10 técnicas de castigo positivo y su efecto

Como padre, es natural preguntarse cuál es la mejor manera de enseñarle a su hijo el bien del mal. Castigarlos no es divertido, pero a veces hay que hacerlo si quieres que cambie su comportamiento. No todos estarán de acuerdo en cómo debe castigar a su hijo, pero algunos expertos están convencidos de que las técnicas de castigo positivo son el mejor enfoque. En este artículo, veremos el castigo positivo con más detalle y explicaremos cómo puede ayudar a sus hijos.



Fuente: pexels.com



symboles d'amour dans le monde

¿Qué es el castigo positivo?

Cuando tienes un niño particularmente bullicioso, puede ser complicado determinar la mejor manera de disciplinarlo. Quiere que la disciplina sea eficaz sin llegar a ser extrema, pero cuanto más obstinado es el niño, más difícil se vuelve su trabajo. Uno de los métodos que la gente suele usar es el castigo positivo.

Puede pensar que el castigo positivo significa que siempre es bueno, pero este no es el caso. Si bien algunas formas de castigo positivo han demostrado ser efectivas, otras hacen más daño que bien. El castigo positivo simplemente significa que estás respondiendo a un comportamiento negativo con una consecuencia negativa. Piense en ello como dos aspectos negativos que forman un positivo.



Diferencia entre castigo positivo y negativo

Hay poca diferencia entre el castigo positivo y el negativo. El castigo positivo significa que hay una consecuencia negativa del comportamiento negativo. El castigo negativo significa que estás quitando algo deseable en respuesta a un comportamiento negativo. Por ejemplo, el castigo es un castigo positivo porque está agregando una consecuencia negativa, pero quitar específicamente la capacidad de ir a una fiesta sería un castigo negativo. Como puede ver, las diferencias pueden ser extremadamente sutiles.

Como padre, la diferencia probablemente no sea tan importante. Solo desea saber qué funciona mejor. Si tiene problemas con el comportamiento de su hijo, sepa que no está solo. Aproximadamente al 8 por ciento de todos los niños se les ha diagnosticado un problema de conducta. Si su hijo ha sido diagnosticado, esto es bueno porque puede comenzar a tratar el problema en casa.

Fuente: peoplecreations vía freepik.es



Técnicas de castigo positivo

Hay muchas técnicas de castigo positivo que puede utilizar en su estrategia de disciplina. Siempre es una buena idea adaptar el castigo al delito. Si el comportamiento negativo es menor, una reprimenda puede ser suficiente. Si el comportamiento negativo es más grave o frecuente, es posible que se requiera un castigo más severo para romper el patrón.

  • Sistema de marcadores: El sistema de marcadores es una buena forma de incorporar el castigo positivo con refuerzo positivo. Esto es similar a un método que se usa en las escuelas: un niño obtiene su nombre escrito en la pizarra con una marca por mal comportamiento. Cada vez que se muestra el comportamiento negativo, coloca otro marcador en el gráfico. Si se muestra un buen comportamiento, se quita un marcador. Si el día termina sin marcas en la tabla, el niño recibe una recompensa.
  • Regaño: Este castigo positivo típico lo realizan con frecuencia los padres sin pensarlo mucho. Un regaño se puede hacer en público o en privado, y hay diferentes escuelas de pensamiento en cada uno. Algunas escuelas implementan regaños frente a toda la clase, pero algunos psicólogos sugieren que regañar a un niño en público puede ser una experiencia embarazosa y traumática.
  • Azotaina: Hay mucho debate en torno a esta forma de castigo positivo. Si bien casi el 70 por ciento de los estadounidenses sienten que las nalgadas son una forma apropiada de castigo, muchos psicólogos no están de acuerdo, creyendo que es ineficaz y, en última instancia, dañino.
  • Se acabó el tiempo: Muchos psicólogos recomiendan esta forma de castigo positivo, aunque debería ser apropiado para la edad. La regla general es un minuto por cada año de edad. La efectividad del tiempo muerto depende de su consistencia y persistencia, sin mencionar la terquedad de su hijo.
  • Escribir frases o ensayos: Las escuelas han utilizado esto como una forma de castigo positivo durante décadas y es una forma eficaz de disciplina. También puede utilizar fácilmente esta forma de disciplina en su propio hogar.
  • Agregar tareas: Agregar tareas a la lista de tareas pendientes de su hijo también puede usarse como una forma de castigo positivo, particularmente en lugar de largas sesiones de tiempo fuera o castigo. Mantiene al niño activo, tacha algo de la lista de tareas de la familia y lo hace contribuir al hogar. También evita que estén aislados durante largos períodos de tiempo.
  • Toma de tierra: La conexión a tierra es otra forma común de castigo positivo. Cuando castiga a su hijo en casa y evita que vaya a eventos o salga con sus amigos, podría considerarse un castigo negativo. Conectar a su hijo a su habitación estaría más en línea con el castigo positivo, pero la línea entre el castigo positivo y el negativo es muy vaga cuando se trata de castigar a sus hijos.
  • Hora de acostarse temprano o siesta adicional: La hora de acostarse temprano o una siesta adicional es un castigo positivo efectivo para los niños más pequeños. Los niños no quieren dormir cuando podrían jugar o estar activos, por lo que verse obligados a dormir es un gran impedimento para el mal comportamiento. Además, la mayoría de los niños pequeños se comportan más mal cuando están cansados. Al hacer que duerman un poco más, es probable que esté curando la raíz del problema.

