Depresión situacional: qué es y qué hacer al respecto

A todos les pasan cosas malas en algún momento de sus vidas. Si eres resistente, superarás rápidamente estas situaciones infelices o estresantes y volverás a vivir tu vida. De lo contrario, su tristeza puede persistir y comenzar a afectar su funcionamiento diario por un tiempo. Cualquiera que enfrente cambios difíciles en la vida puede beneficiarse de aprender sobre la depresión situacional.

¿Qué es la depresión situacional?

En cierto modo, el nombre 'depresión situacional' habla por sí mismo. Se refiere a un tipo de depresión que ocurre después de un evento traumático, una situación estresante o un cambio de vida importante. La depresión está directamente relacionada con el trauma, el estrés o el cambio.





Fuente: rawpixel.com

La depresión situacional también es un nombre común para un tipo específico de trastorno de adaptación. El 'trastorno de adaptación' también se explica por sí mismo. Si lo tiene, significa que tiene problemas para adaptarse a algo que ha llegado recientemente a su vida. Hay muchos tipos de trastornos de adaptación, pero el que más se relaciona con la depresión situacional es el trastorno de adaptación con estado de ánimo deprimido.



¿Es la depresión situacional una depresión real?

Aunque la depresión situacional se denomina médicamente trastorno de adaptación, aún puede ser un problema de salud mental importante que se parece mucho a la depresión clínica. Puede afectar su vida personal, su trabajo y sus relaciones. Incluso si se resuelve rápidamente, es posible que se quede con problemas que se acumularon mientras se sentía triste y abrumado.

¿Qué desencadena la depresión situacional?

A diferencia de otras formas de depresión, la de tipo situacional siempre se desencadena por algún evento o situación reciente. Lo único que tienen en común todos los desencadenantes de depresión situacional es que todos son cambios importantes en la vida. Los desencadenantes pueden ser acontecimientos vitales positivos o negativos, pero suelen ser dramáticos. Algunos desencadenantes incluyen:

  • Perder tu trabajo
  • Divorciarse
  • La muerte de un ser querido
  • Una enfermedad o lesión grave
  • Ir a la escuela por primera vez
  • Tener un bebé
  • Problemas de pareja
  • Ser asaltado
  • Jubilación

¿Cuales son los sintomas?



Los síntomas de depresión situacional generalmente se manifiestan dentro de los tres meses posteriores al evento desencadenante. La depresión situacional puede presentarse con uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Sentirse triste y llorar con frecuencia.
  • Languidez
  • Sentirse desesperado e indefenso
  • Perder interés en las cosas que solía disfrutar
  • Sentirse preocupado o nervioso
  • Tener problemas para dormir
  • Problemas para concentrarse
  • Perdiendo el apetito
  • Sentirse abrumado
  • Funcionamiento diario deteriorado
  • Retirarse de su sistema de apoyo
  • Evitar cosas que parecen difíciles, como ir a trabajar.
  • Pensamientos suicidas

Fuente: rawpixel.com



¿Cuánto dura?

La depresión situacional suele durar muy poco tiempo, pero puede durar mucho más en algunos casos. Casi todos los casos de depresión situacional pueden clasificarse como trastorno de adaptación agudo o persistente. También puede convertirse en una enfermedad mental más grave.



Agudo

Si tiene un trastorno de adaptación agudo, sus síntomas generalmente durarán seis meses o menos. Si su depresión situacional está relacionada con un factor estresante continuo, los síntomas desaparecerán cuando se elimine ese factor estresante.



Persistente

nombres angéliques 1010

Si tiene depresión situacional persistente, los síntomas persisten y duran más de seis meses.



¿Qué sucede si no desaparece?

221 nombre d'ange

En algunos casos, la depresión situacional conduce a una depresión clínica mayor. Aunque es posible que necesite o no tratamiento para el trastorno de adaptación si se resuelve rápidamente, sin duda necesita ayuda si tiene depresión clínica grave.

