Cómo lidiar con la ansiedad y la depresión cuando no tienes energía

Lidiar con la ansiedad y la depresión puede parecer mucho con lo que lidiar. Tienen una forma de impactar cada área de tu vida. Desafortunadamente, uno de los síntomas tanto de la ansiedad como de la depresión puede ser la falta de energía. Esto por sí solo puede hacer que sea más complicado y desafiante dar los pasos necesarios para superar sus desafíos de salud mental. Si siente que está luchando por tener la energía que necesita para lidiar y superar sus problemas, los consejos a continuación pueden ser útiles.

Síntomas de ansiedad y depresión

Fuente: pexels.com

Antes de aprender a lidiar con el problema de la ansiedad y la depresión, es esencial aprender a reconocer si eso es lo que está causando sus desafíos.



je ne me sens pas bien

La ansiedad y la depresión son dos trastornos de salud mental diferentes. De hecho, existen varios tipos diferentes de trastornos de ansiedad y trastornos depresivos. Sin embargo, tanto la ansiedad como la depresión comparten algunos síntomas comunes, y muchas personas que luchan con uno de estos trastornos terminan luchando también con el otro.



Aprender a reconocer los síntomas puede ser uno de los primeros pasos para obtener ayuda y, en última instancia, sentirse mejor.

Algunos de los síntomas comunes de ansiedad y depresión incluyen:



  • Sentimientos de desesperanza o negatividad.
  • Pérdida de interés en pasatiempos y actividades.
  • Cambios en los hábitos alimenticios o de sueño.
  • Disminución del nivel de energía o sensación de agotamiento.
  • Falta de motivación y disminución de la productividad.
  • Síntomas físicos como dolores de cabeza, dolor crónico o problemas digestivos

Esta no es de ninguna manera una lista completa de los síntomas que puede estar experimentando. Si se siente mal y no puede precisar por qué debe comunicarse con su médico o profesional de salud mental para discutir los síntomas que está experimentando.

Cómo lidiar con la ansiedad y la depresión

Como vio en los síntomas anteriores, la depresión y la ansiedad pueden hacer que sienta que no tiene energía. Puede sentirse fatigado. Puede tener dolor físico. Y, además, es posible que experimente una falta de motivación.

Incluso si desea experimentar un cambio positivo en su vida, es posible que sienta que no tiene la energía para hacerlo realidad. La parte complicada es que esos sentimientos pueden no desaparecer por sí solos. Entonces, ¿cómo lidias con tu ansiedad y depresión si no sientes que tienes la energía para hacerlo?



Los siguientes consejos pueden ayudarlo a avanzar:

Involucre a un profesional de salud mental

Fuente: pexels.com

Si cree que está luchando contra la ansiedad o la depresión, puede ser útil involucrar a un profesional médico o de salud mental. Si tiene dificultades para tener la energía para hacer cambios en su vida y comenzar a abordar los síntomas que está experimentando, este puede ser un paso importante.



Su médico o un psiquiatra pueden hablar con usted sobre las posibilidades de medicamentos que pueden ayudarlo. Esta no siempre es la mejor solución para todos, por lo que es esencial hablar con un profesional médico de su confianza.

Aparte de los medicamentos, los profesionales de la salud mental como los terapeutas de BetterHelp pueden ayudarlo a aprender estrategias y hábitos de afrontamiento que puede implementar en su vida para comenzar a abordar sus desafíos de salud mental.

Practica la respiración profunda

La respiración profunda es una forma eficaz de tratamiento tanto para la ansiedad como para la depresión. Puede ayudar a disminuir su frecuencia cardíaca, disminuir su presión arterial y recuperar su concentración.

La respiración profunda también ayuda a aumentar la cantidad de oxígeno que ingieres, lo que puede mejorar la circulación en tu cuerpo. Esto puede ayudar a aumentar sus niveles de energía.



Si bien existen varios tipos diferentes de técnicas de respiración profunda, no necesita una estrategia específica para beneficiarse de esto. Simplemente puede concentrarse en tomar respiraciones lentas y profundas por la nariz, retenerlo durante unos segundos y luego exhalar lentamente por la boca.

Desarrolle un horario de sueño

La ansiedad y la depresión pueden tener un impacto negativo en su horario de sueño. Puede encontrar que duerme más de lo habitual y aún se siente agotado. O puede que tenga dificultades para dormir por la noche. De cualquier manera, puede terminar sintiéndose cansado y sin la energía que necesita para hacer otras mejoras en su vida.

