razón es que eres lo suficientemente consciente de ti mismo como para tratar de evitar decirte cosas que no te ayudan con tu trastorno de ansiedad generalizada.

Habla contigo mismo amablemente

A veces, el diálogo interno equivale a menospreciarse cuando tiene un trastorno de ansiedad generalizada u otros problemas de salud mental. Decir cosas malas sobre ti, ya sea que se las cuentes a otra persona o simplemente las pienses, puede hacerte sentir incompetente para manejar las cosas que temes. Una cosa que puede hacer para sentirse mejor cuando tiene un trastorno de ansiedad generalizada es utilizar un diálogo interno amable. Hay un viejo dicho que encaja perfectamente con esta idea: no te digas nada que no le dirías a alguien que amas.

Dale un giro positivo a tus pensamientos

¿Alguna vez has escuchado a alguien decir que siempre buscas lo peor en todo? Puede ser hiriente cuando alguien dice eso, pero puede haber un elemento de verdad en ello para las personas con un trastorno de ansiedad generalizada. Por ejemplo, si tiene que viajar en autobús, es posible que se ponga nervioso si se concentra en el hecho de que una persona fue atacada en el autobús ayer. En cambio, podrías darle un giro positivo. ¿Cómo? Podría recordarse a sí mismo que ayer cientos de personas tomaron el autobús y casi todas llegaron a su destino sin sufrir daños.

No lea demasiado sus síntomas de ansiedad

Si tiene una ansiedad que flota libremente, es posible que le preocupe qué la está causando. Y es natural tratar de encontrarle sentido a los malos sentimientos que está teniendo. Sin embargo, tratar de dar sentido a los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada puede ser un ejercicio infructuoso. Si la ansiedad aparece y desaparece sin razón aparente, puede ser útil recordar que estos son solo síntomas del trastorno y no indican que una crisis esté a punto de suceder.

Prueba la terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es un tratamiento de primera línea para el trastorno de ansiedad generalizada y muchas otras enfermedades mentales. Las siguientes son algunas de las cosas que usted y su consejero podrían hacer en sus sesiones de TCC para el tratamiento de la ansiedad.

Hablar de los síntomas

Su primera sesión podría incluir un momento para hablar sobre los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada, cuál de ellos está experimentando y cuándo y con qué frecuencia aparecen. A medida que analiza los tipos y la gravedad de sus síntomas, su terapeuta comprende mejor cómo la ansiedad lo está afectando como individuo. Con esta información, pueden trabajar con usted para crear un plan de tratamiento que se adapte a sus necesidades específicas.

Identificar pensamientos y patrones de pensamiento negativos

La TCC comienza con la identificación de pensamientos negativos específicos. Tienes que destacar las ideas que despiertan ansiedad para poder dar los siguientes pasos en el proceso. Usted y su terapeuta también pueden explorar patrones negativos en la forma en que normalmente piensa. Algunos de los patrones de pensamiento negativo más comunes incluyen el pensamiento en blanco y negro, la catastrofización y la generalización excesiva. Para las personas con trastorno de ansiedad generalizada, la catástrofe puede ser una forma de vida. Es importante reconocer estos patrones para que pueda trabajar para desarrollar formas de pensar más saludables.

Decidir si sus pensamientos son útiles y precisos

Después de haber enumerado los pensamientos negativos, lo siguiente que debe hacer es decidir si esos pensamientos son precisos, útiles y vale la pena aferrarse a ellos o no. Algunas ideas pueden ser inexactas, por completo o al menos hasta cierto punto. En la situación en la que se preocupa por el clima, puede ser exacto que el cielo esté oscuro. Pero si su siguiente pensamiento es que un cielo oscuro siempre significa que va a haber una tormenta devastadora, puede decidir que ese pensamiento no es del todo exacto. Algunas ideas pueden ser confiables pero no útiles, como en la situación en la que la idea de que una persona resultó herida en el autobús causa ansiedad.

Elegir los pensamientos más beneficiosos

mensonges et amour

Para muchas personas con trastornos mentales, la idea de que tiene la opción de elegir los pensamientos a los que se aferra es un alivio inesperado. Cuando se da cuenta de que tiene el poder de seleccionar cualquiera de sus pensamientos, puede hacerse cargo de su pensamiento. Su terapeuta lo guiará mientras explora los nuevos pensamientos que podría elegir sobre sus problemas para que pueda seleccionar los pensamientos que sean más beneficiosos para usted.

Cambiar sus comportamientos

Fuente: pexels.com

La parte conductual de la terapia cognitivo-conductual se refiere a poner en acción sus nuevos conocimientos. Durante el tratamiento, puede hacer planes para comportamientos como hacer algo que teme, escribir un diario sobre sus sentimientos o tomar diferentes decisiones de pensamiento cuando se sienta ansioso.

Inicio de la terapia cognitivo-conductual

Hay varias formas de iniciar la terapia cognitivo-conductual. Puede ir a su médico y pedirle que lo refiera a un terapeuta de CBT donde vive. Otra forma es ponerse en contacto directamente con un terapeuta local capacitado en TCC y preguntarle si aceptan nuevos pacientes.

También puede recibir tratamiento de ansiedad CBT de un consejero autorizado en línea en BetterHelp. La terapia en línea le brinda la ayuda y las herramientas psicológicas que necesita para lidiar con la ansiedad y otros problemas mentales. Puede recibir tratamiento sin salir de su casa o desde cualquier lugar que elija. La terapia es privada para que pueda discutir libremente cualquier temor o preocupación que pueda estar causando sus síntomas de ansiedad.

Considere los medicamentos

A veces, los medicamentos pueden ayudar con la ansiedad flotante. Muchas personas con trastorno de ansiedad generalizada toman medicamentos. Muchos toman medicamentos como antidepresivos o ansiolíticos solo hasta que aprenden a lidiar con sus síntomas pensando y comportándose de manera diferente.

Cuida tu cuerpo

Una cosa más que puede hacer para lidiar con la ansiedad flotante es cuidar bien su salud física. Dormir lo suficiente puede hacer que se sienta más relajado durante el día. El ejercicio puede ayudarlo a sentirse más en control y vigorizado. Considere evitar estimulantes como el café, la nicotina, el chocolate y el té mientras tenga síntomas de ansiedad.

Conclusión

Lidiar con un trastorno de ansiedad generalizada o cualquier otra enfermedad mental puede ser difícil, por decir lo mínimo. Sin embargo, tener un terapeuta que lo ayude puede ponerlo en un rumbo diferente. Y, cuando sus síntomas comiencen a desaparecer, es posible que descubra que el viaje de aprender a lidiar con su ansiedad flotante bien vale la pena. Su vida puede volverse más pacífica y gratificante, y puede sentirse más cómodo haciendo las cosas que necesita y desea hacer.