Fuente: pexels.com



  • Tiempo adicional de estudio: El tiempo extra de estudio es otra forma eficaz de castigo positivo, especialmente cuando es una respuesta a no hacer la tarea o comportarse mal en clase. El tiempo extra de estudio es esencialmente una consecuencia natural en estas situaciones. Debido a que el niño no estudió como se suponía que debía hacerlo, recibe tiempo de estudio adicional en lugar de tiempo con juegos o jugando con otros.
  • Consecuencias naturales: Las consecuencias naturales son la mejor forma de castigo positivo porque les enseñan a sus hijos sobre la vida. Las consecuencias naturales no requieren ninguna acción por parte de los padres. En cambio, estas son consecuencias que ocurren naturalmente como resultado del mal comportamiento. Por ejemplo, si su hijo no limpia su habitación y no recoge su ropa, su ropa no se lava ni se seca, por lo que tiene que usar ropa sucia.

Soluciones para el castigo positivo

Consistencia es la clave para un castigo positivo efectivo. De hecho, los estudios han demostrado que el castigo positivo solo es efectivo si es consistente. Esto significa que se debe aplicar la misma consecuencia cada vez que se muestre el comportamiento negativo. La falta de coherencia hará que el castigo sea menos efectivo.

También es importante que utilice otros herramientas para padres como refuerzo positivo junto con castigo positivo. Si usa el castigo positivo con demasiada frecuencia sin el beneficio de un sistema de recompensas por buen comportamiento, el niño puede decidir que solo está recibiendo comentarios negativos independientemente de lo que haga. Entonces es probable que actúen más. En ese caso, el castigo positivo será mucho menos efectivo.

Fuente: bearfotos vía freepik.es

Asegúrate siempre de explique lo que espera de su hijo. Solo pueden saber lo que deben hacer si conocen las reglas en primer lugar. Necesitan límites, y necesitan saber que no te decepcionará si se equivocan. Hágales saber que los ama y apóyelos sin importar qué. Esto es imperativo y puede fortalecer su vínculo con su hijo.



BetterHelp puede apoyarlo

Si todavía tiene dificultades para implementar la disciplina positiva, es posible que desee considerar hablar con un experto. Un terapeuta puede ayudarlo a examinar sus métodos de castigo positivo y sus otras herramientas de crianza para determinar qué está funcionando y qué no. También pueden brindarle herramientas adicionales para su caja de herramientas de crianza, para que pueda trabajar para mejorar el comportamiento de su hijo. Si necesita este tipo de apoyo, considere hablar con uno de BetterHelpconsejeros. Tienen años de experiencia ayudando a muchas personas con problemas de crianza. Ya sea que desee un consejo o simplemente necesite desahogarse, nuestros asesores están aquí para ayudarlo con un oído imparcial y sin juicio. Lea las reseñas a continuación para ver lo que otras personas tienen que decir sobre sus experiencias con los consejeros de BetterHelp.

Reseñas de consejeros

'Douglas presenta soluciones claras y se lo agradezco. No quería que un terapeuta me dijera que hablara sobre mi día y cómo me hace sentir eso y que es normal tener estos sentimientos. Sé que es normal sentirse enojado a veces, pero quería entender cómo reconocerlo y abordarlo. Entonces, si necesita una conversación constructiva con resultados rápidos para las molestias cotidianas y (¡consejos especialmente efectivos sobre la crianza de los niños!), Creo que Douglas es su terapeuta '.

