Recuperación de un trastorno alimentario: aprender cuándo buscar ayuda

Nuestra relación con la comida es compleja. Para algunos, comer es simplemente una forma de recibir la nutrición que necesitan para llevar un estilo de vida más feliz y saludable. Para otros, sin embargo, la comida puede verse de forma negativa o utilizarse como un mecanismo de afrontamiento para lidiar con las emociones negativas. Aquellos en la última categoría a menudo pueden tener dificultades con el papel que juega la comida en su vida, lidiando con los trastornos alimentarios y los trastornos concurrentes que pueden hacer la vida más difícil. Sin embargo, lo que necesita saber es que su trastorno alimentario no tiene por qué controlarlo. Con la ayuda adecuada, puede reparar su relación con la comida y controlar los síntomas subyacentes de su trastorno.

Si cree que tiene un trastorno alimentario y se pregunta cómo puede comenzar su viaje de recuperación, aquí hay una guía detallada sobre los trastornos alimenticios y cuál puede ser su próximo paso.



Cultivar la conciencia sobre su trastorno alimentario

El primer paso en el proceso de recuperación del trastorno alimentario es desarrollar la conciencia del hecho de que padece un trastorno alimentario. Dicho esto, existen muchos tipos diferentes de trastornos alimentarios. Si no sabe qué síntomas buscar, es posible que no crea que está teniendo problemas con un trastorno alimentario. ¿Qué aspecto tienen los trastornos alimentarios? Echemos un vistazo a algunos de los trastornos alimentarios más comunes con los que podría estar luchando.



Anorexia Nervosa

discussion privée
Fuente: pexels.com

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario que se caracteriza por una obsesión extrema por la pérdida de peso, lo que hará que quienes se enfrentan al trastorno adopten comportamientos peligrosos diseñados para mantener el peso bajo. Los síntomas de la anorexia nerviosa incluyen:



  • Miedo excesivo al aumento de peso o miedo a 'estar gordo'.
  • Limitar la cantidad de calorías ingeridas en un día, a menudo comiendo muy pocas
  • Hacer ejercicio de forma obsesiva
  • Vómitos o uso de laxantes para mantener un peso ideal.
  • Para las mujeres, falta de períodos.
  • Cabello y uñas quebradizos
  • Una pérdida de calcio que afecta la fuerza ósea.
  • Piel seca y amarilla
  • Anemia y pérdida de masa muscular
  • Estreñimiento
  • Temperatura corporal baja
  • Depresión
  • Fatiga
  • Presión arterial baja, frecuencia cardíaca y respiración lenta.

Bulimia Nervosa

Aunque las personas con bulimia compartirán algunos de los síntomas que se observan en la anorexia nerviosa, la diferencia entre las dos es que las personas con bulimia nerviosa no siempre tendrán bajo peso. En cambio, el peso de un individuo puede variar, oscilando entre bajo peso y sobrepeso. Sin embargo, este trastorno alimentario puede afectar a las personas de todos modos. Los síntomas de la bulimia nerviosa incluyen:

trois types de stress
  • Consumir grandes cantidades de comida y luego vomitar o usar un laxante para deshacerse de las calorías que consumieron.
  • Inflamación y dolor de garganta crónico
  • Glándulas salivales inflamadas
  • Mejillas y rostro hinchados
  • Pérdida y caries dentales
  • Trastorno por reflujo gastroesofágico
  • Problemas intestinales
  • Problemas de riñon
  • Deshidración

Trastorno por atracón



Fuente: rawpixel.com

Mientras que las personas con bulimia nerviosa intentarán deshacerse de la comida que han comido, las personas con trastorno por atracón lo harán repetidamente sin intentar deshacerse de la comida. Este tipo de trastorno alimentario a menudo puede resultar en múltiples problemas de salud causados ​​por un aumento de peso extremo, como diabetes e hipertensión. Los síntomas del trastorno por atracón incluyen:

discuter en ligne avec des gens
  • Comer rápido, a menudo más de lo normal
  • Consumir grandes cantidades de alimentos hasta que se produzcan molestias físicas.
  • Comer grandes cantidades de comida a pesar de no tener hambre.
  • Ocultar tus hábitos alimenticios por vergüenza y vergüenza
  • Sentirse mal después de tener un comportamiento de atracones

Junto con estos síntomas, el trastorno por atracón debe cumplir con ciertas condiciones. El trastorno por atracón solo se puede diagnosticar si la persona afectada tiene un comportamiento de atracón frecuente durante al menos un día a la semana durante tres meses. También deben experimentar al menos tres de los síntomas anteriores y sentirse fuera de control de sus hábitos alimenticios.

Si bien puede haber otros trastornos alimentarios, estos son los tres principales que podrían estar en el centro de lo que puede estar experimentando en este momento. Sin embargo, reconocer uno de sus síntomas es solo un paso del proceso de recuperación. ¿Qué más debería hacer cuando desee comenzar a recuperarse de un trastorno alimentario?