Si siente que tiene depresión situacional y está persistiendo o incluso empeorando, su condición puede convertirse en una depresión mayor. Esté atento a estos síntomas del trastorno depresivo mayor:

  • Pérdida o aumento de peso
  • Dormir demasiado o muy poco
  • Sin apetito o comiendo demasiado.
  • Inquietud o irritabilidad
  • Cansancio
  • Energía baja
  • Sentirse inútil
  • Un sentimiento de culpa inadecuado
  • Problemas para elegir y tomar decisiones.
  • No encontrar ningún placer en ninguna actividad.
  • Pensamientos recurrentes de suicidio
  • Delirios o alucinaciones

Tratamiento para la depresión situacional

Recibir tratamiento para la depresión situacional puede ayudarlo a recuperarse más rápido y evitar problemas de salud mental a largo plazo. Por lo general, el tratamiento de los trastornos de adaptación es relativamente corto, por lo general solo unos pocos meses. Los dos tipos principales de tratamiento son la psicoterapia y los medicamentos.

¿No desaparece la depresión situacional por sí sola?

En algunos casos, la depresión situacional desaparece sin tratamiento. Las personas que padecen este trastorno debido a una situación estresante a menudo se mejoran rápidamente una vez que están fuera de la situación o la situación mejora. O en el caso de un evento traumático, pueden recuperarse con el paso del tiempo. Sin embargo, la depresión situacional no siempre desaparece tan fácilmente. Ahí es cuando el tratamiento se vuelve más importante.

Psicoterapia

La psicoterapia puede ayudar con la depresión situacional. El simple hecho de tener la oportunidad de hablar sobre el evento traumático o la situación estresante puede ayudar. Este apoyo emocional puede resultar fundamental para ayudarlo a recuperarse. A medida que explora por qué el evento lo afectó tan profundamente, puede llegar a una mayor comprensión de sí mismo y de su situación. Esto le ayuda a sanar más rápido. Su terapeuta también puede ayudarlo a encontrar el camino de regreso a su rutina normal. Además, puede aprender habilidades de afrontamiento para lidiar con el estrés.

Hablar con un terapeuta puede marcar la diferencia entre tener un trastorno de adaptación a corto plazo y hundirse en una depresión importante a largo plazo. Los consejeros pueden estar disponibles para ayudarlo en el lugar donde vive. O si desea la conveniencia y comodidad de la terapia en línea, puede hablar con un terapeuta a través de BetterHelp. De cualquier manera, obtener ayuda de un terapeuta puede mejorar significativamente su condición.

Medicamentos

No siempre se necesitan medicamentos para la depresión situacional. Sin embargo, su médico o psiquiatra podría sugerirle un ciclo corto de antidepresivos para aliviar la depresión más rápidamente. Si la ansiedad es parte del problema, también pueden recetar medicamentos contra la ansiedad.

Una cosa para recordar es que una vez que esté tomando un medicamento psiquiátrico, es crucial que no deje de tomarlo de forma abrupta. Antes de detenerse, hable con su médico al respecto. Es posible que quieran reducir su dosis gradualmente para evitar el síndrome de interrupción, que puede causar síntomas como náuseas, insomnio, problemas de equilibrio y síntomas similares a los de la gripe. Esto no significa que tenga que quedarse para siempre. Solo significa que debe continuar tomándolo de la manera correcta mientras aún esté bajo el cuidado de su médico.

Qué puede hacer por usted mismo

Ya sea que busque tratamiento o no, hay muchas formas en que puede ayudarse a recuperarse de la depresión situacional.

Cuidar bien su salud física puede ayudarlo a combatir los efectos de la depresión situacional. Duerma lo suficiente, coma las cantidades adecuadas de alimentos saludables y haga suficiente ejercicio todos los días. Se sentirá tanto mental como físicamente más fuerte y podrá afrontar mejor sus problemas emocionales.

