Técnicas de terapia familiar: cómo funciona la consejería familiar

¿Qué es la terapia familiar?

La terapia familiar es un tipo de terapia sistémica que trabaja para mejorar el estrés u otra angustia al fortalecer la interacción entre los miembros de la familia. A menudo se caracteriza como un tratamiento basado en la fuerza porque tiene como objetivo ajustar los problemas o patrones en lugar de tratar los problemas como si estuvieran dentro de una persona.



Fuente: pixabay.com



La terapia familiar se trata menos de tener a todos en la misma habitación y más de los métodos utilizados para solucionar problemas dentro de su unidad. Su terapeuta puede optar por tenerlos a todos juntos o, en algunos casos, pueden alternar entre hablar con las partes involucradas.

Por ejemplo, si se busca terapia como resultado de que un niño se porta mal en la escuela, el terapeuta puede elegir que todos estén presentes en la primera sesión y luego hablar solo con el niño o los padres después de eso. La idea es hacer pequeños cambios y ajustes para remediar emociones o actividades negativas.



Hay varios programas de terapia matrimonial y familiar diferentes y cada uno tiene sus propias características que lo hacen adecuado para cada persona.

Terapia boweniana

Si usted es el tipo de persona que no se siente cómoda con permitir que otros lo acompañen en la habitación mientras la terapia está en sesión, el enfoque boweniano podría ser el adecuado para usted. Esta forma de terapia se centra en dos áreas: triangulación y diferenciación.



La triangulación involucra las tendencias que tenemos de involucrar a un tercero cuando algo va mal en nuestras vidas. Nos sentimos mejor cuando alguien más se pone de nuestro lado. Aunque esto alivia momentáneamente la ansiedad, generalmente no es una respuesta saludable a un desacuerdo porque aliena a la otra persona. Si eres una persona que lucha con la triangulación, puedes hacerlo como una forma de desviar la ansiedad o el conflicto.

Por ejemplo, cuando tiene una discusión con un amigo cercano o un familiar, puede llamar a un padre o amigo cercano para desahogarse sobre el problema y pedir ayuda. La tercera persona le ayuda a calmarse y le da consejos sobre cómo resolver el problema.

La terapia familiar tendrá como objetivo colocar al terapeuta en el lugar del tercero, pero en lugar de sugerir cosas que puede hacer para resolver el problema, él o ella lo alentará a usted y a su familiar o miembros a encontrar formas de manejar el suyo. ansiedad y encontrar sus propias resoluciones internamente y de manera saludable.



Fuente: rawpixel.com

La diferenciación es algo en lo que su terapeuta también le ayudará a trabajar internamente. Muchas personas que buscan terapia familiar están luchando con problemas provocados por cómo ven el mundo. Pueden estar exhibiendo un comportamiento emocional explosivo como resultado de esto y no están seguros de cómo manejar sus sentimientos u opiniones.

El objetivo de la diferenciación es liberarse de estas luchas. Es el proceso de aprender a formarse sus propias opiniones y vivir su vida de una manera libre de las influencias negativas de su familia. También se hace hincapié en hacer esto de una manera que le permita continuar con relaciones saludables y sólidas con los miembros de su familia.

Una vez que haya dominado este método, podrá manejar mejor los problemas familiares, reconocer su papel en el problema y utilizar este conocimiento para reaccionar de manera diferente en el futuro.



Terapia familiar estructural

Uno de los otros tipos de terapia familiar se llama Terapia Familiar Estructural. Este enfoque es una buena opción para aquellos cuyos problemas se pueden resolver reorganizando cómo se distribuyen los roles y el poder entre su unidad familiar.

Esta forma de terapia se usa más comúnmente en situaciones en las que está involucrado un niño. El terapeuta comenzará dibujando un cuadro de su familia y observando cómo son las relaciones entre cada uno de ustedes. Una vez que se identifican las posiciones de poder, su terapeuta puede identificar qué cambios se deben realizar para solucionar los problemas que está experimentando.

Para tratar con éxito a un niño, siempre se requiere la plena cooperación de los padres y otros miembros de la familia. Este método de terapia se desarrolló sobre la base de la creencia de que la raíz de muchos problemas infantiles no proviene del niño mismo, sino de problemas dentro de la unidad familiar que quedan sin resolver.