Recuperación de un trastorno alimentario: proceso de recuperación

La Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación divide las etapas de recuperación de un trastorno de la alimentación en cinco secciones separadas. Éstos incluyen:

  1. La etapa de precontemplación: Las personas en la etapa de precontemplación aún tienen que aceptar que tienen un trastorno alimentario. Incluso si sus familiares y amigos señalan su comportamiento y síntomas, a menudo responderán negando su trastorno alimentario o la necesidad de buscar la recuperación. Esta etapa a menudo puede ser una de las más difíciles, ya que una persona primero debe reconocer su trastorno antes de poder comenzar a tratarlo.
  2. La etapa de la contemplación: En esta etapa del proceso, la persona comenzará a aceptar que tiene un problema y puede comenzar a trabajar para averiguar cómo puede tratarlo. Durante la etapa de contemplación, las personas aún pueden estar muy ansiosas por buscar la recuperación. Deben tener mucho apoyo para ayudarlos mientras intentan avanzar.
  3. La etapa de preparación: Una vez que alguien ha aceptado su problema, comenzará a encontrar los recursos necesarios para superarlo. Esto puede incluir buscar los recursos de asesoramiento adecuados, aprender los mecanismos de afrontamiento adecuados para ayudarlos a lidiar con los síntomas y crear un plan de acción que les permita avanzar con menos problemas.
Fuente: rawpixel.com
  1. La etapa de acción: Armados con los conocimientos y las herramientas adecuados, las personas pueden comenzar a tomar medidas para curarse de su trastorno alimentario y controlar sus síntomas. Habrán desarrollado un plan sólido con la ayuda de un terapeuta y nutricionista y podrán comenzar a trabajar con todas las herramientas y procesos que han aprendido. La recuperación puede ser difícil, pero será más fácil con todo el apoyo en esta etapa.
  2. La etapa de mantenimiento: En este momento, aquellos que tienen un trastorno alimentario habrán estado trabajando en su plan durante al menos seis meses. Han aprendido a implementar correctamente todas las herramientas que se les han dado y comienzan a tener más éxito por sí mismos. Todavía necesitarán apoyo mientras navegan por esta nueva vida. Además, las personas en recuperación deben ser conscientes de que la recaída siempre es una posibilidad. Si terminas adoptando viejos hábitos, recuerda que eso no te hace menos digno de recuperación o cambio. Esto solo significa que eres humano. Siempre puede comenzar su camino hacia la recuperación, sin importar lo que haya sucedido.
  3. También hay una sexta etapa a la que llamanetapa de terminación y prevención de recaídas. Algunas personas pueden creer que ya no corren el riesgo de sufrir una recaída y de manejar su trastorno alimentario. Si bien esto puede ser cierto, es importante que comprendan completamente todos los componentes de su plan de tratamiento y demuestren que pueden manejar su trastorno alimentario de forma independiente. Recuerde, está bien pedir ayuda si existe el temor o el riesgo de una recaída.

Los trastornos alimentarios pueden ir acompañados de otros trastornos de salud mental coexistentes, como depresión o ansiedad. Cuando ingresa al tratamiento, también puede desarrollar un plan de tratamiento, así como mecanismos de afrontamiento para hacer frente a estos trastornos. Este plan de tratamiento a menudo consistirá en terapia; en algunos casos, medicamentos para ayudarlo a tratar y controlar mejor los síntomas de un trastorno del estado de ánimo. Si su trastorno alimentario le ha causado algún problema de salud importante, es posible que deba ser hospitalizado para ayudarlo a recuperarse antes de que pueda seguir adelante con su tratamiento.

Para cualquier persona en cualquier etapa de recuperación, la terapia puede ser un recurso útil. Además de ofrecer apoyo cuando se sienta deprimido o mal con su cuerpo, la terapia puede ayudarlo a continuar aprendiendo valiosos mecanismos de afrontamiento que pueden ayudarlo a superar las dificultades que enfrenta. Casi todo el mundo tiene centros de asesoramiento cerca de ellos, donde pueden buscar la ayuda de un terapeuta que sepa cómo tratar sus afecciones específicas. Sin embargo, si no tiene acceso a estos recursos, existen alternativas. Si no puede encontrar la ayuda que necesita, considere usar un recurso en línea como BetterHelp.

psychothérapie sensorimotrice
Fuente: rawpixel.com

BetterHelp es una plataforma de asesoramiento en línea diseñada para que el asesoramiento sea más asequible y accesible para todos. Ya sea que tenga problemas para encontrar el terapeuta adecuado, no tenga el tiempo del día para hacer el viaje o esté buscando una forma más sencilla de comenzar, BetterHelp puede conectarlo con un consejero certificado que sea adecuado para usted. Siempre que necesite asesoramiento y la capacidad de utilizar BetterHelp, está listo para comenzar.

Los trastornos alimentarios pueden tener un impacto tanto en la salud física como mental. Cuanto más tiempo permanezcan sin controlar y sin tratar, más daño potencial pueden causar. Si cree que está lidiando con un trastorno alimentario y desea comenzar a trabajar hacia el proceso de recuperación, use la información proporcionada anteriormente para obtener más información sobre qué trastorno alimentario está enfrentando y cómo puede comenzar a sanar. Aunque la recuperación puede ser difícil, es algo que puede ser posible para todos. Recuerda, si buscas hacer cambios en tu relación con la comida, puedes lograrlo.