El apoyo social es más importante que nunca durante este momento difícil. Busque apoyo saludable de amigos y familiares que sean positivos y útiles. Conectarse con otras personas puede brindarle la oportunidad de hablar sobre sus sentimientos. Hablar con un amigo cercano o un familiar sobre el tema puede hacerte sentir escuchado y darte ideas sobre cómo sentirte mejor. Estar con otras personas también puede ofrecer una manera de dejar de pensar en sus problemas y disfrutar de la compañía de otras personas amigables.

Fuente: rawpixel.com

Otra cosa que puede hacer es ocuparse de algo todos los días que lo haga sentir feliz y realizado. Lograr algo que le importa puede ayudarlo a mejorar su estado de ánimo y volver a la normalidad. A medida que se concentra en algo positivo, puede recuperar la sensación de poder que tenía antes de que la situación estresante le hiciera sentir fuera de control.

Sea positivo y optimista siempre que pueda. Aunque cualquier tipo de depresión puede hacer que esto sea más difícil, siempre tiene una cierta cantidad de opciones sobre cómo ve el mundo. Trate de adoptar una mentalidad positiva y es más probable que vea la situación como algo que puede manejar de manera efectiva.

Ahora también es un buen momento para reconocer y desarrollar sus fortalezas. Concéntrese en las acciones que puede tomar para mejorar su situación o recuperarse de su evento traumático. Dado quién es usted y las fortalezas que tiene como individuo, ¿cómo está mejor equipado para manejarlo? Una vez que te concentres en eso, puedes hacer lo que funcione para ti.

Una cosa que puede hacer para evitar que la depresión empeore y posiblemente evitar problemas de salud mental más adelante es dejar de evitar sus problemas. En cambio, piense en cómo puede abordar cualquier problema que surja a medida que suceda. Recuerde que evitar un problema por lo general no lo hace desaparecer. De hecho, puede agravar el problema. Por lo tanto, es importante enfrentar sus problemas cuando ocurren.

Sus amigos y familiares brindan un sistema de apoyo social informal que puede ser muy beneficioso para usted. Sin embargo, cuando se enfrenta a un problema difícil, a menudo es útil hablar con otras personas que están o han estado en situaciones similares. En ese caso, es posible que desee participar en un grupo de apoyo que se centre en problemas como el que está enfrentando. Por ejemplo, si su depresión situacional está relacionada con la muerte de un ser querido, podría ser útil acudir a un grupo de apoyo para el duelo.

Puede ser difícil vivir con la depresión situacional. Aunque a menudo se resuelve con bastante rapidez, puede ser extremadamente doloroso mientras está en él. Si dura más, puede provocar una depresión mayor. Es posible que pueda recuperarse de un trastorno de adaptación sin ninguna ayuda adicional. Sin embargo, si necesita ayuda, hay muchas formas de obtenerla tanto en su comunidad como en línea. Todo lo que importa es que haga lo que le funcione para recuperar su bienestar mental lo más rápido posible.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Qué es la ansiedad situacional?

La ansiedad situacional es el nerviosismo o el miedo que está relacionado con desencadenantes específicos y bien definidos. Si tiene ansiedad situacional, solo siente ansiedad en ciertos momentos, como antes de una entrevista de trabajo, cuando se está preparando para un examen o cuando está contemplando hablar sobre un tema controvertido. Puede sentir este tipo de ansiedad en ciertos eventos, como una primera cita, cuando tiene que usar el transporte público o cuando tiene que dormir fuera de casa. Si tiene un trastorno por abuso de sustancias, puede sentir ansiedad situacional cada vez que su 'alijo' se esté agotando.

La ansiedad situacional viene con síntomas físicos distintivos. Puede estar tembloroso, tener las manos sudorosas, latidos cardíacos rápidos, dolor de pecho, dolor de cabeza o enrojecimiento. Puede estar extremadamente irritable, nervioso o incluso avergonzado.