'Solo he estado en BetterHelp durante un par de semanas y hasta ahora me ha ayudado a descubrir qué cambios necesitaba hacer en mi vida para aliviar el estrés. ¡Mi consejero ha sido de gran ayuda y un gran oyente! Cuando tuvimos nuestra sesión de llamadas en vivo, ella comprendió cuándo mis hijos me necesitaban. Ella fue muy paciente con la locura de mi vida '.

Conclusión

Pase lo que pase, el hecho de que esté leyendo este artículo demuestra que está tratando de ser un padre productivo y saludable. Con las herramientas adecuadas, es posible tener una relación amorosa y aun así enseñarles a sus hijos el bien del mal. Toma el primer paso hoy.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Qué es un ejemplo de castigo positivo?

El castigo positivo resulta útil porque muchos padres simplemente buscan un cambio. Hay muchos ejemplos de castigo positivo, pero aquí hay un escenario;

Un niño saca un juguete de un hipermercado y lo esconde en su bolsillo. El padre se asegura de que el niño devuelva el juguete y escriba una disculpa o se lo presente cara a cara. El niño enfrenta las consecuencias de sus acciones. En efecto, la vergüenza que vino con su acto no se olvidará.

Otros ejemplos de castigo positivo en la práctica: hacer que un adolescente haga tareas adicionales cuando no cumple con las reglas del toque de queda. Realiza la tarea con conciencia de la importancia de establecer reglas. Este ejemplo es estratégico y toca uno de los modelos de modificación del comportamiento del condicionamiento operante para fomentar un mejor comportamiento.

¿Qué es el castigo positivo?

Los estudios en psicología muestran que el castigo positivo es un medio de modificación de la conducta por adición. Sin embargo, la palabra 'positivo' no siempre significa que es agradable, especialmente porque 'positivo' y 'castigo' suenan como palabras que no deberían usar juntas. El concepto de castigo positivo es completamente aclarado por la teoría del condicionamiento operante de B.F. Skinner. Por tanto, los diversos ejemplos de castigo positivo se refieren a estímulos aversivos a través de consecuencias negativas.

Desde sus inicios, la teoría del condicionamiento operante utilizó cuatro elementos para influir en el comportamiento; castigo positivo, refuerzo positivo, castigo negativo y refuerzo negativo. Estos forman un paradigma de condicionamiento operante. Para decirlo de manera elaborada, la teoría del condicionamiento operante satisface una de dos condiciones; su intención de alentar o desalentar un comportamiento o su búsqueda de influir en el comportamiento (positivamente) o reducir algo.

¿Qué es un ejemplo de castigo negativo?

El castigo negativo es una de las cuatro estrategias efectivas en la teoría del condicionamiento operante. Principalmente, el condicionamiento operante refleja el castigo negativo como una forma de quitar, de modo que es menos probable que continúe una conducta.

Este es un ejemplo predominante; Dos niños se pelean por quién juega con un juguete; su madre les quita el juguete a ambos niños. En lugar de pelear la próxima vez, pueden aprender a compartir o turnarse.

¿Es efectivo el castigo positivo?

El condicionamiento operante emplea conceptos de castigo positivo que provienen de la antigua psicología que se remonta a la década de 1930. Sin embargo, el condicionamiento operante a través del castigo positivo tiende a agregar algo a la mezcla. Por supuesto, está agregando algo indeseable para influir en el comportamiento, pero el niño capta el mensaje. Es imperativo tener en cuenta que la situación dicta el método al que recurrir y, en última instancia, los resultados. Lo indeseado podría ser lo que cambie su comportamiento. Si bien los resultados a menudo no son inmediatos, se produce un cambio en los patrones de comportamiento. Además, los padres pueden considerar la posibilidad de enseñarle alternativas al niño para que cuando el comportamiento no deseado se detenga, puedan tener algo a lo que admirar.

¿Qué es el castigo positivo ABA?