La idea de la terapia familiar estructural es reestructurar la familia una vez que se identifican los problemas. Su terapeuta podría hacer que participe en juegos de roles, representando situaciones problemáticas que ocurrieron en los meses o semanas anteriores a su sesión. En ocasiones, puede parecer que el terapeuta está tomando partido. Este es un método utilizado en un esfuerzo por romper los patrones negativos y promover una dinámica familiar más saludable.

qualités d'un bon ami

Fuente: rawpixel.com

Además, los problemas dentro de una familia pueden provenir de una cantidad desigual de poder, como un padre que toma todas las decisiones y excluir a la madre, o incluso pueden provenir de un hijo que tiene el poder en la familia. Independientemente del problema al que se enfrente, su terapeuta se involucrará y lo ayudará a reestructurar su vida familiar.

Se trata de equilibrio en esta escuela de pensamiento. Desea que todos se sientan cómodos donde reside el poder y debe distribuirse adecuadamente para mantener un equilibrio saludable y feliz dentro de la unidad.

Terapia familiar estratégica

La terapia familiar estratégica es perfecta para familias que desean un enfoque rápido para resolver sus problemas en un período corto de tiempo. Esta terapia funciona mediante el uso de métodos específicos que se adaptan específicamente a los problemas con los que usted y su familia están luchando.

Si ve a un terapeuta que practica la terapia familiar estratégica, puede encontrar que esta persona se parece más a un entrenador o árbitro que a un profesional autorizado. La premisa de este tipo de terapia no se refiere a dónde ha estado o por lo que ha pasado. El objetivo es averiguar dónde se encuentra ahora y hacer un plan para abordar y resolver el problema de manera rápida y eficiente.

Su plan de tratamiento comenzará identificando problemas que se pueden solucionar. Luego pasará a establecer metas y su terapeuta trabajará en las vías para que pueda alcanzar esas metas. Una vez que llegue a este punto, su terapeuta observará la respuesta que usted y su familia muestran al alcanzar estos objetivos y finalmente será el momento de observar el resultado de la terapia en su conjunto.

Su terapeuta estará muy involucrado y participará en su tratamiento. Deben permanecer activamente interesados ​​en su bienestar y harán todo lo posible para asegurarse de que el resultado que obtenga de la terapia sea duradero y positivo.

Lo mejor de la terapia familiar estratégica es lo personal y adaptada que es exactamente a su familia. ¡Puede estar seguro de que si confía en el proceso saldrá por el otro lado mejor que nunca!

Fuente: rawpixel.com

Terapia familiar sistémica

La Terapia Familiar Sistémica o Terapia de Sistemas Familiares es diferente de las otras formas populares en el sentido de que clasifica los problemas familiares como provenientes del subconsciente de la familia en lugar de las acciones intencionales que se están tomando.

El concepto principal detrás de esta forma de terapia es que el conflicto dentro de la familia proviene de problemas entrelazados que están debajo de la superficie. Esto quiere decir que tenemos conexiones y conflictos que ocurren en un nivel subconsciente que podrían estar causando muchos de los problemas familiares que experimentamos.

A diferencia de la Terapia Familiar Estructural, la Terapia Familiar Sistémica no cree que el poder pueda pertenecer a una persona o grupo de personas dentro de la unidad familiar. Según esta disciplina, el poder reside en el 'juego' inconsciente en el que participa cada miembro de la familia. La idea es que este 'juego' perpetúe los problemas y lo haga sin darse a conocer a las personas participantes.

Si elige participar en una terapia familiar sistémica, su consejero o terapeuta lo ayudará a desentrañar y descubrir los problemas subconscientes y sacarlos a la luz. Él o ella le ayudará a comprender los ciclos o rituales (es decir, 'juegos') en los que está participando. Una vez que saca los problemas a la superficie, es más fácil resolverlos.

Una de las cosas que atrae a tantas personas a la Terapia Familiar Sistémica es su forma de ofrecer una perspectiva nueva y fresca a los problemas que muchas familias están experimentando. Si ha probado casi todas las demás formas de terapia sin éxito, este método puede ser el adecuado para usted.