El tratamiento de salud mental puede ayudarlo con la ansiedad situacional. Puede aprender técnicas calmantes para usar antes de eventos que siempre lo ponen nervioso. En el tratamiento de salud mental, también puede identificar sus desencadenantes de ansiedad y reacciones corporales. Puede evaluar los pensamientos detrás de sus miedos y aprender a practicar la autocompasión. Con la ayuda de salud mental adecuada, puede aprender a controlar su ansiedad en cualquier situación.

¿Qué es el estrés situacional?

El estrés situacional es el estrés que ocurre cuando se encuentra en una situación que no solo es aterradora, sino que tampoco tiene control sobre ella. Puede ser ser despedido, encontrarse con una expareja abusiva, tener un conflicto con tus padres o cometer un error social importante. El estrés es la sensación de estar abrumado e incapaz de hacer frente a estas presiones. El tratamiento de salud mental puede ayudarlo a lidiar mejor con el estrés situacional.

¿Cómo se relacionan el abuso de sustancias y la depresión?

El abuso de sustancias y los problemas de salud mental como la depresión a menudo van de la mano. El abuso de sustancias afecta la química de su cerebro, lo que puede provocar depresión e incluso suicidio. Si le preocupa que el abuso de sustancias o la depresión esté alcanzando el nivel de pensamientos suicidas de un ser querido, llame a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio u obtenga tratamiento de salud mental con prevención del suicidio en su comunidad local inmediatamente. La prevención del suicidio es fundamental y debe tratarse de inmediato. Ya sea que usted o un amigo se sienta muy deprimido, la prevención del suicidio puede salvarles la vida.

9 11 numéro d'ange

El tratamiento de salud mental para el abuso de sustancias puede ayudarlo a lidiar con los antojos por la sustancia, evitar o controlar los desencadenantes y calmarse según sea necesario. Los servicios generales de salud pueden ayudarlo a lidiar con el daño físico que las sustancias podrían haberle causado a su cuerpo. Obtener apoyo cuando tiene problemas con el abuso de sustancias también es fundamental, ya sea que lo obtenga de amigos, familiares, un grupo de apoyo por abuso de sustancias, servicios locales de salud mental o un consejero en línea. Afronte eficazmente su abuso de sustancias y problemas de salud mental, y su estrés situacional será mucho más fácil de superar.

Si bien el abuso de sustancias puede provocar problemas de salud mental, lo contrario también es cierto. Si su salud mental es deficiente y no sabe cómo lidiar con las dificultades de la vida, puede recurrir a sustancias para sentirse mejor o adormecer el dolor emocional. Muchas personas recurren a sustancias cuando hubiera sido mejor llamar a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio. Pero la prevención del suicidio es solo una de las razones por las que el tratamiento de salud mental es tan necesario. El tratamiento de salud mental no solo puede ayudarlo a evitar el abuso de sustancias, sino que también puede aumentar su felicidad y satisfacción con la vida. Una vez que se ocupe de los problemas pasados ​​y actuales, podrá afrontar la vida sin la muleta del abuso de sustancias.

¿Es la depresión una condición permanente?

No. La depresión no es una condición permanente a menos que no reciba el tratamiento de salud mental que necesita. La depresión situacional solo aparece durante circunstancias estresantes específicas. Luego, desaparece. En el trastorno depresivo mayor, incluso con tratamiento de salud mental, la depresión puede seguir reapareciendo una y otra vez durante toda su vida. Sin embargo, es probable que aún tenga buenos momentos cuando no haya ninguna evidencia de depresión. Si parece que su depresión nunca desaparecerá, obtenga tratamiento de salud mental lo antes posible. Y si su mente está llena de pensamientos de muerte y de hacerse daño, llame inmediatamente a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio. Pueden ocuparse de sus necesidades inmediatas de prevención del suicidio y señalarle los servicios de salud mental para su seguimiento.

¿Cómo comienzan las depresiones?