ABA significa análisis de comportamiento aplicado, refiriéndose a la adición de consecuencia a un comportamiento. En efecto, el concepto apunta a reducir las posibilidades de tener tales acciones en el futuro. Esencialmente, el castigo positivo ABA es lo mismo que el castigo positivo pero con una aplicación diferente. La terminología “ABA” es utilizada principalmente por profesionales, pero hay una trampa, el castigo positivo ABA es un tratamiento ético para el autismo. Aunque hay muchas controversias en torno al método, los profesionales argumentan que reduce las reacciones peligrosas como morder o golpearse la cabeza.

Es cierto que el condicionamiento operante es el resultado de un análisis experimental, y ABA lo emplea además de un enfoque empírico. Por lo tanto, convirtiéndolo en una forma aplicada de condicionamiento operante. Dado que el castigo puede ser efectivo, los padres adoptan diferentes estilos, pero, en el contexto de ABA, las estrategias comunes son sobrecorrección, tiempo fuera, costo de respuesta, evaluación visual y otras.

¿Regañar a un niño es un castigo positivo?

Cuando un perro salta sobre su dueño y el dueño lo regaña, las posibilidades de volver a tener ese tipo de comportamiento pueden disminuir. Esa es una mascota. Si bien tener una regla rápida sobre el castigo positivo puede parecer inofensivo para algunas personas, regañar como un enfoque correcto depende de la situación.

El regaño es, sin lugar a dudas, un tipo popular de castigo positivo y los niños lo evitarán con gusto para que funcione en situaciones específicas.

Sin embargo, las investigaciones muestran que los padres que usan regaños severos pueden estar sometiendo a sus hijos a ansiedades que afectan negativamente su salud mental. Un posible efecto es que el castigo positivo puede tener demasiadas consecuencias negativas. Por ejemplo, una revisión de 2016 sugiere que las nalgadas y el comportamiento del niño no van bien juntos, es decir, cuanto más azotes a un niño, más probabilidades hay de que lo desafíe. Afirma además que el castigo positivo enseña a evitar pero no a reemplazar.

¿Gritar es un castigo positivo?

El condicionamiento operante describe el castigo positivo como una consecuencia desagradable, y los gritos son un ejemplo. Gritarle a un niño por su pésimo comportamiento pone inmediatamente al niño en su lugar. Sin embargo, los gritos constantes se convierten en una dura disciplina verbal y no necesariamente desalientan el comportamiento. Wang y Kenny (Universidad de Pittsburgh y Michigan) realizaron un estudio sobre 'la severa disciplina verbal de los padres y los problemas de conducta de los adolescentes y los síntomas de la depresión'. Los resultados no solo mostraron que los gritos eran ineficaces; mostró que la relación entre padres e hijos está en juego, y es evidente la predisposición a problemas psicológicos duraderos.

¿Qué es el castigo positivo y el castigo negativo?

El castigo generalmente apunta a una reducción del comportamiento debido a las consecuencias. Por lo tanto, la relación entre el castigo positivo y negativo para influir en el comportamiento depende de los resultados que esté buscando. El condicionamiento operante lo describe como dar y quitar. La misma teoría explica que el castigo puede ser positivo ya que los factores externos generalmente influyen en las personas. Agregar un término positivo al término 'castigo' da un significado opuesto de la misma manera que 'negativo' tiene una connotación positiva al castigo. La efectividad de cualquiera de los enfoques depende del individuo y del escenario. Por ejemplo, los niños recibirán con gusto algunos dulces en lugar de tareas adicionales. Además, quitar ciertos privilegios parece suficiente y estricto para un niño con problemas de disciplina. En las escuelas, el castigo positivo a través del condicionamiento operante es mayormente suficiente, aunque también se puede utilizar el refuerzo positivo.

¿Cuáles son los efectos negativos del castigo?

Primero, el castigo apenas ofrece información sobre los comportamientos deseados. Excepto que se les dice a los niños lo que deben hacer, es posible que no sepan. Un efecto común y más probable del castigo es la imitación. Los niños aprenden a través de la imitación, por lo que es probable que vea el impacto en cómo los maneja en la forma en que hablan o se relacionan con otras personas. Una revisión y un metanálisis de 2002 indican que el castigo está asociado con una menor internalización moral, una mayor agresión infantil y conductas antisociales.

Los efectos adversos menos visibles pero más impactantes del castigo son el potencial de problemas como ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental. El castigo, aunque tiene la intención de disuadir reacciones inapropiadas, puede provocar miedo y eventualmente inseguridad en los niños.