Trabajar para conseguir un horario de sueño puede ayudar a abordar este problema. La mayoría de los adultos deberían dormir entre siete y nueve horas por noche. Concéntrese en intentar irse a dormir a la misma hora cada noche y despertarse a la misma hora cada mañana. Esto puede ayudar a su cuerpo a adaptarse a la nueva rutina.

También puede resultarle útil crear un buen ambiente para dormir. Esto podría incluir mantener la temperatura fría, mantener la habitación oscura y usar ruido blanco como un ventilador para bloquear cualquier otro sonido. Si tiene dificultades para conciliar el sueño, puede beneficiarse de probar una aplicación de meditación que puede ayudarlo a relajarse mientras se queda dormido.

Establezca algunas metas simples para el día

Si luchas contra la ansiedad y la depresión, es posible que experimentes un sufrimiento en tu autoestima y confianza. Si no tiene la energía para hacer las cosas que quiere hacer cada día, puede volverse frustrante rápidamente.

Puede que le resulte útil comenzar por establecer pequeñas metas en las que pueda concentrarse cada día. Dependiendo del impacto que la depresión y la ansiedad tengan en usted, estos objetivos pueden ser sencillos, como hacer la cama cuando se despierta por la mañana o almorzar a una determinada hora del día. Hacer esto puede ayudarlo a prepararse para el éxito, y cuando comience a tener estas pequeñas victorias, puede ayudarlo a sentirse con más energía para abordar tareas un poco más grandes.

Preste atención a lo que está comiendo

Fuente: rawpixel.com

Los alimentos que ingieres pueden tener un gran impacto en cómo te sientes y en tus niveles de energía. Muchas personas recurren a la cafeína o las bebidas azucaradas y los bocadillos si comienzan a sentir que su energía baja. Sin embargo, esto puede tener un impacto opuesto al que está buscando. Es posible que este tipo de alimentación lo ponga en una montaña rusa de azúcar.

Puede resultar beneficioso mantener una dieta nutritiva. Centrarse en una alimentación sana y evitar los alimentos procesados ​​puede ayudar a aumentar sus niveles de energía.

Acuda a su sistema de apoyo

Si está luchando con los niveles de energía debido a su ansiedad o depresión, puede ser útil construir un sólido sistema de apoyo a su alrededor. Esto podría estar compuesto por familiares y amigos, o puede unirse a un grupo de apoyo de otras personas que estén pasando por experiencias similares.

exercices de stimulation de la mémoire

Puede ser útil tener personas que se preocupen por usted y que puedan controlarlo para ver cómo le va.

Ejercicio

Si siente que no tiene mucha energía, el ejercicio puede ser lo último que tenga en mente. Sin embargo, puede mejorar su estado de ánimo y ayudarlo a sentirse con más energía.

Cuando realiza una actividad física, puede liberar sustancias químicas en su cerebro que ayudan a mejorar su estado de ánimo. También ayuda a preparar su cuerpo para tomar medidas, y no es necesario que participe en un régimen de ejercicio riguroso para beneficiarse de esto.

Por lo tanto, si siente que no tiene la energía para hacer las cosas que necesita, salir a caminar puede ayudarlo a cambiar las cosas. Una vez que haya terminado de hacer ejercicio, es posible que se sienta un poco mejor y tenga la energía para abordar lo siguiente en su lista.

Salir afuera

Fuente: rawpixel.com

Es posible que no tenga la energía para hacer frente a su lista de tareas del día o comenzar a hacer ejercicio, pero incluso salir al aire libre puede ayudar a mejorar sus niveles de energía. Incluso puede notar que tiene una disminución del estrés y que tiene una presión arterial más baja cuando comienza a pasar más tiempo al aire libre.

Diario

Es posible que experimente un aumento en los niveles de energía a través del diario. Tomarse el tiempo para escribir sus pensamientos e inquietudes en un diario puede ayudarlo a aliviar algunos de los pensamientos ansiosos que generalmente tiene en su mente.

Cuando pasa la mayor parte de su tiempo y energía preocupándose por las cosas, es posible que descubra que tiene más energía para hacer las otras cosas en su vida que desea hacer.

Recuerde que la ansiedad y la depresión pueden ser problemas graves de salud mental. Es posible que se beneficie más trabajando con un terapeuta experimentado en lugar de tratar de abordar los síntomas que está experimentando por su cuenta.

Y es posible que descubra que necesita usar una combinación de las estrategias anteriores y otras para experimentar un cambio real en la forma en que se siente. Si lo primero que intenta no funciona, no se rinda. Las diferentes combinaciones de tratamientos son útiles para diferentes personas. Esta es otra razón por la que puede resultarle útil trabajar con un profesional para tratar de determinar qué funciona mejor para usted.