Pueden pasar de unas semanas a varios meses para que la depresión se desarrolle desde las primeras etapas hasta la depresión en toda regla. Un episodio depresivo puede comenzar con un estado de ánimo depresivo, pérdida de interés en actividades que alguna vez fueron placenteras, dificultad para concentrarse, sentimientos de desesperanza, disminución de la autoestima, irritabilidad o preocupación y obsesión por sus problemas. Si alguna de estas señales de advertencia le recuerda cómo se siente en este momento, lo mejor que puede hacer es someterse a un tratamiento de salud mental antes de que empeore. Pero si está pensando en hacerse daño, comience con la prevención del suicidio llamando a una línea de ayuda o acudiendo a la sala de emergencias más cercana.

¿Cuáles son los niveles de depresión?

Los niveles de depresión van desde una breve depresión situacional hasta un trastorno depresivo persistente, en el que los síntomas depresivos pueden durar años. Hay varios tipos diferentes de depresión, que incluyen:

  • Depresión mayor
  • Depresión persistente
  • Depresión bipolar
  • Psicosis depresiva
  • Depresión perinatal
  • Trastorno disfórico premenstrual
  • Depresión estacional
  • Depresión situacional
  • Depresión atípica.

El tratamiento de salud mental puede ser beneficioso si padece alguno de estos tipos de depresión. La prevención del suicidio es siempre la primera orden del día. Luego, puede tomar más tiempo para lidiar con los problemas subyacentes, los comportamientos desadaptativos y los patrones de pensamiento negativos a través de un tratamiento de salud mental a más largo plazo.

¿Qué le sucede al cerebro durante la depresión?

Los efectos de la depresión en el cerebro involucran tres partes del cerebro. Primero, el hipocampo, que almacena recuerdos y regula el cortisol químico, libera cortisol. Este aumento de cortisol puede ralentizar la producción de neuronas sanas. Las neuronas del hipocampo se encogen y es posible que comience a tener problemas de memoria.

142 nombre d'ange

En segundo lugar, la corteza prefrontal, en la parte frontal del cerebro, que tiene la función de regular las emociones, ayudarlo a tomar decisiones y crear recuerdos, también comienza a encogerse, también debido al aumento de cortisol.

En tercer lugar, la amígdala, que hace que las respuestas emocionales ocurran con mayor facilidad, se agranda debido al aumento de cortisol. Esto dificulta el sueño y cambia su nivel de actividad. También hace que su cuerpo libere otras hormonas y sustancias químicas, que pueden causar más daño a su salud física y mental. Es esencial obtener ayuda para la salud mental lo antes posible para minimizar los efectos en su cerebro o ayudarlo a recuperar el funcionamiento normal de su cerebro.

La forma en que las células nerviosas se comunican entre sí también se ve afectada durante la depresión. Los neurotransmisores, que son los mensajeros químicos en el cerebro, ayudan a que diferentes partes de su cerebro se comuniquen entre sí. Estos transmisores facilitan el aprendizaje, el estado de ánimo, el movimiento y las experiencias sensoriales. Pero cuando los mensajes son más débiles, las neuronas no tienen lo que necesitan para hacer su trabajo de manera eficaz.

Si está lidiando con el abuso de sustancias, los efectos del abuso de sustancias se suman a los efectos de la depresión para causar aún más disfunción en su cerebro. Por esta razón, así como por otras, es vital obtener servicios generales de salud y tratamiento de salud mental para el abuso de sustancias. Y nuevamente, si el cerebro se ve muy afectado por la depresión, la prevención del suicidio es el primer problema que debe abordar.

¿Cuánto tiempo se tarda en desarrollar depresión?

Puede llevar desde unas pocas semanas hasta casi dos años pasar de una salud mental normal a una depresión severa.

¿Qué porcentaje de la población tiene depresión?

Aproximadamente el 7.1% de la población de EE. UU. De 18 años o más tiene depresión en un año determinado.